El ciclismo español “Viva España”

El ciclismo Anglosajón

Últimamente el mundo anglosajón se refiere con cierto acento a todo lo que acontece en este país.

Aquí pasamos de informes financieros que hablan de “Spain´s back” al efusivo “Viva España” que Cycle Sport sitúa al inicio de su reportaje sobre la cantidad de equipos que eligen la franja levantina de la península para trabajar en los meses de invierno.

El equipo BMC ciclista

Hablamos por ejemplo del BMC que pasó una buena temporada en el Marriot La Sella de Denia , un cinco estrellas que difícilmente llenaría en temporada baja si no fuera por el ciclismo. Hablamos de Astana que en diciembre estuvo en las inmediaciones de Benidorm y Altea. Hablamos de Omega Pharma, asiduos a Calpe.

Hablamos de Giant-Shimano

clientes de Altea, donde Jonh Degenkolb se impresiona por entrenar a 17 grados de temperatura, mientras en Alemania están ateridos.

Y luego, muy cerca, un poco más al sur, carreteras tranquilas y solitarias de Almería. Enclaves como Mojácar que han fidelizado al NetApp que este año se estrenará en el Tour de Francia. Enclaves de Spaghetti Western que atraen al Movistar y Belkin.

Esta pieza semi traducida, con pinceladas de quien esto firma, es una clave más para una firme realidad que creo que se omite desde las mentes pensantes de nuestra política turística.

La potencialidad del cicloturismo, canalizada además por la prescripción de grandes estructuras, es enorme pero la apuesta no fluye en la misma dirección. Esperemos un día alguien, con voz y voto, que vincule, sepa dar un giro a esta situación y por ende a la del ciclismo profesional, pues estas concentraciones tienen lugar en un país que pierde carreras, equipos y profesionales a ritmo galopante.

Foto tomada de www.intursports.com

#RadioVuelta – Semana 25

BMC JoanSeguidor

#Trend El arco iris sale en Ponferrada     

Quienes llevamos tiempo viendo la gestación y puesta en marcha de la candidatura, ya sede, de Ponferrada a estos mundiales, no dejamos de congratularnos por ver la capital berciana tomada por los mejores ciclistas del mundo de todas las categorías. A pesar de que muchas cuestiones son mejorables, la ciudad acogió una crono por equipos que rompió la racha del Omega en la disciplina a favor del BMC, ese equipo que rara vez logra resultados acordes a su inversión por mucho que esta temporada parece más entonado. La semana se presenta enorme de ciclismo y rompe en esa carrera profesional que para un servidor es y será la carrera ciclista más bonita de la temporada. Por el momento la lluvia ha decantado los primeros arco iris que se han impuesto en Ponferrada.

Enlace permanente de imagen incrustada

#Click La dureza del “hot seat”

A modo y forma que se hace en la especialidad más irreverente del ciclismo, los descensos, se instaló en ciertas competiciones el denominado “hot seat”, que no deja de ser el escaparate de los tres mejores en las cronos según van llegando ciclistas. En la crono por equipos ponferradina vimos el trasiego, pero en la de sub 23 fue significativo el camino que tuvo que hacer el portugués Rafael Reis, quien estuvo un buen rato en el sillón de en medio, el que distingue al primero, para dejar al estrado en el último suspiro. Especialmente cruel fue ver el rostro del  irlandés, Ryan Mullen, lamentando haber perdido el oro por menos de medio segundo frente al australiano Campbell Flakemore.

#Profile Las prioridades del BMC

Esta vez nuestro perfil no es individual y sí colectivo habida cuenta del mundial de crono por equipos que se desarrolló en Ponferrada. El BMC llevó el himno yanqui al podio de Ponferrada tras dos ediciones dominadas por el Omega. Sin Taylor Phinney, pero con una innegable legión de buenos rodadores, los americanos dijeron que este título de nuevo cuño era “una prioridad” y es que tras el Tour que ganó Cadel Evans hace tres años poco o muy poco ha ganado el cuadro “rossonero” en proporción a su inversión. Su actuación, mucho más consistente que los rivales, le valió un oro que salva otra temporada gris, aunque quizá menos que años anteriores.

