Remco Evenepoel: la humildad debe venir de serie

Remco Evenepoel Yorkshire JoanSeguidor

A veces Remco Evenepoel olvida que esconder sensaciones forma parte del juego

En la historia de la precocidad ciclista Remco Evenepoel se ha hecho un hueco, rápido y sin disimulo, podríamos incluso decir sin necesidad de sacar los codos, los mares se han abierto a un talento tremendo, abrumador, en un corredor que viene con la lección aprendida de casa.

Pero esa fuerza que muestra en la carretera, que perpetúa en la cada palabra que dice, demuestra que en el camino ha dejado valores tan importantes en un deporte que es viejo y de viejos.

Remco Evenepoel nos recuerda, ya nos permitiréis la comparación, al Anakin Skywalker de Star Wars, haciendo gala de de su poder, sacándolo en toda declaración, apuntando maneras.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

«Trabajo para que mi debut en una grande sea especial. He realizado algunos test recientemente y he visto que mis números han subido, incluso más. No estoy trabajando a tope, porque el pico de forma debe llegar en el momento oportuno y quiero darlo todo cada día en el Giro»

Esto que dice en Cyclingnews es la última píldora de un corredor que viene a toda velocidad a ganarlo, o intentar ganar todo, olvidando que en este negocio hay convencionalismos que el tiempo acaba imponiendo.

El ciclismo es un poco como la vida, la metáfora de un día arriba y otro abajo, Remco Evenepoel ha vivido algún día malo, pero casi todo han sido flores.

Nadie le regala nada, es obvio, la obsesión por hacerlo lo mejor posible marca su vida, sus palabras en ese sentido son transparentes, pero ojo, que la modestia es tan importante como el agua que llena los bidones de los corredores.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Hablar de poder, de números es bonito en este ciclismo contemporáneo, algo deshumanizado y carente a veces de alma, pero hacerlo con esa contundencia, presentarse en la salida de un Giro aplazado con veinte años y decir que vas a luchar por él, con gente experimentada como Carapaz, Nibali o el propio Soler suena fuerte.

Suena a que este chaval que nos atenaza cuando le vemos por la tele castigar rivales en ocasiones se olvida de una más que necesaria humildad.

En el ciclismo eres todo, te estrellas, por lo que sea, y pasas al olvido de otros muchos, que mire por ejemplo como leyendas del estilo de Sagan o Kwiatkowski privilegian un buen dinero antes que la gloria deportiva, por que ésta puede volar en cualquier momento, en cualquier mal paso.

Que aprenda también de talentos precoces pero pacientes como Pogacar o Bernal, que no pronuncian palabra más alta que la anterior, porque están en medio de una manada de lobos.

Remco Evenpoel es el prodigio que estamos viendo, pero la historia está llena de fenómenos que fueron tan efímeros como gloriosos, convendría tomara nota, y que la humildad que se le supone a cada gran deportista nunca le abandone.

Gore 400×100 MArzo2020

Vuelta Algarve: La marcianada de Remco Evenepoel

Remco-Evenepoel-Volta-ao-Algarve-Stage-2-Victory---_Tim-De-Waele---Getty-Images JoanSeguidor

La Volta Algarve que firma de Remco Evenepoel es de manual

 

Cabría revisar libros, por que hasta donde nuestra memoria alcanza lo de Remco Evenepoel en Algarve va camino de perpetuarse en los anales.

La conclusión de la vuelta lusa ha sido con esa corno de cada año en Lagoa, zona estival, preciosa, precipitada sobre el Atlántico que golpe filos verticales sobre los que asoman blancas casas.

La crono de este año podría tener cierto atractivo pues no dejaba de ser una réplica de febrero de lo que veremos en Tokio, dentro de medio año.

 

Una nómina que tenia al campeón del mundo, Rohan Dennis, Geraint Thomas, Stephan Küng y Remco Evenepoel.

Salvo Primoz Roglic y veremos su Tom Dumoulin no se me ocurren muchos más favoritos.

Si no yerro en el pronóstico Filippo Ganna estará pendiente de la pista.

Así las cosas, la crono ha caído en manos de Remco Evenepoel, ahí está.

Y esto no es cualquier cosa, no es San Juan, donde cimentó su triunfo en la crono, ni la victoria en el europeo, ni siquiera la crono del mundial.

Esto era jugarse los cuartos con el amarillo en ristre, acoplado a esa pequeña espalda que mueve como un diapasón hacia los límites que él quiera dibujarse.

