Cuando habla Samuel sube el pan

Uno de los post que quise sacar tras la Vuelta a España estaba relacionado con Samuel Sánchez. Al final por esas cosas llamamos “día a día” no pudo ser, y esa opción quedó en el olvido. Refrescando lo que fue la roda hispana, lo cierto es que Samuel Sánchez ofreció un rendimiento que, a mí, me sorprendió gratamente. Entró holgadamente en el top ten de una carrera en que no faltaron grandes nombres, estuvo sólido y aunque su actuación no tuviera un momento destacable sí que sirvió para mostrar que aquí aún hay ciclista, un buen ciclista.

Que opina Samuel de Javier Minguez

Quizá ensimismado por su estado de forma, quizá porque se considera imprescindible, Samuel dio por hecho que estaría en el Mundial de Ponferrada. Javier Mínguez, el seleccionador no lo consideró así. La reacción del asturiano muestra que pocas personas estuvieron más encantadas de conocerse. Miren lo que dijo:

Acabé muy bien la Vuelta. Si no estuviera en forma lo entendería, pero dejar a un tío en casa con las piernas que tengo yo ahora mismo no lo entiendo

 “Creo que no se mira mucho por el equipo. El equipo pierde potencial sin mí. Por nombre y por piernas

Dice Samuel que Mínguez no le llamó para decirle que se quedaba fuera, que “le faltó tacto. Lo mismo podrían decir los cientos de chavales que han tenido que pagar para correr y no han sido ni siquiera despedidos oficialmente por sus directores. Él ha sido, y es, un privilegiado. Se lo ha ganado, pero lo es.

No es la primera vez que Samuel hace estos ejercicios de vanidad. El año pasado, nervioso por la falta de resultados, acució a los compañeros de Euskaltel para que lograran resultados que le descargaran de presión en el Giro, carrera en la que fracasó estrepitosamente. No contento con ello, hizo un feo al equipo de su vida cuando, fichado por el BCM, dijo lo siguiente:

El equipo BMC de ciclismo

El BMC es hoy por hoy comparado a la Fórmula 1 o al fútbol como un Ferrari o un Real Madrid, un equipo puntero con un presupuesto muy grande con gente detrás muy entendida. Es todo a lo grande, con unas posibilidades a todos los niveles. Allí tienen grandes estrellas y ahora voy yo. Que esté yo ahí también quiere decir que es un equipo grande

Que el BMC es un grande, es obvio, como también que logra unos resultados muy lejanos al presupuesto que mueve. Dicho esto, y dado el espíritu crítico que desenvaina cuando le conviene, convendría opinara del proyecto de Fernando Alonso, asturiano como él, del que poco o nada se sabe pues el celo que ponen en su configuración nos hace temer lo peor.

Selección española de ciclismo

Sobre la no convocatoria de Samuel para Ponferrada pues ya lo dijo Mínguez, pesa más la ausencia de Alberto Contador, otro que tal, y hacer una selección no consiste en atiborrarla de estrellas sino de darle un sentido de equipo. Saldrá mal o bien, pero mundiales buenos a Samuel sólo le recuerdo aquel que reventó la llegada en 2006, desde entonces poco o nada. Además si ha de trabajar como para Cadel Evans en el Giro, a quien reventó en una subida, mejor no, gracias.

Con todo Samuel debería preguntarse por qué el ciclismo español ha pasado por el mejor ciclo de triunfos de su historia y muchos de los componentes de tan dorada generación no han calado como otras. Hablo por ejemplo de las del Tarangu, de Ocaña, Alberto Fernández o las anteriores de Berrendero y Trueba. Quizá en esta visión cortoplacista y ególatra encontremos algunos motivos.

Imagen tomada de

INFO

Concurso de fotografía con premios muy útiles

KSIX ORGANIZA EL PRIMER CONCURSO DE FOTOGRAFÍA, SUBE TU FOTO Y JUEGA CON NOSOTROS!

ks

El PREMIO:
– Un cargador externo solar 4000mAh
– Una funda acuática para Smartphones.
– Un Brazalete deportivo SportBand y unos auriculares acuáticos.

AHH!! REALIZAREMOS DOS SORTEOS!! LOS DOS GANADORES RECIBIRÁN UN PACK VALORADO EN MÁS DE 100 €

Mirad este enlace para mayor detalle

El todo o nada de Alejandro Valverde

Días antes de la celebración de la carrera reina de los Mundiales, Alejandro Valverde, en previsión que hiciera lo que hiciera recibiría críticas, se puso la venda: “Seguro que me caerán palos, seguro” vino a decir. Detractores a pleno pulmón, defensores cegados. Valverde no tiene punto medio, saca lo mejor y lo peor de cualquiera, es como su forma de correr, cuando anda inspirado, no hay quien le tosa, cuando está nublado se nota. Eso sí, nunca sale a figurar.