#Clipping       

La gira italiana de Contador. Ajeno al mundanal ruido que envuelve su ausencia en Ponferrada, a Alberto Contador le obsequiaron con una recta en la subida al Mortirolo. Conscientes de los actos publicitarios que comprometen al mejor ciclista del mundo, según datos UCI, entendemos que el ciclismo es mucho más que estadísticas y Contador ha dejado mal sabor de boca con su renuncia a una cita que ha costado mucho sacar adelante y que habría lucido con su innegable carisma ante el gran público.

El Rabo Liv nos puso el corazón en un puño.  Sin duda una de las imágenes del Mundial de Ponferrada quedó en esa rotonda de la que salieron despedidas las ciclistas del Rabo Liv. Imágenes tremendas que dejaron nada menos que una fractura de pelvis de  Anne Van der Breggen, uno de los nombres pesados para la prueba de fondo.

Al Team Sky todo le sale al revés. El año 2014 creo que sin duda habrá sido el más duro de los cinco que sir Dave Brailsdford lleva con su Team Sky en el ciclismo. A un puñado de segundos del podio del mundial de contrarreloj por equipos, el conjunto negro ha vivido eso, una temporada negra, sin conseguir ninguno de los objetivos previstos. Si las dos anteriores temporadas a los ingleses les llegaron los premios incluso por partida doble, recuerden el Tour de 2012, esta campaña ningún tramo de la misma les ha dado el éxito de antaño. Por cierto que en tres ediciones de mundial de crono por equipos el Team Sky sólo ha logrado un podio, terceros el año pasado el Florencia, escaso botín para un cuadro tan especializado en estas lides.

#Hashtags by @LiveCiclismo

#tourdugevaudan#DuoNormand#Ponferrada2014, #GooiksePijl

Imágenes tomadas de @Dorsal51 y http://www.mundialciclismoponferrada.com/

#GiroPost El círculo de la vergüenza

Tomando distancia, dejando pasar un rato, con cierta perspectiva, habiendo oído a unos y otros, creo que la jornada decimosexta del Giro de Italia se ha ganado de pleno derecho una página destacada en la historia del deporte más bonito del mundo. A groso modo y de forma somera quisiera despiezar varios aspectos que la jornada nos ha dejado y que, dada la densidad informativa, quiero empezar con los prolegómenos de todo el follón creado:

 

  • ¿Se debió haber tomado la salida? Yo creo que sí. Las dificultades del Stelvio y Gavia no fueron muy diferentes a las de otras ediciones y la nevada en el puerto más alto de la carrera fue un punto de dureza para los ciclistas que acabó cuando el helado descenso tuvo lugar, un descenso que habría sido igual de helado si no hubiera empezado a nevar a cinco kilómetros de meta. El mánager de Omega, Patrick Lefevere, se quejó amargamente de las condiciones como nunca le vi hacerlo de las Het Niuewsblad que sus chicos tuvieron a tiro en ambientes tan o más gélidos que el del Stelvio.
  • Las imágenes del Stelvio de ayer recuperaron el halo de ciclismo mítico, eso que siempre gusta recordar y que ciertos plumillas destacan cuando hablan de la dureza de este deporte, deporte por cierto que destripan a las primeras de cambio, sí con afirmaciones y comparaciones odiosas y asquerosas con tenistas, futbolistas y demás. Mejor se abstuvieran de opinar.
  • Los últimos kilómetros del Stelvio fueron la esencia del ciclismo, la carta de identidad, el ADN inherente a este deporte, tan bello y tan hastiado de oportunistas. Unas imágenes que definitivamente le hacen inaccesible en belleza al resto de deportes que ve este planeta. Sin duda en el Stelvio vimos las que posiblemente sean las imágenes de la temporada ciclista como el año pasado las tuvimos en el Galibier y sobretodo el día de las Tres Cimas de Lavaredo.