Remco Evenepoel firma victorias contra el reloj a los veinte años, las hace de líder, gestiona el talento, su talento, pero también la presión.

Viene con los deberes hechos.

 

Dos vueltas, dos triunfos, decían que la temporada empieza con París-Niza, con la antigua Het Volk, pero quienes sigan pensado así se han perdido un triunfo total, redondo, entre otras cosas, el firmado por Remco Evenepoel en Algarve.

Una victoria que empezó en alto, ganando a lo Purito, atacando en las vallas delante de killers en la materia como Dan Martin, que no será eterno pero impone, y Max Schachmann, un especialista en la modalidad.

La llegada es tremenda, el arranque, como mantiene el hueco y el golpe final, cuando veía que el alemán le adelantaba.

En Malhao, el registro fue austero, gestión de esfuerzos, de días concatenados delante.

No entró al trapo, se quedó en segunda línea, no le dio el aire en toda la subida, ¿qué digo? en toda la jornada.

Manual de estilo perfecto, esto exhibe Remco Evenepoel, veinte añitos, tiernos, no hace ni un mes que los cumplió y anda así.

Da miedo.

Imagen: ©Tim De Waele / Getty Images

¿Hay machismo en el periodismo ciclista?

Puertos de Guadarrama - Pelotón JoanSeguidor

Una historia de machismo en periodismo ciclista en pleno siglo XXI

 

¿Una historia de machismo en el periodismo ciclista?

¿En pleno siglo XXI?

No sé si habéis leído esta historia, la que ha popularizado Sophie Smith, periodista en medios británicos y australianos, en la Vuelta a San Juan cuando tomaron esta foto a Belén Mendiguren entrevistando a Remco Evenepoel…

La situación se volvió incómoda cuando Sven Spoormakers se preguntó por su hacía frío en Argentina, abriendo el cajón de mierda….

machismo periodismo ciclista JoanSeguidor

El nivel es deplorable y poco creo que tenga que ver con el ciclismo y con lo que pasó en la carrera de Argentina, la verdad.

Es poner el foco donde creo que nunca tendría que ponerse.

 

El periodista belga puede pensar mil cosas, pero preguntase por su hacía frío durante la carrera no creo que esté entre sus cometidos en su diario, cuyo emblema veremos mucho estos días en las clásicas belgas.

Sinceramente, ante una periodista vestida así cada uno que piense lo que quiera, pero no creo que las redes sean el sitio para expresarlo.

Hoy leemos esta crónica de la periodista sobre lo ocurrido en San Juan…

SQR – GORE

 

Como ella alude en algún momento, cualquiera que tenga madre, hermana o hija debería recapacitar sobre lo sucedido.

La guerra en la que entra Sven es sencillamente inmolarse porque no creo que su cometido sea ese.

En todo caso, la periodista tendrá quien le diga cómo hacer las cosas, no otro de fuera.

En todo caso lo que Sophie escribe es triste más cuando le asisten casi diez años de profesión en el periodismo ciclista.

Admite algo que nos podemos creer, comentarios desde muy joven, la simplificación de la mujer, comentarios que son prueba fehaciente de que hay machismo en el periodismo ciclista, al menos entre unos cuantos.

Comentarios que admite que al principio pasaba de ellos, pero que con el tiempo la han cargado lo suficiente como para no callarse.

Hace bien.

La Girona Gravel Ride abre inscripciones en breve 

Sinceramente que la periodista vista como le venga en gana, como cada uno puede pensar lo que le plazca, pero en la intimidad, si despierta la caspa que aún pervive en el periodismo machista y ciclista, perfecto, problema de ellos.

Todos pensaremos lo que creamos oportuno -nos pareció ridículo que quitaran las azafatas de algunas ceremonias, y no por ello nos vemos babeando al pie del podio-, lo que pensamos es aún coto de nuestra libertad, otra cosa es cacarear como una gallina lo que te parezca esa foto o el momento.

Algunos parecen que progresan, pero al revés.

¿Nos hemos vuelto locos con Remco Evenepoel?

Remco Evenepoel JoanSeguidor

A veces creemos que todo lo que genera Remco Evenepoel no es real

 

En la primera etapa de la Vuelta a San Juan Remco Evenepoel abrió su segunda campaña en profesionales.

Hace trece meses era un juvenil, casi imberbe, con poco tiempo en el ciclismo, recién venido del fútbol, y hoy es una de las estrellas del pelotón,

Estrella sí.

Pero ojo que estrella combina con estrellado y en esa primera etapa de San Juan, Remco Evenepoel se fue al suelo.

