¿Sobrevivirá el ciclismo en un futuro sin prensa?

Peter Sagan JoanSeguidor

La escasa cobertura del ciclismo por parte de la prensa hace temer un futuro complicado

LDB_Berria 1024×140

No a corto y medio plazo, pero quizás en un futuro no muy lejano, el ciclismo de competición, junto a otros deportes, puede morir por inanición.

Y estoy hablando de este país que es España.

Podéis pensar que qué demonios estoy diciendo, que si me he vuelto loco por escribir esta afirmación.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Pues no, amigos, sé muy bien de lo que hablo y creo, en efecto, que si no “alimentamos” el ciclismo profesional, la tendencia puede ser que nos encontremos, de aquí a no demasiados años, en un escenario distópico en el que muy pocos aficionados acudan a las cunetas de nuestras carreteras a contemplar a sus ídolos.

¿Por qué pienso de este modo?

A ver, no voy a culpar a los políticos, que podría ser el recurso fácil y recurrente de que ellos son los culpables de (casi) todo lo malo que ocurre dentro de nuestras fronteras, pero sí lo voy a hacer atacando a algunos mal llamados “medios de comunicación deportivos” por su claro sesgo no sólo del ciclismo (salvo cuando les conviene llamar la atención y por temas que ya todos conocemos), sino también hacia otros deportes.

Pirinexus 300×250

 

Está claro que la falta de ese soporte competitivo en las páginas de muchos de estos periódicos de tirada nacional, tan necesario para asegurar una amplia base de aficionados que aporten garantía de futuro, puede tener efectos devastadores a largo término.

Sin esos ecos deportivos que tanto necesita el ciclismo será difícil llamar la atención a futuros aficionados en edades tempranas.

 

Ya lo dice el refrán: “lo que no se conoce, difícilmente te puede interesar”.

Porque… ¿cuándo surgen las pasiones en nuestra vida?

Nuestras aficiones, hobbies, todo aquello que nos gusta de manera vehemente es porque nos ha dejado huella indeleble y nos ha marcado para siempre desde nuestra más tierna infancia y hasta pasada nuestra adolescencia.

 

Estamos de acuerdo ¿verdad?

Hoy en día el ciclismo lo tiene más complicado que en el pasado para crear afición entre los más jóvenes, sobre todo teniendo en cuenta la oferta tan amplia que disponen de actividades para escoger.

Eso los más activos, porque hay muchos que les cuesta el simple hecho de levantar el culo, clavado al sofá de su casa, porque están jugando con su videoconsola o viendo series de Netflix.

En esto hay que reconocer que al ciclismo le han salido duros competidores en llamar la atención de los más pequeños.

SQR – GORE

 

Esto es así y es innegable.

Sólo tenemos que preguntarnos, entre nosotros, nuestros amigos o compañeros de grupeta, de qué manera nos aficionamos a este sufrido deporte.

Muchos responderán que fue en esa fase de sus vidas en la que aparecen los ídolos: de Bahamontes a Contador, pasando por Ocaña, Perico Delgado o Induráin, claro.

Cambrils Square Agosto

 

Todos los que hoy en día seguimos el ciclismo profesional, y que además lo practicamos de manera cicloturista, seguro que forjamos nuestro ferviente interés, simpatía, afecto, apego y amor por este deporte, siguiendo a nuestros héroes cercanos, a esos gigantes de la carretera o esos esforzados de la ruta, que tenían un gran eco entre los medios hace tan sólo apenas un par de décadas.

Naturalmente que seguimos contando con grandísimos ciclistas, pero es cierto que la repercusión que tienen está mucho más diluida que hace 20 años.

Si aún tenemos alguna duda, podemos hacer recuento de pruebas ciclistas que han desaparecido de nuestro calendario nacional.

No hace falta que dé nombres ¿verdad?

Todos conocemos alguna carrera que se ha dejado de organizar, muy a nuestro pesar, por muchos motivos, principalmente económicos, claro está.

Y de un tiempo a esta parte el goteo sigue imparable.

Así es la primera Girona Grave Ride 

¿Hasta cuándo?

Y sin embargo, afortunadamente, los fines de semana nuestras carreteras se siguen llenando de cicloturistas y las marchas agotan en pocas horas sus inscripciones, aunque yo pienso que la edad de los participantes está aumentando con el paso de los años.

Como ya hemos comentado alguna vez, quizás ya no sea “deporte para jóvenes”.

Por este motivo, todos los responsables que forman parte de la gran familia del ciclismo, sobre todo en este país, y en darle la máxima difusión como los diferentes medios de comunicación, harían bien en preocuparse por mantener un tejido competitivo próximo a la afición, porque aunque hayan cambiado mucho las cosas de un tiempo a esta parte, ésta seguirá siendo la quinta esencia, el elixir de la vida, de este sacrificado deporte.

Foto: Diario As

Eso que llaman «prensa deportiva»

La demoledora confesión de Danilo Di Luca a raíz de un libro que apunta muy alto en las ventas ha corrido este domingo de Lieja por las portadas de varios diarios. Es curioso ver el trato de una noticia y otra, me refiero a la de las manifestaciones del italiano frente al trato que merece la clásica que ganó Wouter Poels en medio de un infierno helado.

Una vez más tenemos un clavo, largo, hondo e hiriente en el ataúd de nuestra llamada prensa deportiva, la misma que languidece en estado shock por una crisis que dijeron publicitaria, a causa de la economía, pero que tiene mucho que ver con su política editorial, sesgada, mediatizada y cargada de mala baba para quienes poco o nada pueden defenderse, en este caso los ciclistas y su colectivo. Hace poco un colega de un gran medio deportivo me habló de su redacción o lo que es lo mismo, un solar de gente que copia y pega y maltrata el idioma.

Este pantallazo es del diario Marca esta tarde de domingo a esto de las siete y media, así son las cosas, el destacado ciclista del día para Di Luca, lo otro, las putas migajas para Poels, porque ellos lo valen. Desconozco qué trato le dieron a Valverde y su histórica Flecha, no acostumbro a ver estas cosas, y si las miro es porque alguien me las pasa por WhatsApp.

1

Me apena escribir así, de verdad, siempre he dicho que si un sitio como éste pequeño, humilde y unipersonal tiene cierto eco es por demérito de lo que se llama prensa tradicional, aunque si me permitís, me arrogaré algo de mérito, a raíz de la muestras de cariño y fidelidad que me mostráis y las lecturas que me brindáis.

Sobre lo que dice Di Luca, pues nada nuevo bajo el sol. Yo no pondré en cuarentena frases como el entrecomillado que sigue:

Mentimos a la familia, a la pareja, a los periodistas, a los masajistas, a los mecánicos, incluso a otros corredores»

Sin embargo sí cuestiono que se diga esto cuando no hay nada que perder, con el pescado vendido y con un libro en ciernes cuya venta te asegure una vida cómoda aunque sin excesivos lujos. Allá él…