 

Hechas estas concreciones, creo que procede hablar, siempre desde mi subjetivo, y por tanto rebatible, punto de vista de lo que pasó del Stelvio a meta y posteriormente en lo que ha sido un tema que se ha alargado hasta el final de la etapa del día siguiente, la que ganó Pirazzi haciendo cortes de manga al respetable:

 

  • ¿Se debió neutralizar la bajada del Stelvio? Nunca jamás, y aunque no queda claro si se hizo o no, hay tantas versiones como implicados, lo que es obvio es que cuando das la salida abres el cajón a todo imprevisto e incidencia. Si las condiciones se prevén inhumanas, todos debajo de la bicicleta. ¿Qué hizo la Volta hace dos años en Port Ainé?. Una vez la carrera está lanzada, una vez Dario Cataldo tomó metros, es inconcebible esa decisión. Luego estuvieron las interpretaciones, que sinceramente a cada cual más dantesca pues en esta etapa pareció que no todos estuvieron en el mismo lugar al mismo tiempo. Por cierto la organización del Giro, a quien hemos siempre alabado su buen gusto en la comunicación de sus eventos, ha hecho un ridículo histórico.
  • La moto y la bandera roja. Historia curiosa esa de que una moto guiaría a profesionales de la bicicleta para bajar el descenso, igual que la versión que habla de que Nairo Quintana rebasó la moto, donde iba Marco Velo, para abrir hueco. En el único testimonio gráfico del inicio del descenso, Nairo va a rueda de Romain Sicard y Pierre Rolland y estos por detrás de la moto. Todo lo demás “parole, parole, parole,…”
  • ¿Dónde estaba el resto mientras Nairo tomaba distancia? Pues Ribogerto Urán por ejemplo bajando el puerto como lo haría cualquier cicloturista, estirando piernas y sacudiéndose un frío que mataba los sentidos. Sinceramente Rigo ha pecado de ingenuo y su director, Bramati, tres cuartos de lo mismo. Fue curiosa la hiperactividad de Patrick Lefevere, un personaje cuya trayectoria no se ha forjado por la ejemplaridad desde el momento que decidió ganadores de Roubaix a dedo.
  • ¿Las redes sociales mandan por encima de “Radio Corsa”? Uno que no tiene carnet de conducir sabe que una indicación luminosa en carretera sustituye a cualquier señal permanente. Los profesionales de la dirección ciclista deberían tuitear menos y prestar más atención a mensajes radiados. Si estos ya fueron confusos, ¿cuán más lo han de ser si estás pendiente del iPad?
  • Nairo es muy puta. No es la primera vez que este ciclista cargado de clase y categoría demuestra un poso en carrera que rara vez hemos disfrutado en Alejandro Valverde. En el último Tour, en las encerronas del País Vasco, en el Stelvio,… Nairo parece un personaje distraído pero está y cuando se le espera, aparece. Un lujo de ciclista que muy posiblemente haya sentenciado el Giro.

Con todo queda por ver en qué se resuelve el corrillo de manager enojados por el comportamiento de Movistar. Creo que esto quedará en nada porque en el fondo saben que todos han hecho el canelo de la forma más borreguil que nos podamos imaginar. No sé si alguno será capaz de dejar la carrera, lo dudo, en el fondo esto es un NEGOCIO y el sponsor no quiere pataletas, quiere los resultados que en el Stelvio muchos tiraron por el precipicio.

Imagen tomada del Facebook del Giro

INFO

Hemos pasado un fin de semana en La Costa Hotel, un nuevo sitio en la geografía del buen cicloturista. Aquí os lo contamos.

#RadioVuelta –Semana 8

#Trend  Niki Tersptra fue la moto en el keirin de Roubaix

Rara vez decepciona y esta vez tampoco. La París-Roubaix fue una magistral partida de ajedrez donde cada uno movió con sapiencia hasta que Niki Terpstra materializó con maestría. El fenomenal rodador holandés sucede a Servais Knaven en el palmarés de la más grande clásica, plasmando una acertada pizarra por parte de su equipo, esta vez con el ingenio afilado.

Enlace permanente de imagen incrustada

#Click La sangre de Tony Martin

Aunque Terpstra fue el gran héroe del Omega, no cabe duda que para el equipo belga ha sido una semana extraordinaria pues al colofón de Roubaix cabe sumarle el gran botín de equipo en el País Vasco y en concreto de Tony Martin, campeón del mundo contrarreloj que ejerce siempre que puede y en Euskadi no se esconde. Eso sí, sus estampas cruzando la meta nos duelen, verle siempre la entrepierna tan ensangrentada es síntoma del nivel de entrega y generosidad de este ciclista sin igual.

