Confinamiento de ciclistas: ¿Cómo lo sobrelleva equipo amateur?

Vicinay-Mendieta-lancorTEAM JoanSeguidor

Historia de una temporada truncada por un confinamiento que ha dejado los ciclistas en casa

Permitidme nos presentemos, somos el equipo ciclista Vicinay Cadenas-Lancor,  gestionado por la Agrupación Deportiva Enkarterri, que se fundó en el año 1991, por lo tanto en 2021 cumpliremos 30 años.
Estamos enclavados en una de las comarcas de Bizkaia mejores para la practica del ciclismo por sus carreteras de montaña, zonas tranquilas y de poco trafico, con un entorno natural único.
Esta temporada tan rara ya la habíamos comenzado con los junior con alguna carrera en Gipuzkoa y entre nuestros planes estaban la Bizkaiko Itzulia, la carrera de casa junto varias vueltas como Alava, Gipuzkoa y alguna mas.
Ahora todo es incertidumbre y nos sabemos cuándo se reanudaran las carreras o si lo haremos.

Ante todo esta la salud de los chavales

Lo cierto es que han gestionado bien esta situación, cada uno se ha amoldado a lo que su preparador le ha planificado y desde el equipo les hemos proporcionado material para entrenar, como rodillos de la marca Zycle y licencias premium para la plataforma Bkool.
Así hemos conseguido mantener la actividad física, manteniendo unas rutinas y manteniendo la cabeza ocupada.
Cruz 400×100 Banner Landing
El año pasado empezamos una colaboración con BKOOL y este año hemos sumado a ZYCLE.
En principio ellos nos aportan material para nuestros ciclistas.
En el caso de BKOOL nos aportan licencias premium que nos da acceso a multitud de recorridos y entrenos virtuales, ademas hemos participado en las salidas en grupo y ligas organizadas, la  verdad que es una herramienta muy buena para estos casos.
Con ZYCLE tenemos el mismo acuerdo y ellos este año nos ha aportado los rodillos con los que esta cuarentena han podido entrenar los chavales y la verdad que lo hemos resuelto muy bien por que no todos tenían rodillo y tampoco con acceso a plataformas como BKOOL así que gracias a estos dos apoyos volveremos un poco mejor.
La verdad que es una forma de entrenar muy recomendable.

La plataforma BKOOL nos ha ayudado a poder organizar entrenamientos en grupo, organizar las intensidades con rutas mas exigentes por otras mas para rodar.
Los chavales están agradecidos de que a través de BKOOL y ZYCLE nosotros como equipo les hemos podido ayudar.
Los dos nos han dotado con sus productos top y eso los chavales lo valoran.

Está claro que  no competir es un perjuicio para las empresas que nos apoyan

En nuestro caso hemos estado en contacto con todos nuestros sponsor y colaboradores.
Desde la junta estamos trabajando en un plan B financiero por que es real que no todos van a poder realizar el 100% de su aportación y en ese sentido estamos con ellos y los apoyamos para que podamos seguir muchos años juntos.
La verdad que hemos intentado estar más activos en redes sociales para de alguna forma aprovechar este momento y llegar a otra gente que puedan conocer nuestro equipo y las empresas que lo apoyan.

El horizonte ahora mismo es el que marquen las autoridades sanitarias

Si hay carreras y se cumplen todas las medidas sanitarias correremos, está claro que por encima de todo está la salud.
Son momentos de estar con los sponsor de hablar y valorar un retorno o no a la competición.
Hay que sentarse con las distintas federaciones trabajar con ellas para hacer esas carreras seguras.

En un corto plazo no veo factible correr

Si se alargase la temporada si veo que tengamos la posibilidad de correr pero metidos en agosto, finales de julio.

