Para el Movistar llueve sobre mojado

Si miramos atrás se nos hace imposible entender la pizarra del Movistar

Seamos serios, y veamos lo que sucedió en La Covatilla, entre Marc Soler, Enric Mas y el líder Roglic y las órdenes que surgieron ayer del coche de Movistar en ese momento.

Si en el ciclismo hubiera una caja negra con todas las grabaciones, por esa más de uno pagaría dinero.

Me cuesta creer que la acción de los telefónicos tuviera Richard Carapaz como objetivo, otra cosa es pensar que era realista remontarle todo el tiempo a Daniel Martin por la cuarta plaza, un objetivo se provocó la risa en directo de Perico, con la M en el costado de su polo.

¿Por qué tiraron?

Ellos sólo lo sabrán, otra cosa es que fue la guinda a un despropósito de etapa y estrategia para un equipo que, nunca como antes, ha sido atacado por una amplia mayoría de aficionados y no aficionados al ciclismo.

El Movistar Team atravesó en La Covatilla un punto de no retorno, tanto en España como el Latinoamérica, un suflé que se relajará en unos días, aunque seguro no habrá gustado nada en las entrañas de la misma empresa.

Cambrils 400×400 OCT20

 

Si lo que pretenden con el ciclismo es crear una complicidad con el usuario, en La Covatilla ese entramado que cuesta tanto levantar, se tambaleó, en lo que al menos hace referencia a aquellos que son aficionados al ciclismo.

No sé si Carapaz hubiera ganado la Vuelta, pero está claro que la interferencia de Movistar ha dejado la duda y el malestar se disparó entre los que, en esos momentos, queríamos ver dónde acababa el mano a mano que llevábamos horas esperando y que esta rara temporada había puesto como el momento cumbre de toda la campaña.

En todo caso, para Movistar ésta es una gota más el vaso de los despropósitos que se ha ido marcando en los tiempos recientes.

Y es que cuando escribimos estos artículos, donde muchos ven desagradecimiento hacia una estructura histórica y sus mentores, nosotros apreciamos una falta total de autocrítica que lleva a situaciones como la del sábado, que vistas en contexto no son más que un eslabón de la misma cadena.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Si miramos atrás, ya desde aquella memorable travesía por los Pirineos en la que los azules perdonaron la vida a un Froome aislado del Team Sky, Rubén Plaza, entonces en Movistar, aún lo lamentaba seis años después, la historia se ha repetido.

Nunca un equipo fue tantas veces mirado por escoger siempre la elección más complicada de todas las posibles.

Como la opción de correr a por el podio de Nairo y Valverde en el Tour, sin inquietar el liderato de Froome hasta muy al final.

O el Giro 2016, donde la secuencia perfecta de movimientos de Astana el día que Nibali desplazó del liderato a Kruijswijk, fue un desastre entre los telefónicos con idea de ayudar a Valverde a subir al podio.

O la Vuelta de aquel mismo año, donde ciclistas como Dani Moreno no eran parados en el momento necesario para ayudar a que Nairo desbancara a Froome: tuvo que llegar Contador en Formigal con un movimiento casi suicida a romper lo que los azules fueron incapaces de romper a su favor.

O las muchas veces que Nairo nadó en tierra de nadie, como el año pasado, en el Tour o en la Vuelta, un talento que floreció y se apagó en esa casa, no sabemos si por culpa de unos o de otros.

La jugada del Tourmalet, el masaje en el bus entre Nairo-Landa-Valverde… siempre dijeron no querer ser protagonistas, pero acaban siéndolo y no por algo que hable de la estrategia y brillantez de la misma.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La Vuelta 2019 nos dejó la imagen de Marc Soler mosqueado en Andorra, la del cabreo de los rivales camino de Toledo… entre ellos Miguel Ángel López que los retrató en meta.

En fin, que llueve sobre mojado, y decirlo no es ser desagradecido, es reflejar la realidad, una realidad cambiante, que no omitimos cuando el equipo carbura y lo hace bien, para muestra el Giro del año pasado.

