Cuando dijimos que el Giro es largo…

Giro de Italia carapaz JoanSeguidor

El Giro de Italia presenta el mejor escenario en la semana decisiva

Las tres semanas son otra cosa.

A veces nos preguntamos por la esencia del ciclismo.

¿Grandes o clásicas?

¿Pequeños sorbos o atracón?

El ciclismo no tiene término medio, es una cosa u otra.

Nosotros no nos desdecimos, las clásicas son ciclismo a partido único, sin guardar, sin compasión.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Pero hay veces que las grades cumplen las expectativas, y el Giro de Italia no suele fallar.

Es una carrera, la carrera de tres semanas por excelencia, cada vez más, ajeno a su envoltorio, por como se corre y se compite.

¿Cuántas veces vemos la maglia rosa escapada?

En el Giro de Italia es raro que no ocurra porque la carrera obliga, se mueve todo en un filo, están todos cerca, aunque parezca lejos, y lejos, aunque los estén viendo.

Es una carrera como un acordeón, en las subidas y bajadas hacia el Lago de Como, Primoz Roglic los tuvo a tocar, se le fueron, los cogió y se le volvieron a ir.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Por eso cuando, presos de la exhibición del rodillo esloveno, muchos ya le atribuían la maglia rosa que se entregará en la arena veronés, dijimos: «Esto es largo…»

Por eso las tres semanas es otra cosa, es una ruleta, un casino que se dice en Italia.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Primoz Roglic es un tipo frío, un témpano, cuyo rostro no hace mueca ni en las peores situaciones.

Ni siquiera en las curvas del Lago di Como, un capricho de la naturaleza que abruma por la belleza de sus montañas, por el azul de su agua, por unas nubes bajas que tintan de onírico el lugar.

La carrera de Primoz Roglic en este Giro está siendo una montaña, con su subida y punto álgido y un descenso que presenta curvas y complicaciones.

 

Se sabía que Vincenzo Nibali querría sacarle brillo a la versión «Giro» de Il Lombardia

Richard Carapaz, que va sin cadena, era consciente y no le dio un centímetro cuando el siciliano atacó.

Y ahí empezó todo, ahí empezaron a caer caretas.

Roglic no acostumbra a salir a los ataques secos, pero es que esta vez ni siquiera recortaba cuando se puso en «modo Sky» a recuperar.

La salida de carretera del descenso anuncia que al esloveno le corre sangre por las venas y es sangre que empieza a calentarse.

Siguiendo con los símiles de casino, acabará haciendo un «doble o nada» y posiblemente se lleve alguien por delante.

 

Su ventaja se ha esfumado y el contador corre al revés.

Roglic tiene a Nibali más cerca y a Carapaz más lejos

Creo que entre estos dos y el esloveno estará el podio.

Y lo que anuncian Nibali y Carapaz es una cantinela que nos gusta, un ritmo que sigues con chasquido de los dedos, acompasado pero vibrante.

SQR – GORE

 

Vincenzo Nibali es un corredor de época 

El ciclista que ganó cuatro grandes entre el Team Sky y Alberto Contador, eso traducido en carrera significa que lo que espera a sus rivales es un infierno de ataques, trampas y demás movimientos que harán de la próxima la semana más larga de sus vidas.

Richard Carapaz vuela

Es un corredor que camina por todos juntos, no bajó como Nibali, pero le cazó tirando, en primera persona, en el llano previo a meta.

Y ya tiene a Roglic cerca del minuto.

Cambrils Square Agosto

 

Luego está el resto.

Rafal Majka que está aunque parezca lo contrario y Mikel Landa, quien dice respetar a Carapaz, pero…

Lo visto en un momento de Civiglio, el líder delante, el alavés tirando atrás, una vez neutralizado su ataque demuestra que Landa, por mucho que Carapaz sea líder, quiere seguir vivo en la pelea.

En breve, La Cerdanya Cycle Tour cambia su precio 

Y lo está, aunque recuperar tres minutos sea para muy machos, demasiado.

Seis etapas, el tappone sin el Gavia, la crono y tres complejas.

El Giro se va a descansar con el mejor preámbulo posible.