Me preocupa la situación de los corredores junior de segundo año que apenas van a tener escaparate para pasar a la categoría sub 23

Los cadetes van a tener menos problemas pero sin duda va ser un año perdido.
Gore 400×100 MArzo2020
Este año nos quedamos con la pena de no poder celebrar la presentación en el Hotel Gran Bilbao, nos cogió con todo preparado a menos de dos semanas, es el momento del año más especial por que juntamos a todos los sponsor, los amigos, la gente que nos quiere.
Fue complicado tomar la decisión pero fue lo mas correcto.
Me gustaría aprovechar para dar las gracias a todos los sponsor, colaboradores, que hacen un tremendo esfuerzo para mantener nuestro proyecto deportivo vivo y a los directores y ciclistas que han hecho un esfuerzo y un trabajo excepcional manteniendo la concentracián sin dejar de entrenar.
Por Jaime Delgado Ramírez, desde la A.D Enkarterri equipo Vicinay Cadenas- Mendieta- Lanco

El rodillo puede y debe convivir con la carretera

Rodillo

Unos consejillos sobre la transición del rodillo a la carretera

En la recta final para salir a rodar por las carreteras, esperemos que con buena fe y conciencia de la gravedad de lo que estamos viviendo, tenemos unos cuantos consejillos para sacarle los últimos réditos al rodillo.

Tras muchos días sacando humo a ese aparatito que más de uno tirará por el balcón, varios aspectos creo que han quedado claros.

En él hay una percepción de esfuerzo que no se da en la carretera y por eso una hora aguantando sobre la plataforma es un excelente ejercicio aeróbico, aunque en la ruta haremos más.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Y es que sobre el rodillo es más sencillo trabajar cosas como los intervalos, todo es más lineal y homogéneo, sin que intervengan cuestiones como el viento, desnivel u otros factores que tiene la carretera.

Eso hay que valorarlo y explotarlo, combinando, por qué no, el rodillo con las salidas a la carretera, incluso cuando esta mierda pase.

Por eso no hay que extrapolar los resultados del rodillo a la ruta, cada cosa para lo suyo, pero si el puñetero engendro nos da la opción de afinar, hay que aprovecharlo, antes que lamentarse.

Cuando viene el invierno y es imposible salir, tampoco queda otra.

Así que paciencia, buena hidratación y unos comentarios de nuestro compañero Nacho…

Gore 400×100 MArzo2020

Zwift vs Bkool: sociabilidad vs variedad

Bkool - Zwift

Os damos unas pistas para elegir entre Zwift y Bkool

En unas semanas donde el rodillo, el ciclismo virtual y los indicadores de vatios ha tomado la actualidad ciclista, nosotros hemos querido hacer una rápida comparativa entre las dos plataformas de cabecera: Zwift y Bkool.

Y no es sencillo, porque como otras muchas cosas en la vida esto es como preguntar ¿papá o mamá?

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sin embargo las virtudes de una y otra plataforma permite jugar en diferentes estadios y el ciclista, estos días, confinado puede elegir.

Entre Zwift y Bkool tenemos las dos grandes necesidades cubiertas 

Zwift es la plataforma social por excelencia, el lugar de encuentro de la grupeta, grupetas a veces formadas por tantos países como integrantes se sumar a a la propuesta.

Hay un evento cada poco y si cuando te conectas no has pillado el último iniciado, tendrás otro en breve.

Este carrusel de gente entrando y saliendo es el gran acicate de Zwift.

Bkool es otra cosa, no es tan social como Zwift, pero ofrece realismo en estado puro.

Nos pone en las colinas de Flandes, las pendientes del Tourmalet o un velódromo.

En Bkool el ciclista sale de casa estando en casa, obviamente con las limitaciones que ello supone, aunque no es la primera vez que hablamos de realismo en el rodillo.

En ambos casos, los workouts son eficientes y salen a cuenta.

Nacho, que ha rodado en ambos, y que como buen ciudadano los tiene por la manos estos días, nos da más claves…

Gore 400×100 MArzo2020

¿Trampas también en el rodillo?

Bkool - Mundial ciclismo Innsbruck JoanSeguidor

Hacer trampas sobre el rodillo pasa de obsesión a enfermedad

Cada cierto tiempo asoma un tufillo por este mal anillado cuaderno que nos trae trampas, triquiñuelas y quedar bien delante de la parroquia y esta vez llega en rodillo.

Con la campaña parada, machas al palco y todo lo que conlleva esta situación, cabe al menos un rodillo, un simple rodillo para aligerar la pena de no quemar kilómetros en la carretera.

