El respeto del Team Sky por sus orígenes

El domingo, a una semana del mundial que empieza a generar rechazo, se celebrará una edición redonda de la París-Tours, la 110 nada menos. Son 252 kilómetros que posiblemente sean los más rápidamente cubiertos de la temporada, desde Dreux hasta la ciudad del Loira. Una flecha en el corazón del hexágono que tendrá entre sus corredores un debutante que pasa de puntillas por los titulares.

Hablamos de Owain Doull, un joven ciclista inglés que fue parte del engranaje de precisión que fue la cuarteta británica que batió dos veces el récord del mundo y fue campeona olímpica de Río. Un ciclista que ha crecido estos años en el Team Wiggins y que en la Vuelta a Gran Bretaña, su primera piedra de toque para llegar a punto a largan clásica francesa.

Doull aparece en la alineación del Team Sky, liderado, por cierto por Elia Viviani, otro campeón olímpico. Doull aparece el último de esa lista, pero quienes seguimos más o menos de cerca la actualidad de los hombres de negro británicos sabemos que la Doull es una historia que hemos visto ya.

Para muchos el Team Sky es Froome rodeado y blindado por Poels, Porte, cuando era su gregario, Henao y cía. Sin embargo, el equipo que surgió del éxito de la pista británica nunca perdió sus raíces y en su staff son varios los que tienen raigambre en los velódromos. Y sí la historia de Doull reproduce la de tres ciclistas de la importancia de Bradley Wiggins, en el otoño, nunca mejor dicho, de su carrera, Geraint Thomas y Peter Kennaugh, el perfecto hombre Sky.

Al Sky se le puede acusar de muchas cosas, de manejar un presupuesto infitintamnete superior a sus rivales, de no ser claros y pedagógicos explicando las cositas de sus líderes –mirad la filtración de Fancy Bears con Froome y Wiggins– y de otras muchas cosas, sin embargo siguen por el camino que en su día trazaron, interrelacionado el peralte con el asfalto y ahí son coherente. Anotad el nombre, posiblemente pase inadvertido este domingo, pero Owain Doull amenaza con volver a hacer los que otros ya han hecho.

Imagen tomada de www.deportesrcn.com

INFO

En breve tendremos nuestra primera review del Spartan de Suunto, aquí tenéis algunas notas previas

La historia más negra del Team Sky

Algunos lo llamaban el equipo B, pero el Team Sky no trajo malos elementos a la Vuelta, es que aunque quisieran, no podrían hacerlo, por manejar la plantilla que maneja el equipo que viste de negro. Sea como fuera la jornada de los Pirineos oscenses, por esos valles que tantos recuerdos traen a los valientes de la QH, el equipo inglés pisoteó, literalmente, la excelencia que se preciaba de buscar desde que aterrizó en el ciclismo.

Los resultados fueron elocuentes, y sólo cabe mirar a general en espacio de 24 horas. De tener dos corredores en el top 5 y el segundo en la general amenazando al líder, a seguir con ese segundo clasificado con unas opciones muy mermadas. Al margen de ello, el objeto de la polémica, el enorme grupo que llegó fuera de control, incluía a seis del Team Sky, destacando dos como Peter Kennaugh y Leopold Konig que además llegaron cerrando ese pelotón de la vergüenza.

Como comentó Alberto Contador, ellos siempre ponen el reglamento por delate y piden cumplirlo. Pues bien, de haberlo hecho, dos tercios del equipo estarían fuera. Kwiatkowski se fue para casa, en una temporada mala malísima y los otros seis llegaron fuera de control en algo insolito para un equipo que aspira a ganar la carrera. Froome sólo tuvo la ayuda de David López.

El grupo de casi cien tíos se respescó por una cuestión pura y dura de tamaño y por esa injusticia el Team Sky aún menea la colita en una carrera que “se le hace bola” como diría Markel Irizar.

Desde que el ciclismo es ciclismo hay días que se ataca de salida. Luis Ocaña vestido de amarillo en una jornada camino de Marsella se descolgó a atender la radio en los primeros compases. Enterado de ello Merckx puso toda la caballearía delante y “maricón el último”. No le vieron hasta meta, tras estar más de 200 kilómetros persiguiendo.