La temporada 2014 de Alejandro Valverde es de excelente. No puede caber otra nota que ésta. Le vale por un año en el que ha ganado vueltas a Andalucía y Murcia, siendo ésta una clásica de un día, el Campeonato de España contrarreloj, una etapa antológica en la Vuelta a España y tres clásicas de prestigio, sobretodo Flecha Valona y San Sebastián, más la Roma Maxima, la remozada cara del histórico Giro del Lazio. A su vez cabe sumarle un podio en Vuelta y Mundial, tercero en ambos, y la cuarta plaza en el Tour de Francia, donde quedó más cerca que nunca de su objetivo del cajón parisino. Ah, y la Lieja, donde fue segundo.

El año de Valverde quizá no acabe en Lombardía, pues se debería jugar el número uno de la UCI, que esta vez deja vacante Purito, con Alberto Contador en China, en lo que sería rizar el rizo. Por todo este año merece esa nota y algo más. Valverde ha ofrecido todas las caras de una moneda, y casi de un poliedro, si me apuran. Dominador en la Roma Maxima  y en las carreras que domina, dígase Murcia o Andalucía, carreras de perfil bajo, cabe decir. Fue certero en Donostia y Flecha. Espléndido en su etapa en la Vuelta, pero amilanado y a menos en el Tour, esa carrera que ha lastrado su progresión en otros frentes.

Con estas credenciales y con las del ciclista con más podios que nadie en la historia de los Mundiales, se presentó Alejandro Valverde en Ponferrada. Cinco podios hasta la fecha jalonaban su bagaje en la carrera más bonita. El primero en aquel mundial lejano de Hamilton, Canadá, donde guardó las espaldas al campeón Astarloa para batirse en un sprint imperial sobre Van Petegem. Fue plata también Madrid, quizá algo precipitado ante un Tom Boonen, entonces en su plenitud velocista, en la ligera subida de La Castellana. Luego tres bronces, uno logrado en los años de plomo de Paolo Bettini, ese ciclista que supo neutralizarle como nadie, el de Valkeburg y la reacción tardía al ataque de Philippe Gilbert, reacción tardía sumada al no auxilio de Oscar Freire, y la del año pasado en Florencia, cuando el caballo Rui Costa se le había escapado incomprensiblemente.

En Ponferrada creo que muchos tuvimos la sensación de que a Alejandro le pasó de largo la última opción de ser campeón del mundo. Así como en Lieja cuenta con sus dos victorias, con un nutrido palmarés en otras carreras, aquí el tren parece que pasó. Y así se desprendía de su gesto en el podio, abotargado por el esfuerzo y cariacontecido por otra medalla, y no la de oro, que cuelga de su cuello. Alejandro Valverde sabe que Richmond el año que viene y Doha el próximo están fuera de su órbita, al menos a priori, porque quizá al verse obligado corra con el arrojo que por ejemplo en El Bierzo le faltó.

Porque para un corredor que ha sido cinco veces integrante del podio del mundial lo de menos, me parece, debe ser asegurar una medalla, otra medalla. Los síntomas de Ponferrada denotan que ni Valverde ni la selección corrieron para ganar. No se rozó el desastre de Florencia, pero no se ofreció la mejor imagen. El trabajo polaco no fue casualidad y quitaba el factor sorpresa que muchos atribuyen a Kiatkowski, ciclista por cierto con podios en las Ardenas y una temporada extraordinaria. Al joven campeón nadie le siguió cuando se fue en un descenso mágico y eso que hubo mayoría española en el grupo delantero. Si el mundial se corriera por naciones sería entendible, pero no es el caso, el campeón es individual, llegar con casi todos tus efectivos adelante es anecdótico.

Luego Alejandro se sirvió de Purito para dinamitar la carrera en la última subida, allí donde Gerrans, Gilbert, Gallopin y compañía le tenían tomada la matrícula. No se tuvo que esperar tanto, más cuando el consenso hablaba de un circuito poco selectivo. Quizá esa selección la dio la propia lluvia, los descensos, las curvas, el riesgo que en definitiva sí tomó el campeón.

