Calendario ciclista: ¿hacia el colapso de las figuras?

Peter Sagan en Tour Down Under JoanSeguidor

Este calendario ciclista se puede convertir en una subasta de figuras

Sobre el calendario ciclista hay muchas nubes, poca claridad, y no por culpa de los actores implicados, ni mucho menos, lo cierto es que el mundillo ha demostrado un estoicismo importante, hablas con unos y otros y encogen los hombros, poco o nada se puede hacer.

Esto del coronavirus nos ha pasado muy por encima

Cuando miras este calendario ciclista y ves las dudas que surgen por ejemplo con la Vuelta a Burgos, ves que no se sabe si dará el banderazo a los tres meses más intensos no diría de los tiempos recientes, diría de la historia, de la historia del ciclismo… cuando ves, como digo, las dudas de Burgos, las del Mundial que al final se hará en Suiza, los retoques en recorridos, entre otras cosas, te percatas que nada de lo que suceda a partir del uno de agosto será normal.

Cabrá ver si ello se traduce en alguna sorpresa mayúscula, cosa que descartaba el otro día Matxin, pero ya sabemos qué pasa cuando las cosas no siguen el cauce normal.

Y ante la enorme incertidumbre, vemos que el Tour presenta un llenazo histórico de figuras…

Cruz 400×100 Banner Landing

 

… que van a poner esta carrera más cara que nunca.

Se pregunta el tweet por qué no hay quien pase página al Giro, al margen de Richard Carapaz y Vincenzo Nibali y la respuesta es clara, con todo tan en el aire a ver quién se lo juega en el Giro, tras ver pasar el Tour por delante.

Y es que no sólo es el correr una cosa u otra, es también saber en qué país te vas a aposentar y si vas a salir de él.

Por ejemplo Primoz Roglic se ha montado un camino francés hacia el Tour. 

Otra píldora de anormalidad…

Que Sagan pase página de Flandes y Roubaix para engordar la nómina del Giro evidencia una «guerra» de la que nadie habla y que puede estar ocurriendo ya, ahora mismo sobre las suculentas sumas que se pondrán sobre la mesa para que las estrellas vayan a un lado u otro, tratando de salvar, el evento, la cara frente a los patrocinadores.

Sólo queremos añadir una cosa, si todo este mar de fondo, si este trabajo que muchos ciclistas, estrellas y no tanto, están iniciando sirve tener una «semi otoñal» temporada ciclista 2020, bienvenido sea.

Salvar los muebles está por encima de cualquier otro lujo.

El veredicto de los adoquines, Juan antonio Flecha

Al habla Juan Antonio Flecha, el hombre de ciclismo de Eurosport, que nos da algunas de las claves de la campaña de adoquines

Juan Antonio ¿Quién se lo habría dicho a Mathew Hayman?

Desde luego, quién lo hubiera dicho más saliendo de una lesión de brazo y habiendo corrido tan sólo Miguel Indurain y La Rioja. Tuvo una fractura en la Het Nieuwsblad y ha sabido mantener un estado de forma que entonces ya sería buenísimo. Lo que ha hecho no es algo tan raro, el año que yo fui cuarto en Roubaix me rompí la mano y necesité cirugía para fijarlo, incluso una semana después que él, pero mantuve el ritmo y pude llegar a Flandes en buenas condiciones

Tú coincidiste con él…

En Roubaix era la persona que debía estar cerca mío los años de Rabobank. Estaba siempre detrás por si tenía algún problema, o algún cambio de rueda. Recuerdo la Roubaix que perdí por un pinchazo en la zona anterior a Arenberg. Aquello le enfadó mucho porque él había cumplido su misión y otros no. No es usual ver gente tan desinteresada. Cuando salió la opción de irnos al Team Sky le animé a que me acompañara. Me ayudó mucho en la Het Nieuwsblad que gané, me dio la rueda de atrás, sin él no habría ganado

Por cierto qué Roubaix la de este año

Ha sido una carrera muy bonita, quizá la mejor de los últimos tiempos, con un grupo de hombres importantes que anticipa el ataque y lleva los favoritos a la contra toda la carrera. Cuando atacas como lo hizo Etixx el otro día, tienes que estar muy seguro de tus fuerzas porque no siempre sale bien. Sea como fuere creo que a un corredor que ha ganado cuatro veces Roubaix como Boonen no se le puede dejar ir aunque quede mucho para meta. Cuando un favorito ataca debe responder otro favorito

Parece que Boonen se nos va

No acabo de ver claro que deje el ciclismo. Ha estado ahí, muy cerca, y él ya ha declarado que una quinta Roubaix es su sueño

Cancellara también lo puede dejar ¿no te apena que se planteen dejarlo estando tan bien?