¿Es de recibido que el Sky tuviera ayer todos sus ciclistas tan atrás? es un error tan garrafal que parece increíble que pasé primero en un equipo que mide todo como éste y luego en el mismísimo ciclismo profesional. Ayer, el “excelente” equipo británico que tanto pregona el nuevo ciclismo sacó del bául viejísimas prácticas como las de pedir favores a otros a cambio de lo que sólo ellos saben. Si Froome tiene un hilo de esperanza es gracias al Astana, un equipo sucísimo a ojos anglosajones, que ayer “llegó a un acuerdo” con los chicos de Brailsford.

Chris Froome no tiene la Vuelta imposible, aunque sí complicadísima. Siempre que ha ganado ha sido corriendo desde adelante, ahora tiene que demostrar que es capaz de dar la vuelta a una situación difícil. Otros grandes lo hicieron, Bernard Hinault lo hizo y eso lo lleva consigo siempre. La grandeza de Froome está en su palmarés, pero su carácter de leyenda pasa por derivar un error imperdonable a una carrera mítica. ¿Será capaz?

Imagen tomada del FB de Team Sky

INFO

Mira las novedades de Cruz para llevar tu bici en el coche

Peter Kennaugh o el perfecto hombre Sky

Mientras algunos corroboraban que sí, que el Team Movistar, había caído por la mínima frente al Team Sky, aunque no cupiera en los pronósticos, el primer hombre de la escuadra británica en cruzar la meta era un tipo que tiene una historia singular, que engarza con lo que hemos visto escasamente hace una semana en Río de Janeiro.

Cuando el Team Sky anunció el nueve que llevaría al Tour 2013, a donde acudían con Froome en lugar de Wiggins para disputar a mejor carrera, a algunos les trinó el nombre de Peter Kennaugh, paisano de Mark Cavendish, oriundo de la Isla de Man.

En medio de una maraña de fichajes de campanillas, de gasto por talentos venidos de fuera, de insinuaciones de que todo lo juegan a comprar, Peter Kennaugh es el perfecto ejemplo de lo que es Team Sky, de dónde vienen sus raíces y lo que quieren mantener, por mucho que la exigencia de tener un bloque de vanguardia les obligue a meter más y más dinero en el proyecto.

Kennaugh no es el más mediático del equipo, pero es un campeón olímpico, algo que en UK lleva nombre de oro en los libros. Formado en la pista, producto de velódromo, nunca se centró exclusivamente en él, quiso ver más allá, y en el equipo negro encontró la proyección que por ejemplo en España se le niega a muchos pistards. Ha trabajado bien para otros líderes, y a veces haciéndose a un lado. Se le recuerda cuando marcó el tempo para que Nairo Quintana no se fuera en Col de Pailhères hace tres años y dejó limpio al primer liderato de Froome en Ax 3Domaines.

Ese año aprendió que el Tour es otra historia, ni siquiera comparable con unos Juegos Olímpicos. El Tour implica stress perenne, pensar en él en el desayuno, en el masaje, en la merienda. Significa estar compitiendo, mentalmente, mientras duermes, mientras te revuelves entre sábanas y lees tu iPad. Eso es el Tour. Un sueño y una pesadilla.

Pero las lecciones de la pista, el trabajo con mayúsculas, las lleva Peter en el ADN y de ellas escribe el camino de una trayectoria poco fecunda e victorias pero valorada en su equipo, una trayectoria que tiene un premio, el maillot rojo de la Vuelta, cruzar primero en la primera crono por equipos de la carrera, algo que nos alegra, porque los que se atreven con más de una modalidad tienen nuestra admiración, como Stybar, como Wiggins, como Cavendish, como Viviani

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO patrocinada por 226ers

2

La nueva barrita proteica de 226ERS Neo Bar, con un 50% de proteína y menos de 1g de azúcares, contiene 25 gramos de proteína de alta calidad en cada barrita, extraída de fuentes como la caseína, huevo y lácteos, todas con gran cantidad de aminoácidos esenciales y ramificados.

