El aire que necesita Alexander Kristoff

Kristoff wins Prudential Ride London

Había estos meses un ciclista que necesitaba oxígeno, un corredor que era la bomba en las llegadas no hace tanto, que tiene grandes triunfos, hasta un San Remo y un Flandes,… un corredor que se llama Alexander Kristoff, un tipo que sprinta feo pero efectivo, desgarbado, de aire portuario, noruego, duro, rudo, que tuerce el gesto, hasta el casco cuando lo da todo.

Para Kristoff las cosas no ruedan bien este año. No hace tanto era asiduo a la victoria, recuerdo su semana santa de hace un par de años, ganaba por defecto. Tiempos buenos en Katusha, tiempos de Purito aún, y la explosión de Ilnur Zakarin. Tiempos, buenos tiempos, que bebían de la época de Konyshev y Tchimil.

De ellos nació el gran Katusha que fue un equipo temido y respetado durante varias temporadas. De ese Katusha que tuvo un buen puñado de españoles, del cual se descuelga ahora Angel Vicioso, que se retira.

Hoy Katusha es un proyecto a dos mares, ruso en esencia, alemán en gestión. Alpecin se sumó al carro y las cosas poco o nada tienen que ver a hace tres y cuatro años. Si hasta se dice que Marcel Kittel pondrá su pelazo a favor del champú que revitaliza el cabello.

Y claro Kristoff está en medio, con el casillero muy vacío e insinuaciones varias desde el staff del equipo. Insinuaciones que hacían referencia a su peso, pero que tengo claro que se fundamentan en el bagaje. Kristoff concluyó el Tour a cero, algo que ocurre en una amplia mayoría del pelotón, pero en su caso alarmantemente fuera del concurso de las victorias, un poco como Bouhanni. Ninguno de los dos estuvo realmente cerca, si no era Kittel, Démare, también Sagan mientas estuvo, incluso Matthews y Boasson Hagen.

De todo eso parte la importancia que tiene el triunfo de Kristoff en Londres, una clásica de recién creación que es fruto del empuje del emergente mercado británico. Ojo que la juventud de la cita no la despoja de su categoría de World Tour y de un escenario –Sant James Park, Admiral, The Mall y Trafalgar- que rivaliza con la grandeza parisina.

Kristoff ganó a Cort, que seguramente estará en la Vuelta, y a Matthews, aumentando su hilo de honor en una temporada aciagada, que él acertará a explicar qué pasó, aunque mucho me temo que sus complicidades no sean las mejores, ni tanto en el equipo, como en su círculo próximo.

Con todo mirad los últimos kilómetros de la Ride London, mirad el rodar de Stuyven y Trentin, lo que curra el grupo ara cogerles y el sprint en sentido contrario al que Vinokourov ganó un oro olímpico a Uran. Es la cuña del nuevo ciclismo, de los emergentes y UK, tras tener campeones y equipo, quiere ahora también calendario al máximo nivel.

Imagen tomada de FB Team Katusha Alpecin

INFO

¡La Semana Knight Composites en la Bkool Summer Cup os trae un regalo espectacular!

La igualdad que reclama el ciclismo femenino

Esta mañana leí esta noticia con interés. El próximo PrudentialRide de Londres igualará los premios entre sus carreras masculinas y femeninas, es decir 100.000 euros para cada categoría, una decisión novedosa que va muy en la linea de lo que otras veces hemos defendido en este mal anillado cuaderno, que el ciclismo y la bicicleta entre las mujeres es el próximo gran reto de la industria, con un potencial enorme y muchas posibilidades sobre la mesa.

A este respecto la excorredora, técnico de la Federació Catalana de Ciclisme y buena amiga, Marta Vilajosana nos ha escrito lo que sigue:

Caray ¡muy buena noticia! Veo que la cosa se anima y este año con la creación del World Tour femenino esto va a ir a más. Si no me equivoco, el Tour de Qatar ya tenia unos premios femeninos muy altos, no recuerdo pero si llegó a igualar.

La participación femenina va en aumento año tras año. Era lógico que si en una carrera de 200 hombres el premio era X, en una carrera de 50 mujeres el premio fuese una tercera parte de X. Pero ahora en todas las pruebas WT ya se aseguran una participación entre 120-180 mujeres, y eso  hace que los organizadores se animen a igualar premios.

Yo creo que el ciclismo femenino ha demostrado que esta ahí, ha ido creciendo y ahora poco a poco verá recompensado su esfuerzo, entre todas se ha echo posible, primero hay que demostrar, sembrar y recoger. Nunca he estado de acuerdo con las mujeres que se quejaban nada más llegar al mundo del ciclismo y quizás no competían ni uno o dos años para luego desaparecer ante las que hemos estado más de 20 años compitiendo haciendo crecer este deporte y demostrando poco a poco que va a más, aunque ahora las que suben puedan disfrutar de esos premios.

Yo gané una etapa en el Giro con 180 mujeres y ¿sabéis cuál fue mi premio? 500 euros por ganar una etapa del Giro que reparti con todas mis compañeras, cuando un hombre eran creo recordar se llevaba unos 8.000 euros por etapa.

Por eso me alegro mucho al ver estas noticias, y comprobar que el ciclismo femenino ya no es nada raro, poco a poco es igual al masculino porque se sufre igual, se entrena igual, y una mujer es mucho mas metodica en los entrenos. 

Mira la industria de la bici para mujeres. Nosotras tenemos otra linea y otro estilo encima de la bicicleta. Invertir en las mujeres es buena iniciativa. El ejemplo lo tienes en Giant, formo la marca Live para mujeres que no deja de ser Giant, no sólo en bicis también en ropa y complementos y es la marca número uno mundial en ventas. No sé si gracias a las mujeres pero algo tendrá qué ver y mucho más, ahora que hay mas mujeres en bici.

INFO

Para llevar tu bici y bártulos en el coche