El año de tu retirada no tiene porque se un mal año. No obstante todos tienen su motivo y Cancellara tendrá el suyo, quizá no le llene como antes, o no quiera más sacrificios,… es muy subjetivo. Yo por ejemplo dejé el ciclismo porque me apetecía probar otras cosas en la vida, y varios años después puedo decir que lo estoy consiguiendo. A ello se unía, tengo que ser sincero, que mis objetivos en estas carreras cada vez estaban más lejanos

Eurosport-ParisRoubaix

Y Sagan ¿qué te ha parecido su primavera?

Excelente, ha ganado un monumento y le ha sumado la Gante-Wevelgem. Sagan fue un valiente en Flandes y nos ha dado una de las mejores ediciones de los tiempos recientes, y eso que no siempre es sencillo con ese circuito

¿Qué te parece el circuito de Flandes?

Que pierde la esencia de lo que es la carrera. Un monumento dando vueltas a un circuito, no lo acabo de ver, llámame clásico, pero así yo no recuerdo Flandes. Yo recuerdo el final del Muur y Bosberg… la generación que está ahora dentro de diez años podrá decir que para ellos Flandes es este recorrido porque es lo que han visto siempre, pero no es mi caso. No obstante el circuito es el que es, y lor organizadores que son los que tienen que rentabilidad la carrera saben qué tienen que hacer”

Volviendo de Sagan, es increíble el manejo que tiene de la bicicleta

Viene de BTT y eso es juega a su favor. Siempre ha tenido una gran destreza sobre la bici, otro en su lugar se hubiera caído con Cancellara en Roubaix, él pudo salvarlo de un salto. Pero en su caso no todo es técnica, hay que sumarle un estado de forma excepcional. En el pelotón hay gente con una técnica increíble, mira por ejemplo las cromos de Fabian, su forma de trazar, de entrar y salir en las curvas. Todo eso viene de base, desde pequeños, en mi caso lo logré en el velódromo, rodando mucho, cogiendo cadencia en el pedaleo y acostumbrándome a no usar los frenos cuando las cosas se ponen feas

Además Sagan tiene la enorme presión de ser el objetivo de muchos

No creo que sea diferente a la presión de otros grandes campeones, por ejemplo todo el mundo espera que Contador siempre esté delante o gane, como el gran campeón que es

Otro que sale reforzado de la primavera es Michal Kwiatkowski

Es que es campeón del mundo, es un todo terreno que es capaz de muchas cosas. Quizá su hándicap sea la escalada, pero todo se andará

Ahora vienen las Árdenas

Son cosas que no se pueden comparar. Carreras como Amstel o Lieja son excelentes y tienen mucho prestigio, pero como ellas ves muchas todo el año. En la Vuelta al País Vasco puedes ver una Lieja cada día. La gente aprecia Flandes y Roubaix porque no hay nada que se les parezca, son únicas

Por último ¿qué te ha parecido lo de Erviti?

Ha sido excepcional, pero en honor a a verdad yo nunca he oído a Erviti que quiera ganar Flandes o Roubaix, ni siquiera ahora que ha hecho top ten en ellas. Primero deberíamos preguntarle si quiere ganarlas. Está en un equipo con una cultura muy marcada. Yo recuerdo una presentación en Banesto que presentaba Perico. Me preguntó cuál era mi sueño ciclista y le respondí que Flandes y Roubaix. Se oyeron risas y me miraron extrañados. Erviti ha dicho que ya sabe que puede estar hasta el final en estas carreras

Imagen tomada de FB de París-Roubaix

Tirreno-Adriático 2013: Grazie Vincenzo

Tirreno-Adriático 2013 Vincenzo Nibali JoanSeguidor

Aquella Tirreno-Adriático del 13 es una de las carreras de la década

Retomamos la página de la historia estos días que extrañaremos la Tirreno-Adriático con aquella memorable edición de 2013, cuando frente a todo pronóstico Vincenzo Nibali tomó la cabeza y…