Por cierto ¿dónde iréis cuando el confinamiento se acabe?

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Cada vez que colgamos el teléfono con algún distribuidor, tienda, marca o similar, la respuesta es la misma «Rodillos agotados» y desde hace días además.

Mañana empieza sin ir más lejos un Giro virtual con pros, expros y aficionados en el mismo lote.

Así leímos la entrevista que Mikel Zabala, responsable de rendimiento del Movistar, concedió a El Espectador y nos quedamos fríos ante la realidad que rodea el rodillo y la gente que lo «castiga».

Un poco de cabeza no iría mal, para tener el físico en un buen punto, pero no fundido porque se le pone más allá del umbral.

Que siempre habrá quien se ponga retos es obvio, pero retos personales, sin la obsesión de marcar paquete ante no sabemos quién.

El otro día Paolo nos habló de su everesting, y nos lo admitió «soy un flipado» pero sin más, porque al final no le hace daño a nadie y él se preparó a conciencia en todos los aspectos.

Gore 400×100 MArzo2020

 

También leemos noticias como las Thomas De Gendt y la manipulación de datos para que Zwift te trate mejor.

Y escuchamos lo que dicen en el podcast que se hizo famoso por sacar la réplica de Johan Bruyneel a Alberto Contador.

«Trampas en Zwift» toma ya

Uno de los hermanos Felliu, la saga de ciclistas franceses que llegó a ganar una etapa del Tour en Andorra -aquella famosa en la que Contador y Bruyneel se han enzarzado-, ha demostrado lo sencillo que es hacer trampas en las plataformas.

Al margen de que lo sea o no, no nos cabe en la cabeza tanta cortedad, tanta simpleza a la hora de tirarse un rato encima del rodillo.

Si con la que está cayendo, con la crisis de valores que dicen vamos a padecer, hay gente que se toma la molestia para hacer trampas en el rodillo, es que la obsesión de algunos alcanza el nivel de enfermedad.

Hace un tiempo nos escribieron desde New York qué empuja a un ciclista a hacer trampas y lo resumieron en el ego, una palabra corta y beneficiosa si se dosifica bien, pero venenosa si toma los mandos de tu vida.

En fin, que les cunda la trampa y el verse delante, gente así no merece el menor respeto.

¿Un everesting en casa? es posible

Everesting JoanSeguidor

Paolo nos cuenta cómo idear, ejecutar y salir vivo de un «everesting» en casa

Hace ya unos años que supimos qué era un everesting, una de esas «locuras», dicho con cariño, que llevan al ciclista a acumular en una sesión el desnivel equivalente a la altura del Everest, eso es más allá de los 8800 metros.

Incluso hemos conocido personas que lo han hecho, y nos admitido que un «everesting» les había dejado secos, sin fuerza ni chispa, carentes de apetito de bici no por días, sino que también semanas.

En todo caso, lo que nos dejó tocados, a raíz de sacar este artículo Dani Buyo sobre largas sesiones de rodillo, fue conocer el caso de Paolo Álvarez y de varios miembros del ZESP Team que se plantearon un everesting en casa, en pleno confinamiento.

Toma ya.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Así que le pegamos una llamada al amigo Paolo para saber cómo se plantea un reto de estas características…

Paolo ¿desde cuándo conoces el concepto «everesting»?

«Pues no hace mucho la verdad, unos pocos meses»

¿Qué te pareció el asunto?

«No le presté atención, la verdad, incluso te diría que me pareció absurdo. Subir más de 8000 metros en una tirada ¿para qué?. Vi incluso que estaban regulados, que tenían una normativa»

Entonces ¿cómo toma forma el reto?

«Debido a la cuarentena, me gusta llamarla así antes que confinamiento, me surgieron varios retos. Desde ZESP, un compañero lo sugirió«

¿Y?

«Pues que no sabría decirte cómo pasé de la indiferencia más absoluta al interés, pero la propuesta me motivaba»

Pero es que son 8000 metros largos en un rodillo…

«Cierto. Mira, hace cinco meses yo no tenía ni rodillo de transmisión directa, ni me lo planteaba. Pero lo probé y vaya si me gustó, es todo, la inercia, el realismo... la gente a veces opina sin haberlo probado y es muy recomendable. La cosa cambia por completo»

Ahora defiendes el rodillo…

«Totalmente, pero es como todo, necesitas un buen material para que no acabes quemado encima de él»

¿Qué ventajas le ves?