Este post responde a un anhelo que más de una vez hemos expresado, ver a Alejandro Valverde campeón del mundo. No es imposible que suceda, pero lo tiene muy complicado. Sea como fuere, con su palmarés, su bagaje y lo que conlleva su nombre esperábamos mucho más el domingo. Esa es la realidad, y no está reñida con el hecho de que cuando no esté les echaremos mucho de menos.

Foto tomada del Facebook de Mundial de Ponferrada

INFO

Guante para el frio -Termico Glove

Un guante de inverno diseñado con el tejido original de Q36, 5 UF Thermal Shell (originalmente desarrollado para la Termica Jacket ).

P1060583

El tejido laminado de forro provee excelente impermeabilidad y cualidades térmicas

El guante está cortado  con el mismo esmero  para facilitar el confort y la facilidad de movimiento, que el resto de la colección. El ajuste preformado, que se puede apreciar incluso antes de ponértelo, el guante se curva hacia atrás en las zonas de la muñeca y el espacio entre el pulgar y el índice, simulando la posición de la mano al montar, el resultado es una mínima tensión en el tejido del guante y consecuentemente en la mano que está dentro), en la posición que montamos.

También tiene paneles laterales reflectantes, acolchado en la palma para protección de los nervios, y micro inserciones de ante Japonés.

Especificaciones técnicas 

Materiales: 45% polyester, 19% polyamide, 13% elastane,

23% polyurethane

Peso: 82.5g

Tallas: S-M-L-XL

Gender: unisex

Temperatura:  5°C

Made in Italy

El Mundial se gana con grandeza

En el último Tour Michal Kiatkowski corría como si no hubiera un mañana. Un día en una escapada, el siguiente en la otra, tiraba de Tony Martin, al otro día al revés. El polaco, joven, inexperto en apariencia, se fogueaba. Cogía forma y fondo. Mientras algunos no veían clara su estrategia, mientras decían que no podía ejercer de esta manera, él aprendía el oficio, y lo hacía desde adelante, con los mejores. Correr de forma pusilánime está de moda para algunos pero no para Kiatkowski.

El mundial de Ponferrada se decía que no tenía dureza, que en las subidas se podía seguir con comodidad la rueda delantera. Se presumía una llegada en gran grupo. Se señalaban favoritos, ciclistas que del perfil de Freire, el matador de antaño. Se dieron por hecho muchas cosas, muchas, menos una…

Lo que no se dio por hecho es que en un Mundial vienen los más grandes y que estos no están para bromas. Tras tiempo llamando a la puerta, Michal Kiatkowski está en ese círculo, pequeño, estrecho y angustioso, el de los mejores. Su ataque fue de grande, de veterano. A primera hora del Mundial, en esas vueltas que algunos consideran “de la basura” su selección trabajó con una fe que sólo podía denotar lo que pasó.

Porque el Mundial no es sólo cantidad, también es calidad. Suiza con tres, y entre ellos Albasini, se salió. España corrió con nueve ciclistas, pero ¿quién trabajó con efectividad ahí delante? Uno y medio: Jonathan Castroviejo y Jon Izaguirre. El primero es todo bondad y entrega por su líder, el otro todo clase y categoría. Ambos mantuvieron con vida al pelotón cuando los cuatro fugados, liderados por un imperial Alessandro De Marchi.

En el inicio de la vuelta final, Dani Moreno tomó la responsabilidad, sobre todo cuando Kiatkowski lanzó su ataque, un ataque que, al inicio del primer descenso, llevaba toda a intención del mundo. El madrileño del Katusha se hizo el sueco llevando la casaca española. Se hizo el sueco, o no quiso verlo, o quizá no tuviera fuerza. Ahí estuvo la calve, ahí estuvo la carrera.

España cumplió con su plan inicial. Como en los años de Freire. Entonces la premisa era llegar al sprint. Ahora conviene romper el pelotón con tiempo. En la subida al Mirador Purito abrió el camino a la reacción de los grandes. Cuando vimos que Van Avermaet, Gerrans, Gallopin, Gilbert, Breschel y Valverde formaban ese corte era obvio que el polaco iba a ser ganador.

Se dice que el trabajo de la selección española ha sido bueno. Cierto es que no ha sido malo, pero sí mejorable. Minguez tomó nota del desaguisado del año pasado pero en esta selección hubo corredores como Luis León Sánchez que poco menos que tuvieron unas vueltas remuneradas por Ponferrada. Cualquier comparación del murciano con el trabajo de Castroviejo es grotesco.

