La quimera del ciclocross en España

Pasada una semana del mundial, vistos los resultados de la temporada, la confección de la selección española para Zolder y la no presencia de Aitor Hernández en el mundial, creo que es momento de valorar lo que podemos esperar de esta bella disciplina en España los próximos años.

Por un lado, existe una conciencia unánime de que la modalidad va muy bien, viento en popa, y aunque en parte es cierto (Kevin el otro día nos habló de una interesante cifra de cadetes en los Campeonatos de España) no deja de ser patente que el nivel de inscripciones tiene mucho que ver con categorías no de competitivas, categorías master, que dejan dinero pero que no son carne de mundiales o Copas del Mundo, que es donde se juega la suerte de la modalidad.

Dicho esto, el otro día recibí un mensaje de Josep Betalú invitándome a ver su muro de FB y el mensaje que dejó en torno a la modalidad. Josep, quienes no lo conozcáis, es un tipo que le gusta el ciclismo desde la médula, conoce todas las modalidades y ha corrido mundo, mucho mundo. Josep centra su discurso en la no presencia mundialista de Aitor Hernández, quien declinó estar presente en este mal anillado cuaderno, y lo que cuesta ser pro en este mundillo de ciclocross.

Todo lo que escribió Betalú, hasta el desglose que hace de los presupuestos tiene su lógica, es más, el milagro de ser pro en ciclocross y en España reviste ahora incluso más mérito que antes de leer esas líneas. Chapeau a los cuatro o cinco que lo han logrado, que entiendo que serán Aitor, Larrinaga, no sé si Ismael Esteban y poco más.

Dicho esto, viene la segunda parte. El seleccionador nacional, Pascual Monparler, e incluso nuestra firma invitada hace unos días, Kevin Suárez, han hablado de que hay que seguir invirtiendo en la base, que cosas como las de Felipe Orts, histórico sexto puesto en el Mundial, no tendrán continuidad si no hay apuesta por parte de la federación y los estamentos. Aunque tiene razón en lo que dicen, convendría ver a dónde conduce apostar por el ciclocross en España, porque hablamos de una modalidad totalmente “amateurizada”, salvo contadas excepciones, que encima, para más inri no es olímpica, cosa que en España es un lastre.

Tenemos sobre la mesa muchos casos en ese sentido, no necesariamente de ciclocross, por ejemplo el de Airan Fernández, cuando fue campeón de Europa de americana en pista, no tuvo nada más allá de una palmaditasaludos a Albert Torres y Sebastián Mora– porque la americana no es olímpica. Esa es la realidad, y hoy el ciclista de Terrassa no se dedica a la pista, o no con la intensidad de antes, porque no hay camino.

Con todo, apostar por la base es bonito, es obligación de la federación y sus técnicos, pero hay que hacerlo desde la sinceridad y hablando con claridad de lo que implica meterse en un mundo donde la recompensa no está clara. Es más a la técnica, a la estrategia, a la postura sobre la bici, a todas las lecciones que les impartiría, añadiría un curso de cómo hacer rentable su carrera, a título individual, muy individual, porque quizá así puedan acabar diciendo que han vivido de esto, como los pocos que lo han logrado a este lado de los Pirineos.

Imagen tomada de www.elpeloton.net

INFO

Nacex Promo o como llevar tu bici al fin del mundo sin cargar con ella 

Este antidopaje no es una ruina, es una desgracia

Cuando entró en la presidencia de la Real Federación Española de Ciclismo, José Luis López Cerrón advirtió que la cosa no iba a ser fácil. Conocido mundialmente por ser el proveedor cárnico de Alberto Contador en aquella infausta segunda jornada de descanso del Tour de Francia, el corredor luego director de equipo y finalmente organizador, acabó cerrando el círculo de su trayectoria vinculada al ciclismo en el peor momento de la historia del ente que rige la suerte de nuestro deporte.

En este cuaderno de anillado informe, varios han sido los testimonios que hablan de la parquedad en las arcas de la española al tiempo que admiten que ahora el trabajo va a ser si cabe cien veces más penoso, pues la indisposición de medios será la tónica. En este artículo publicado hace unos días en El País, López Cerrón se desfoga con Carlos Arribas.