—escrito el 11 de marzo de 2013

Un espectador bromeaba hoy vía twitter en la retransmisión de Esport 3 de la etapa de la Tirreno-Adriático: “Hoy todos los Excel se han cortocircuitado en Team Sky”. Qué gráfica descripción de la realidad, qué gráfica y fiel porque en la grandeza del ciclismo cabe siempre lo improbable y lo discutible.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

La penúltima jornada de la Tirreno presentaba una orografía complicada que corrida a cara de perro podría resultar demoledora. Con lluvia y peligro a cada curva, estaba claro que si hoy no se discutía el atronador dominio de los hombres de negro pocas opciones se darían a lo largo de la temporada. Vincezo Nibali ha demostrado que hay esperanza para la raza humana. El quijotesco pesimismo que nos invadió al ver tan enteros y capaces a los Sky rompió contra los molinos y nos dio un resultado improbable hace unas horas.

Por que si contrastamos hombre por hombre, Vincenzo Nibali es seguramente en un mano a mano el peor corredor de los cuatro primeros clasificados en la jornada final de esta Tirreno. Mano a mano el italiano ha salido perjudicado de sus pulsos con Froome, Contador y Purito. Sin embargo, en el matiz de lo incierto que a veces sustenta las finas ruedas de estos héroes se encuentra la sisma para hacer daño.

Nibali fue el más listo de la clase. Con una general prácticamente perdida, virtualmente incluso, no cejó en el empeño de quien se sabe capaz y arrimó el milagro a su pedalear. Salvada esa pared de impronunciable cuesta, reventó hacia abajo. Buscó la suerte, no le vino ésta a ver. Y la encontró. Primero en forma de aliado conocido como Peter Sagan, y posteriormente Purito, y luego con el desaguisado que rodeaba a Froome, muy vulnerable en jornadas perrunas, tanto que deberá revisar abiertamente sus habilidades en tales circunstancias.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Si en nuestra anterior entrada hablábamos de los problemas centrífugos que podían lastrar a Sky, con la competencia interna disparada a mil, pongamos ahora la lupa sobre las minas que le podrán sus rivales, que no son pocos y le tienen ganas. Nibali ha demostrado que el talento no es darle fuerte a los pedales sino que darle mejor, ser eficiente. Y hoy lo ha sido. Ha demostrado que el año es largo y en cualquier giro está la sorpresa. Grazie Vincenzo.

Foto tomada de www.cyclingnews.com

Sagan ¿Ha perdido atractivo?

Peter Sagan bicicleta de aluminio JoanSeguidor

Peter Sagan corre menos, mucho menos y sale de muchos titulares

Escribía Adrián García, esta mañana, en relación a la presencia de Peter Sagan en la París-Niza…

En la primera y loca primera etapa de la París-Niza le vimos entrar algo descolgado.

Hace poco sacábamos una pieza sobre Peter Sagan recordando aquella efeméride…

No queda mucho para que Sagan celebre diez años de la victoria que le puso en el imaginario.

Aquella tarde de marzo, en la helada París-Niza, ganándole a Purito, recién estrenados sus colores en Katusha.

Diez años después, Peter Sagan estuvo en nuestro top 5 de mejores de la pasada década, a nivel resultados, podrá decir para siempre que él fue el amo de todo esto.

En efecto, ha sido uno de los corredores de la década que dejamos atrás, pero no tenemos claro que lo que tenga que venir sea similar.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Lo cierto es que llamarse Peter Sagan no es sencillo.

El eslovaco es un corredor que está solicitado por mil sitios, atender muchos frentes, con legión que arrastra y muchas expectativas, el foco siempre sobre su espalda.

A todo ello se le añade, un inicio de campaña como el actual.

A lo que ya está sucediendo y demás, las suspensiones de las carreras italianas, se le suma que a Peter Sagan no le vemos desde enero en Argentina, ni siquiera pisó el Down Under, carrera que abre el WT en la que acostumbraba a mojar entre los mejores y de paso dejarnos perlas como salir con una bicicleta de aluminio.

Y es en esto último donde vemos que Peter Sagan ya no es el dorado, el corredor que centra miradas y comentarios.

Hubo una primavera en la que Peter Sagan estuvo en todos los cortes buenos de las grandes clásicas, incluida la Het Nieuwsblad que hace unos días no corrió.