Las reglas de Chris Froome

A mí Froome, qué queréis que os diga, me cae muy bien. Me parece un ciclista tremendo, poco estético, quizá, pero tremendamente efectivo. Su vida no es sencilla, tiene que convivir con miles de rumores, insinuaciones y hasta insultos. Yo no sé qué será de él en unos años, si le sacarán el motorcillo a coalición o si L´ Equipe le aireará un positivo retroactivo por unas muestras congeladas. Eso, amigos, no es más que hacer conjeturas que no conducen a ningún lado, porque además la vida nos demuestra que una cosa es lo que pensamos y creemos, y otra, muy diferente, lo que ha final sucede.

Sea como fuere, creo que Froome se ha equivocado ganando el Sun Tour, una carrera de perfil muy bajo que honra todo un ganador del Tour de Francia aunque en el camino deje con las ganas a un compañero como Peter Kennaugh. Sinceramente no creo que le vaya de ganar esta carrera o no y sin embargo ganándola su compañero, que la lideraba además, ha tenido que acatar aunque no estemos aún en el núcleo duro de la temporada. Una de estas ya le hizo Froome a Porte en un Criterium Internacional y no sé qué le aporta.

Dice Froome que tuvo la bendición de su gregario para atacar y acabar ganando. Si lo que quería es ganar confianza, la mejor píldora es verse ahí delante, la verdad es que el triunfo al final es un tema subjetivo.

En un equipo como el Sky, donde la segunda línea está tan superpoblada de grandes ciclistas, de corredores que perfectamente podrían liderar cualquier otro equipo, cosas como éstas sorprenden porque al final frustran buenos corredores y nos dan la razón a quienes creemos que debería haber algún techo de gasto para que las plantillas se equilibren, como mejor argumento para que veamos las carreras espectaculares y abiertas por las que tanto suspiramos en este ciclismo súper profesionalizado.

Imagen tomada del FB del Herald Sun Tour

INFO

Mira los packs de Hoteles RH para conocer Vinaroz, Gandía, Peñíscola,… sobre ruedas

¿Dónde queda el respeto al ciclista?

Cada año por estas fechas, con el Tour a la vuelta de la esquina se suceden las llamadas a respetar el ciclista y su seguridad. Desde hace unos meses los vídeos que se viralizan hablan de cuidado y precaución con las grandes figuras demandando respeto. Pero eso no ocurre y siguen pasando cosas en las que una especie de ángel de la guardia salva el susto.

En esta imagen que tomamos en la #PantallaJoanSeguidor vemos como un aficionado de los campeonatos ingleses mira a los ciclistas a través de una pantalla y se no se percata que Peter Kennaugh se le venía encima. Tanto el del Sky como Mark Cavendish se jugaban la prenda de campeón británico en esos momentos, no queremos pensar qué hubiera pasado de haberse caído. En esos momentos el rostro de ambos ciclistas denotaba el cansancio y nivel de exigencia, sólo les faltaba un incauto en la cuneta.

Las navajas suizas del Team Sky

Menuda Dauphiné nos ha tocado en suerte. Como el año pasado, en la carrera alpina resuelve buena parte del mejor ciclismo del año. Revolcón, vuelco y “contravuelco” al día siguiente. Una carrera magnífica, el nivel que se le presume en el World Tour. No obstante habrá momento para hablar de las conclusiones que vienen del Delfinato, de sus montañas y parajes, porque no siempre todo es lo que parece, o al menos así lo pensamos aquí.

Aprovechamos para comentar lo que vimos en la etapa reina, en la llegada que vio ganar a Chris Froome. Nos llamó mucho la atención, otra vez, el trabajo de un ciclista mayúsculo llamado Peter Kennaugh. De él repescamos una pieza hace poco más de un año. A pesar de ser un ciclista que se proclamó campeón olímpico en Londres, este corredor de la Isla de Man siempre ansió el Tour y correrlo. Lo hozo hace dos años y su bautismo fue grande, en la subida a Pailheres, con Nairo atacando de lejos y sembrando el camino para el primer, y casi definitivo, ataque de su líder.