Valverde sigue engordando el récord de podios que ya tenía. Para muchos es algo muy grande y aunque lo sea, sinceramente, viendo al murciano en el podio, ilusión la justa. Valverde quema sus mejores años rondando el triunfo, pero nunca ha sido él quien ha dado el golpe definitivo. Miren a Rui Costa, a Kiatkowski, a Evans, a Ballan,… y díganme qué tienen ellos que no tenga Valverde. Ellos dieron el golpe cuando convenía, Alejandro no. Cabrá esperar a otro año, a un año en que dicen que el recorrido es de encefalograma plano. Los años pasan y ese portento que fue plata en Hamilton 2003 no es un crío.

Imagen tomada de www.ciclismointernacional.com

INFO

Para poder trasportar correctamente tu bicicleta con el embalaje NACEX BICIBOX, debemos tener en cuenta lo siguiente

1nacex

– Se debe girar y desmontar el manillar

– Se deben desmontar los pedales y ruedas (una o las dos dependiendo del tamaño)

– Se deben proteger los elementos sensibles (cuadro, tijas) y aquellos que queden desmontados con papel burbuja o similar

– Introducir en la caja cuidadosamente evitando golpes y arañazos

– Transportar siempre en posición vertical

Llega el mejor momento del año, llega el Mundial

Con la mitad croner ya coronada, y el sensacional sabor de boca que nos dejó Brad Wiggins en su crono nos metemos en la ruta y en la más bonita carrera del año: el Mundial de fondo. Hace un año Rui Costa dio la campanada en un desenlace memorable, y esta vez la lista de ciclistas que optan a la victoria es extensa, pues el circuito parece bueno para muchos nombres. Antes, entre semana, tenemos la crono masculina y el sábado la prueba femenina.

Zweeler tiene dos juegos preparados para las carreras de fondo 

El sábado llega el turno del fondo femenino, una prueba que cuenta con la baja de la holandesa Anne Van der Breggen, quien había mostrado un gran punto de forma pero sufrió un tremendo accidente en la crono. Cualquier pronóstico incluye a Marianne Vos, pero esta vez no parece en su mejor punto. Lizzie Armitstead, Emma Johansson, las italianas Longo Borghini y Bronzini y las compañeras de Vos, Brand y Van Dijk forman la plana mayor de las favoritas. Los equipos aquí salen por 2,5 euros y se arranca de una bolsa de premios de 210 euros.

Si entras aquí puedes formar tu equipo para la prueba femenina de fondo.

Y por último el domingo, el mundial de fondo masculino, esa cuenta atrás, vuelta tras vuelta, para llegar al mejor ciclista en la carrera más bella. Las recientes exhibiciones apuntan a Simon Gerrans, pero la dureza que entrañan los 4000 metros de desnivel deberán ser aprovechadas por Fabian Cancellara, Peter Sagan o Alejandro Valverde para arruinar las opciones del australiano que aparece en primerísima línea. Ojo a la defensa que haga Rui Costa de su título. El precio por equipo es de cinco euros y la bolsa asciende a 2350 euros. Ojo, primer premio de 300 euros. Aquí hay 36 ganadores para el GC y premios para la subliga pues también se puede optar a ganar los premios de mejores subligas jugando con amigos, conocidos y familiares, en los que repartiremos 90 euros (35, 25, 15, 10, 5).

Más detalles clicando aquí.

Imagen tomada de dorsal51.wordpress.com

Si Wiggins no existiera, cabría inventarlo

El ciclismo y la vida, complementos azarosos, quién supiera de sus resortes, de sus designios. Al final, tras muchas vueltas, devaneos y más que algún desencuentro, Bradley Wiggins ha logrado el resultado más destacado del Team Sky en 2014. Si hace un año, este ciclista que lamió de cerca el oro en la bellísima Florencia, en una de las mejores cronos jamás vista, hubiera sabido del desenlace de la temporada en curso, poco menos que se habría echado a llorar.

En la rueda de prensa rápida y posterior al evento, Wiggins hablaba de esa montaña rusa emocional que le ha acompañado en la presente campaña. Sin objetivos claros, cifró en Roubaix su primera apuesta y le resultó pues quedó delante demostrando una polivalencia sin igual en el pelotón, la misma que le situó como el único ganador del Tour en atreverse con el infierno desde tiempos de Greg Lemond. Luego vino California y allí las sensaciones se acompañaron de una victoria que no resulta sencilla, pues no en vano es la cuarta grande y allí no corre cualquiera.

