Rohan Dennis es el conseguidor del Giro

Pocas veces un gregario ha decantado tanto un Giro como Rohan Dennis

Pensar en lo que venía a hacer Rohan Dennis en este Giro y en lo que ha acabado haciendo es como para que te explote la cabeza.

Le recuerdo en la primera crono, en Monreale, todos le miraban como el gran rival de su compañero Filippo Ganna, pero acabó sumido en la clasificación, luego en la otra crono, sería segundo, porque definitivamente el poder y vigor de su colega italiano, compañero y sucesor en el palmarés del mundial contrarreloj, le han situado varios puntos por delante del resto.

Rohan Dennis había pasado su primer año en Ineos, hoy Grenadier, lejos de ese caché con el que se adquirieron sus servicios, un doble campeón del mundo de sable fino y objetivos claros y marcados.

Unos objetivos entre los que un día estuvo la disputa de una gran vuelta, «si Wiggins pudo, ¿por qué no yo?«.

Le asistía la razón de quien venido del círculo de la pista podía tomar el camino hacia la disputa de una carrera de tres semanas, cogiendo ese cuerpo grande de rodador, haciéndolo esbelto, premiando la escalada perdiendo peso en detrimento de mover tranca en el llano.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero éste es un corredor muy especial, un ciclista que calificó de absurdo el confinamiento de primavera en España tomando su bicicleta y saliendo a rodar.

Un ciclista que, aunque le veamos ahí desde hace tiempo, sigue siendo joven, por que empezó a destacar muy pronto, en esas Dauphinés de Froome y Contador en las que probó la temprana gloria que tanto ansían esos ciclistas que vienen desde las antípodas, a veces con una mano delante y otra detrás, a encontrar fortuna en el dorado europeo.

Como casi todos, Rohan Dennis no lo ha tenido sencillo, y quizá de ahí las aristas de un carácter y mentalidad que todos sacamos a coalición estos días que le vemos volar en la montaña del Giro de Italia.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Sin embargo, salvadas las mil vicisitudes, quemados los malos momentos, Rohan Dennis es un portento sobre la bicicleta.

Eso que muchas veces dudados, y más que se nos olvida, salió a escena en el Stelvio, cuando el canguro inició una historia de dos capítulos que podemos tener como la forma más decisiva de influir en el desenlace de todo un Giro de Italia siendo un gregario.

Si teníamos en ese estatus al propio Jai Hindley, por su performance en Pincavallo, Rohan Dennis ha redoblado la apuesta.

Su aportación en la jornada del Stelvio fue el detonante de todo: primero, y más obvio del derrumbe por fases de Wilco Kelderman, un corredor sin carisma ni la solidez necesarias para ganar un Giro, que no lo logre se lo tenemos que agradecer a Dennis, luego aguantando kilómetros y kilómetros, haciendo entrar en pánico el coche del Sunweb, sin saber qué hacer con Hindley, atacar o no, por que esperar a Kelderman era, como se ha visto, firmar los plazas en el podo, pero no la primera.

Rohan Dennis ha sido la piedra en el zapato para descarrilar la inercia de un equipo enrachado como el Sunweb: muy posiblemente les haya hecho perder el Giro.

Pero en el Stelvio tuvimos el entremés de Sestriere, cuando a falta de más de treinta kilómetros ejerció de maestro de ceremonias en el duelo de los dos mejores de la carrera.

Se los llevó con él y los arrastró a un pulso en el que, para más inri, Tao Geoghegan salió ganador.

Pocas veces veremos a un gregario ser tan decisivo como Rohan Dennis en este Giro, una carrera que no habrá tenido los primeros espadas, pero que ha arrojado muchas verdades, entre otras ese fondo de armario infinito de los ingleses que disponen de un campeón del mundo para sentenciar un Giro a su favor.

Esas cosas que sólo Grenadier puede permitirse y Dennis dar.

Imagen: FB de Giro d´Italia

Gore 400×100 MArzo2020

Rohan Dennis: nunca tomes un deportista como ejemplo

Giro Rohan Dennis JoanSeguidor

El pollo de redes de Rohan Dennis por el coronavirus es lamentable

No es la primera vez que oímos una historia así de un tipo que, deportivamente, admiramos como es Rohan Dennis…

Nunca he sido de la opinión que un deportista profesional debe servir de ejemplo, cada uno es dueño de sí, de sus actos y sus consecuencias, pero eso de que el deporte del máximo nivel es un espejo para los niños y los jóvenes me parece un error, sobre todo desde el punto de vista que ese deporte no es salud ni saludable, es espectáculo y negocio, «show must go on» y lo demás es literatura.

Digo esto con dos casos bien cercanos, por lo que sucedió el otro día con Philippe Gilbert, multado por romper el confinamiento en Monaco, y también por Rohan Dennis y lo que leemos de él.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

El australiano ha tenido un «busy day» en las redes, se «meó» en el coronavirus y el confinamiento sacando una foto desde su coche, una ruta por Girona, y colgándolo en su instagram.

Obviamente la gente le reprendió.

Hoy hemos superado nuestra quinta semana encerrados en casa, muchos con criaturas, en pisos pequeños, sin aire, ni sol, ni nada… confinados sin rechistar, sin tener dónde quejarse ni sacar la mala leche a pasear, más allá de lo doméstico.

Hoy hemos superado los 20.000 muertos en este lado de los Pirineos, una hostia que no supimos ni quisimos ver.