Curiosamente en la semana que la pista británica ha vuelto a la palestra por el récord de Wiggo, Kennaugh ha destacado de sobremanera con dos “performances” de nivel. En la primera etapa fue capaz de burlar el ritmo del pelotón para acabar ganando la etapa, con el aliento en el cogote y recordando esos ciclistas que de vez en cuando son capaces de dejar en evidencia a los “trenos” de los velocistas. Un bien cada vez más escaso y difícil de encontrar.

Luego, unos días después, en la subida más bonita de la carrera, Kennaugh se bastó y se sobró en favor de su jefe para reventar nada más y nada menos que Vincenzo Nibali, líder “in pectore” y ganador vigente del Tour. Un trabajo fino y elegante, como la ropa que calza este equipo que quiere recuperar el trono de la mejor carrera.

Kennaugh encaja perfectamente en el papel abierto por Geraint Thomas. Los dos son pistards de adopción, crecieron en el British Cycling, se proyectaron al Team Sky, tienen calidad para ganar grandes carreras, incluso en el caso de Geraint ser un excelente clásicomano, y cumplir excelentes hojas de servicio a sus capitanes.

Pero es que ambos son de lugares poco ciclistas, al menos tradicionalmente, Isla de Man y País de Gales, cosa que no les impide ser auténticas «navajas suizas», multiusos, dos ciclistas de los que no abundan que muy posiblemente un día vuelen porque necesitan aire y espacio para dar rienda a tanto y tan buen talento.

Imagen tomada del Team Sky

INFO 

2

30 años después de la gran victoria de Pedro Delgado en la Vuelta a España de 1985 y para conmemorar aquella gran hazaña, hemos desarrollado junto a ETXEONDO una “edición limitada” de la equipación del mítico equipo ORBEA – GIN MG con la que el ciclista segoviano consiguió hacerse con la vuelta a España. Disponible a la venta en nuestra página web para todos aquellos que quieran rendirle su particular homenaje.

#RadioVuelta – Semana 22

#Trend  El respiro 

La primera semana de junio, otrora cargada de tensión competitiva, también en España, ha significado un paréntesis. Digeridos el Giro de Italia y su resultado, la temporada entra en ciclo caliente porque la Dauphiné que tuvo a Kennaugh como telonero de Wiggins abre la cuenta atrás hacia el Tour. En Luxemburgo supimos de un ciclista, antes estrella en ciernes, Linus Gerdeman que ganó una etapa y la general de una carrera ya clásica en este momentos. Siguió por eso la racha verde, en esta ocasión con Carlos Barbero en la Philadelphia Cycling Classic en lo que es un punto y seguido que el Caja Rural ha tomado como norma, demostrando que la clase media del ciclismo español lejos de los pocos titulares que se dedican a los grandes éxitos está en disposición de recibir una apuesta que realmente merece.

#Click Un espectáculo de sesenta minutos

Una tarde de domingo cualquiera en Londres se monta un espectáculo redondo en torno a una de sus leyendas deportivas para abordar un reto mayúsculo, de esos que te dejan seco. Al margen del desafío deportivo, quedó patente el tremendo montaje tanto en el propio lugar como en la cobertura, planos, entrevistas, análisis y no pocas personalidades por la pelouse, entre otros Miguel Indurain. Sensacional, de lujo. se demuestra por enésima vez que el ciclismo gusta en sociedades avanzadas, pero claro, el ciclismo bien planificado, bien venido, generando demanda, lejos de la cutrez que caracteriza tantos lugares.

3

#Profile La hora se añade al bagaje de Wiggins

Ciertamente en este mal anillado cuaderno hemos hablado muchas veces de la singularidad que rodea el palmarés de Bradley Wiggins pero no por repetirnos creemos hacernos pesados. Con el récord de la hora sigue engordando la leyenda de esta celebridad que es Sir con mayúsculas asentado sobre una carrera deportiva que engloba tantas victorias, tan diferentes y tan peculiares. Disfrútenlo mientras puedan, la estación de Río de Janeiro espera allá en el horizonte.