Leemos que cayó al lado de Oscar Sevilla.

Desconozco si Remco sabe de la historia de Sevilla, corredor que le dobla la edad, y un poquito más, que hace veinte años era también el niño bonito del ciclismo español, que en aquel momento era lo mismo que decir que mundial.

 

Oscar Sevilla podría explicarle a este fenómeno las vueltas que da la vida, y por ende el ciclismo.

Es obvio que a Remco Evenepoel no todos los días le salen perfectos, no todo el monte es orégano, pero que hasta la fecha el viento lo lleva de cola, todos lo vemos.

Las cosas no salen gratis, ni caen por gracia divina, al chaval se le ve currante, entusiasmado, enchufado, pero ¿cómo gestionará la segura adversidad que surge en el ciclismo?

SQR – GORE

 

Pero esa velocidad, esas ganas por tenerlo todo y ya, asustan.

Philippe Gilbert admitió que Evenepoel le pareció un bocazas el día que puso el pie en el Deceuninck.

Con el tiempo enmendó la plana y dijo haberse equivocado.

Al chaval se le ven maneras de liderazgo, y lo que dicen algunos veteranos sobre las nuevas hornadas tiene toda su razón en este corredor.

Llegan preparados, son pros desde juveniles y con ganas de mando.

A ello se le añaden unas declaraciones que casi desde el minuto uno sonaron a bravuconadas que, hasta la fecha, ha demostrado que no eran tales.

Él sigue con la misma estrategia, Tokio 2020, el Giro de Italia,… objetivos que cualquiera firmaría, cualquiera con años en el gremio, los proclama un crío de 20 años.

Casi nada.

Si Pogacar y Bernal prefieren ir haciendo, creciendo rápido pero sin alzar la voz, Remco Evenepoel se carga él solito de presión y la saca adelante.

¿Cómo gestionará la adversidad?

¿Para cuánto le dará la cuerda?

Esto es largo, mucho, el espejo lo tuvo en ese ciclista que le dobla la edad y cayó al lado suyo.

Oscar Sevilla podría explicarle cómo se las gastan en este mundillo, amable por fuera, terrible por dentro.

Y eso es largo.

Imagen: ©Sigfrid Eggers

#Esenciales2020 La generación ciclista que no espera

Generacion ciclista Tadeg Pogacar JoanSeguidor

Esta generación ciclista viene aprendida, pero ¿cuánto durará?

 

En relación a la nueva generación ciclista que ha irrumpido, hay un reportaje en el Procyling de noviembre que retrata la realidad de este ciclismo que no entiende de los tiempos que otrora fueran la biblia del buen campeón.

Ese ciclismo que vemos hoy, es un ciclismo de críos, auténticos imberbes que han tomado el mando a las primeras de cambio.

¿Cuánto tiempo perpetuarán su progresión?

Cabrá verlo, pero los números no fallan.

La generación del 82, la de Gilbert, Valverde, Boonen, Cancellara… triunfó rápido, pero no a las primeras de cambio.

Ya lo vimos, duraron mucho, algunos siguen en ello.

La generación del 90, la de Nairo, Kwiato, Sagan, Pinot… también, pero como los que vinieron antes, con calma.

 

Dando un salto en el tiempo, yéndonos al final de los noventa, las cosas van a otro ritmo.

Una cadencia infernal que Remco Evenepoel, Tadeg Pogacar y Egan Bernal parecen dispuestos a sostener mucho tiempo

De Bernal ya hemos hablado largo y tendido. 

Egan Bernal Tour JoanSeguidor

En ese mismo artículo de Procycling, la curva de edad de los ganadores del Tour de Francia dibuja la franja que va de los 27 a los 32 como la más propicia.

Es una estadística hecha de los últimos cincuenta años, los 28 y 29 años son los más proclives para dominar Francia.

SQR – GORE

 

El margen que se le adivina a Egan Bernal es tremendo, más con esa ambición sorda que imprime, habla poco, trabaja mucho.

Lo mismo podríamos decir de Tadeg Pogacar, que debutará en este Tour, para ver si puede prolongar ese podio y tres etapas que se llevó de la Vuelta.

Colombiano y esloveno son dos puntas del triángulo, otra cosa es Remco Evenepoel, a quien poco menos que se le pide la luna.

Si hay cierta condescendencia con los dos primeros, el belga es la niña bonita del ciclismo actual, una celebridad a los 19 años.

La ironía que se marca en ese tweet es la realidad.