Si Roglic es sospechoso, que se demuestre

Giro Primoz Roglic JoanSeguidor

El dominio de Roglic en el Giro tiene quienes meten mierda

A veces nos preguntamos quiénes son los principales enemigos del ciclismo.

Y pensamos en aquellos desaprensivos que dan un positivo como una catedral porque desde hace tiempo se empezaron a convivir en el límite de todo hasta que, llegado el día, te acabas cayendo.

También en los que, con un pasado turbio y enredado, se meten a gestionar jóvenes.

Como el caso de Danilo Hondo con los sub 23 suizos.

Es como meter a la zorra a cuidad el gallinero.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Pero también están los bocazas, aquellos que acusan por sensaciones, por ventoleras y corrientes.

Aquellos que llevados, no sabemos por qué, lanzan sospechas, cargan las tintas y no tienen mejor cosa que hacer que sembrar dudas sobre la honorabilidad de alguien, que en definitiva es la integridad del ciclismo.

Recuerdo el año pasado cuando a George Bennett le preguntaron por la hazaña de Crhis Froome en Finestre.

«He did Landis» dijo, y se quedó haciendo rodillo, como si la acusación, gravísima, nada tuviera que ver con él.

SQR – Cerdanya Cycle

 

George Bennett es corredor del Jumbo, igual que Primoz Roglic, ahora mismo el gran favorito para ganar el Giro de Italia.

Lo cierto es que el dominio de Primoz Rogloc levanta todo tipo de sospechas, comentarios y admiraciones.

No es un ciclista que deje indiferente, parece ajeno al esfuerzo y dolor, es contundente y hace oro todo lo que toca.

Su dominio no tiene fisuras, al menos en apariencia, pues cuando se le aprieta sufre como cualquiera, y lo ha demostrado.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y ese dominio levanta sospechas, al menos en una persona que fue compañero suyo hasta el último día de su carrera deportiva.

Porque Stef Clement se retiró en el Tour de Romandía que Primoz Roglic ganó en un mano a mano tremendo a Egan Bernal.

Que Clement fuera mejor o peor ciclista no es relevante, aunque si se nos permite, admirábamos mucho su forma de rodar en el arte de la contrarreloj.

Lo relevante es que para Clement todo lo que ocurre con Primoz Roglic antes y durante el Giro de Italia es sospechoso.

 

Clement habla de un compañero, porque fue un compañero de profesión y de equipo hasta el mismo día de su retirada, aquella lluviosa jornada con final en Ginebra.

Clement ve todo sospechoso en Roglic y el equipo como nunca lo dijo cuando se debía a ellos.

Si los desaprensivos que se dopan son un cáncer para el ciclismo, los que divulgan mierda de este deporte no merecen un adjetivo menos cruel.

 

¿Qué sentido tiene que Clement diga esto de Roglic?

Como cuando Wellens puso fino a Valverde.

Las cualidades del Suunto 9 

Lanzar porquería de esta manera no es ayudar el ciclismo, es torpedearlo, y lo que es peor es disparar sobre la línea de flotación sobre un sistema que no será perfecto, pero que al menos pone las bases de una justicia que pretende ser eso, justa.

SQR – GORE

 

El ciclismo no merece ser puesto en la picota cada poco por aquellos que vivieron de él.

Si Stef Clement tiene pruebas, que cargue contra Roglic y su equipo, pero que cargue de verdad, acusando, denunciando y probando su comportamiento.

Tirreno adriatico Primoz Roglic JoanSeguidor

Cambrils Square Agosto

 

Primoz Roglic JoanSeguidor

Claro que nos parece alucinante cómo va Roglic y esas diferencias que si las estudiamos son fruto de caídas y cortes en la primera semana de carrera sumados a las dos cronos.

Roglic ha estado siempre adelante, incluso ha sufrido una caída que aguantó con humor.

Su progresión es meteórica, como otras muchas que vemos en este ciclismo más controlado, más científico y más medido.

Quien crea que el ciclismo no merece la pena ¿para qué lo ve?

Giro: ¿Tan importante es el equipo para Primoz Roglic?

Giro Primoz Roglic equipo JoanSeguidor

¿Por qué creemos que el equipo no puede ser decisivo para que Roglic gane el Giro?

Llegados a este punto de Giro de Italia, la matraca es incesante.