El relato del actual presidente es ya de ciencia ficción. Si hace un año, sólo uno, nos dicen que los chavales del mundial de ciclocross se lo tendrían que pagar ellos y que parte del combinado del mundial de pista, ídem, habríamos flipado en todos los colores. Hubo un tiempo en que España vio cosas así, y volvemos a ello, aunque quizá con más dolor, pues venimos de épocas de abundancia.

José Antonio Escuredo nos explicó hace poco cómo funcionó la llegada de David Muntaner a un Mundial donde no estaba entre los siete convocados. Siete era la cifra que la RFEC podía permitirse pagar. El seleccionador escribe los nombres, prioriza y quién no pueda ser sostenido por el erario federativo que se busque la vida.

Lo realmente triste es que este proceder, que estoy seguro no es ajeno ni siquiera en países que consideramos mil veces más evolucionados que el nuestro, es que tenga que venir como consecuencia de la factura que el ciclismo se gasta en los controles antidopaje. Existe un libro, “Un diablo llamado dopaje“, editado por Cultura Ciclista, que habla de los desmanes y de la jugosísima industria que se mueve en torno a este concepto. Digamos que es como si a alguien, o algunos, interesase mantener vivo el halo de displicencia del dopaje para que sus controles, pasaportes y otras cuestiones sigan su curso.

No hace mucho el técnico del Movistar Mikel Zabala puso en este mismo cuaderno  algo así como que el ciclismo está mejor que nunca, en cuanto a limpieza, pero que su imagen es la más deteriorada de la historia. Al margen de que son muchos los factores que en ello influyen es realmente triste que en momentos donde un porcentaje muy alto del dinero se va en combatir el dopaje, estemos en este punto.

Al ciclismo le conviene luchar contra esta mal llamada lacra, pero quizá no de esta manera. Los equipos destinan una pasta al antidopaje. Se alimenta pues un círculo letal de deudas y castigo de imagen que puede acabar por dejar seca la maquinaria. La RFEC es ejemplo de ello.

Foto tomada de www.arueda.com

José Luis López Cerrón, misión casi imposible

El nuevo presidente de la Real Federación Española de Ciclismo, José Luis López Cerrón, se enfrenta a un reto casi imposible: sacar de la quiebra la casa del ciclismo nacional. Y es que no hay nada que hacer si no se consigue una solución a los problemas económicos que vive esa institución.

Podio de los nacionales de ciclocross, una modalidad especialmente perjudicada por la situación actual

El ejemplo de lo sucedido con el Mundial de ciclocross no deja de ser eso: un ejemplo. No hay dinero para viajar a Estados Unidos en una disciplina que es digna de admirar pero que no cuenta con el respaldo de la etiqueta olímpica, muy importante a la hora de pedir las siempre imprescindibles subvenciones.

La RFEC está al borde del colapso económico. Y esa debe ser la única preocupación de Cerrón, porque como ya se dijo hace tantos años en un debate electoral… ¡es la economía! (y nos ahorramos el insulto con la que remataba la frase).

Y así es. Lo cierto es que buscar patrocinadores es ahora más difícil que nunca: con el grifo de las instituciones casi cerrado y con las empresas privadas tiritando… lo único claro es que no hay recetas mágicas. Sólo es cuestión de trabajo, trabajo y trabajo. Y para eso resulta imprescindible que no se repitan los errores del pasado, cuando el presidente se convierte en Marco Polo, de feria en feria, siempre representando al ciclismo pero en realidad huyendo de los problemas del día a día en Ferraz.

Por eso la parcela deportiva necesita más mimos que nunca. Pero por eso mismo es necesario un presidente que viva por y para la Federación. Y que lo haga en las oficinas de la Federación y no de podio en podio, como ha ocurrido en las últimas décadas. No es tiempo de representación. Es tiempo de trabajo puro y duro.

 

Texto: Jorge Quintana

Los Mundiales de Ponferrada en el fondo son beneficiosos

La lupa que se implanta en un tiempo como el nuestro en ocasiones nos hace perder perspectiva. Pongámonos en contexto. El recién elegido presidente de la RFEC, José Luis López Cerrón, ha tomado las riendas del ente alertando sobre las telarañas que anidan en la caja fuerte. Una situación económica de auténtica emergencia que no por consabida es menos grave y que según parece pone en cuestión el ente de arriba abajo.