«Varias. Por un lado, a diferencia de la ruta, no necesitas gente que te asista, por otro lado ganas tiempo en tu día a día. Por ejemplo en los descensos del reto, podía bajarme de la bicicleta, estirar, ir al baño, comer, hasta darme una ducha, si quería el rato que el muñeco iba bajando. Por otro lado te ahorras el frío y la lluvia»

Así aceptaste el reto

«Me apetecía un reto estos días de esta en casa, sin salir a la carretera«

Subiste Alpe d´ Huez ocho veces ¿por qué este puerto?

«Por que era lo suficientemente largo para llegar al desnivel necesario en ocho ascensiones, había otras más cortas, pero no me apetecía, también con más desnivel, pero este puerto tenía la pendiente perfecta, todo el rato al 7-8%. Además con un realismo del 100% echabas manos de los desarrollos como si estuvieras allí y cumplías con las normas del «everesting»

Gore 400×100 MArzo2020

 

¿Cómo acabaste?

«Pues no puedo decir que acabara reventado, cumplí con una consigna: llevar los ritmos que me permitieran acabar bien. Recuperé rápido y entreno como si saliera a la carretera, entre 450 y 500 kilómetros semanales»

¿Algún momento complicado?

«en la séptima subida empecé con dolores de estómago. Al haber hecho ultradistancia alguna vez, imaginaba podían venirme»

Te escuchamos impresionados, de verdad. ¿Cuánto hay de ego en estas cosas?

«Claro que hay ego, es imposible que no lo haya y no creo que sea tan malo, si el ego es un buen motor, pues adelante. Todos tenemos cierta ambición, siempre bien entendida, claro. En mi caso quería un reto, algo que entrara dentro de mis posibilidades»

¿Dónde vives Paolo?

«En un pueblo en el norte de Madrid»

¿Se han roto mucho los planes con esta situación?

«Tenía unas cuantas marchas pensadas, la Cantabrona, la sierra Norte, la Gran Fondo Almería y la Quebrantahuesos… ¿qué le vamos a hacer?»

¿Qué harás el día que nos den vía libre?

«Es una buena pregunta que me hecho muchas veces. Seguramente tiraré de clásicos, haré una Morcuera, subir y bajar«

Santini nos habla de las prendas para entrenar en interior

Santini JoanSeguidor

Dos modelos de Santini para entrenar en casa estos días de confinamiento

Nos han pasado los consejos de Alessandro Vanotti, de Christine Majerus, del equipo Boels-Dolmans, y de Santini Cycling Wear para rodar bajo techo.

Los cicloergómetros, desde los más sencillos a los más sofisticados, son una alternativa válida a las salidas en bicicleta, para las que habrá que esperar a que acabe el estado de emergencia.

Una solución válida, pero que requiere la habitual atención técnica a las prendas que nos ponemos.

Nunca antes el entrenamiento entre las cuatro paredes de la vivienda había ocupado tantas líneas en las conversaciones por chat o en las publicaciones en las redes sociales: sentadillas, flexiones, estiramientos y carreras sobre la cinta de correr.

Sin embargo, para los ciclistas y triatletas, el entrenamiento en interior tiene solo un nombre: rodillos.

Junto a los tradicionales, la tecnología actual propone unos rodillos evolucionados y sofisticados, que pueden conectarse a internet para participar en retos planetarios y son capaces de medir parámetros cada vez más importantes como la potencia.

«Los rodillos siempre han sido una solución alternativa cuando hacía mal tiempo y no había ganas de salir a montar en bici bajo la lluvia, por el riesgo de enfermar y perjudicar la preparación –comenta Alessandro Vanotti, exciclista con una carrera de 14 años como profesional– pero yo solía utilizarlos a menudo para hacer trabajos específicos que resultaba difícil realizar en la calle: repeticiones, sprints, precisión en la cadencia de las pedaladas valores de los vatios para mantener el umbral… y no hay nada como los rodillos para hacer todo eso».