Todos ven en el equipo el punto débil de Primoz Roglic, todos ven alianzas, negras conspiraciones a su alrededor, urdidas a escondidas y con malévolas intenciones, todos…

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Sin embargo, aunque el equipo es importante para ganar una grande, la experiencia reciente nos demuestra que no lo es tanto.

Al menos en lo que a Giro y Vuelta se refiere, y no tanto en el Tour, donde todos echamos mano del manual Sky-Inesos, para agarrarnos a esa certeza.

Desde tiempos de Miguel Indurain, cuando ganaba el Giro contra Chiapucci y Chioccioli, se oía hablar de la «Santa Alianza», una suerte de contubernio tejido para relegar un líder más poderoso en el mano a mano.

También se hablaban de componendas entre Chiapucci y Bugno.

También los colombianos las proclaman cada poco entre los suyos.

Desde esos tiempos, llevamos oyendo eso, pero al final, a efectos prácticos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El ciclismo es una suerte de corriente de fluidos en los que las cosas corren y pasan, y los huecos se llenan, aunque sea por pura inercia y teoría de la gravedad.

Primoz Roglic no tiene el mejor equipo de la carrera, pero no es seguro que en caso de haberlo tenido habría de estar más seguro

Perdió un corredor prometedor y fuerte como Laurens De Plus, su mejor aliado en el UAE Tour, pero a parte del belga el Jumbo Visma se está destacando por una temporada muy completa en todos los terrenos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sé que hablar de Dunkerque y el dominio ejercido puede sonar trilero, pero es que es cierto, los amarillos este año otra cosa no, pero motivados van un rato, y eficaces lo son también.

Claro que es importante tener un buen equipo alrededor, pero fiarlo todo a la debilidad del equipo y las oleadas de ataques que se prevén en la gran montaña es simplificar el mensaje

El Giro no está concluido por mil motivos y el equipo del hombre más fuerte puede ser una razón más, pero no el clavo ardiendo al que agarrarse.

 

Cuando Primoz Roglic pase por problemas en alguna etapa, que los pasará, porque no es infalible, quizá haya quien le solvente la plana, porque en este ciclismo que premia el puestómetro siempre hay alguien dispuesto a tirar por ti, cuando tú no puedes dar la cara.

Lo demostró Tom Dumoulin hace un par de años con un bloque mucho más justito que el de Roglic.

El neerlandés ganó entre el Movistar de Nairo y el Bahrain de Nibali.

 

Tom Dumoulin demostró que siempre tenía uno para tirar que no llevara la zamarra de su equipo, porque sencillamente le interesaba como la líder que los ataques no prosperaran.

Los puntos UCI, el cansancio extremo, lo que sea hará que Primoz Roglic solvente las papeletas que no le solucionen en su equipo.

Nacex te lleva la bicicleta donde le digas 

Y en caso de duda, siempre tendrá a Movistar, especialista en tirar cuando en tren ha pasado y el caballo ganador va por delante y con ventaja.

Diría más, que el Movistar tenga su preciada clasificación por equipos en juego seguro que le puede sacar las castañas del fuego al capo esloveno.

SQR – GORE

 

Sea como fuere, como leemos aquí, las otras dos veces que San Marino señaló sendos líderes fuertes en mitad de carrera estos acabaron claudicando

¿Casualidad?

No lo sabemos: Roberto Visentini acabaría cediendo ante la «traición» de su compañero Stephen Roche y Pavel Tonkov, diez años después, dorsal uno a la espalda, cómo iba el ruso ese año, acabó cediendo la maglia rosa a Ivan Gotti.

Cambrils Square Agosto

 

El Jumbo Visma perdió el Giro a 48 horas del final hace tres años cuando Vincenzo Nibali propició el error de Stven Kruijswijk pero la misma estructura pudo ganar con Denis Menchov hace diez años, con los colores del Rabobank y un susto de cortar el aliento en las mismas calles de Roma, cuando Menchov se fue al suelo con unos kilómetros por delante.

El ciclismo, su historia es rica y variada, con todo tipo de desenlaces, pero la experiencia es más juguetona, y echando mano de lo más castizo, el «hasta el rabo…» vale más que nunca tanto como que «la liebre salta cuando menos te lo imagines».