Hace poco en El Periódico de Catalunya se daba cuenta de la penosa realidad económica de nuestras federaciones deportivas. Un tremendo agujero negro todo él, que si el CSD quisiera contener no sabría por donde atender primero. En un entrecomillado, el mentado presidente hacía referencia al ciclismo y apuntaba a la base como principal perjudicada de los terribles recortes que se adivinan. Bien. Aquello levantó los ánimos. Incluso se apuntó desde algunos clubes la idoneidad de celebrar unos Campeonatos del Mundo como los de Ponferrada 2014. Se proponía que se recortara en la máxima cita mundial y se calzara la base como merece.

Tomamos nota de la queja y preguntamos, llegando a la conclusión de que unos mundiales en Ponferrada no sólo no implican desgaste económico a la federación sino que le pueden resultar beneficiosos. Primero por la obvia promoción para este deporte. A un mundial se accede, salvo que estés en Italia, cada bastantes años. España no lo acoge desde Madrid en 2005. Todo ello ayuda en la difusión de las bondades de este deporte.

Luego está el hecho de que alrededor de él crecen y se benefician otros eventos. Miremos por ejemplo que Rubén Plaza se proclamó en 2003 campeón de España en similar trazado que acogió Madrid 2005. Luego están los derechos y tasas que se deben abonar en la ventanilla de la federación nacional donde se organiza el tinglado. La RFEC percibirá una suma por las mismas.

El coste del acontecimiento tiene una factura pública que exime a la RFEC de cualquier dispendio. La clave es lograr sponsors privados, pero como todo eso es otro tema. Incluso éstas gozan de desgravaciones  en caso de concretarse. El ciclismo si no cierra buenos patrocinios para un acontecimiento como el citado es que se sabe vender muy mal.

Por último si ese pozo sin fondo que es la hipotética celebración de los Juegos Olímpicos en Madrid en su cuarta intentona quiere tener visos de progresar no se puede ir comprometiendo mundiales y declinándolos a continuación. Eso sí, las extraordinarias mentes pensantes de nuestro deporte deberían valorar la conveniencia de organizar una olimpiada en suelo patrio con una estructura deportiva tan y tan castigada como la nuestra. En caso de que sólo quieras que hablen de tus infraestructuras y transportes, acudir a unos juegos con tan pésima dotación de medios a nuestros deportistas –ni mileuristas en su mayoría-  es una temeridad.

Lo más coherente es no ir al Mundial de ciclocross

Obviamente la noticia ha causado revuelo, y no es para menos. El primer Campeonato del Mundo del año, el de ciclocross, no tendrá delegación española. Lo cuenta el diario As. Se trata al parecer de una decisión “heredada” de la anterior junta directiva. A la vista de los resultados de otros años, donde España como país y sus integrantes a título individual ruedan muy lejos de los mejores, se ha optado por omitir la presencia. A ello además se añade el coste de un viaje enorme a Estados Unidos para que el primer mundial de ultramar sea ajeno a la selección española. El Hirumet costea el viaje de Egoitz Murgoitio y Jonathan Lastra. Entiendo que ambos deberán correr con los colores de española, aunque no sé si de buen grado pues ésta nada tiene que ver con su costeo del trayecto.

Sea como fuere, la noticia es digno espejo de los muy jodidos tiempos que nos toca vivir. Aquí la anterior junta, tan vilipendiada, también en estas líneas, creo que ha acertado. Durante años, los de la burbuja dirían algunos, hemos asistido a la sistemática participación de algunos ciclistas en eventos internacionales con cargo al erario público por el mero hecho de “adquirir experiencia” sin más límite que el que los criterios de clasificación impusieron aunque sus opciones y proyecciones fueran nulas. Claro, pasaron los años y la experiencia no se plasmó en resultados, ni si quiera en progresos, pero ello no fue óbice para que el círculo se alimentara con resultados que, sinceramente, no merecían el coste que representaban.

De esta manera, y llegados a un momento donde la situación es dantesca en lo económico, no estar en una cita como el Mundial de ciclocross donde las esperanzas pasan por un top 20 en elite, no es para rasgarse las vestiduras ni siquiera para mentar la terrible gestión de nuestros políticos y dirigentes. Sencillamente es lo que hay, nos toca torear tiempos difíciles y como me decían esta mañana “los pepinazos caen cada vez más cerca”.