 

#Profile Alberto Contador en el papel que le gusta

No cabe duda que el camino de Alberto Contador camino del Tour de Francia está siendo limpio y eficaz. Ganador de dos carreras como Tirreno y País Vasco, más segundo en Algarve y Volta, el madrileño calca con precisión el camino trazado por Evans, Wiggins y Froome en el camino que les llevó a ganar el Tour. Cabrá ver en julio si esta buena marcha se corrobora, por de pronto, y con todos los clasicómanos a rueda, el líder del Tinkoff lidera con solvencia el World Tour.

 

#Clipping

Tarjeta roja a los temerarios. La profusión de caídas en las clásicas flamencas ha avivado el debate de poner coto a las actitudes temerarias en el pelotón. Recuerdo cuando Oscar Freire anunció que renunciaba a disputar sprints por la peligrosidad que estos estaban alcanzando. Ahora el pelotón se puebla de ciclistas que no tienen problema en ponerse en peligro para lograr sus objetivos. ¿Un ejemplo? Mark Cavendish, quien además se permite dar lecciones de limpieza. Esperemos se ponga cerco estas actividades.

Gran pérdida para el ciclismo murciano. El apellido Guzmán no es cualquier cosa en el ciclismo de Murcia. Jesús Guzmán sacó adelante la carrera de la tierra, la Vuelta a Murcia, en tiempos muy complicados y su hija, Chamen, tomó el testigo logrando, aunque sólo fuera para una jornada, que la carrera mantuviera un hilo de vida. Ahora Carmen nos deja, esperemos que la prueba siga adelante para honrar su memoria en los años sucesivos.

Las pupas de Chris Horner. Si Richie Porte ha causado baja definitiva para el Giro de Italia, Horner se une a la lista de bajas en la primera grande del año. Un accidente mientras entrenaba en los idílicos parajes de Lecco, ahí entre los lagos, le propina nuevas lesiones a un ciclista lamentablemente casado con el dolor. A veces tenemos la sensación de que la única vez que la fortuna se alió con Horner, tuvimos su Vuelta a España. Al percance del americano se une el golpe que llegó desde Andorra con el accidente de Travis Meyer.

 

#hashtags by @LiveCiclismo

#ParisCamembert, #BrabantsePilj,  #Cotepicarde,  #Gpdenain, #AWm2014,  #Tourdufinistere,  #ZLMTour, #AGR

Imagen tomada de @BiciGoga

Flandes no premia rácanos

Hay un equipo que vive en “Alicia en el País de las Maravillas”. Es un equipo que tuvo en una misma carrera, aunque con otro nombre, a Peeters, Museeuw, Bortolami, Taffi y Ballerini, que en paz descanse. Un equipo multimillonario, dirigido por Patrick Lefevere, un hombre con un poder que pocos podemos imaginar, que jugó tanto a contemporizar que acabó perdiendo un Tour de Flandes. Me alegro, se lo merecieron.

No me malinterpreten, Fabian Cancellera mereció ganar, pero cuando una carrera se pone dura, efectúa sus selecciones y cuatro o cinco hombres de tu equipo circulan con los mejores, no es normal que se te vaya la carrera de esa manera y acabes confiando en Stijn Vandenbergh, quien encima se metió en el carril sucio del sprint final una vez chupó rueda de lo lindo.

Hace no mucho que dijimos que Fabian Cancellara sólo sabía ganar a lo bruto, sino lo petaba todo, carecía de pegada. Ahora ese papel se lo relega a Sep Vanmarcke, ansioso como él solo, que quema naves y entra al trapo pero no remata. El belga, tras ser segundo el año pasado en Roubaix y tercero en Flandes, de cuerpo presente, merece un gran triunfo.