Sólo se perdió un corte, el de Roubaix, porque Boonen les pilló meando, pero aún y así quedó la imagen de Sagan saltando por encima de Cancellara sobre el pavés.

Aquello fue una semana después de ganar Flandes, y aquello posiblemente haya sido mucho más viral que haber ganado en el velódromo.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Lo que venimos a decir es que Peter Sagan ya no figura en los titulares y menos en las quinielas.

Se queda al margen como nunca hubiéramos imaginado.

Peter Sagan es el ciclista mejor pagado del pelotón, ahora mismo se podría retirar tranquilamente, él ya ha dicho que la competición de carretera le aburre, pero verle en este perfil bajo, nos extraña, él que nos ha hecho pasar tan buenas tardes.

La París-Niza es su kilómetro cero, y vuelve a él, de rebote por la cancelación de Tirreno.

Esperamos volver a verle brillar, luego, si todo va bien, Flandes estará esperándole.

¿Cuántas vidas podría contar Peter Sagan?

Peter Sagan JoanSeguidor

En diez años Peter Sagan ha tenido tantas versiones como años han pasado

 

No queda mucho para que Peter Sagan celebre diez años de la victoria que le puso en el imaginario.

Aquella tarde de marzo, en la helada París-Niza, ganándole a Purito, recién estrenados sus colores en Katusha.

Diez años después, Peter Sagan estuvo en nuestro top 5 de mejores de la pasada década, a nivel resultados, podrá decir para siempre que él fue el amo de todo esto.

Peter Sagan podrá caer mejor o peor, su soberbia en ocasiones, otras la cercanía, pero ha sido una de las luces más intensas de este ciclismo que conocemos y celebramos día a día, ya desde enero.

Su paso no deja indiferente a nadie y ahora, como pasa el tiempo, le preguntan por los jóvenes.

 

Y en esas que los Van der Poel, Evenepoel y otros que van muy rápido, como Peter hace diez años, tendrán que preguntarle cómo gestionar esta vorágine y salir vivo.

Por que Peter Sagan ha vivido varias vidas en diez primaveras, diez años que no se traducen en lo numérico de su palmarés, que es impresionante, y sí en todo lo que ha implicado, con sus salidas de todo, aquella azafata de Flandes, sus momentos de éxito, de frustración.

Inscríbete a las etapas de la Epic Gran Canaria, utiliza el código 2754CBBULN y te ahorras un 10% 

Decir que le han tomado la matrícula en muchas carreras sería quizá aventurarse mucho, pero las cosas no le resultan sencillas, siempre ha sido un ciclista marcado, por la mirada de muchos.

Ahora le toca gestionar la calidad de lo logrado, dejando de lado los registros que le hicieron eterno en carreras como California, Suiza o el mismo Tour, donde alicata paredes con maillots verdes.

SQR – GORE

 

En estos diez años Sagan pasó la historia con tres mundiales del tirón, y demostró que complicados son los jodidos monumentos, sólo dos en todo este tiempo.

En ellos lo mejor y peor de Peter Sagan, que si una cosa demostró es que sabe levantarse, sacudirse el polvo y seguir.

Hace cuatro o cinco años hablábamos de pólvora mojada, de hartazgo por tantas victorias.

Volvió y ganó de nuevo, dio que hablar, e hizo legión a su paso, el «saganismo» esa fe no escrita en sitio alguno que, mira por donde, mueve masas.

Si un corredor enciente la mirada es él, incluso en los momentos que le foco ya no le mira en exclusiva.

Por eso, siempre hay que contar con Peter Sagan, con todo lo que hace y dice, incluso cuando asegura que la carretera a veces le aburre, por que su mirada es la de muchos aficionados que ven esto con pasión, sin lentes ni nada similar, sin datos, ni pantallas de rendimiento y sólo con amor por el deporte más bello del mundo… eso al que Peter Sagan ha regalado los mejores momentos de su vida.

Los top cinco de la década ciclista

Mundial Innsbruck - Peter Sagan JoanSeguidor

Nibali, Froome, Gilbert, Sagan y Valverde son nuestros cinco nombres de la década ciclista

 

Aunque la teoría diga que la década empieza en un año que finaliza en cero, para nosotros este 2019 cierra una década ciclista que en nombres queremos retratar entre cinco artistas que nos han hecho soñar y disfrutar a partes iguales.