Primoz Roglic y su equipo seguro que son muy conscientes de ello

Imagen: FB Giro d´ Italia

Giro: La república independiente de Primoz Roglic

Giro Primoz Roglic JoanSeguidor

Es complicado pensar que el Giro se le escape a Primoz Roglic, pero…

En San Marino se asienta la república más antigua del mundo.

Un sitio indómito escarpado, no muy alto, pero sí violento, que emerge de la llanura entre Rimini e Imola, por donde trepan viñas y corre el buen vino de sangiovese, la tinta italiana que seguro habrá corrido en la mesa del Jumbo Visma, pues su hombre fuerte, en el primer tercio del Giro, domina con una autoridad que antes de la crono se pensaba sólida y que una vez pasada parece infranqueable.

Como aquellos indómitos que se instalaron en la falta del monte Titán.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

San Marino, ese recodo que se mantuvo al margen de lo que le rodea, que supo pervivir al tiempo y a los tiempos, contra todo pronóstico, en medio de ciudades estado, de una unificación que no fue hace tanto tiempo…

En sus murallas se erige el orgullo de Primoz Roglic

Porque San Marino es la metáfora a la que se agarra Roglic para pensar que el Giro no se le puede escapar.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Hará bien o mal, yo creo que lo segundo, si piensa que ya lo tiene, sin embargo eso no quita que estamos ante un corredor de esos que intimidan antes, durante y después de la competición.

Primoz Roglic corrió a dos velocidades, porque la ocasión lo solicitaba, y le valió como si hubiese planteado la crono en modo lineal.

Las curvas, la generosa lluvia le invitaron a ser prudente.

¿Habría ganado a Campenaerts en otras circunstancias?

No creo que ni resulte relevante la cuestión.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El campeón europeo de la modalidad se lo puso lo complicado que la situación exigió al coco esloveno.

Porque el objetivo de la etapa podía o no caer, el varapalo a los rivales no se podía obviar.

La Girona Gravel Ride abre la puerta al ciclismo de caminos en la Sea Otter 

Primoz Roglic sabe que en el golpe de efecto, en teatro que le rodea le va su suerte.

Las diferencias son buenas, muy buenas, casi óptimas.

 

Es muy complicado pensar en ciertos nombres para ganar este Giro y eso pesa en la mesa.

Estamos con una semana de competición y las diferencias parecen de tres.

O muy audaz es Mikel Landa, o creemos que su Giro será el que sea, pero muy complicado pensar que con la general de objetivo de fondo.

Landa está a casi cinco minutos, una barbaridad, un mundo que deberá hacerle reflexionar: ¿qué le pasa siempre para acabar así?

Queda mucho, sí, pero ese #FreeLanda que proclamó, por ejemplo, cuando el tocó trabajar para Froome ni se le ve, ni se le espera.

Jugar a la heroica puede resultar, pero la ruleta que se impone para Movistar excede lo que el equipo ha demostrado este tiempo.

 

Si hasta un gregario excelso y generoso, que además fue cuarto en un Giro, como Andrey Amador puede ser mejor baza.

Por no hablar de Richard Carapaz.

Empezamos por Landa, porque lo hacemos por el final, porque subiendo la mirada, omitiendo a Esteban Chaves, tocó su techo en 2016, Miguel Ángel López vuelve a estar donde no quería estar al inicio de la carrera, donde ha estado otras tantas veces, en posición de remontar si la seguridad que la victoria en el Giro pueda ser un objetivo realista.

En Monells la Ciclobrava tiene su avituallamiento medieval

A Miguel Ángel López entre las cronos y percances varios, siempre le surge algo que le lastra y por encima de los cuatro minutos tendrá que echar mano de un Astana, por otro lado, inspirado y con opciones de hacerlo bien si Pello Bilbao impone la regularidad que emerge cuando otros naufragan.

SQR – GORE

 

Roglic, Landa, López,… sin embargo quien tiene que salir de San Marino tocado es Simon Yates, el inglés de lengua de plata que ha cuajado la peor crono de su carrera en el momento más inoportuno.

Cuando el crono marcaba a Simon Yates tres minutos por encima de Primoz Roglic pensamos en un espejismo, en un mal sueño para un ciclista que no puede permitirse estas cosas cuando opta a ganar el Giro de Italia.

