Chris Froome no engaña

Recuerden aquel tipo, calvo si no me equivoco, que pasaba el algodón por la pared para decir que aquello no estaba limpio. Aseguraba que “el algodón no engaña”. En el Tour el doble menú montañoso de la primera jornada pirenaica pasó el algodón de la competición. Siempre, como en los buenos años del US Postal, y ahora con este clon inglés llamado Team Sky, las cosas se resuelven en la primera etapa en alto, y mucho me temo que esto es sólo el principio por que Froome no va a ir a encajar golpes en lo sucesivo si puede propinarlos.

Froome es un tipo emotivo, su perfil tan poco ortodoxo no se corresponde con la elegancia y finura que Sky le pone a todo lo que hace. Su origen africano, unido al glamour que siempre ha envuelto a Wiggins , le condujo en el papel de secundario hasta hoy, hasta que Richie Porte le puso en bandeja destrozar los rivales. Hoy Froome ha ido a saco. Tenía el plus de golpear primero, algo que creo estaba fuera de toda duda.

No desesperen, el Tour es largo, y la carrera ofrece muchos reveses. Lo que hemos visto hoy no tiene por que se la norma en las dos semanas y pico que quedan de carrera, aunque las sensaciones vayan en otra dirección. La clave del Tour es cuán grande sea la incomodidad que se siembre alrededor del Sky y quizá para ello hagan falta medidas no convencionales, como darle más rienda a Nairo Quintana o virar la apuesta de Saxo Bank hacia Roman Kreiziger, por donde se mire hoy mucho más entero que Alberto Contador.

Y es que todas las lecturas confluyen en el madrileño que sembró expectativas y ahora no parece en condiciones de resolverlas. A Contador le sigue avalando el beneficio de la duda, aunque éste le es cada vez más escaso. Durante al año, cuando no machacaba, decía que lo suyo era el Tour. Ahora que está en el Tour su actuación puede justificarse como un mal día. Veremos, pero de una cosa no nos queda duda, hay dos ciclistas muy diferentes en el madrileño y ambos se separan por el periodo que pasó sancionado.

El Movistar es el “dream team” del Tour, pero…

1

El otro día hablábamos de ello. Con el tema de que si Perico sí, si Perico no, recordamos que hace 30 años el ciclismo español torció su punto de inflexión. El mentor de aquella exitosa travesía respondía al nombre de una persona adusta, morena y bien relacionada, muy bien relacionada: José Miguel Echávarri. El navarro echó a andar aquello y lo demás vino solo, por una cuestión de inercia asentada en calidad, calidad a raudales, con Angel Arroyo y Pedro Delgado al frente del grupo.

Se entronó en ese momento una línea de sucesión real y noble. Lo que se llamó Reynolds pasó a ser Banesto –en los años de éxito pleno y terrible caída del engominado Conde-, luego Illes Balears –en un patrocinio que avivó el ridículo debate político que a veces se vive en el parqué territorial-, Caisse d´ Epargne y ahora Movistar Team, el equipo azul, como hace treinta años, mira por dónde.

Y en estas estamos. Por manos de Echávarri primero y Eusebio Unzue, luego, han ido pasando las “niñas bonitas” del ciclismo español. De Perico pasando por Miguel Indurain llegando a Abraham Olano y aterrizando en Alejandro Valverde. Perdonen la omisión de algún, estas piezas carecen de valor científico.

Hechos los prolegómenos y esta rápida visita a las raíces del equipo telefónico, veamos que el presente es posiblemente el mejor momento que nunca haya vivido esta estructura. Un equipo de primerísimo nivel, que reparte sus éxitos entre muchos de sus componentes, que posiblemente tenga las mejores perlas futuras del ciclismo español, y alguna foránea –digamos que Nairo-, y presente un nueve en este Tour recién estrenado que mete miedo.

Por que el equipo liderado por Alejandro Valverde, Nairo Quintana y Rui Costa con el refuerzo de Rubén Plaza, Andrey Amador, Jonathan Castroviejo, Imanol Erviti, José Joaquín Rojas y José Iván Gutiérrez es el auténtico “dream team” de este Tour. Y lo digo como lo pienso. Una mezcla de la sabiduría con una juventud insultante capitaneada por un excelente trío, donde lo problemático será elegir.

Descontado que Alejandro Valverde seguirá gastando cartuchos en una empresa para la que no le vemos capacitado, Quintana es una incógnita, al margen de su consabida calidad, mientras que Costa debería empezar volar solo por dos motivos, el primero por el caché que acredita y el segundo como consecuencia del primero: si no se le dan galones, acabará yéndose a otro equipo. Eso si esa dañada muñeca le permite seguir a tope.