El éxito californiano le abrió la mente al Tour, pero allí estaba claro que no tenía sitio al lado de Chris Froome. La carrera demostró que incluso para el Team Sky es un lujo prescindir de alguien que ha ganado el Tour. Descartado también para la Vuelta, por la imposible convivencia con Froome, Wiggins siguió a la suyo y el camino que marcan las estrellas le llevó a Ponferrada.

Para el Team Sky le llega el bálsamo de quien posiblemente menos esperaba, de un ciclista que se declaró con un pie fuera del equipo antes del verano. El equipo negro, así lo hemos dicho estos días, llevaba una campaña al revés, al enésimo fracaso en la primavera, la sola victoria de Ian Stannard en la Het Niuewsblad resulta escasa, se le unieron papeles transparentes el Giro y Tour. Froome enderezó un poco el camino en la Vuelta, de donde salieron sin ninguna etapa ganada en las tres grandes, algo inaudito.

El otro día en crono por equipos se vio que Wiggins iba fácil. El equipo negro se quedó rápido sin dos corredores y sólo Kiryienka, otra vez excepcional en la crono mundialista, pudo corresponderle en el esfuerzo. En este camino de idas y venidas que lleva Wiggins en su vida parece claro que las grandes vueltas pasan a mejor vida. Tras quedar “tarado” por el esfuerzo previo que implica ganar el Tour, quiere retos fiados a corto. Habla ahora del récord de la hora, siendo el primero en coger el guante de Jens Voigt. Si uno puede ponerlo en las cotas de tiempos pretéritos es el Sir nacido en Gante y establecido en Londres.

Luego cabrá ver qué hace para Roubaix y más adelante en los Juegos. Wiggins sabe que en UK se respeta al campeón por lo hecho pero no se le permiten rentas. Si este excepcional ciclista no da la talla tengan a buen seguro que no asomará por la cuarteta que defiende título olímpico, más cuando en la isla la competencia es feroz.

En Ponferrada ganó quien los pronósticos ocultos esperaban. A su lado Tony Martin, quien llegó al Bierzo excesivamente castigado, lleva un año de excepción, siempre a tope, exhibiéndose como un auténtico coleccionista de cronos. Su cara en el podio denotaba fatiga, cansancio extremo. Posiblemente necesite descanso ya. El tercer peldaño lo ocupó uno de esos ciclistas que llama a la puerta con insistencia y que cuando descorche será imparable. Tom Dumolin podría haber competido tan sólo hace dos años como sub 23. No lo olviden, ni lo pierdan de vista.

Imagen tomada de Team Sky

#RadioVuelta – Semana 25

BMC JoanSeguidor

#Trend El arco iris sale en Ponferrada     

Quienes llevamos tiempo viendo la gestación y puesta en marcha de la candidatura, ya sede, de Ponferrada a estos mundiales, no dejamos de congratularnos por ver la capital berciana tomada por los mejores ciclistas del mundo de todas las categorías. A pesar de que muchas cuestiones son mejorables, la ciudad acogió una crono por equipos que rompió la racha del Omega en la disciplina a favor del BMC, ese equipo que rara vez logra resultados acordes a su inversión por mucho que esta temporada parece más entonado. La semana se presenta enorme de ciclismo y rompe en esa carrera profesional que para un servidor es y será la carrera ciclista más bonita de la temporada. Por el momento la lluvia ha decantado los primeros arco iris que se han impuesto en Ponferrada.

Enlace permanente de imagen incrustada

#Click La dureza del “hot seat”

A modo y forma que se hace en la especialidad más irreverente del ciclismo, los descensos, se instaló en ciertas competiciones el denominado “hot seat”, que no deja de ser el escaparate de los tres mejores en las cronos según van llegando ciclistas. En la crono por equipos ponferradina vimos el trasiego, pero en la de sub 23 fue significativo el camino que tuvo que hacer el portugués Rafael Reis, quien estuvo un buen rato en el sillón de en medio, el que distingue al primero, para dejar al estrado en el último suspiro. Especialmente cruel fue ver el rostro del  irlandés, Ryan Mullen, lamentando haber perdido el oro por menos de medio segundo frente al australiano Campbell Flakemore.

#Profile Las prioridades del BMC

Esta vez nuestro perfil no es individual y sí colectivo habida cuenta del mundial de crono por equipos que se desarrolló en Ponferrada. El BMC llevó el himno yanqui al podio de Ponferrada tras dos ediciones dominadas por el Omega. Sin Taylor Phinney, pero con una innegable legión de buenos rodadores, los americanos dijeron que este título de nuevo cuño era “una prioridad” y es que tras el Tour que ganó Cadel Evans hace tres años poco o muy poco ha ganado el cuadro “rossonero” en proporción a su inversión. Su actuación, mucho más consistente que los rivales, le valió un oro que salva otra temporada gris, aunque quizá menos que años anteriores.