Si el año que viene tenemos como parece otro documental, espero que pagado por la compañía y no por el equipo, el capítulo de La Covatilla será el más esperado.  

Quizá le dediquen una entrega entera.

Imagen: FB de La Vuelta

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Vuelta: Movistar hace su carrera y por el momento bien

Valverde Vuelta

A Movistar no le queda otra que endurecer la Vuelta a España

En la aproximación a Moncalvillo, pero también en jornadas anteriores, el Movistar Team ha sido parte del paisaje que luce precioso en esta Vuelta.

Azules celestes sobre fondos ocres, entre montañas que reciben sus primeras nieves y un ritmo endiablado para dibujar los prolegómenos de los grandes momentos de una carrera en la que muchos aficionados muestran impaciencia con Enric Mas.

Si bien es cierto que Mas llega cada día con algo de retraso respecto a Roglic-Carapaz, ya está casi en los dos minutos de desventaja, también lo es que el mallorquín se ha ganado la confianza ante lo que pueda hacer cuando la carrera entre en zona roja, aquella en la que todos acaban cediendo por puro y duro cansancio y acumulación de esfuerzos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Es cierto que las actuaciones de Movistar en la Vuelta podrían parecer, en primera vista, la de teloneros de Jumbo e Ineos, que entroncan con otras edicione,s en las que los celestes han puesto mucho para recoger más bien poco.

Pero en la lógica de las grandes vueltas la vista no hay que ceñirla a un día en concreto, hay que mirar en perspectiva: lo que hagas hoy puede afectar en unas etapas, pues la clave de la acumulación de esfuerzos cada corredor la maneja a su antojo y según sus posibilidades.

Llevar la Vuelta a ritmo vivo como hace Movistar es una estrategia que no se ciñe ni a Moncalvillo ni a Formigal, en todo caso busca la incomodidad del personal para que en la tercera semana más de uno acabe pidiendo la hora, cuando no reventando.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Recordemos que si Primoz Roglic y Richard Carapaz parecen las mejores individualidades de la carrera, Movistar es el mejor equipo de la Vuelta, y no, no nos referimos al ancestral amor de los telefónicos por la clasificación por bloques, nos referimos a que tienen ocho tíos capaces de llevar esto a ritmo endiablado para desnudar las carencias de algunos.

Enric Mas no va como Roglic ni Carapaz, hoy, la semana que viene veremos, sin embargo el mallorquín tiene un equipo que no tienen los otros dos y eso es lo que debe hacer valer.

Y ya no sólo, remando y remando con Erviti, Rojas y Verona, también con el tándem Soler-Valverde, que en el mano a mano con los mejores no pueden, pero que en el largo radio tienen posibilidades de minar el camino de los rivales, más ahora que todavía están a distancias de poder inquietar a la concurrencia.

Por eso a Movistar no le queda otra en la Vuelta, necesita y debe exprimir el limón hasta dónde dé y confiar en la proverbial capacidad de Enric Mas de sacar sus cartas en la tercera semana.

Gore 400×100 MArzo2020

 

El Movistar «modo Giro»

movistar Giro

El Giro parece ser propicio para ver la mejor versión de Movistar

Mal que nos pese el Movistar Team no es un bloque más en el pelotón, incluso en este Giro de Itala al que acude con la segunda línea.

Sin Marc Soler, sobre el papel de esta rarísima campaña el líder inicial para el Giro cuando trazaron los planes antes de que la temporada se reemprendiera, el equipo afronta una grande sin opción clara para la general.

En la primera de las etapas de la bota itálica, el equipo empezó a carburar delante, con presencia y protagonismo.

Si bien Antonio Pedrero ya estuvo delante en el Etna, no lejos de los mejores, lo cierto es que la etapa que acabaría ganando Filippo Ganna descubrió una versión poco conocida de los azules.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una versión que tiene que ver con aquello que les reclamábamos en el Tour, buscar cortes, fugas y jugar a triunfos parciales, que cuentan y mucho.