#Clipping

La casa rodante de Chris Froome. La experiencia de Richie Porte con su motor home en el Giro de Italia ha abierto la posibilidad de que Froome repita fórmula en el Tour. Los mentores del Team Sky no descartan usarlo nuevamente, ahora con su primer hombre. Los ingleses sabrán qué hacer, entiendo que el Tour aceptará, o no, pero si esto se extendiera los parkings de las grandes vueltas pueden acabar

La injustificada tortura de Kreuziger. Una de las personas que merecen mayor crédito por mi parte en este mundillo, Jorge Quintana, hace una acertada reflexión sobre lo que le ha pasado a Roman Kreuziger este último año. La UCI esta vez, a juicio de Quintana, no ha estado fina y ha sometido a un ciclista, que al margen de todo es persona, a una tortura que el tiempo declaró injustificada. En el momento en que el TAS iba a entrar en el tema, la UCI lo dejó correr…

¿Vuelve José Belda?. Mi móvil pitó por un mensaje directo en Twitter. Era un comentario sobre el Tour de Juguete, una marcha cicloturista. La presencia de José Belda, adelante del todo, al nivel incluso del pro de Caja Rural, Antonio Molina, chirriaba en los mentideros. ¿Existe la opción de volver a sus 40 años y tras pasar todo lo que pasó?

#Hashtags by @LiveCiclismo

Imagen tomada de  

INFO

Conoce más de los Endura FS260 Pro SL Bibshorts 

4

#RadioVuelta – Semana 19

#Trend La cuenta atrás

El domingo de antes del Tour siempre es ronda de campeonatos nacionales y con éstos se abre la cuenta atrás para la gran cita. En cuatro días, el Reino Unido será punto de partida de la carrera presumiblemente más igualada de los últimos años. Un Tour con dos grandes nombres, muchos outsiders y más trampas de las que nos imaginamos.

 

#Click La tricolor de Nibali

Vicenzo Nibali entiende por ciclismo toda aquella carrera que te puede hacer un poco más grande y no escatima en una pueba que en otros países, dígase España, pasa casi de puntillas por el estrado. El favorito italiano para el Tour vestirá las galas de su país en la mejor prueba del mundo, y lo hará a full, sin ocultar los colores y eso que se debe a un equipo kazajo. Desde Gianni Bugno, ningún transalpino con opciones en el Tour había vestido tal prenda.

 

#Profile Ion Izaguirre, por defecto

En el carrusel de campeones de España de Movistar Ion Izaguirre ha sido el último eslabón. A pesar de optar un histórico doblete, Valverde quiso darle la opción a su compañero que será además de la partida en el Tour. Izaguirre engorda paulatinamente un palmarés  lejos de su potencial y que tendrá complicado amasar por servidumbres como las que le esperan en el Tour. No olvidemos que suyo fue el último gran triunfo del periplo del Euskaltel, aquella memorable etapa en el Giro de hace dos años.

 

#Clipping

Sin campeón inglés en la salida inglesa. El arranque del Tour de Francia en UK tendrá una situación curiosa y es que no habrá ninguno de los dos recién proclamados campeones nacionales en la salida. La omisión del Team Sky de Brad Wiggins, el mejor en la crono, y de Peter Kennaugh, el mejor en la ruta, dejará huérfano el pelotón de tan preciados colores en la travesía por la campiña británica.

La versión futbolera del Tour. Con la selección inglesa eliminada a las primeras del cambio del Mundial de Brasil, la hinchada británica al menos tendrá el consuelo de reunirse en los cinco fun parks que se habilitarán entre Harrogate y Londres durante la permanencia del Tour en la isla. Jornada en la campiña, verde y fresca, al abrigo de una cerveza, una cesta y mantel. Todo muy “brit”.

Las cámaras en el ciclismo. Parece que las cámaras poco a poco irán entrando en el circuito ciclista para formar parte de su intimidad en el pelotón. Tras lo visto en las grabaciones realizadas a Jonh Degenkolb creo que se trata de una excelente noticia que incluso servirá para abrir al aficionado la entraña de competición al tiempo que satisfará muchos aspectos que técnicos y estudiosos puede aplicar en la mejora de competición.

 

#Hashtags by @LiveCiclismo

#TDF #TourofAustria #TourofQinghai