Leemos que corrió sus primeras carreras en juveniles en 2017, en tres años es estrella del World Tour, todo parece tan descabellado.

Su debut en el Giro de Italia es casi más sonado que el concurso de quienes seguramente sean grandes favoritos.

Esencia de Girona, eso es la Ciclobrava 

El año pasado por estas fechas, Egan Bernal estaba previsto para el Giro, no hubo ni la mitad de ruido.

Pero a Evenepoel le mola el circo, y se crece, que «si quiero ganar ataco, y no me escondo» y esas cosas de las que, esperamos, no sea prisionero un día.

Aunque omitido muchas veces, también recordemos que el campeón del mundo, que se llama Mads Pedersen va por los veintitrés, que otros como Van der Poel y Van Aert se han adaptado a las mil maravillas.

Y es que el ciclismo éste no es como el de antaño, grandes salidas, tez curtida, años y años dedicados a aprender, todo eso quedó en el almanaque, hoy los ciclistas juveniles vienen aprendidos de casa, con técnicos, técnicas y otros saberes que les equiparan a sus grandes.

Cabrá ver si esta nueva forma de hacer tiene recorrido, irrumpir, han irrumpido, que lo alarguen es otra cuestión.

Las victorias de Evenepoel y Van der Poel que no computan en el palmarés

Remco Evenepoel JoanSeguidor

Los premios de deportista del año a Evenepoel y Van der Poel son oxígeno para el ciclismo

 

El ciclismo no es un deporte pródigo en galardones generalistas… hasta que llegaron corredores como Remco Evenepoel y Mathieu Van der Poel.

Al primero le está valiendo su precocidad para reventar registros dentro y fuera del ciclismo.

Si lo que hizo en la Clásica de San Sebastián levantó la admiración general y abrió los libros de historia del ciclismo por el principio, dejando constancia del triunfo más joven jamás visto en el máximo nivel, ahora su figura trasciende siendo nombrado deportista del año en Bélgica.

Ojo que esta distinción le llega en los mejores momentos, en mucho tiempo, de los «diablos rojos», una selección futbolera que da gusto ver jugar.

 

En los Países Bajos, la explosión de Mathieu Van der Poel sigue los mismos parámetros. 

Cuando ganó la Amstel Gold Race de esa manera, sencillamente emocionando, dimos cuenta de la presencia de Mathieu Van der Poel en espacios generalistas, ajenos al ciclismo.

Su remontada en la gran carrera del Limburgo fue pasto de los grandes soportes ¡incluso aquí, a este lado de los Pirineos! y eso no se lo agradeceremos nunca lo suficiente.

SQR – GORE

 

Si lo que nos trae esta nueva generación son reconocimientos en los que el ciclismo no pasaba si quiera de puntillas, bienvenida sea, lo que está claro es que tanto Evenepoel como Van der Poel no han hecho más que empezar, y si su ejemplo, y el de sus países cundiera en otros sitios, fomentando una cultura eminentemente deportiva, mejor nos iría.

Por de pronto estos críos lo que logran es una cosa, emocionar, y eso es un bien muy escaso en nuestro ciclismo, donde muchas veces lees «no corro para el espectador y sí para el resultado» omitiendo que una victoria que llegue a la «patata» tiene un valor doble o triple, y eso el mecenas también lo agradece cuando pasa cuentas a la pasta que deposita en el deporte más bello del mundo.

Imagen: Tim-De-Waele—Getty-Images

#Top2019 ¿Cómo lo explicar lo de Remco Evenepoel?

Remco Evenepoel Yorkshire JoanSeguidor

Remco Evenepoel no vino a aprender porque llegó aprendido de casa

 

Ese pequeño belga llamado Remco Evenepoel, pequeño en edad, reducido en tamaño, ha llegado para cambiar el ciclismo.

Suena contundente, pero es así, el ciclismo mueve el foco, cambia el paradigma y reformula el algoritmo con gente como Evenepoel.

Antes, el ciclismo que mamamos de cuna, un chaval de 19 años, primero que era un sub 23, luego que si pisaba el profesionalismo, su cometido era aprender, aprender y aprender.

No es que Remco Evenepoel no siga aprendiendo, esto lo hace hasta Alejandro Valverde, es que Remco Evenepoel viene con mucho de casa, aprendido y de serie, y eso que lleva en el ADN se trenza con un hambre, unas ganas feroces para ser ahora mismo, desde ya, que acaba de empezar, podríamos decir, el foco de atención.