Héctor Carretero pilló el corte bueno en el guión que creo le conviene a Movistar en este Giro, el que decimos de disputar etapas.

Carretero fue de los más fuertes de la escapada, hizo su apuesta, pero el gasto no le lució… por el momento.

Lo mejor fue cuando los azules parecían en perfecta, e inédita, armonía por la carretera cuando el pequeño colombiano Rubio saltó por detrás.

Uno y otro, en diferentes cortes, actuando como uno solo, hecho que no acostumbramos a ver en Movistar, salvo que hablemos del Giro, sobre todo el del año pasado donde el equipo telefónico fue un reloj en favor de Richard Carapaz, no sólo teniendo piernas, también trabajando de forma admirable.

Sea como fuere Rubio consiguió sacar de sus casillas a tío de la generosidad de Thomas De Gendt, al punto que el belga entró a los comentarios de twitter…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Entendemos que Rubio obedecía órdenes de equipo, pero ya deberían saber que para sacar tajada hay que mojarse, y vacilarle a un tipo de la experiencia de De Gendt te marca.

A ver cómo se maneja Einer Rubio en lo sucesivo.

En todo caso el colombiano estuvo ahí, como Carretero, quien sigue en la tónica del pasado Giro, andando una barbaridad: el castellano manchego se transforma en Italia.

Lo mismo que Antonio Pedrero, lo decíamos antes, delante en el Etna, y ahora no lejos de los mejores, de hecho el catalán tiene una ocasión inmejorable, casi histórica, de escalar en un equipo de férrea jerarquía.

Que no olvide que las oportunidades no abundan, e incluso sabiendo aprovecharlas, no siempre te recompensan como mereces: Andrey Amador en nada cambió su rol el equipo incluso tras ser cuarto en todo un Giro y llegando a amenazar por momentos el podo de Fabio Aru, hace cinco años.

Antonio Pedrero tiene los mimbres para hacer un top ten en el Giro, conoce la carrera y tiene la confianza de estar con los mejores en instantes de la importancia del Mortirolo el año pasado.

La suya no es una carrera por etapas, hay gente de la experiencia de Dario Cataldo y Davide Villella, dos italianos con muchos tiros dados, de quienes poco o nada hemos sabido en la temporada corriente.

Y a todo esto ¿quién conduce el coche de Movistar?

Al margen de Chente, a quien conocemos bien y de lo que es capaz, la brillantez de Max Sciandri se deja notar en carrera, sólo sabiendo que está él, te imaginas cosas increíbles como que dos bazas jueguen a ganar una etapa, como ayer.

Sí ya sabemos, vienen sin líder marcado, pero es que incluso cuando vinieron con él, el año pasado sin ir más lejos, el maillot celeste brillaba hasta diferente.

Imagen: Giro d´ Italia

Gore 400×100 MArzo2020

¿Qué Tour le queda a Movistar?

Kalas 1024×140

 

La general por equipos y el top ten de Mas son objetivos muy de Movistar para el Tour

Sobre el Movistar en este Tour cabe decir que las cosas están mejor que hace una semana y bastante mejor que en la previa de la mejor carrera del mundo.

La versión de los azules hace justicia a su historia, mejoran con el paso de los días, cuando el fondo empieza a imponerse al ritmo que el cansancio atenaza los ánimos.

En la general progresa Enric Mas, siempre persiguiendo en los Pirineos, pero muy fiable en lo que hemos visto de Alpes, no lejos de los mejores, incluido los eslovenos.

Siempre con esa pose sufridora, de trabajo de hormiguita, recordándonos mucho al que acabó segundo en una Vuelta a España, hace dos años por estas fechas, emergiendo según los otros se iban descolgando de los primeros.