#Clipping       

La gira italiana de Contador. Ajeno al mundanal ruido que envuelve su ausencia en Ponferrada, a Alberto Contador le obsequiaron con una recta en la subida al Mortirolo. Conscientes de los actos publicitarios que comprometen al mejor ciclista del mundo, según datos UCI, entendemos que el ciclismo es mucho más que estadísticas y Contador ha dejado mal sabor de boca con su renuncia a una cita que ha costado mucho sacar adelante y que habría lucido con su innegable carisma ante el gran público.

El Rabo Liv nos puso el corazón en un puño.  Sin duda una de las imágenes del Mundial de Ponferrada quedó en esa rotonda de la que salieron despedidas las ciclistas del Rabo Liv. Imágenes tremendas que dejaron nada menos que una fractura de pelvis de  Anne Van der Breggen, uno de los nombres pesados para la prueba de fondo.

Al Team Sky todo le sale al revés. El año 2014 creo que sin duda habrá sido el más duro de los cinco que sir Dave Brailsdford lleva con su Team Sky en el ciclismo. A un puñado de segundos del podio del mundial de contrarreloj por equipos, el conjunto negro ha vivido eso, una temporada negra, sin conseguir ninguno de los objetivos previstos. Si las dos anteriores temporadas a los ingleses les llegaron los premios incluso por partida doble, recuerden el Tour de 2012, esta campaña ningún tramo de la misma les ha dado el éxito de antaño. Por cierto que en tres ediciones de mundial de crono por equipos el Team Sky sólo ha logrado un podio, terceros el año pasado el Florencia, escaso botín para un cuadro tan especializado en estas lides.

#Hashtags by @LiveCiclismo

#tourdugevaudan#DuoNormand#Ponferrada2014, #GooiksePijl

Imágenes tomadas de @Dorsal51 y http://www.mundialciclismoponferrada.com/

Alejandro Valverde apuesta por la estabilidad

El domingo, en la penumbra disimulada por unos cuantos cañones de luces, Alejandro Valverde lograba su sexto podio en la Vuelta. Ha probado todos los escalones, esta vez, como el año pasado, ha sido tercero, hace dos fue segundo, sólo superado por Alberto Contador. En 2009 ganó en la Vuelta su única grande. En El Tour la historia no le ha resultado tan propicia, tiene varios top ten, alguna jornada de liderato, etapas pero podios ninguno y no será porque no haya quemado cartuchos y salud deportiva.

Valverde es un ciclista que lo tomas o lo dejas. Quienes conocemos la entraña, sus orígenes, sabemos que estamos ante un ciclista ganador, de esos que llamamos “killer”, aunque últimamente parezca frío. Es como un Simon Gerrans, para entendernos, pero a la inversa. Mientras que el murciano mostraba voracidad y puntería en sus primeros años, el australiano se formaba para ser ahora, en el momento de dulce madurez, un ciclista temidísimo en el pelotón.

El cambio de chip de Valverde no sabemos a qué obedece. Desde hace un tiempo vende los podios como triunfos. Declaraciones adornadas de una espontánea sonrisa y afable acento que parecen quitarle hierro al cabreo que muchas veces seguro habrá sentido por dentro. Valverde ha caído en cierta autocomplacencia mientras la masa de buenos aficionados se corroe al ver tanto talento pasar de largo.

En la Vuelta, como dijimos, fue tercero pero no desdeña el discurso autocomplaciente y alejado de la crítica. Dice que son seis podios, cifra de una enorme dificultad, pero no entra en el detalle de dónde y cómo perdió la carrera. Todos sabemos el motivo, disputar un Tour es un lastre inequívoco y él es humano, pero parece darlo por bueno, como si el mismo fluir de las cosas le fuera suficiente. Puestos a ver motivos y causas podríamos decir que en 2012 Alejandro podría haber ganado perfectamente la Vuelta de no haberse soldado inútilmente a la rueda de Purito camino de Fuente De. Que en 2006 ese chubasquero en Monachil le dio la victoria en bandeja a Vinokourov o que su empanada camino de Suances, en 2008, le dejó más sencilla la victoria Contador.