Una década ciclista que nos ha dejado, seguro, otros muchos protagonistas, pero que en el difícil ejercicio de elegir, hemos querido condensar en cinco corredores, los cinco más destacados de la década ciclista.

Y en esas que empezamos por el nombre cuya leyenda se rubrica en la carrera, nos guste o no, más trascendente de todas, el Tour.

Chris Froome ahora camina solo, con cuatro ediciones.

Por detrás sólo tiene a dos, Lemond y Thys, por delante le superan apellidos que saben a leyenda: Anquetil, Merckx, Hiinault e Indurain.

Sólo la mención de estos nombres, en pleno siglo XXI, ubica la gesta de Chris Froome, un campeón que ha corrido dos carreras, la propiamente dicha, con una palmarés elocuente (cuatro Tours, dos Vueltas y un Giro), y otra de sospechas, rumores y resultado adverso del que salió airoso más que nada porque la maquinaria legal de su Sky actuó con todo lo que tuvo a su alcance.

Tour de Francia - Mont Ventoux Froome JoanSeguidor

En la trayectoria de Chris Froome esa palabra tiene mucho que decir; Sky, en la década ciclista del Team Sky, Chris Froome, el ciclista posiblemente más anárquico, de inicio, menos elegante y más retorcido sobre la máquina ha sido el ariete del equipo más fino e incisivo de la historia del ciclismo «made in Sky».

El trompazo que se dio en el Dauphiné amenaza con apagar una historia que es de éxito y que a nuestro juicio marca parte sustancial de la década.

 

Le sigue a Chris Froome, el ciclista que aspira al 110% de lo que compite: Alejandro Valverde.

Cuando en los anales de este deporte se hable del murciano que sigue vigente en el umbral de los cuarenta se dirá que empezó la década con una suspensión de la que volvió y no sólo ganó, sin no que lo hizo con más brío y emoción y eso no suele ocurrir.

La Vuelta Valverde joanSeguidor

Alejandro Valverde no ha ganado una grande estos diez, años, lo hizo en el epílogo de la anterior, de la que fue también protagonista clave, pero ha ganado y emocionado a partes iguales, presente los diez-once meses de competición, marcando registros de leyenda en las Árdenas, pisando los podios de las tres grandes, siendo campeón del mundo.

Su plaza en la historia del ciclismo está fuera de toda duda.

Un día muchos podremos decir, yo he visto a Alejandro Valverde.

 

En la París-Niza de 2010, en una de esas jornadas que hielan sólo verlas por la televisión, surgió otro de los cinco nombres de la década ciclista.

Peter Sagan tuvo el éxito temprano pero ello no le restó un ápice de apetito, no quiso perderse nada por el camino y su omnipresencia en podios y carreras ha sido otra de las constantes.

Peter Sagan Paris-Roubaix JoanSeguidor

De ganador imberbe, de amasador de palmarés y registros literalmente vertiginosos a triple campeón del mundo, del tirón y seguido, con dos monumentos, sólo dos para todo lo que ha currado, que marcan con trazo grueso la leyenda de un eslovaco que hizo del triunfo un arte al abasto de muy pocos.

 

Pero no todo es cantidad y sí calidad, y en esa transición de grandes nombres un italiano de Sicilia toma el mando.

Hablar de Vincenzo Nibali es mentar un corredor sublime, un ciclista «self made» de abajo arriba, con los mimbres del mejor ciclismo del mundo, el italiano.

Vincenzo Nibali Milán-San Remo JoanSeguidor

Gusto por tenerlo todo, pero especialmente todo lo bueno.

Numéricamente su palmarés no es el más nutrido, repetimos, pero esas cuatro grandes que lucen en su bagaje, dos Giros más sendas Vueltas y Tour, hablan por sí solas, sobre todo cuando ha coincidido en tiempo con auténticos monstruos de la materia, de Contador a Froome.

Pero no contento con ello, Nibali lo aderezó con tres monumentos, haciéndose más único si cabe, como hemos dicho más de una vez, de culto.

En una década ciclista en la que Italia ha perdido peso en estrellas y equipos, él ha sido el contrapunto, el sostén de un ciclismo enorme.

Sólo le faltó una cosa, una medalla, si Río y aquella curva no se hubieran cruzado, posiblemente hablaríamos de un corredor irrepetible.

SQR – GORE

 

Flandes Philippe Gilbert JoanSeguidor

La lista se cierra con regusto gourmet.