No ocultaremos que creemos que a Enric Mas le hace falta algo más para estar delante del todo, igual que pensamos que en este ciclismo brillar es complicadísimo, pues el nivel lo estamos viendo a diario, con un equipo que no domina, directamente derriba la fortaleza y moral de los rivales, donde Tom Dumoulin, Wout Van Aert o Sep Kuss llegan con los primeros, o cerca de ellos.

Dijimos hace unos días que no podíamos entender cómo Enric Mas argumentaba el ritmo para explicar su inacción, los Jumbo hacen su trabajo y para Mas y los suyos la clave está en desmontarlo, pero cabe reconocerle al mallorquín que va ahí, en vagón de cabeza, ya no persiguiendo como en los Pirineos, demostrando que empieza a conocer la carrera, cosa que, aunque extrañe a muchos, nos alegra.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Como nos alegra ver a Marc Soler en las fugas, la pieza más obvia para el Movistar si no quiere irse sólo con el premio de todos los años, la general por equipos del Tour, que entiendo que en la casa madre debe ser un orgullo casi celeste, pues llevar el casco amarillo a veces parece el primer y único objetivo de los Unzué.

En todo caso, Marc Soler ha reinterpretado, como Carlos Verona, el papel del equipo en la carretera, una vez ven que la general individual, al margen de Mas, está fuera de todo alcance.

Hay muchas formas de alcanzar el liderato por equipos.

Recuerdo la ONCE en el Tour del 90, que se quedó a puertas de lograrlo, venía de ganar las generales de Vuelta y Giro y el Z de Greg Lemond les privó de la triple corona.

Aquel equipo estuvo a punto de ser el mejor del Tour a base de escapadas, de ataques y protagonismo, con etapas firmadas por Chozas y Lejarreta.

Eusebio Unzúe prefiere un perfil bajo y a este equipo le cuesta horrores interpretar movimientos tipo los del Sunweb o desplegar el olfato de Deceuninck para cazar escapadas, cada uno tiene sus virtudes.

En todo caso, la segunda semana ha dado otro brillo a la actuación del Movistar, que camina por delante de Ineos Grenadiers para gozo de alguno de sus incondicionales.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Sea como fuere, los celestes siempre tienen quienes les blanqueen.

En este caso se habla de Perico, quien recordamos lleva el logo de la telefónica en el pecho, pero no es más que la punta del iceberg en una prensa que acude en corrillo cada vez que el bloque los necesita.

Las explicaciones de Javier Ares sobre los Sram para argumentar el pobre rendimiento del equipo durante el primer mes largo de temporada y parte del Tour sonrojan a cualquiera.

Hasta Alberto Contador le ha tenido que recordar que el mejor Tour de Richie Porte se está produciendo con ese mismo grupo, quizá a Javier Ares le dé cosa decir que el problema parte directamente de los mecánicos del Movistar, otra cosa es complicado entender.

De cualquiera de las maneras, la mejor noticia para Movistar en el Tour es Enric Mas, y cómo progresa, otra cosa sería preguntarse a qué ha acudido Valverde a Francia.

Gore 400×100 MArzo2020

Movistar corre el Tour como en tiempos de Indurain

Movistar Tour

Movistar parece no saber correr a por etapas un Tour en el que no tiene bazas para la general

El otro día leí un comentario sobre el Movistar en Facebook que me llamó la atención:

«Dedicado a esos juntaletras que hablan de Movistar sin saber que Abarca, el dueño de la licencia que esponsoriza Movistar es el equipo mas longevo y uno de los mas laureados de la historia del ciclismo»

Aquí está el post en cuestión y si buscáis un poco hacia abajo, esta respuesta es sencillamente genial…
«Tanta experiencia para borrar con los pies lo que hicieron con las manos. En este momento involucionan«

La frase corta y concisa es el dibujo de la realidad que vive el Movistar este año 2020, que está siendo duro para muchos y horrible para ellos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sólo ver la reanudación de la campaña, el paso invisible por las clásicas italianas, a Vuelta a Burgos y el Dauphiné, todo eso como preludio de un Tour en el que las cosas están saliendo como se preveía.