Sea como fuere Valverde renueva tres años más con Movistar, el equipo que en momentos como los señalados podría haber hecho más para que su mejor ciclista de los últimos diez años tuviera un palmarés aún mayor. Con el corazón en la mano, tras ver el hartazgo de Valverde tras el Tour, las palabras de Unzue y todo junto esperaba ver al murciano con otros colores y nuevos bríos para el año que viene.

Sin embargo Valverde se lo juega a la estabilidad de un equipo, el azul, que le esperó como seguramente nadie hubiera hecho en su periodo de sanción y que le sigue ofreciendo un atractivo deportivo innegable, aunque sólo sea por la historia que arrastra Eusebio Unzue. Valverde dice sentirse como un chaval, rebosa optimismo y en ese ciclismo tan sensorial instala sus ilusiones futuras.

Esperemos no obstante que el futuro inmediato de Valverde, tras haber tropezado muchas veces con la misma piedra, no pase por Francia y julio. Toda vez que el Tour es objetivo imposible y que su equipo tiene la baza de Nairo, a Valverde se le abren las puertas, por ejemplo, del Giro, donde posiblemente encuentre un recorrido y sobre todo una participación más acordes a sus posibilidades. Tiene también la primavera, la Vuelta, su Vuelta, y otras muchas citas más, sin desdeñar esas carreras como Andalucía y Murcia que tanto le gusta ganar.

No obstante tiene un reto inmediato y mayúsculo, el Mundial, esa carrera cuyo podio conoce como los pasillos de su casa pero nunca desde el primer peldaño. Arrinconemos lo que pasó el año pasado, nos revuelve el estómago sólo pensarlo, y fijemos la vista en Ponferrada a donde acude con un equipo a su conveniencia con Purito como pieza libre. Ver a Valverde campeón del mundo compensaría todos esos malos tragos que este grande del pelotón nos ha hecho pasar.

Foto tomada de Movistar Team

INFO

Maratón de ciclismo en Eurosport con el record de la hora de Jens Voigt

Jens Voigt intentará batir el récord de la hora el próximo 18 de septiembre en el velódromo suizo de Grenchen. El campeón alemán tratará de superar la icónica marca de Ondrej Sosenka, que en 2005 consiguió recorrer un total de 49,700 km. La prueba será emitida en directo y en exclusiva en Eurosport desde las 18:30 para un total de 70 países de Europa y de la región Asia – Pacífico.

Eurosport no sólo emitirá el intento de Voigt sino que durante la jornada del jueves el canal ofrecerá 11 horas de ciclismo, de 8:45 a 20:15. El día arrancará con un programa especial centrado en la preparación del alemán y en su bicicleta y con un repaso a los récords previos.

La cobertura continuará con los mejores momentos de la pasada edición del Tour de Francia y de la Vuelta a España y el repaso que nuestro embajador de ciclismo Greg LeMond hará de ambas pruebas. Este día dedicado al ciclismo también incluirá los momentos más destacados de los Grand Prix de Quebec, Montreal y Wallonia.

La lucha de Jens Voigt contra el crono será emitida en directo desde las 18:30. Los periodistas de Eurosport desplazados al velódromo suizo realizarán entrevistas hasta el comienzo de la prueba  a las 19:00 y llevarán a los telespectadores todas las reacciones justo al finalizar el evento.

Jens Voigt, Trek Factory Racing, 42, es un ciclista recordado por su habilidad a la hora de cazar escapadas y meterse en las fugas. En agosto se retiró de la competición tras tres décadas sobre la bicicleta  en las que ganó etapas tanto en el Tour de Francia como en el Giro de Italia. Voigt ostenta el récord de mayor número de participaciones consecutivas en la ronda gala, con 17.

El récord de la hora es uno de los eventos más antiguos en ciclismo y su primer intento data de 1876, año en el que el récord se situó en 26,508 km. En esta prueba las diferencias obtenidas por los aspirantes suelen ser mínimas.

Antonio Alix estará al frente de los comentarios durante toda la jornada.

El día del ciclismo en Eurosport (CET time)

08:45: Reportajes acerca del intento de Voigt.

09:00: Los mejores momentos del Tour 2014.

11:00: “LeMond of Cycling”: Greg LeMond repasa el Tour de Francia.

11:15: Los mejores momentos de GP de Quebec.

11:45: Los mejores momentos del GP de Montreal.

12:15: Reportajes acerca del intento de Voigt.

12:30: Los mejores momentos de La Vuelta 2014.

14:30: “LeMond of Cycling”: Greg LeMond repasa la Vuelta.

14:45: Los mejores momentos de GP de Wallonia.