Leemos que Philippe Gilbert ya trabaja en San Remo, sobre la misma ruta, porque quiere el quinto monumento, algo que sólo lograron tres antes que él en más de cien años de ciclismo.

Todos belgas, todos como Philippe, el coleccionista, el corredor que esta década ha sido campeón del mundo, ha ganado cuatro monumentos diferentes, etapas en las tres grandes y firmado una temporada, qué temporada, posiblemente la última gran campaña firmada por alguien equiparable a las campañas de Jalabert o Kelly, aquella de 2011, que fue tan buena, que nunca más se aproximó.

Aunque desaparecido en muchas ocasiones, el bueno de Philippe merece entrar en este listado tan caprichoso como subjetivo, un listado que seguro habrá cometido alguna injusticia, pero que retrata en cinco nombres una parte gruesa de lo que ha sido la década ciclista que nos deja.

Peter Sagan ya no es el ciclista dorado

Peter Sagan Tour JoanSeguidor

Otro año complicado para Peter Sagan

 

Hace un año, hace dos, hace tres, Peter Sagan formaría parte de cualquier listado top, los diez más cotizados, de la campaña que finaliza.

Esta vez no, Peter Sagan no es un cualquiera, su estrella brilla, su influencia se nota, pero de ahí a ponerle en ese pedestal hay un trecho.

Hablábamos hace un tiempo de Geraint Thomas, qué diferencia hay de ser primero a ser segundo, un abismo, no es un tema numérico, es un tema de percepción, de trascendencia.

Que la balanza caiga de tu lado, o del otro, varía el escenario drásticamente, de forma radical.

A veces no todo es ganar, es la calidad de lo que ganas, de cómo lo ganas.

Son formas de verlo, si Pinot y Alaphilippe han cambiado la percepción de muchos respecto a lo absurdo de un ciclismo teledirigido desde los coches hacia los puntos, otros como Van der Poel han trascendido como logros como esa Amstel a contrapié.

Ganar ganan muchos, hacerlo memorable es diferente.

Y Peter Sagan lo ha hecho memorable muchas veces.

 

Y eso le ha convertido en el ciclista dorado, el más grande y seguido de su tiempo, el más trascendente.

El mejor pagado también, incluso coincidiendo en tiempo con una leyenda de cuatro Tour como Chris Froome.

Incluso así, Peter Sagan brilla más que nadie.

Todos los portabicicletas de Cruz… 

Pero Peter Sagan no es lineal, su fama, su estrella también han tenido épocas valle, y el 2019 que se acaba está en ese renglón.

Un corredor al que le costó pillar la forma en su estación favorita, la primavera, que llegado a un punto encendía las luces rojas y se descolgaba, sin más.

Su mano a mano, dorsal uno a la espalda con Philippe Gilbert en el Carrefour, para quedar tieso en el siguiente tramo.

Las luces encendidas en Harelbeke, com cuando esas carreras de hace cuatro años en las que estaba hasta que, llegado un punto, dejaba de estar.

 

En el Mundial llegó posiblemente en el mejor momento del año, pero el Sagan que salta en las mismas narices de Cancellara, con Kwiato, para conquistar Flandes no apareció en todo el año.

En un Mundial en el que dosificar era clave -Van der Poel puede dar fe- Sagan llegó fortísimo para… ser quinto.

El Peter Sagan que anticipaba tampoco apareció, incluso con el arcoíris en ristre, siendo el más señalado, buscado y marcado.

Ser maillot verde en el Tour es algo que casi se le descuenta, igual que las victorias de Down Under, California o Suiza, victorias que abultan el palmarés pero no sacian la parroquia.

Y todo esto, en un Bora que no ha dependido de su brillo para sacar una temporada excelente con Bennett, Ackermann, Schachmann y Buchmann recuperando el brillo del ciclismo del antiguo Imperio Austro-húngaro.

Así las cosas, el panorama que se encuentra Peter Sagan, en su año «medio sabático», es muy diferente al de hace un año cuando era la «reina del baile», le crecen los enanos con esa pléyade de críos con hambre de todo y ya.

 

SQR – GORE

 

No es la primera vez que Peter Sagan transmite la sensación de pólvora mojada, ya se la vimos tiempo atrás, pero su exigencia no es poca, la presión de la marca que le paga generosamente, entiendo tampoco.