«Los rodillos son perfectos para los ejercicios específicos, como los de velocidad, intensidad y fuerza –confirma Christine Majerus del equipo World Tour Boels-Dolmansy te permiten centrarte en tus objetivos. Yo me entreno sobre los rodillos en casa o en el jardín, y elijo entrenamientos breves, pero intensos, a menudo con el apoyo de carreras virtuales».

Y para disfrutar de una buena sesión de bicicleta en interior es necesario, además de un buen cicloergómetro, contar con algunos accesorios para contrarrestar al verdadero enemigo del entrenamiento en interior: el abundante sudor producido en una hora de bici.

«Es importante hidratarse correctamente, desde el día anterior a la sesión de bicicleta sobre rodillos, y entrenarse en un ambiente con una temperatura en torno a los 18 grados. Una esterilla, un par de servilletas e incluso un ventilador pueden resultar muy útiles,  – continúa Vanotti– a lo que añadiría las prendas técnicas adecuadas que podremos considerar para las altas temperaturas: ligeras y, sobre todo, transpirables».

Para el entrenamiento en interior, Santini Cycling Wear propone los conjuntos Tono Studio para él, y Tono Chromosome y Tono Puro para ella

El kit para hombre Tono Studio está compuesto por un maillot ligerísimo y un pantalón corto con badana NAT con núcleo de gel con efecto refrescante.

La ligereza del maillot se consigue gracias a la combinación de tejidos de microrred, que lo hacen ideal para los entrenamientos en interior durante los que se puede sudar mucho.

Una prenda no solo ligera, sino también cómoda, gracias a las mangas en tejido Bodyfit cortadas sin dobladillo que no aprietan, y al elástico de la parte inferior del maillot, para que siempre esté en su sitio.

En combinación con el maillot, los pantalones cortos Tono Studio están fabricados con la badana NAT, con núcleo en gel NEXT de efecto refrescante, concebido para los entrenamientos largos, incluso sobre rodillos.

Los pantalones cortos ofrecen además un ligero efecto compresivo y se adhieren perfectamente a la pierna sin apretar, gracias al tejido Thunderbike Power.

Image

Un efecto tatuaje que es sinónimo de vestibilidad óptima: en el interior del tejido se halla una trama de nido de abeja en silicona que mantiene los pantalones en su sitio en todo momento. Los tirantes elásticos sin costuras también garantizan la comodidad. El kit Tono Studio está realizado en cuatro variantes de colores vivos y con un estampado atractivo.

Image

Para las mujeres, la propuesta de Santini es el maillot Tono Chromosome en combinación con los pantalones cortos Tono Puro.

Estas prendas, así como toda la colección para mujer PE20 de la marca, han sido creadas en colaboración con la campeona del mundo de ciclismo de 2015, Lizzie Deignan. Los conjuntos de la línea han sido realizados siguiendo los consejos de la británica galardonada con el maillot arcoíris, para responder a las exigencias de las ciclistas. El maillot Tono Chromosome puede utilizarse en un rango de temperaturas desde los +18° a los +35° C porque está fabricado en una microrred ligera, característica que lo convierte en una prenda óptima para usar sobre los rodillos. Ligereza y comodidad, garantizada también por sus mangas sin dobladillo que no aprietan, para un maillot de colores muy chulos: amarillo Toscana con detalles en azul, negro con detalles en amarillo flúor, rosa flúor con detalles en azul y verde/azul rocío con detalles en rosa.

El maillot cuenta además con un estampado moderno donde los cromosomas femeninos son los protagonistas. Para llevar con este maillot, los pantalones cortos Tono Puro te permitirán entrenar con toda comodidad gracias a la badana GILevo, diseñada específicamente para las mujeres, y a los tirantes elásticos y transpirables que se adaptan al cuerpo.

Y para completar el conjunto, y evitar que las molestas gotitas de sudor lleguen a la cara durante la sesión sobre la bici, Santini propone la cinta Tono Chromosome, elástica y fabricada en tejido resistente y duradero.