Pero no quitemos el foco sobre el auténtico jefe en estos parajes. Si Boonen siendo de Amberes no es flamenco, ¿cuál ser la condición de Cancellara en estos lares? El suizo ha sido jefe más que nunca y no de boquilla. Lo suyo no es fogueo, es fuego limpio y sincero, directo y conciso. Cancellara descubrió una nueva dimensión para ganar en Roubaix 2013, ahora en Flandes descubre una versión mejorada. Ataca pero se lleva paquete a rueda, aguanta, mide y remata. Es el Cancellara 3.0.

Porque los cambios han sentado bien a Flandes. Al lento pasar de kilómetros se le unió una carrera silenciosa, invisible, pero muy tangible: caídas, cortes, pinchazos. Flandes también es eso, de ahí que cuando se le cargó el mochuelo a Peter Sagan –qué lago se le va a hacer el camino hacia su primer monumento- antes del último paso por el viejo Kwaremont, la estrategia de Omega fue inaceptable de toda regla. Con Terpstra, Stybar y Boonen como cabezas visibles, no se puede jugar al ajedrez, hay que hacer una «blitzrieg» en toda regla y romper la vanguardia de tu rival, más que nada porque cada kilómetro que pase vivo es un kilómetro que Cancellara acabará haciendo suyo.

Pero este balance de Flandes sería incompleto sin hablar de Greg Van Avermaet, un ciclista mayúsculo sin un triunfo mayúsculo y eso que lo busca hasta la extenuación. Si hace una semana, en San Remo, en el clamor de la lluvia, dijimos que BMC fue una “casa de putas” en Flandes han estado perfectos, llevar tus gallos todos juntos hasta el final, el Omega lo demostró, no es útil. Las bazas están para quemarlas: Taylor Phinney, Manuel Quinziato y al final Van Avermaet. Perfecto.

Y nos queda Sep Vanmarcke a quien le falta un hervor en grandes distancias. Ganó hace dos años una Het Nieuwsblad al mejor Boonen, pero esto es un monumento y ser requiere algo más, un poco más quizá, un margen que Fabian Cancellara hace tiempo que dominó. Igualado en Flandes, el suizo apunta al récord de Boonen y De Vlaeminck en Roubaix.

Foto tomada de www.bontrager.com

La sinrazón que gobierna el ciclismo

Esta mañana Pippo Pozzato puso esta foto en su cuenta de Twitter.

Se trata de la hoja de la organización de la Tirreno-Adriático en la que se explica que Fabian Cancellara había sido multado con 1000 francos suizos, unos 822 euros, por vestir los colores de campeón nacional suizo integrado en la crono por equipos inaugural. Se indica una norma y se ejecuta el castigo. Al poco tiempo Cancellara mostraba irónicamente los billetes que estaba recolectado para hacer frente al pago.

Es obvio que el desconocimiento del reglamento no exime de su cumplimiento, como bien se repite. Muchas veces hemos visto campeones nacionales en cronos colectivas aportando color y cierto atractivo a la estampa, más hoy que se han propagado los “skinsuits”. De hecho el año pasado ocurría. Sin embargo en la primera crono por equipos de esta temporada Cancellara ha pagado el pato y le ha salido caro, posiblemente todos los campeones nacionales tomen nota y Rui Costa no luzca su blanco maillot de campeón portugués cuando haga una crono con el Lampre.

A pesar del desconocimiento no es excusa, las circunstancias que envuelven esta desproporcionada sanción, que a mi entender entrevé un claro afán recaudatorio, resultan ridículas si tomamos otras sanciones que se ha producido recientemente.

Como informa @inrrng, Gianni Meersman y su director deportivo Wilfried Peeters fueron multados con 500 francos suizos, la mitad que Cancellara, por vergonzoso tras coche realizado en la etapa del lunes de la París-Niza. Meersman iba para líder de la carrera hasta que se vio implicado en una caída, en el desespero del momento se arrimó lo más que pudo a su coche y este le recortó una considerable distancia frente al pelotón.

La cámara estaba ahí para grabarlo, sin embargo el disimulo brilló por su ausencia y Meersman fue en carroza hasta que el coche ya no podía situarlo mejor. Creo que el belga no pudo reintegrarse finalmente, pero de haberlo logrado y haber condicionado el sprint sería de esperpento. El tras coche de Meersman tuvo un agravante. Como al final se supo el ciclista abandonó la carrera con siete costillas rotas, es decir que en si en el momento de su remontada, el coche del Omega realiza un extraño, por pequeño que fuera, el hostión que se habría dado el ciclista habría sido antológico.