 

La historia de 2019 se escribe en parte de su puño y letra, por formar parte de esa generación en la que un puñado de imberbes asaltó las más altas esferas.

Un hecho explica su temporada, la primera en el World Tour.

Un hecho que se plasmará en unos meses, cuando los mejores ciclistas del mundo asalten la crono olímpica de Tokio.

Ya tenemos la nueva Belador Hybrid de Berria 

Mientras Campenaerts, De Plus, Lampaert y hasta De Gendt, el aventurero por las montañas turolenses, reclaman su plaza en la selección belga, una plaza que les da acceso además al fondo, Remco Evenepoel parte como fijo por su título de campeón de Europa.

Un hecho que habla de eso, de lo avanzados que lleva los deberes este niño que esconde las emociones no sin dificultad.

El título europeo formó parte de ese agosto en el que demostró que, para él, a priori ni la edad, ni su condición de advenedizo no le marcan límites.

 

Otro momento, una caza, una persecución, cuando Andrei Amador le persiguió camino de San Sebastián y declaró imposible cazarle, cuando Evenepoel se había quedado anteriormente, volvió al grupo y acabó atacando para ganar, antes incluso de afrontar las rampas que llevan hasta el mismo Igueldo.

Así se las gasta el nene, así se colgó una medalla de plata en la crono del mundial de Yorkshire, superado sólo por un corredor en plenitud física como Rohan Dennis.

Si el año que nos ocupa se asombra por lo que hicieron Pogacar, Bernal y compañía, ¿qué pensar de Remco Evenepoel?

Pues que cada cosa que hace, cada proyección que realizamos de su futuro nos asusta, sólo pensar qué puede ser.

Asistimos a tiempos apasionantes, este belga que ama las grandes vueltas tiene su parte de culpa, ahora le queda poner el pie en una de ellas.

No hemos visto nada igual antes, esto sólo pinta a sentarse y disfrutar.

Tokio 2020: El rompecabezas de la selección belga

Greg Van Avermaet ganando el oro olímpico

La selección belga tiene muchos candidatos para tan pocas plazas en Tokio 2020

Ojo la que se avecina en la selección belga con vistas a Tokio 2020.

La consecución de dos ciclistas para la contrarreloj se va a convertir en una auténtica lucha fraticida donde no hay sitio para todos y menos para todo el talento que emerge desde la celeste.

Remco Evenepoel tiene la plaza segura por ser campeón europeo. 

Es decir el niño le ha tomado la delantera a un pelotón de especialistas que deja la medida del nivel que ahora mismo tiene Bélgica en esta modalidad.

 

El siguiente en Tokio 2020 saldrá de una lista que incluye a Victor Campenaerts, Wout Van Aert, Yves Lampaert y Laurent De Plus.

El primero, Campenaerts, lleva el récord de la hora tatuado en la frente, es un ciclista que para pruebas de este tipo supone una garantía, con podios en mundiales y títulos continentales.

Juega en su contra el nivel que pueda tener en la ruta, pues el croner que va a Tokio va a tener que competir en ambas carreras.

Wout Van Aert sería sobre el papel el favorito, porque ya ha demostrado que es capaz de ganar en cronos y el gran fondo no es problema, aunque Tokio 2020 no es sólo gran fondo y sí mucho desnivel.

Su recuperación es una cuenta atrás, una gota malaya para volver a estar ahí.

 

Luego viene Yves Lampaert, un ciclista que sólo puedes querer, sin más.

Tiene la virtud de estar siempre presente, en todos los meollos, y en la crono se le conocen buenos resultados.

Como a Campenaerts la ruta parece excesiva para él, más teniendo en cuenta que con cinco ciclistas se necesita hilar muy fino en la selección.

De Plus no parece el mejor posicionado para la crono, pero llegado el momento, la ruta puede venirle bien.

Nacex: la bicicleta a donde quieras

El rompecabezas no acaba ahí.

En el fondo, al margen de los dos croners, Remco Evenepoel entraría seguro, hay otro fijo: Greg Van Avermaet, el campeón de Río.

Quedan por tanto dos plazas y buenos elementos.

 

Para algunos el fijo debería ser Dylan Teuns, quien ha dado un salto de calidad importante este año.

Y añadirle un quinto que saldría entre Tiesj Benoot y Tim Wellens.

Bendito problema: de la cantidad sale la calidad, se dice, pero aquí hay ambas cosas y la selección belga ya ha sido partícipe de historias digamos que interesantes en este sentido.

Será bonito ver qué resulta de todo ello…