Tomada esta decisión, la compleja maniobrabilidad que se encuentra el nuevo equipo de la Federación Española apunta ahora hacia la que será siguiente cita mundialista: el ciclismo en pista. Con aún escaso tiempo al mando de la nave federativa, López Cerrón y los suyos no han dado pistas sobre quién llevará los destinos de la selección de pista. Cabe recordar que ésta ha sido en el conjunto de las tres últimas olimpiadas la que más medallas ha dado. Valga el apunte para dimensionar, aunque someramente, su importancia. Eso sí el nombre de quien lleve el combinado de ruta surgió en el primer minuto después del nombramiento del nuevo presidente.

Llegados a este punto, la elección de un seleccionador para la pista no creo que deba dilatar más. Claro que los motivos técnicos que meridianamente aconsejan tirar por un camino u otro no sabemos si serán los que primen a la hora de dotar de tal cargo a la persona adecuada. O dicho de otra manera, las injerencias que aquí mismo comentamos a raíz del fiasco de Londres 2012 pueden volver a aparecer y entorpecer la labor de los gestores del ente federativo. Y con todo, entiéndanme que en esto el tema económico no parece decisivo, no al menos como sí lo es el sentido común.

Imprescindibles ciclistas para 2013

Digeridos los turrones y dulces navideños, desoxidándonos de esas eternas sobremesas, conviene pasar página, y abrir el denso almanaque que al ciclismo le espera este año. Queremos compartir varios apuntes que nos han venido a la mente para este ejercicio que no lleva ni 48 horas vigente.

  • Estos días se habla mucho del abismo fiscal de Estados Unidos, pero para abismo al que se enfrenta la tesorería de la Real Federación Española de Ciclismo a cuyo mando ya navega José Luis López Cerrón con la incertidumbre de saber cómo se cuadrarán unos números imposibles que con toda seguridad afectarán donde nunca se deberían cebar: en la base.
  • Y en esa tesitura, el ciclismo español se la juega. Su masa de estrellas envejece. Oscar Freire ya ha colgado la bicicleta sin relevo asignado, hace un año lo hizo Carlos Sastre y el círculo de aquel “dream team” que corrió Pekín 2008 se empequeñece. Los años pasan y en este caso también pesan. Hay perspectiva de relevo, pero quizá el nivel de éxito alcanzado sea una quimera repetirlo.
  • Todo ello aderezado además con el más pequeño y escuálido plantel de equipos desde que tenemos conocimiento. Sólo dos de ellos en el World Tour y un tercero, el Caja Rural, en el escalón intermedio del cual se ha descolgado el Andalucía, proyecto con suficientes años como para no estar pendiente del maná público.
  • En breve, y a más no tardar, Joaquim Rodríguez debe tener sobre la mesa con claridad y nitidez qué puede esperar de este año, si sigue o no en Katusha, si éste le asegura el World Tour que a su vez le dotaría del calendario que se ha ganado en la carretera, de si éste incluirá el Tour por el que ahora dice suspirar,…
  • La primavera se prevé intensa si Fabian Cancellara plasma su proclama: “2013 será mi año”. En la carretera, en el traqueteo del adoquín, le espera nada menos que Tom Boonen. Sin duda sobre ambos gravitará esta campaña de grandes de un día. El duelo de los duelos.
  • Para la temporada que arranca en Australia varios nombres están en el alero de perfilar si la suya será la carrera de un grande o de un buen ciclista. Obvio en ese círculo es Vincenzo Nibali al frente del Astana, lo mismo que saber si el talento de Boasson Hagen algún día dará el fruto individual que merece. Tejay Van Garderen tiene en su mano los galones para poder relevar a Cadel Evans, mientras que esa cosa rara llamada Blanco, ex Rabobank, la concentración de talento es inversamente proporcional a los resultados: Gesink, Mollema, Boom,…
  • Con Peter Sagan en otra liga, la quinta de 1990 asume que ya deja de ser sub 23 en pros. Aquí se instalan nombres muy interesantes: Moreno Moser, Nacer Bouhanni, Taylor Phinney, Nairo Quintana,…
  • Al Tour de Francia de 2013 en principio deben asistir todos y cuando decimos todos esperamos que también lo haga el campeón vigente, Brad Wiggins, quien a pesar de centrar miras en el Giro, está en la obligación de ejercer la defensa de su título en la mejor carrera sin medias tintas. El cartel se prevé contundente si todos llegan como se les requiere.
  • El año se abre con muchas miras para el segundo hombre de Team Sky, Chris Froome, quien sin duda necesita materializar con hechos, eso es una gran victoria, un categoría como pocas se apreciar en los pelotones de medio mundo. A falta por ver cómo se reparten los roles en el Tour, parece sin duda mejor posicionado que su líder.
  • Sea como fuere la edición 100 del Tour no resulta tampoco prodigiosa en sorpresas si descontamos las ya consabidas salida desde Córcega y doble ascensión de Alpe d´ Huez. Se trata de una carrera mayúscula pero en línea con sus moldes tradicionales. Cabe la esperanza de encontrar un ganador de calidad y exento de sospecha para tan redonda edición.
  • La segunda línea, veterana y curtida pero venida a menos ante el poder emergente, también puede cazar la pieza que en sus mejores años perdieron por motivos varios. Anotar los nombres de Richie Porte, Jurgen Van del Broeck, Michele Scarponi,… y Alejandro Valverde quien se puede convencer de una vez por todas que el Tour le está quitando muchos éxitos.