No obstante más allá de los nombres que componen Movistar lo que nos generan dudas son las decisiones desde el coche, que como muchas veces hemos visto, no están a la altura del potencial que manejan. Es como si las hechuras del traje le quedaran holgadas a unos gestores que a pesar de su excelente bagaje no siempre aciertan e incluso yerran de la forma más increíble. Sólo recuerden Valvezcaray en la última Vuelta y el coste que ello implicó, pues Alejandro Valverde sin ese día, ni Fuente Dé, pudo haber ganado una carrera brillantísima por que fue el más fuerte. Argumentar a posteriori que fue culpa del Sky que tiró no hizo más que reafirmar esta teoría.

Y lo mismo decir de los mejores momentos de la presente campaña en la que algunas victorias, como la de Nairo en País Vasco, llegaron por la calidad de sus peones y no a causa de que el equipo trabajara como tal para lograrlo. Esperemos que el mismo acierto que el de ubicar O2 en las mangas del maillot azul rija las decisiones desde el volante, pues si en manos de alguien está sacar al Team Sky del velódromo, es en Movistar.

 

Foto tomada de Facebook de Movistar Team

Hiere como una bala, flota cual silbido, es Nairo Quintana

Hay un pequeño cuerpo, que no es extraño, pero sí solvente en el corazón de la vanguardia del pelotón. Su nombre asoma, cada vez, más por encima de la trinchera. Viene de Boyacá, una región central en el mapa colombiano. Cercada de montañas por el oeste, un ramal andino. Tunja es su capital, y en su perímetro hay un lugar llamado Duitama, ¿lo recuerdan? Sí aquel mundial del 95, retransmitido en prime time, por la noche. Un país, dos ciclistas. Qué hermosa tarde de Abraham Olano y Miguel Indurain.

Pero volvemos a ese ser azul, que trepa como los ángeles, como si sus tubulares no friccionaran sobre el quebrado asfalto de Vallter 2000 o Port Ainé. En ésta última, a menos de dos kilómetros de meta, le vimos, entre Vandenbroucke y Purito. La elegancia de su sincronía nos reclamaba la mirada. Es Nairo Quintana. Es un angel. Levita sobre su bicicleta, pero hiere en el golpe directo. Su futuro se anuncia esplendoroso.

Recordamos Cuitu Negru. La los tres grandes de la Vuelta en la locura. Un cuarto se les añade y les desborda. En este ciclismo de porcentajes increíbles Nairo impone su poder de escalador flotante. Pero además está en un equipo que le da la dosis de gloria lo suficientemente dosificada como para que le sepa a poco y quiera más. Incluso no frustra su potencial como Sky hace con Uran y Henao, dos talentos entregados al rodillo negro. Le da cuerda. Le suelta la rienda. Esto es bueno. Se acostumbra a ganar.

Posiblemente se haya convertido en la mejor pieza alrededor de Alejandro Valverde. Le ayudó en Andalucía, y el murciano ganó. En la París-Niza pudo haber optado al podio. En Catalunya maniobra en el terreno de Purito e incluso le moja la oreja. Miren lo que pasó en la cima de Vallter 2000. El saludo torero, no explicado por el momento, deja claro que éste ya se ha tomado la alternativa.

Tiene sólo 23 años. Esta temporada ya lleva un buen bagaje. Ha estrenado incluso el casillero. Pero su tono es constante. Ese físico pequeñín y frágil en apariencia no le priva de ser convidado principal durante todo el año. El pasado por ejemplo anotó varias veces, y no en cualquier sitio, Vuelta a Murcia y  Dauphiné, incluso en una clásica como Giro de Emilia, sucediendo a un antioqueño apellidado Betancour.

La segunda línea del Movistar crece y empuja, tanto que incluso una generación intermedia queda hasta descolocada. Nairo nos enamora, pero Andrey Amador camina por las quinielas de los grandes, Angel Madrazo despierta pasiones y Jonathan Castroviejo tiene un motor enorme. Unzué es de todo menos tonto. Ficha bien. Esperemos que los lleve mejor.

Foto tomada de http://www.eitb.com

Los vértices del esplendor del ciclismo colombiano

Quiero dejaros unas frases sueltas, pero no al azar, sobre los motivos por los que el ciclismo colombiano deslumbra. Las escribe un amigo de este blog, desde Medellín, Camilo Silva, y marca el camino que este país ha retomado para volver a ser lo que era hace 25 años, los mismos que se cumplen del éxito de Lucho Herrera en la Vuelta a España.