«Y una vez concluido el entrenamiento, no olvidemos cuidarnos: es importante que nos cambiemos y estiremos – concluye Vanottiy cuidar de la bicicleta: después de la sesión es preciso limpiar el sudor del bastidor».

+ INFO 

Imagen: Christine Majerus

La biomecánica tiene un aliado en Oreka

Oreka JoanSeguidor

Libertad, pedaleo fácil, realismo… aspectos que mejoran la biomecánica sobre un Oreka

Nos cuenta Emmanuel Batalla en su claim que «el científico usa del saber para hacer, el innovador se sirve del hacer para saber«.

Emmanuel es un entrenador personal que tiene en el rodillo de Oreka Training uno de los aliados de su trabajo.

En su faceta de biomecánica puede tomar multitud de datos de su ciclista rodando sobre el rodillo.

Adrià Moreno nos sirivió de «conejillo», dicho con todo el cariño. Nunca había probado a rodar sobre un Oreka Training.

En las sensaciones que transmite destila confianza y acople con la máquina.

Porque sobre el rodillo la biomecánica aflora con sencillez y naturalidad.

Adriá rueda y rueda, cada vez más acoplado y cómodo. Tiene libertad de movimientos.

Una vez se ha acomodado, se olvida que está en una sesión indoor.

Rueda como si estuviese por la carretera, se pone de pie, lanza la bici, se hace uno con ella. Se gira, levanta una mano.

Emmanuel Batalla puede tomar todo tipo de notas.

La realidad del pedaleo permite sacar conclusiones reales bajo techo.

Sensores de posición, actividad de los músculos, observación directa del corredor.

Pero al margen de toda la ciencia matemática, se puede ver sobre el rodillo qué músculo trabaja bien, cuál mal, cómo se mejora el rendimiento «pieza por pieza».

Oreka: ¿Dónde está ganancia, por pequeña que sea?

OREKA-crossbike-joanseguidor_003

Oreka Training y el entrenamiento por vatios

Entre las sensaciones de Adrià nos llama la atención un comentario sobre la fuerza que despliega y el control sobre la misma.

Puede subir progresivamente el nivel de vatios que arrastra en su sesión.

Sube lineal, sin estridencias y puede mantener un nivel sin problema.

En entrenamientos que necesitan de una concreción total, el ciclista se evita los cambios de rasante de la carretera y lo que ello implica.

Fijas la cifra de vatios y tiras con ella lo que te marque el entrenador.

«En este ciclismo tan científico, estas cosas parece que no, pero son importantes» concluye el ciclista mientras «nos deja atrás» y se pone a rodar…

Joseba Beloki y su «oreka»

Joseba Beloki - Oreka Training JoanSeguidor

«Oreka» no es una palabra más en la vida de Joseba Beloki

Me dicen que «oreka», la palabra «oreka», significa «equilibrio» en euskera.

Y eso es lo que busca Joseba Beloki, equilibrio, la balanza de emociones para una vida cargada de servidumbres.

Él que lo fue todo en ciclismo, varias veces podio del Tour, en la Vuelta, omnipresente hasta que un día, en una curva de esas derretidas por el calor de la vega de Gap, se truncó todo.

De aquel día tenemos todos frescos muchos detalles, pero sobre todo sentimientos.

Joseba Beloki en el Tour de 2003 estaba siendo un aspirante de primera línea.

Todo nada, se arremangó para atacar en cada repecho, en cada recodo, y acabó por los suelos.

Un día de esos que lloras delante de la televisión, aquella tarde de un julio que recuerdo sofocante.

Joseba Beloki, estos días

Diciembre, el sol se pone rápido, las horas pasan lentas, el frío lo encoge todo.

Joseba encuentra sosiego en la vida que se ha diseñado a medida.

Ha encontrado su equilibrio, su «oreka»

«Estoy con un proyecto muy chulo -nos cuenta con esa seriedad cómplice en su discurso, la misma que cuando era corredor-. Colaboro con una empresa llamada Ikolan Sport, desde donde ayudamos a organizaciones de todo tipo -de ciclismo a running y triatlón- a trabajar aspectos legales que alguna vez se escapan«.