15:45: Flashes informativos en directo desde el velódromo.

16:00: Los mejores momentos de La Vuelta.

17:15: Flashes informativos en directo desde el velódromo.

17:30: Los mejores momentos del GP de Wallonia.

18:30 – 20:15: Retransmisión del intento de Voigt en directo, incluyendo entrevistas con invitados antes y después de la prueba.

No todo es ganar en ciclismo

Hace un tiempo publiqué uno de esos post que movieron la creación de este mal anillado cuaderno y que felizmente tuvo muchas lecturas. El mismo hablaba de las necesidades del mecenas en el ciclismo, de preguntarnos si sólo la victoria – a veces amargada por los controles de dopaje- podía justificar un euro puesto en este deporte. Entonces hablamos de situaciones concretas como la repercusión que alcanzó el bus del Orica en la meta de la primera etapa del Tour del año pasado. También los mamporrazos que Marcel Kittel le dio a su bicicleta cuando ésta le falló en una llegada de la Tirreno. De aquellos maltratos, surgió un vídeo de Giant en el que el fornido velocista alemán le pedía perdón a su máquina. Fue un bombazo.

Aquí tuvimos dos ejemplos de cómo de una situación que no implica levantar los brazos o recibir el beso de las guapas en el podio puede generar en un buen efecto de marketing y un plus para la persona o ente que quiera invertir en este bendito deporte. Porque ganadores tienen todas las carreras, pero gestos, gestas y detalles a veces permanecen más allá de lo que acontezca en el desenlace de la competición.

Alberto Contador es líder sólido, y casi seguro ganador de la Vuelta –este post se escribió antes de asaltar Ancares-. Posiblemente sea el ciclista más en forma del pelotón internacional y sin embargo ha renunciado al Mundial. Tiene a media España chillando enloquecida en las cuentas su nombre, profesándole gestos de cariño. Él mismo lo recuerda y remarca cada vez que Juan Carlos García le pone la alcachofa nada más bajar del podio. Se pone loco.

Sin embargo, y aunque en la pantomima que montó antes de empezar la Vuelta dijo que quería ponerse a punto para el final de temporada, afirma que renuncia al Mundial de Ponferrada. Obviamente ganando la Vuelta, si la ganara, la Tirreno, País Vasco,… Tinkoff está encantado con el rédito que le proporciona el ciclista pero ¿qué pasa con el intangible del aficionado medio que esperaba ver al madrileño en Ponferrada?

El seleccionador Javier Mínguez ya ha expresado su disgusto, el CSD no le va a la zaga. No sé si Contador es consciente de que el Mundial que en una semana arranca en la capital berciana ha estado pendiente de un hilo hasta hace bien poco. Si en lo sucesivo la UCI debe valorar España como destino de sus eventos por lo que ha visto en Ponferrada lo llevamos claro. Hace nueve años fue en Madrid, hace 17 en Donosti, a saber cuándo vuelven.

Deportivamente, así lo ha hecho saber, su concurso no es trascendente en Ponferrada. Sin embargo, emocionalmente lo es. Contador ha generado una marca blanca para el ciclismo en España, a pesar de que su dimensión no se puede comparar con las pasiones de Indurain y Perico, y no parece ser consciente de las repercusiones de sus decisiones. No sé en qué globerada tiene comprometida su presencia, pero como dijimos al principio, en ciclismo –también en el deporte- no todo es ganar. Hay muchos intangibles más hoy, donde se cruzan corrientes y opiniones con redes sociales y esas cosas. Al final el espectador percibe que el ganador –hipotético- de la Vuelta renuncia al Mundial de su país. Eso no puede ser bueno de ninguna de las maneras.

PD No descarten ver al madrileño en Ponferrada. De estar lo hará por aclamación popular y oficial.

Imagen tomada de www.lavuelta.com

INFO

culotte

El culote largo de invierno Q36.5 Fleece Tights está concebido para un tipo de entrenamiento de invierno diferente. Para ciclistas que buscan un culote largo confortable térmico y duradero. Hemos empleado una combinación radical de tejido pero ligeramente diferente, un forro denso con una parte posterior de poliéster y poliamida, manteniendo el mismo patrón ergonómico y características de diseño que elLong Salopette, somos capaces de ofrecer un culotte largo de invierno, con una sensación más tradicional, térmica, duradera y funcional- disponible en u51pro San Sebastián, Madrid o enwww.mikelkolino.com.

En dos semanas Mikel Kolino estará en la feria Unibike. Lo encontráis en el pabellón 14 – Stand 14D01A.