Hasta los azules sabían que no iba a ser sencillo, siempre hablando en condicional, pues saben que las cosas están lejos de ser lo que deberían ser, llegando incluso a pensar que el Tour está siéndoles positivo, dadas las bajas expectativas.

Movistar acudió al Tour con un líder marcado, Enric Mas, protegido sobre el papel por Alejandro Valverde y un tercer hombre, Marc Soler, cuyo objetivo en Francia no adivinamos, no ha estado en carrera en ningún momento, sólo un destello, el del Col d´ Èze, justo después del ataque de Adam Yates, y poco más.

Entiendo que Marc Soler debe ser baza para la tercera semana y alguna etapa, el catalán tiene entre sus virtudes el fondo, y posiblemente ahí esté su mente.

Veremos qué llevan al Giro, o igual es que tienen escasa fe que se celebre.

Sin embargo, por el camino nos hemos perdido cosas.

Dice Enric Mas que si no se ataca es por que se va muy rápido, como si fuera la primera vez que se ve en este nivel.

El mallorquín está en la zona templada de la general, un top ten no es descartable, pero su ritmo es diferente al de otros jóvenes prodigios y nos cuesta creer que su fichaje fuera para esto.

El domingo, en la marcha posterior al Marie Blanque vimos a Alejandro Valverde a rueda de Adam Yates.

¿Para qué quiere Valverde seguir al líder?

No lo entendemos, navega en tierra de nadie, no va a por etapas y la general está lejos.

Me cuesta creer que Valverde está en el Tour para hacer más gorda una estadística que ya es potente y habla de su trascendencia en el ciclismo.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Y es aquí donde vamos al comentario que decíamos antes, un comentario que iba a coalición de que, Abarca puede llevar mil años en el ciclismo, que no parece aplicar en Movistar lo mucho que han aprendido en más de 40 años.

Y no, no es inquina contra Movistar, es un retrato fiel de una estructura desnortada con un palmarés increíble detrás, que no parece adaptarse a la realidad del momento.

Si hubo un tiempo en el que la general era un objetivo posible, los años dorados de Nairo, Carapaz y Landa, los años buenos de Valverde, ahora ya no, y se veía venir desde mucho antes del Tour, entonces ¿por qué Movistar corre el Tour como en los tiempos de Indurain?

Es como si el equipo telefónico tuviera un registro, el que vemos, y punto.

En ese sentido, se dio la excelente etapa que Carlos Verona protagonizó el día del Peyresourde: hay muchas maneras de sacarle brillo al Tour, y no todas pasan por ganar la general, y eso en Movistar cuesta de entender.

Imagen: FB Movistar Team

Gore 400×100 MArzo2020

El drama de Movistar: Nadie sigue los pasos de Valverde

La sucesión «mágica» de Valverde es lo único que puede salvar el Tour para Movistar

La bola de nieve sobre el Movistar para este Tour sigue y sigue creciendo al ritmo de las avalanchas de esos Alpes que estos días frecuentan para ponerse a punto.

Lo que en otras fechas se definiría de otra manera, un error, un mal momento, mala surte, y toda esa retórica, estos días empiezan a vincularse los términos «Movistar y ridículo».

Se hace hasta en titulares ya… y toda suerte de tweets.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El Dauphiné ha sido la gota que ha colmado el vaso, lo que comentamos el otro día no fue gratuito, el rendimiento que se prevé de Movistar en el Tour levanta mil dudas, al punto que, a fin de maquillar las evidentes carencias, un Alejandro Valverde en plan cazador, olvidándose de un puesto, yendo a por etapas -algo que por otro lado nunca ha hecho-, se necesita para que los azules salven un Tour muy complicado.

¿Cómo han cambiado las cosas cuando el foco y el morbo se situaban sobre ellos con ese tridente?

Hasta han realizado un documental de aquello.