Simon Yates va a tener que afilar el ingenio, buscar en el recorrido, atacar donde nadie ataca y tomar los riesgos que el año pasado quizá no debió afrontar.

Cambrils Square Agosto

 

Que el inglés ante tan descolgado es una excelente noticia para lo que ha de venir.

La carretera es sabia, por eso, y pone elementos que distorsionan por medio, ciclistas que no son top, pero…

Caso de Bauke Mollema y Rafal Majka.

En el caso del neerlandés el ciclismo saldaría con justicia la fortuna que siempre le ha faltado al del Trek.

Y por último, y no menos importante, el ciclista que creo le hace perder el sueño a Roglic, Vincenzo Nibali, el superviviente, el corredor que siempre nada, mira adelante, no se amedrenta y seguro que le pondrá en un aprieto.

Lo dijimos en la partida de Bolonia, que le pregunte Roglic a su compañero Kruijswijk qué es correr con Nibali echando el aliento por detrás.

Primoz Roglic es el capo, pero queda Giro, dos tercios nada menos y la carrera encara rumbo a Piamonte y Lombardía.

Imagen: FB de Giro d´ltalia

 

 

El Giro y Roglic, esto es muy largo

Giro Italia Roglic JoanSeguidor

El resultado de Roglic en el arranque del Giro no sorprende, pero sí las diferencias

Bolonia, gastronomía, universidad, pórticos…

La ciudad roja, en el corazón de la Emilia, la Romagna está yendo hacia el Adriático, color terroso por donde corre la sabiduría, como en la rosada Salamanca, en la que reina un esloveno que corre a cubierto.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Una contrarreloj de esas que no se estilan, un prólogo atípico, llano y dos kilómetros por el teatro porticado de San Luca, el alto de Emilia, una ascensión violenta, dura, en la que cada año, cuando las hojas empiezan a caer, pervive una de las carreras más bellas de la sesión.

Pero esta vez era el Giro, el Giro de Italia la fiesta que concitaba en Bolonia y su basílica ahí a lo alto, todas las miradas.

Unas miradas que rápido se asombraron por la «performance» de Primoz Roglic, un corredor que mete miedo…

SQR – Cerdanya Cycle

 

La contrarreloj que abrió el Giro de Italia de 2019 ha puesto de relieve lo que nos esperábamos.

Ahora mismo nadie rueda como Primoz Roglic, quien nos remitió a esos tiempos en los que, en una igualdad lacerante, llegaba uno y reventaba la escena.

Los motivos para apostar por Suunto

Tiempos mortales de Miguel Indurain, de Jan Ullrich y todos esos que llegaban a meta mucho antes que la media de los rivales, dejando por sentando que, en este terreno, no hay nadie como ellos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una contrarreloj atípica en todo, hasta en el curioso orden de salida que adoptaron los favoritos.

Cuando Simon Yates tomó la salida habían pasado dos horas y media desde la exhibición de Primoz Roglic sobre todos, principalmente sobre Tom Dumoulin, quien llega corto, sobre el papel, y casi de incógnito.

Ciertamente, lo que firmó el neerlandés no estaba sobre lo previsto, que no sólo fue distanciado por Roglic, también por Vincenzo Nibali, quien transmite unas sensaciones que creo la gente no valora lo suficiente, y Miguel Ángel López.

 

El Giro que espera a Mikel Landa

Fuera o no del top 6 de los favoritos, con la ausencia de Egan Bernal, Mikel Landa ha empezado con pie cambiado.

Hasta los más adeptos a la causa lo admite: «Un tiempo excesivo«.

Agarrarse a que en el Acebo estuvo espléndido, contra rivales muy alejados al nivel del Giro, es tan ingenuo como querer sepultar sus opciones de inicio.

 

Mikel Landa, sin el foco de otras veces, puede hacerlo lo bien que muchos no esperan, si lo que quiere es despistar, lo está haciendo bien, pero una crono que no le iba mal del todo no tendría que haber tenido este desenlace

Landa es la cruz de la salida boloñesa, la ciudad que abre un Giro que no admite otro pronóstico más allá de Primoz Roglic.

Ni siquiera Simon Yates, quien se proclamó favorito en los prolegómenos de la carrera.