Con todo vemos como la ley, que bien escrita obliga a su cumplimiento, no deja de ser absurda y si me permiten sintomática del desgobierno que en ocasiones rige este deporte. La errónea elección de una prenda se pena con 1000 francos suizos, una maniobra ilegal, peligrosa e inmoral con 500. Ocurre todo esto además en un equipo, el Trek, que busca patrocinio que se haga cargo del equipo. Que le presenten este caso como credencial del ciclismo, a ver cuántos están dispuestos a invertir en este circo.

Imprescindibles de primavera

Het Niueuwsblad es el nombre de un diario de cabecera y el de la semiclásica que abre el periodo de la primavera. Rara vez se da que los mejores del momento se empleen a fondo en ella, pero ojo, porque la sintomatología que en ella se dé puede ser presagio de la inminente campaña primavera.

Nosotros, a priori, y a bocajarro pensamos en algunas claves para este ciclo:

  • La perfección del Sky pasa por la primavera: con la nómina de buenos clasicómanos que presentan los de negro, no aspirar a un monumento es pecado. Sin embargo en su quinta campaña es una de las pocas cosas que se les resiste a un equipo que no sabe medir el tempo de aquellas carreras que escapan a la lógica y orden.
  • El reto de Fabian Cancellara: es muy complicado que tras un año en el que has ganado todo vuelvas a campear como el último año. Fabian Cancellara tiene ante sí la opción de recortarle el terreno a su enemigo natural Tom Boonen, quien hace dos años abrió un hueco considerable entre ambos
  • ¿Habrá duelo de leyenda?: y claro siguiendo con el binomio Boonen-Cancellara a nadie se le escapa que verles coincidir a tope y en plenitud a ambos es harto imposible, como la historia nos ha demostrado cuando no falla el uno lo hace el otro. Queremos una reedición de esas grandes epopeyas que firmaron Van Looy, Van Steenbergen, De Vlaneminck, Moser y Merckx, entre otros muchos.
  • El Omega, equipo de referencia: concluyendo con el entorno de Boonen, está claro que si un equipo tiene tres o más bazas cada vez que cruce el umbral de la salida ese es el Omega. Sólo recitar su nueve en la Het Niuewsblad para saber que Lefevere no sale si no es con un equipazo: Boonen, Keisse, Steegmans, Stybar, Terpstra, Trentin, Van Keirsbulck y Vandenbergh.
  • La tarea de Peter Sagan: cuatro monumentos tiene Peter Sagan por delante en este ciclo, contando con que Roubaix no está en su plan, es obvio que San Remo o Flandes –pues Lieja parece excesivo- tienen que ser tarde o temprano parte de su palmarés. Boonen lo recordó, con razón además: “A su edad yo ya era campeón del mundo”. Está todo dicho.
  • Las opciones españolas: en el segundo año sin Oscar Freire, las miradas se tornan a las Ardenas y en especial a Alejandro Valverde, quien parece estar especialmente motivado para San Remo. Con ello las posibilidades en el pavés pasan por lo que crezca Egoitz García y en la mitad valona veremos si Purito Rodríguez es capaz de romper en Amstel o Lieja.
  • A vuelta con los recorridos: San Remo finalmente no contará con Pompeiana y Flandes sigue con su controvertido recorrido de hace dos temporadas omitiendo la Capilla. Los recorridos nunca dejan indiferente pero está claro que si algo se debería respetar son los símbolos y los monumentos como tales, los primeros.
  • Quiniela para carreras: con todo tenemos en convencimiento, nada científico y menos empírico, de que esta primavera volverá a ser de Tom Boonen. El porqué, no me lo preguntéis, quizá porque estamos en año par.

INFO

Retto.com colaborará en la XVII edición de Terra de Remences que tendrá lugar el próximo 11 de mayo.

Para esta ocasión, hemos trabajado en una camiseta, la primera Terra de Remences que se ha hecho. Se trata de una camiseta de la línea casual de Retto, CUCU Barcelona, diseño único.