 

El/la deportista aficionado puede y debe beneficiarse de las virtudes del masaje deportivo para conseguir sus objetivos personales” Jordi Solano Masaje Deportivo 

Paco Antequera: “Son tiempos difíciles para todos, no solamente para el ciclismo”

Paco Antequera, exseleccionador nacional de ciclismo, es también aspirante a la presidencia de la Real Federación Española de Ciclismo. Estas fueron sus valoraciones a nuestras preguntas.

 

¿Crees posible gestionar con éxito una entidad como la RFEC en las circunstancias económicas actuales? ¿Por qué? ¿Cómo? –ruego no hablemos de ilusión y ganas pues se les supone a los integrantes de la candidatura

“Por supuesto. Son tiempos difíciles para todos, no solamente para el ciclismo. Para todos es un momento de cambio. Parafraseando a Einstein: Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo, pienso de esta manera, así pues, tiene que haber un cambio radical. Un cambio de modelo tanto económico como deportivo que reconduzca esta situación a través de una gestión eficiente, eficaz, transparente y austera nos llevara al éxito del proyecto”

“Confío en mis posibilidades, en mi constancia, en mi trabajo, en mi experiencia. Todo el mundo conoce mis logros como ex seleccionador nacional, ahora es momento de que todos conozcan mi faceta de gestor. Tenéis un pequeño ejemplo, mi programa electoral. Este, recoge punto por punto lo que debemos hacer, además, ya he enviado a los asambleístas mi plan de trabajo el cual pienso poner en marcha si soy Presidente el día 1”

¿Qué problemas detectáis de inicio en la RFEC? (me gustaría poder abordar temas como la presencia de un solo sub 23 en el último mundial, la ausencia de féminas, el dubitativo futuro de la pista española, las relaciones con la UCI…)

“Todos los problemas, necesidades e inquietudes que he detectado y que me han manifestado las Federaciones Territoriales, el ciclismo profesional y los organizadores de carreras, así como expertos del mundo del pedal se han traducido en soluciones y mejoras que he recogido en mi proyecto “Por una Federación de futuro”

Lo primero que me planteé en esta candidatura fue unir al ciclismo español, y eso es imposible si todos no pedaleamos a la vez. Por eso he recorrido toda la geografía española. En busca del diálogo, la participación y la unión de las Federaciones Territoriales. Hacía mucha falta escuchar a las territoriales”

“En el ámbito deportivo, y tal y como expongo en mi programa, tenemos que potenciar la categoría junior. Es imprescindible marcar unas pautas de trabajo, más específico y planificado, todo con el objetivo de conseguir que los deportistas de adapten a un nivel más exigente”

En referencia a las féminas, se ha perdido prácticamente todo el trabajo que durante años se había hecho. No hay que olvidar los grandes triunfos del ciclismo femenino. Hay que recuperarlo, tenemos que presentar más corredoras en los próximos Juegos Olímpicos”

“Además tenemos grandes ciclistas en el panorama español que no se han correspondido con los resultados obtenidos. Mi propuesta es contar con un director técnico y dotar a las organizaciones de un programa técnico y económico para que cada vez haya más pruebas con puntos UCI. No podemos vernos en la situación de ir a un Mundial sub-23 con un solo corredor. Es impensable en Una Federación de futuro”

“Hay que recuperar la pista. No podemos olvidar que es el trampolín para muchos ciclistas que luego son auténticos corredores de ruta. Dinamización de la cantera para la carretera. Tengo previsto en mi proyecto incluir un Seleccionador de Pista para dirigir fondistas y velocistas”