SQR – GORE

 

El inglés es una baza sólida, como lo parecía el año pasado hasta tres días del final.

Todos sabemos lo que pasó.

Pues esto es largo, e incluso tedioso para quien se vacía en el empeño antes de vislumbrar el final.

Cambrils Square Agosto

 

Como demostró Coppi, «el mañana también existe» y en el juego de historias cruzadas veremos que todo es mucho más complicado que una contrarreloj y punto.

Que Steven Kruijswik le explique a Roglic cómo Nibali le minó y minó hasta hacerle fallar en el descenso del Agnello.

O que Adam Yates le diga a Simon cómo descolgar a Roglic, por mucho que éste parezca perfecto.

El Giro, tres semanas, veinte etapas y miles circunstancias… queda todo por delante.

Imagen: FB Giro d´ Italia

 

 

 

 

 

 

Giro: El problema de Primoz Roglic es su tremenda forma

Giro Primoz Roglic JoanSeguidor

No se nos ocurre uno más favorito para el Giro que Primoz Roglic pero…

Hay en la historia del ciclismo, corredores de todo pelaje y forma.

En el caso de Primoz Roglic tenemos esa estirpe de ciclistas que corren a base de noquear el contrario, a consumir su fe, a no dejar resquicio.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

El esloveno de nariz afilada es el principal favorito de todas las apuestas del Giro de Italia y desde el minuto uno ya lo pone sobre la mesa con esas diferencias en San Luca.

Lo es, pues, en base a números y sensaciones.

No se esconde…

Ser certero en vueltas por etapas no es sencillo, se necesita una alquimia de suerte, forma y estrategia que por eso las hacen tan codiciadas.

Primoz Roglic llega al Giro de Italia con el ratio de efectividad intacto

Primoz Roglic metía miedo sin haber empezado aún la carrera y lidera con ella saliendo de Bolonia.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Cualquiera, en cualquier pronóstico se jugaría sus cuartos a un corredor que aúna UAE Tour, Tirreno y Romandía, siendo éstas las únicas vueltas en las que ha tomado parte.

El salto que ha dado este año no es sorpresa, entronca directamente la línea ascendente del pasado, y que en el futuro inmediato no atisba techo.

No es sólo que gane, que lo gana todo, es cómo gana.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Es frío, certero, contundente, guante de seda para puño de hierro.

Deja hacer al resto, en Romandía lo vimos, hasta que ve presa y no la suelta.

Primoz Roglic hace de la crono virtud y encaja en la montaña, hasta el punto que si no le dejas sabes que fulmina en la llegada.

 

Su forma de correr es curiosa, no entra al trapo, deja hacer, no va con él, pero cuando huele el arco no conoce a nadie.

A veces, incluso, que deja hacer tanto, que parece hasta pasar por un mal momento.

No son muchos los que se precian de haberle dejado atrás en una subida.

Quizá Simon debería preguntarle a Adam Yates cómo lo logró en la Tirreno-Adriático, porque en ella Primoz Roglic sí que caminó por el filo-filo, cerca incluso de perder la carrera ante un rival sobre el papel inferior.

 

Incluso recordamos Arrate, por el tramo duro, con la Itzulia sentenciada, cuando Landa-Nairo le sacaron de rueda.

Fueron momentos puntuales, debilidad mal disimulada que sin embargo no le privó de sacar la cabeza y acabar ganando.

Así es La Cerdanya para el ciclista 

SQR – GORE

 

El perfil de Primoz Roglic para este Giro de Italia es de máximo favorito justo antes de que la carrera parta desde la Piazza Maggiore de Bolonia.

Esa es la situación actual.

Habrá qué ver cuánto le dura o cuánto hace durar la primera maglia rosa.

Pero la contundencia de sus aspiraciones es tal, que cuesta creer que no vaya a pasar por un mal momento en ningún instante.

Cambrils Square Agosto

 

El Giro es traicionero y goloso

Lo primero porque los malos momentos llegan, no avisan, te golpean y noquean: dos en uno.

Lo segundo porque no es sencillo abstraerse de la carrera, del entorno, un síndrome de Stendhal que abruma por la belleza de la carrera, tanta que te sientes en deuda con ella.