“La actual generación ha surgido de procesos largos en la ligas departamentales y equipos locales. En el caso de Sergio Henao y Rigoberto Uran, ellos se iniciaron en el equipo Orgullo Paisa, equipo que ha contado en ocasiones con el apoyo de la gobernación del departamento de Antioqua. Rigoberto después de militar en el Orgullo Paisa viaja a Europa a correr en Unibet de ahí pasa al ya desaparecido Caisse d’Epargne y después en el Sky su equipo actual. Sergio Luis del «Orgullo Paisa» pasa al «Colombia es Pasión» para reforzar las filas del equipo que tenia un tímido proyecto para correr en Europa. Sergio con este equipo corre en Europa especialmente en España carreras de media categoría. Por una lesión en la rodilla su calendario se ve afectado y regresa a Colombia, donde nuevamente es fichado por el «Orgullo Paisa» equipo con el que ganó la Vuelta Colombia del 2010 y en el Tour de Utah 2011 se impone en dos etapas y logra el segundo lugar en la general detrás de Levi Leipheimer. Fue esta competición que la abrió las puertas para ser fichado por el Sky”

“El caso de Nairo Quintana es similar, inició su carrera como amateur en el equipo Boyacá es para Vivirla, de ahí pasó al Colombia es Pasión donde con 20 años ganó el Tour de L’Avenir en el 2010. Ahora esta demostrando sus dotes como escalador en el Movistar Team. Hay que resaltar que el Movistar Team Continental tiene como base de operaciones a Colombia, lo que puede servir para catapultar nuevas figuras suramericanas hacia Europa”

“Aprovecho para contarte que por las condiciones geográficas de Colombia la mayoría de ciclistas surgen de los departamentos y ciudades y pueblos que se encuentran en las tres cordilleras que atraviesan nuestro país. La fuente principal de ciclistas son los departamentos de Boyacá y Antioquia, no se descartan otros como Cundinamarca, Santander, Tolima y Valle pero los dos primeros son los que mas apoyo dan a los ciclistas por tradición al deporte”

“Así que los corredores que actualmente destacan en Europa son antioqueños (Uran, Henao, Betancur) y boyacenses (Quintana, Sarmiento, Anacona)”

“Por cierto no hay que dejar de lado a corredores como Miguel Angel Rubiano y Jose Rodolfo Serpa del Androni que han destacado en el Giro y en carreras en Asia y Suramérica con su filial Androni-Venezuela. Serpa ha sido dos veces ganador (2009 y 2012) del Tour de Langkawi en Malasia y de la Vuelta a Venezuela (2006). Pero al militar en un equipo que no es pro tour no han podido participar en el Tour y hacer de las suyas en la montaña”

“En los equipos colombianos hay juveniles destacados, que podrían brillar en Europa pero creo que para que se repitan los casos de Henao, Uran y Quintana y demás es un poco difícil, creo más conveniente crear un equipo colombiano Pro-Tour

“Existe actualmente un proyecto con el equipo Colombia Coldeportes, radicado en Italia y dirigido por Claudio Corti. El equipo tiene dentro de sus filas corredores jóvenes como Carlos Julián Quintero, Fabio Duarte y Esteban Chávez, entre otros, y corredores de gran experiencia y con fogueo internacional como Luis Felipe Laverde, ganador de dos etapas en el Giro, y Victor Hugo Peña quien destaca por sus características en la contra reloj y fue compañero de Lance Armstrong en el Discovery Channel. Este equipo durante parte del 2011 y 2012 estuvo corriendo varias clásicas en Europa, muchas de ellas en Italia, con el objetivo de conocer el ritmo de carrera, hacerse conocer y poder obtener una invitación a una de las grandes, todo indica que irán al Giro del 2013 si todo marcha bien”

“Muchos entrenadores y dirigentes locales coinciden que lo mejor que puede hacer Colombia para continuar escribiendo la historia del ciclismo cafetero es crear un equipo local Pro-Tour y repatriar a todas las figuras de la actualidad. Ojalá se dé pronto y ojalá que el proyecto del Colombia Coldeportes sea ese trampolín que necesitamos para volver a la época de Lucho Herrera, Fabio Parra. Los años del Café de Colombia y Manzana Postobón”

Artículos interesantes sobre la marcha del ciclismo colombiano

http://m.elespectador.com/impreso/deportes/articulo-353532-raul-mesa-esta-renaciendo-el-ciclismo-colombiano

http://www.elespectador.com/impreso/deportes/articulo-370299-presente-y-futuro-del-ciclismo-colombiano

Principales equipos colombianos

Equipo Une-EPM patrocinado por un gigante de telecomunicaciones y servicios públicos de Colombia

Equipo GW Shimano, patrocinado por una marca de bicicletas y accesorios. El actual campeón de la Vuelta a Colomba Felix «El gato» Cárdenas pertenece a esta escuadra.

Equipo Orgullo Antioqueño-Fabrica de Licores de Antioquia (Antes llamado Orgullo Paisa)

Equipo Claro Colombia, patrocinado por una empresa de telefonía celular

Equipo Movistar Continental, sólo el nombre lo dice todo