Entre sus clientes gente de la familia ciclista, y eso le mantiene muy unido al mundillo, igual que sus colaboraciones en prensa y diferentes coloquios y presentaciones.

Hasta tiene una escuela de ciclistas, se llama K6, con chavales de cinco a catorce años.

Ahí tiene hasta familia con él.

«La escuela me aporta todo, es mi pasión. Trabajamos con chavales que saben de nuestras andanzas de oídas y lo hacemos desde cero» resume.

Una vida poco aburrida, que siempre acaba, de una manera u otra, sobre las ruedas de una flaca.

La unión con la bicicleta

Mantiene el tono: «Salgo dos o tres días entre semana. No más de dos horas y media, quizá el fin de semana me alargo con la grupeta, pero lo justo«.

Eso es, «lo justo», lo necesario para mantener su «oreka», el equilibrio en un ex-deportista profesional que sabe las penurias y trances que implica el alto rendimiento.

Pero Vitoria en diciembre, os podéis imaginar, no es Canarias.

Y por las tardes, como en su época ciclista, le gusta soltar piernas, le gusta sudar un rato, vuelve a su querido rodillo.

«Ahora todos miramos los corredores, por ejemplo, del Team Sky, que incluyen el rodillo tras las carreras, pero nosotros a nuestra manera, eso ya lo hacíamos, ya lo teníamos por la mano» concreta.

Y admite ser «un gran forofo del rodillo. Era muy importante en mi trabajo. Por la mañana podíamos hacer tres o cuatro horas de entrenamiento y por la tarde soltar en el rodillo una hora larga«.

Ese era el plan.

Pasión por el rodillo

Pero las cosas han cambiado.

Oreka JoanSeguidor

Desde que Garikoitz Zapirain le presentó la propuesta de «Oreka Training«, el rodillo es un concepto muy diferente al que él conocía y utilizaba en su trabajo.

«A ver, me gustaba mucho el rodillo, pero irse a seis horas sobre uno es muy complicado. Además siempre en la misma postura podías acabar agarrotado, con el culo dormido y dolores de espalda y cervicales» asegura.

Por eso aprecia la propuesta de «Oreka Training» «porque permite libertad de movimientos, es la sensación más real que podemos tener sobre una bicicleta en nuestra propia casa».

«Recuerdo cuando vino Gari a presentarme el proyecto -prosigue-. Tenía las ideas muy claras porque los ingenieros de Oreka son primero ciclistas y saben qué quieren los ciclistas. Aquí tenemos una máquina muy cómoda y un sofware muy potente. No necesitamos más«.

Y por eso el rodillo de Oreka ha entrado en su día a día.

Lo tiene desde hace tres meses y cada momento que puede tiene «mi momento rodillo. Me visto de corto, me cargo un puertecito en el sistema, pongo la música que me gusta y a volar» dice.

A volar con todas las letras: «Tienes libertad completa de movimientos, levantar un brazo, los dos, girarte, estirar la espalda… ponerte de pie a sprintar. Es una gozada«.

Así Oreka Training crece, paulatinamente, entre individuales y también en centros como gimnasios.

Una propuesta que crece paulatinamente entre esos ciclistas que no pueden conciliar bicicleta con vida laborar y familia, una propuesta de la que podéis saber más en Alpcross, distribuidor de componentes y accesorios tope de gama de bicicletas de carretera y BTT.

Porque cuando hablamos de Oreka Training lo hacemos de un rodillo que permite…

1- Tener las mismas sensaciones que en carretera en casa pudiendo balancear la bici. La cinemática del ciclista es la misma y permite realizar largos entrenamientos sin que el cuerpo del ciclista quede duro o entumecido como puede ocurrir en otros rodillos.

2- Entrenar en base a potencia. Oreka O2 trainer regula la dureza de la cinta para poder simular cualquier ascensión a cualquier puerto, pudiéndose realizar series de potencia.

3- Entrenar en un sistema fácil y seguro: fácil porque para arrancar no hay más que empezar a pedalear igual que en carretera y seguro porque para parar no hay más que frenar igual que en carretera. Se pueden hacer sprints o paradas de emergencia a 35km/h sin riesgo