El año que viene inserta el Giro como novedad, no es poca cosa, tiene un recorrido ratonero que le puede venir bien, pero cabrá ver a qué renuncia, el mundial parece fuera de su radar, lo anuncian como el de Innsbruck, Tokio 2020 no le tendrá experimentando en BTT, le quedan los monumentos de su querida primavera y el Tour, donde se gusta, no será fácil encajar tal calendario para optar a todo lo que entra en sus piernas.

¿Se toma en serio Peter Sagan el Tour?

Peter Sagan Tour JoanSeguidor

Peter Sagan va camino de hacer historia en este Tour

El desayuno del lunes al son de las noticias viene con el titular de Mikel Landa y su ataque en el Tour y se rellena con la firma de un autógrafo de Peter Sagan en plena subida al Tourmalet

El hecho, que viniendo de Peter Sagan no tendría mayor trascendencia, reclama nuestra atención porque afirman que «Peter Sagan no se tomó muy en serio el Tourmalet«.

Esto que firma el propio Telediario de TVE podría pasar por normal entre mucha gente que no entiende de ciclismo, gran público que ve y cree lo que le dicen y puede concluir que en esa etapa un tipo apellidado Sagan se toma un relax en el Tourmalet.

Y no lo hace, realiza un ejercicio muy habitual entre los velocistas en este tipo de etapas, un trámite que es llegar a meta en tiempo para poder salir la siguiente etapa y seguir con el verde hasta París.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Nunca nos ha gustado la banalización de los ciclistas, de su esfuerzo y de esos «descansos» que según muchos se pegan en plena competición.

Así ven el Tour los críos del Kometa… 

Que ha habido veces en que los retrasos acumulados han sido sangrantes es cierto, pero que al mismo tiempo, esto ha ocurrido, ocurre y ocurrirá, pero decir que por eso no se toman en serio la carrera, aunque sea en una etapa puntual es, como dijimos de la primera etapa de los Pirineos, del todo injusto.

Lo que Peter Sagan hace en ciertos momentos, sobre todo en puertos de grandes vueltas, cuando circula a una minutada de los primeros, incluso hacer caballitos con la cabra en la Pau, despierta sensaciones de todo tipo, puede gustar más o menos, he leído de muchos, y son aficionados, que son payasadas indignas, otros lo justifican como mero pasatiempos y los terceros lo aplauden como necesario.

 

Yo me situaría entre los dos últimos grupos, porque si bien, la ortodoxia ciclista habla de sufrimiento, respeto y casi un silencio traído de una semana santa zamorana, lo cierto es que las cosas en este ciclismo nada tienen que ver con lo que aprendimos en nuestros primeros años.

Un tipo como Peter Sagan en el teatro del Tour firmándole un libro a un seguidor es un lujo viral que seguro Alaphilippe no logró el día que recuperó el amarillo escapado con Pinot.

Esto es así, y es cierto, triste, quizá, pero cierto.

Peter Sagan sabe que con esto y un tipo grabándole para ponerlo en redes hace marca, la suya personal, de su patrocinador y del ciclismo en general.

¿Qué deportista ha firmado un autógrafo a un aficionado durante una competición?

Peter Sagan lo puede decir.

 

Y aunque parezca mentira hace ciclismo, de otra manera, pero lo hace.

De hecho Bora creo que ha renovado el patrocinio con el equipo para un tiempo, lo mismo que la marca de bicicletas que provee al corredor.

Le ven filón y recorrido.

SQR – GORE

 

Pero es que mientras Sagan no descuida lo deportivo.

Le cuesta más ganar, dirán algunos, nos ha jodido, es que está en todos los fregados, corre todo el año y está ahí.

Domina el maillot verde que pasea por las montañas de Francia con holgura y ya ha abierto la cuenta de etapas.

Peter Sagan es un «show» pero también competitivo.

Este año puede marcar récords en el maillot verde del Tour y concursará por ser el primer ciclista en la historia en ganar cuatro mundiales. 

Que este tío no cobra el pastizal que recibe por ganar o disputar, también por meter la marca por cualquier canal que le sea potable, y hacer esto lo propicia.

No será el ciclismo de nuestros abuelos, pero es que ya no estamos en tiempos de nuestros abuelos.

Hoy otros valores entran en juego y se hace caja de otra manera.

Mirad a Sagan y lo entenderéis.

Imagen: © BORA – hansgrohe / Bettiniphoto