“En el terreno del ciclismo adaptado también hay que mejorar. No hay que olvidar que se han ido consiguiendo metales pero hay que dotarlo de la relevancia que merece y darle las mismas oportunidades que el resto de disciplinas”

“También hay que tener muy presentes las disciplinas BMX, MTB y Ciclocross porque hay que dotarlas de igualdad y trabajar por ellas puesto que cada vez tienen más seguidores. Vamos a trabajar para mantener  e incrementar la cantidad y la calidad actual. Tenemos que trabajar con los más jóvenes porque ellos son el futuro de las categorías”

“Y no hay que olvidar el cicloturismo que tiene que empezar a entenderse como competitivo al alcance de todos, más allá de una práctica de ocio. Hay que fomentar el acceso de los cicloturistas a nivel federativo”

“Para mí el trabajo con el ciclismo de base es imprescindible. Hay que trabajar con los más pequeños porque son el futuro del ciclismo. Sabemos la gran labor de promoción que hacen los clubes, pero hay que trabajar más, y optimizar las campañas de promoción, captación y desarrollo de nuevos ciclistas. Estuve varios años al frente del CEAR en Valencia trabajando con chicos y chicas, potenciando esa base. Hay que trabajar duro la base para relanzarlo con ayuda de las escuelas, las Federaciones Territoriales y los clubes

“En cuanto a las relaciones institucionales, son fundamentales, por ello, en mi proyecto ocupan un lugar de relevancia. Tenemos que potenciar las relaciones con los diferentes agentes sociales, económicos y políticos por el bien del ciclismo. Hay que trabajar las relaciones con el Consejo Superior de Deportes y con la UCI. Ayer mismo estuve con el Vicepresidente Primero de la UCI, Artur Lopes. Estuvimos conversando y le puse de manifiesto mis inquietudes y preocupaciones así como mi objetivo, como candidato a la Presidencia de la RFEC, de unir al ciclismo español y devolverlo a lo más alto. No es momento de quedarse con los brazos cruzados y por eso quise aprovechar la oportunidad de hablar con él”

“Son momentos difíciles, pero hay que potenciar las relaciones con los agentes deportivos a nivel internacional. Tenemos que recuperar, fomentar y tener unas buenas relaciones con la UCI. Siempre hemos estado bien vistos de cara al resto del mundo, y esto no tiene que cambiar. El ciclismo español tiene que estar ahí, tiene que recuperar esa buena imagen que siempre ha tenido. Necesitamos que vuelvan a creer en nosotros. Yo creo en el ciclismo español, en el sano y limpio ciclismo español”

 

¿Contáis con un plan solvente de patrocinios, cosa que considero clave en este desempeño?

“Las subvenciones se van a ver reducidas drásticamente, por lo que desde un principio, y tal y como recoge mi plan de trabajo, había que buscar alternativas, y así se ha hecho. El modelo de subsistir con las subvenciones,  hoy en día, es inviable. Mi propuesta, tal y como la llevo en mi programa se centra en un Plan de Acción Comercial que comporta la creación de un departamento comercial. Su objetivo será vender nuestro producto, el ciclismo español, a través de los patrocinios y los sponsors.  Quiero asemejar este trabajo y la gestión que hacen grandes clubes, otras federaciones, e incluso la empresa privada. Este Plan ya está preparado, de hecho, a partir del día 2 de diciembre mis primeros cometidos como presidente son, reunir a todos los presidentes de las Territoriales, y cerrar algunos patrocinios y sponsors. Este es el camino para devolver a la RFEC a su lugar, económicamente hablando”

 

José Luis López Cerrón: «La anunciada disminución de dinero público nos va a obligar a agudizar el ingenio»

Uno de los candidatos a la presidencia de la Real Federacion Española de Ciclismo, José Luis López Cerrón, a responder nuestras preguntas. He aquí sus argumentos.

 

¿Crees posible gestionar con éxito una entidad como la RFEC en las circunstancias económicas actuales? ¿Por qué? ¿Cómo? –ruego no hablemos de ilusión y ganas pues se les supone a los integrantes de la candidatura.