Simon Yates admitió que quizá ahí, en la generosidad que exhibió el año pasado estuvo la clave de su derrumbe el día que Chris Froome cambió el signo de la carrera.

 

Primoz Roglic tiene un recorrido a su medida, la experiencia del Tour del año pasado, que aguantó delante las tres semanas, y la excelencia de su manejo de carrera.

Pero ese estado de forma abrumador es ideal para que otros se sacudan la responsabilidad, eso que en el fondo gusta que te den, pero en la justa medida, no sea que implique un desgaste innecesario.

Es el primer aspirante a vestirse de rosa en las rampas de San Luca y un par de cronos de esas que son reliquias en este deporte, la de San Marino, también final en subida, y la accidentada final de Verona, entrada en la Arena.

Por medio esas jornadas en las que le gusta demostrar que es el más fuerte si llegan en grupo, pero donde seguramente le pongan al límite.

Por que Roglic aguanta y aguanta hasta que, llegado un punto de combustión, se queda sin avisar, sin que su cuerpo diera atisbo de debilidad, sin gesto de dolor.

Es así, sin más, Primoz Roglic, tan efectivo, tan contundente, como indescifrable.

Primoz Roglic es el gran favorito pero… esto es el Giro

Imagen: FB de Tirreno Adriatico

 

 

 

Esta Tirreno tuvo más de un rey

Tirreno adriatico Primoz Roglic JoanSeguidor

Rara vez la Tirreno-Adriático decepciona, porque Italia es el país hecho por y para el ciclismo

Reza el eslogan de la Tirreno-Adriático: «Due mari, un solo Re».

Lo que viene a ser: «Dos mares, un rey».

Eso dice el claim de la carrera, siete días después podemos decir que sí, esta Tirreno la ha ganado uno, el gran favorito, Primoz Roglic, pero que ha compartido corona con varias cabezas.

LDB_Berria 1024×140

 

Si el paseo de París a Niza tuvo viento, abanicos, una crono y un rush final eléctrico, la carrera que convive con la francesa, la Tirreno, no le fue a la zaga en espectáculo.

La Tirreno de 2019 se presentaba sin grandes cimas, sin Teriminillo nevado, ni cuestas decisivas, y sin embargo diluyó el espectáculo en siete de días de ciclismo pasión que nos deja, como decimos varios reyes.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

A saber…

Primoz Roglic es uno de los ciclistas más fiables del pelotón

Era el favorito número uno, le contemplan varias vueltas del mismo formato, en Emiratos ya se alzó con elt triunfo y para más inri tenía un recorrido a su favor.

Aunque en la crono inicial no estuvo el Jumbo a la altura del Mitchelton, Roglic navegó por la Toscana y las Marcas con el suficiente tino como llegar vivo a la crono final.

Pirinexus 300×250

 

El principal problema que ofrece Roglic a sus rivales es la solvencia que transmite su forma de correr.

Parece robótico, no titubea, no vacila, pero si algo hay que intentar con el esloveno es ser persistente.

Como esa lluvia fina que no moja, pero cala, como Nairo y Landa le hicieron en Arrate el año pasado, como Adam Yates demostró hacerle en la llegada de Recanati.

 

El inglés es merecidamente consorte de la corona de los dos mares, porque el que algunos llamarán «hermano malo» se ha quedado a puertas de ganar una World Tour por menos de un segundo.

Ojo que Simon puede decir lo mismo de Marc Soler.

Adam Yates no tiene el cartel de su hermano pero es un ciclista que destila la misma ambición y certeza en cada movimiento que realiza.

 

El Yates que sí estará en el Tour no ha tocado techo, por mucho que nos fijemos en el otro, y esta Tirreno puede ser el punto de partida para algo más.

Una carrera que nos deja el fin de semana fantástico de Astana, el equipo que gana al mismo tiempo cosas por las que suspira medio pelotón.

Aquí y allí, en Niza, en la bota itálica, si Alexei Lutsenko salió airoso de sus percances ante los capos, Jakob Fuglsang es ese ciclista de momentos, de instantes mágicos y escapadas memorables, como la que le dio el triunfo y la renta para el podio.

El danés es uno de los corredores más en forma de la primavera ciclista.

SQR – GORE

 

Luego están los killers.

