Prisión para un ciclista por dopaje sanguíneo

Dopaje JoanSeguidor

El dopaje sanguíneo es una estafa a todos los niveles del ciclismo

Leemos que Stefan Denifl pagará con cárcel (ocho meses efectivos) el fraude que ha cometido con el ciclismo por dopaje sanguíneo.

La notica cabe leerla y releerla, pues invita a pensar que a veces, sólo a veces, la justicia es justa y hace su trabajo.

La argumentación es clara: Stefan Denifl ha estafado a varios equipos practicando dopaje sanguíneo.

Desconozco si alguna otra vez se ha dado un fallo así, pero tanto en la forma como en el fondo me parece perfecto, el proceder y el desenlace.

Como digo, desconozco si hay antecedentes, pero es todo tan perfecto que no doy crédito.

Le preguntábamos el otro día a Fran Ventoso por el ciclismo que conoció y por el que deja, la imagen y el estigma que arrastra este deporte y admitió cambios sustanciales.

Siempre opinando desde la base que en ocasiones sabemos poco o nada, podemos decir que el ciclismo no podía estar peor de lo que estuvo hace quince o veinte años, cuando la palabra escándalo viajaba en el seno del pelotón.

Quizá cosas como éstas son las que ayudan a que el panorama se limpie.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Y no las teníamos todas con nosotros, de hecho una cosa tan obvia como la de revelar los nombres que componen la Operación Adelass, donde es incluye el caso del Denifl, no sabemos si se acabará dando.

De hecho no hace mucho comentamos…

Es importante, perentorio saber los nombres, presenciar la «pena del Telediario» y el escarnio público más una sentencia contundente, ya hemos visto la suerte de los dos ciclistas austriacos, que llevan un par de años fuera del circo.

No se puede vender un sistema renovado con estos personajes pululando alegremente, ocultos en un paraguas cuyo grosor evidencia la importancia de la lista y los nombres que contiene.

No hablamos sólo de ciclismo aquí, pero lasa dos ruedas están implicadas, y André Greipel sabe las penas y el hondo valle por el que ha transitado estos años el ciclismo alemán, de los tiempos deslumbrantes del T Mobile al vacío más absoluto de carreras y equipos.

En esta operación hay cosas en juego muy actuales, como los vínculos del doctor con Eslovenia.

Veíamos que países tan serios y prestigiosos como Austria podían acabar cometiendo las mismas patochadas que nosotros padecimos con la Operación Puerto, donde el dopaje sanguíneo tuvo lugar, pero nadie sabe quién está en esos listados.

Esperemos que al menos los austriacos nos enseñen cómo hacerlo bien.

Gore 400×100 MArzo2020

La Operación Aderlass amenaza con ser la Operación Puerto 2.0

Dopaje JoanSeguidor

 

No se pueden ocultar los nombres de la Operación Aderlass como se hizo con la OP

Hay mucho de grotesco e irónico en la Operación Aderlass, ya sabéis el raid alemán contra el dopaje que pilló a un esquiador de fondo en plena transfusión, como secuencia icónica y se llevó por delante a varios ciclistas, entre ellos Georg Preidler, el ciclista que no podía dormir por que se extrajo sangre, y Stefan Denifl, quien evitó que Contador inaugurara el historial de Los Machucos.

También está Alessandro Petacchi, una máquina de ganar en sus años buenos, que se vio vinculado a esta trama justo al final de su carrera, es decir sólo la puntita.

Decimos que hay mucho de irónico y grotesco por que los que pensábamos que la Operación Puerto sólo podía producirse en España, vemos que en Alemania la Aderlass toma el mismo camino.

Tras sacar los perros a pasear, parece que el doctor Schmidt no va hacer públicos los nombres de los muchos atletas que estaban en su cartera.

Un Eufemiano 2.0.

 

 

Leemos que el galeno no hacía dinero con el dopaje, ni siquiera se lo tomaba como primera profesión, era un hobby, por que en el fondo «sin dopaje no hay opción de éxito».

Se enfrenta a una posible pena de cárcel, no sé si de aquí a diciembre soltará perlas, pero si Preidler dijo no poder dormir, no quiero pensar en lo que deben estar pasando algunos que se saben en esa lista.

Lo triste es que se mancha el deporte, se pisotea una credibilidad que se dice ha llevado tiempo reconstruir desde abajo y las cosas seguirán como antes, bueno, como antes no, peor, pues cundirá la sensación de que aquí no pasa nada.

Aderlass, «sangría» en alemán, amenaza con ser la segunda parte de la Operación Puerto

Por eso estamos con André Greipel…

 

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Es importante, perentorio saber los nombres, presenciar la «pena del Telediario» y el escarnio público más una sentencia contundente, ya hemos visto la suerte de los dos ciclistas austriacos, que llevan un par de años fuera del circo.

No se puede vender un sistema renovado con estos personajes pululando alegremente, ocultos en un paraguas cuyo grosor evidencia la importancia de la lista y los nombres que contiene.

No hablamos sólo de ciclismo aquí, pero lasa dos ruedas están implicadas, y André Greipel sabe las penas y el hondo valle por el que ha transitado estos años el ciclismo alemán, de los tiempos deslumbrantes del T Mobile al vacío más absoluto de carreras y equipos.

En esta operación hay cosas en juego muy actuales, como los vínculos del doctor con Eslovenia.

Greipel sabe de la importancia de hacer limpia y buenas las palabras suyas y de Kittel años atrás, cuando renegaban del dopaje y los dopados, cuando decían que las cosas habían cambiado…

Pues bien, el cariz y el secretismo que adopta la Operación Aderlass no es el mejor síntoma de cambio, en todo caso que la realidad sigue anclada en el pasado y que es indiferente hables de España o Alemania, que las chapuzas se estilan por doquier.

Gore 400×100 MArzo2020