“Bien, es evidente que aún y contando con la falta de transparencia del equipo anterior, los datos disponibles indican que la gestión federativa, especialmente el día a día, será extremadamente difícil. Entre los signos preocupantes, tenemos, que este mes aún no han cobrado los empleados de la RFEC, algo que no se había conocido nunca en la Federación (puede que el día 1 de diciembre, el nuevo Presidente se encuentre con los trabajadores de la RFEC pendientes de cobro); o que diversos proveedores, han establecido contacto para hablar de la situación de sus empresas, algunas con deudas e incluso pagarés. Todo esto contrasta con lo explicado en la Asambleas en las cuales siempre se hablaba de superávit federativo. Otro dato preocupante son los comentarios del presidente saliente a algún profesional de la comunicación transmitiéndole su preocupación, como por ejemplo: “Se marcha decepcionado porque no augura un futuro halagüeño para su deporte, ni siquiera decente. No se presenta a la relección ante la que se avecina”. Entiendo, que si él, que venía a salvar la RFEC de su situación, y el único que conoce la situación real, se va ahora por miedo a lo que se avecina,…la situación se supone poco menos que dramática ¿no te parece?”

“Dando por hecho, que lo anterior responde a tus preguntas sobre la situación actual y al porqué, vamos con  la tercera parte de la pregunta. Considero, que la razón de ser de una Federación Nacional es la regulación del ciclismo a nivel Nacional en todas sus  formas, modalidades y especialidades. Esta finalidad tiene su expresión máxima en las competiciones internacionales, especialmente en el apartado de Selecciones Nacionales; y su ámbito en competiciones, Campeonatos del Mundo (de carácter anual) y JJ.OO (en ciclos de cuatro años). Conclusión, hay que mantener la Alta competición, si o si. Otra cosa diferente es racionalizar y adaptar los programas a las circunstancias y medios disponibles, consecuencia de la nueva situación de “recortes”. Dicho esto debemos estudiar en profundidad la estructura federativa en sus dos vertientes, contratados con funciones técnicas (a criterio de cada Presidente) y personal fijo de la Federación. Sobre el personal, me ha preocupado el pesimismo que el presidente saliente transmite al periodista anteriormente aludido cuando comenta: “Buena parte de ellos tendrán que ser despedidos”. Si el único que conoce la situación federativa, dice esto, …debemos dar por hecho que la situación es muy grave y las medidas habrán de ser acordes con la misma. No obstante y sin conocer el calado del problema, no puedo ni debo aventurarme en manifestaciones como la comentada, que crean lógico desasosiego e inquietud a los empleados”

“En resumen, dejando al margen lo de la ilusión de mi equipo, que efectivamente, se supone, entiendo que sólo vale una gestión moderna y austera, apoyada en una transparencia que no ha existido hasta la fecha, y adecuando la finalidad deportiva a la situación actual. No tengo la menor duda de que el ciclismo, que ha dado siempre pruebas de solidez ante la adversidad y pese a las dificultades de todo tipo, volverá al lugar que le corresponde. Yo pondré mi trabajo y empeño en ello”

¿Qué problemas detectáis de inicio en la RFEC? (me gustaría poder abordar temas como la presencia de un solo sub 23 en el último mundial, la ausencia de féminas, el dubitativo futuro de la pista española, las relaciones con la UCI…)

“Al margen de la comentada situación económica, que sin duda condicionará las actividades, es seguro que los presupuestos del CSD destinarán partidas concretas a la Alta Competición y deberemos racionalizar y repartir con criterios técnicos: lo básico y necesario, y …lo prescindible para cada modalidad. Comparto la preocupación por la situación de los sub-23, que son el escalón anterior al profesionalismo, en el cual a día de hoy, España aún copa las clasificaciones individuales a nivel Mundial. En mi programa llevo una idea (que es sentir del campo “amateur”) para reactivar con los medios que se dispongan (que se prevén escasos) para constituir un organismo similar al CCP que englobe a todos los colectivos con intereses comunes en ese área, y además, llevar un representante en las plazas por derecho propio de la RFEC al Pleno del Consejo Profesional, para que expongan ideas, criterios, problemas,… buscando sinergias con el máximo organismo del ciclismo profesional. Entre otras cosas, se está estudiando la posibilidad de presentar una propuesta a la ECP, para adquirir algún tipo de compromiso (paso a prueba, paso definitivo,…) para motivar a esta categoría y quizás (si fuera aceptado) objetivar el paso a profesionales de algún ciclista de este nivel, o motivar a algún equipo en carreras de profesionales. Son ideas a debatir y definir por consenso, nunca por imposición normativa desde la federación”