Pero hoy las cosas son diferente, en el Movistar hay un vacío que no tiene visos de cubrirse

¿Quién sucede a Alejandro Valverde?

Aunque algunos le encolomaron ese título a García Cortina para el año que viene, las cosas son más urgentes, tanto como que sólo queda una semana para que empiece el Tour,

No es la primavera vez que oigo y leo, Alejandro Valverde debería dar un paso al lado, dejar que los jóvenes tomen el mando y esas cosas.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Sobre el papel queda guay, resultón, pero la realidad es otra, no hay nadie con calidad suficiente para sacar a Valverde ahí.

El Critérium du Dauphiné es una muestra, el Alejandro Valverde más gris de los tiempos recientes fue el mejor de su equipo.

No hay más preguntas.

Por eso cuando vemos que en Ineos buscan relevo a su dúo de ganadores Tour y nos preguntan si a Valverde le agradecen sus servicios llevándole otra vez al Tour, la respuesta sería sencilla: lo llevan porque no hay otro.

 

Es pronto, y quizá Enric Mas, no sé si Marc Soler, nos quite la razón, pero a día de hoy ambos parecen a distancia sideral del murciano.

Y eso es así, se ve a leguas y no implica ser irrespetuoso con nade.

La pésima planificación deportiva del Movistar ha dado con sus huesos en el asfalto, a los que se fueron no se le encontró sustituto y ahora esto.

Como el otro día nos dijeron ¿sólo lo deportivo ha influido en la marcha de Carapaz, Landa, Nairo y Amador?

Imagen: FB Movistar Team 

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Valverde ya no sostiene Movistar

El regreso de la competición no ha dejado a Movistar en buen lugar

Escribe Andrés en su newsletter de los Cuadernos del Ventoux lo siguiente sobre el Moivstar Team en esta reanudación del calendario ciclista….

El sábado, Movistar estrenó un maillot solidario en Strade Bianche. No se vio. La totalidad del equipo se retiró antes de llegar a meta. La anécdota evidencia la profunda crisis que afronta el equipo en 2020. Nada ha funcionado como debería, y la única victoria que engalana el año de la estructura la obtuvo Marc Soler en Mallorca.
En este hilo, Miguel Hermosilla (@MigHermosilla) analiza las causas del descalabro. Tres responsables inmediatos: Valverde, Soler y Mas. Ninguno de los tres está rindiendo a su nivel. El murciano, a las puertas de los 40 años, ya no puede sostener al equipo.

Los casos de Mas y Soler son más preocupantes. El primero ha estado muy lejos de todos los vueltómanos tanto en Andalucía como en Burgos, evidenciando su irregularidad. El segundo jamás ha vuelto a ser el ciclista que se impuso en Niza hace dos años.

Cuando los líderes fallan, los equipos recurren a su clase media. Sucede que en Movistar ha desaparecido. El resto del equipo se compone de gregarios y de talentos aún por descubrir, inmaduros. El resultado es un año horrible (por el momento).

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sin poder leer lo que comenta el mentado tuitero, al entra en su perfil vemos que nos tiene bloqueados, no podemos estar más de acuerdo con este diagnóstico.

El Movistar Team ha realizado un excelente ejercicio de brand durante el confinamiento, a parte del documental que vino por encargo del mecenas, de ahí la aspereza que destilan algunos momentos, con el concurso del maillot con el que correrían la primera clásica del World Tour, la Strade Bianche.

El problema es que ni les vimos en la señal que venia de la Toscana, y sabemos de ellos por las imágenes de la salida y alguna del recorrido.