Deceuninck y ese corredor tocado por las hadas que es Julian Alaphilippe.

Ojo con lo que leemos de Sagan aquí: toca la moral en el pelotón que los azules se lo lleven todo, bien sean los oscuros, el Deceuninck, o los celestes, es decir el Astana.

Cambrils Square Agosto

 

En el Deceuninck no hay otra opción que ganar lo que se precie, no se descarta nada, nada sobra, todo interesa.

Su duelo con el Astana amenaza por sacar la mitad de los equipos de la foto.

En la Ciclobrava, Sant Grau os abrirá las ventanas al mar

La Tirreno-Adriático tuvo, ya veis varios reyes, y momentos surrealistas: el accidente del Bora en la salida, el perro que casi provoca una desgracia entre los Mitchelton y el podio que quiere vestir a Roglic con los colores del Mitchelton.

Italia es bella, y la primavera ya ha empezado oficialmente.

El sábado más.

Imagen tomada de FB de Tirreno Adriatico 

¿A quién os recuerda Primoz Roglic?

Primoz Roglic JoanSeguidor

De Primoz Roglic nos gusta la solvencia que transmite

Gravel Ride SQR – 300×250

Hay ciclistas en el tiempo que quedan en la memoria, por lo que sea, por un día en particular, por una pose, un triunfo, la lectura de carrera…

Por mil motivos.

En la actualidad hay un corredor que marca terreno y no hace prisioneros, que destila esa impronta, que marca ese sello que permanece en el subconsciente.

Pirinexus 300×250

Es Primoz Roglic, y su forma de hacer es de esas que marca

Nos recuerda a esos corredores que, sin titubeo alguno, secan las opciones de los rivales casi por asfixia.

Un ciclista angulado, certero, eficaz, de rostro imperturbable y unas piernas que son mazas que golpean el pedal.

 

Ciclistas que exigen a los rivales, desde el maltrato a la mecánica de su máquina.

Primoz Roglic, esloveno, garante de una generación de ciclistas que hará de ese país punta de lanza del ciclismo mundial en los años que han de venir, está en esa situación.

Recordamos la salida del Giro 2016 de los Países Bajos y lo justo que ganó Dumoulin aquel prólogo.

Luego la crono por el Chianti, la subida al Galibier de hace dos años, cobrándose las opciones de Contador.

Recordamos eso, pero también la solvencia que exhibió en la Itzulia frente a Nairo y Landa el año pasado.

La forma de contener a Julian Alaphilippe en las cuestas euskaldunas.

El repaso que Roglic les dio en la crono y luego Romandía, ante un Bernal desatado.

Mov_Gore

Y el Tour, qué Tour, una comunión perfecta con Kruijswijk: Primoz Roglic estuvo en el podio hasta que Froome se empeñó en apearle en la crono de Iparralde.

Ojo al nivel y por donde camina.

Tras verle ganar el UAE Tour, frente al sempiterno Valverde, entrando a rueda de Caleb Ewan en la presa, rodando a mil por hora en la crono por equipos y machacando en la llegada más existente, Primoz Roglic es la vida imagen del poder en la carretera, la seguridad, la solvenci.

No esperéis grandes exhibiciones, ni abalorios, va a por la victoria en línea recta.

Su atractivo está en esa eficacia.

Si Primoz Roglic fuera un equipo sería fútbol vertical, de rompe y rasga

Dos, tres golpes, a lo sumo, y luego a mantener.

Y eso también es ciclismo, como el que nos dieron excelentes ciclistas que nos recuerdan al esloveno, como el de Denis Menchov, como el de Jan Ullrich, y sobre todos, como el de Andreas Kloden,

Porque ese alemán tan lagunar sería el mejor espejo para explicar las sensaciones que nos transmite el esloveno que vino de los saltos de esquí.

«Cuando me dijeron probar una bicicleta eléctrica, fruncí el ceño» 

Su ciclismo no es de cartón piedra, no busca complacer, más allá de lo necesario, quiere el triunfo, va directo y con una seguridad que quisiéramos nosotros en la vida.

Y cuando lo tiene, lo disfruta y comparte.

Y es ahí donde Primoz Roglic nos tiene ganados.

Imagen tomada de FB del UAE Tour