La féminas es una asignatura que estábamos pasando con “aprobado raso” y en la cual nos hemos atascado en los últimos tiempos. Hay aspectos muy interesantes, entre los cuales destaco, la calidad de nuestras ciclistas, que ya han probado en un pasado próximo que pueden aspirar a todo, pero urge una revisión de criterios. Esta área, como sabes, la he cuidado a nivel particular, organizando mi empresa durante varios años la única prueba femenina UCI en España, y me he visto obligado a dejar de hacerlo recientemente, por la falta de interés y ayudas, incluso de la propia RFEC”

La pista, definida históricamente por el COE como un “granero de medallas y diplomas olímpicos”, este año, parece haber entrado en crisis profunda. Pero debemos enfocarlo como un cambio generacional y se debe reorganizar de nuevo y trabajar en dos ciclos Olímpicos (esa es mi opinión), con la vista puesta en el 2020…que sería estupendo si es en Madrid. El trabajo de esta modalidad ciclista tarda en dar sus frutos y no podemos pretender que esto se vea en cuatro años. Algunos países han evolucionado enormemente y será difícil recuperar a corto plazo el terreno perdido”

“Respecto a las relaciones con la UCI, no cabe duda que debemos recuperar la plaza en la Asamblea de la UCI, y el primer objetivo estará en la asamblea de la UEC en París el próximo mes de marzo, ya que de ahí salen los miembros que en septiembre de 2013, elegirán en Florencia al Presidente de la UCI. Debemos presionar como país por mantener los escasos miembros en las comisiones de UCI, apoyándolos como Federación; es cierto, que estas plazas son por designación directa de UCI, pero no es menos cierto que la federación internacional siempre valora la posición de una Federación Nacional con respecto a posibles seleccionados. Debemos designar candidatos para la UEC y si hay posibilidades para UCI”

“Aunque no esté en el cuestionario, quiero manifestar mi apoyo al ciclismo de base, al ciclismo de escuelas. Aunque sea competencia es de las Comunidades Autónomas debemos recuperar la filosofía perdida estos años y desde la RFEC  marcar directrices de trabajo común, especialmente en la enseñanza de los valores y hábitos saludables del ciclismo. Insisto, es fundamental este primer escalón de nuestro deporte. Y por supuesto, tampoco me olvido del ciclismo adaptado “Paraciclismo”, los únicos que nos han aportado medallas estos pasados Juegos,…y podemos seguir con otras especialidades: ciclo cros, BTT,…etc”

 

¿Contáis con un plan solvente de patrocinios, cosa que considero clave en este desempeño?

“Esa apreciación es correcta ya que efectivamente, la anunciada disminución de dinero público nos va a obligar desde ahora mismo, a agudizar el ingenio en busca de recursos propios, explorando nuevas posibilidades. Por mi parte, he sondeado la intención con los patrocinios actuales, encontrando una excelente predisposición para su continuidad y trabajamos con nuevas propuestas. En este punto, he mantenido una reunión de trabajo con el Comité Organizador del CM de Ponferrada 2014 y hemos solicitado que se contemple la celebración de esos Campeonatos conjuntamente con la Federación, al objeto de poder acceder en la medida de lo posible, a los beneficios concedidos a los Campeonatos por la Ley de Presupuestos al ser considerado “Evento de excepcional interés público”, con especiales beneficios hasta el 30 de septiembre de 2014. Ir de la mano es de sentido común, y apoyar un evento ya concedido y de esta importancia, es prácticamente una obligación que solo puede reportar beneficios a la Federación. Caso de merecer la confianza de los electores, tengo prevista una rápida reunión con el Presidente del Comité Organizador para estudiar acciones conjuntas concretas y definir un posible convenio de colaboración bilateral, naturalmente contando con la Federación Territorial correspondiente. Entre las solicitudes, estudiaremos unos probables Campeonatos de España en el circuitos del 2014, lo que a su vez cumpliría con los requisitos de la UCI, de testar el circuito con un “ensayo general” previo al Mundial.

Los patrocinios en especie, no se computarán a efectos prácticos, y tengo la idea de que los patrocinios puedan generar beneficios a quienes los traigan. Queda por definir el tipo de convenio con Ponferrada 2014 y los beneficios comentados, pero en principio, me gustaría dejar el área de captación de recursos abierta a profesionales y agencias, con los márgenes de beneficios que sean los de mercado y sin generar gastos de gestores a la RFEC”.