No llegó ninguno a meta y no es normal, incluso al margen del estéril debate que algunos montaron el sábado, diciendo que un ciclista siempre tiene que hacer lo necesario para acabar y que no es normal que un equipo entero haya abandonado, estos son pros y no salen para acabar, como un cicloturista en una marcha y sí para realizar un trabajo, el que le encomienden.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

El problema de Movistar se veía venir hace tiempo y no, no somos ventajistas

El año pasado, su primavera fue un anticipo de la actualidad, pero antes ya se mascaba la tragedia, en un equipo en el que si no te apellidabas Valverde o Quintana, tenías que ponerte a la sombra, sombra cómoda y alargada, que da buen cobijo y se extraña cuando desaparece.

Este Movistar como dicen ya no tiene clase media, ésta simplemente voló, siguiendo el camino que un día marco Rui Costa, con el arcoíris en la mano, y que prosiguieron corredores del valor de Jonathan Castroviejo y las sagas Herrada e Izagirre, estos últimos dieron buenos momentos al equipo, pero incluso cuando merecieron mayor confianza, Romandia año 2016, por ejemplo, se decantaron por poner todos los huevos en la misma cesta.

Alejandro Valverde ya no parece la bala de plata, y es lógico, esas campañas de ganar desde Mallorca a Lieja, todo lo que se le cruzara quitan años de salud.

Enric Mas no es Nairo, se ve a leguas, porque a pesar de haber sido muy críticos con el colombiano, éste le ha dado a Movistar un botin que incluye Voltas, Romandias, Tirrenos y otras perlas.

Y Marc Soler reclama galones pero… se queda en Picón Blanco en la primera rampa.

Queda mucho para el Giro, podrá decir, como no resta tanto para el Tour, a donde van Mas y Valverde…

Podrán argumentar mil cuestiones, pero ésta es la realidad y esa clase media, añadidle Carapaz, Landa, Amador…,  que daba consistencia al bloque quedó ahí, en la historia.

Imagen: FB Movistar Team

Gore 400×100 MArzo2020

 

226ERS presenta los nuevos geles que consumirá el Movistar Team

HIGH ENERGY GEL en tres opciones diferentes e ISOTONIC GEL componen la nueva línea de geles de 226ERS para el Movistar Team

226ERS ha desarrollado cuatro productos para cubrir los requerimientos y exigentes necesidades, tanto energéticas como de recuperación, de un equipo ciclista profesional como el Movistar Team.

Los HIGH ENERGY GEL contienen 50g (200kcal) de carbohidratos provenientes de la Ciclodextrina en proporción 1:1, lo que significa que combinan hidratos de carbono complejos y simples. La Ciclodextrina es un carbohidrato de última generación que mejora la reposición de glucógeno de manera más eficiente y además, tiene las siguientes características:

  • Ofrece una liberación de energía prolongada durante y después del ejercicio.
  • Presenta menos picos de insulina, favoreciendo el uso más rápido de glucosa a nivel celular y manteniendo el nivel de azúcar sanguíneo durante más tiempo.
  • Consigue un activo vaciado gástrico por su gran peso molecular y su baja osmolaridad, favoreciendo la digestión y reduciendo los efectos secundarios gastrointestinales.
  • No inhibe la combustión de grasa, fundamental en la resistencia.

HIGH ENERGY GEL se pone a la venta en tres sabores distintos y con características diferentes:

  • Blackcurrant con 1 g de BCAAs (8:1:1)
  • Cherry con 160 mg de cafeína
  • Lemon sin BCAAs y  sin cafeína.

El también nuevo ISOTONIC GEL es un producto energético que comparte con los anteriores la ciclodextrina como fuente principal de hidratos de carbono, aromas naturales y stevia. Su característica principal es que te hidrata completamente sin necesitar agua para tomarlo ya que el propio gel contiene la cantidad necesaria para consumirlo.

El formato stick del ISOTONIC GEL viene en un único sabor a lima y en dosis de 68g (con 89 kcal) y contiene 22g de carbohidratos por gel de los cuales prácticamente su totalidad son hidratos complejos.

El desarrollo de los mejores productos, sanos y naturales, para el máximo rendimiento del Movistar Team mantiene a 226ERS en una continua investigación de la que se podrán beneficiar todos los deportistas.