Rohan Dennis ha colgado la foto, ha hecho un comentario despectivo y admitido que rompe su cuarentena, al mismo tiempo que se ha encarado con algunos seguidores.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Si el poco o nulo ejemplo que esperamos de ellos es éste, lo tenemos todo dicho.

Son personas con unos privilegios que se han ganado con su trabajo, por contra su respecto se escurre con tanta prepotencia.

Cada uno es muy libre de hacer lo que quiera, pero si te quedas en España a hacer la cuarentena demuestra el civismo que se supone que tienes, poco más.

Dicen en Cyclingnews que el Team Ineos ha declinado decir nada, no fueron tan esquivos para decir que si las condiciones no eran las idóneas, ellos al Tour no iban.

Están en su derecho, obvio, pero que sepan que hay uno de sus asalariados montando bronca con un tema que nos tiene encogidos.

La misma contundencia para una cosa, por favor, para la otra.

Rohan Dennis sólo podía acabar en el Team Ineos

Rohan Dennis Team Ineos JoanSeguidor

Viéndolo ahora que Rohan Dennis aterrizara en Ineos era inevitable

Cuando ves rodar a Rohan Dennis sobre una cabra las luces de la admiración se encienden.

Es el equilibrio perfecto entre potencia y estilo, acoplado a su máquina, la «fórmula 1» en esto del ciclismo, como la Copa América de vela, la perfección de la velocidad, o la velocidad en la perfección, tomadlo como os venga en gana.

Preguntan si en el fichaje de Rohan Dennis por el Team Ineos hay algo de vanidad o quizá más de visión a largo plazo.

Y concluyen que algo de las dos cosas.

Nosotros también lo vemos así: que el australiano recale en el Team Ineos tiene un poco de ese efecto acumulador, casi obsesivo, de tener lo mejor de cada casa en bajo en el mismo techo, al tiempo que se garantizan un excelente ciclista.

 

Rohan Dennis pasa a engrosar la lista de figuras que el Team Ineos, ahora, el Team Sky hace algo más de medio año, siempre ha cultivado.

Ciclistas que nada, son campeones del mundo y acaban engordando una segunda línea ancha y amplia.

El Team Ineos se había caracterizado este tiempo por reunir muchos jóvenes, vuelve ahora a la tradición del talonario puro y duro, fichando presente, 29 años de ciclista mayúsculo que aterriza irisado, con todos los resortes para dar resultados desde ya.

¿Tiene sitio Rohan Dennis en el Team Ineos?

Desde luego que sí, obviamente.

Sus ambiciones personales combinan con lo que hay ya en marcha y si se terciara ayudar.

Eso lo dice ahora, ayudar a terceros no es algo que le recordemos en BMC, mucho menos en Bahrain.

Quedaría preguntarse por su antigua ambición de luchar por la general de una grande ante la pléyade de líderes que le toman la delantera. 

 

Rohan Dennis se va a al Team Ineos cuando en su día sonó para el Movistar.

Es curioso que en su día viéramos hasta posible que Dennis acabara de azul, es curioso y visto ahora improbable.

Rohan Dennis sólo podía acabar en el Team Ineos, el equipo donde iba a encontrar salida a todas las sus ambiciones.

La responsabilidad de llevar el nombre Caja Rural en el pecho 

Siendo, como hemos visto, un corredor complejo, en la nave británica, Dennis tendrá apoyo y comprensión ante todos sus anhelos.

Por ejemplo, competir en la crono olímpica no está igual valorado en un equipo español que en uno inglés, con raíces echadas en la pista.

Lo mismo que ganar las tres cronos del Giro.

Para Rohan Dennis el paso era el Team Ineos, el equipo que todos vinculamos al Tour, sus siete triunfos, pero que por el camino tiene campeones olímpicos en pista.

 

El italiano Filippo Ganna y su récord del mundo en los cuatro kilómetros, bajar un día de los cuatro minutos, esas cosas también se valoran en el barco de Brailsford.

Dennis estará como en casa, incluso a riesgo de quedar diluido entre tanta estrella como le ha pasado a muchos.

Es precio pequeño para tanta gloria en el camino.

 

Rohan Dennis es el nombre del Mundial de Yorkshire

Yorkshire Rohan Dennis JoanSeguidor

La calidad y temperamento de Rohan Dennis fueron protagonistas en Yorkshire

Cada campaña, el ciclismo nos deja historias de esas irresolutas que desde fuera nunca sabremos sobre los verdaderos motivos que las ocasionan, una de ellas es el divorcio silenciado pero poco disimulado entre Rohan Dennis y Bahrain.

Una historia que entendemos larvada en el tiempo, que explota en el Tour, en la víspera de la única crono y tiene el cierre semanas antes del Mundial de Yorkshire, cuando se produce un extinción de contrato de la que supimos una vez Rohan Dennis ganó el mundial contrarreloj.

Hablar de Rohan Dennis es hacerlo de uno de los corredores más atractivos de la actualidad.

A su increíble forma de rodar en las contrarrelojes, se le suma aquel deseo que a veces llega, otras no, de subir puntos en las grandes vueltas.

Dijo inspirarse en Wiggins para aspirar a las tres semanas con detalles notables en el camino, como en la Vuelta a Suiza que Egan Bernal gana a pocos días del Tour que acabaría haciendo suyo.

 

Pero sus palabras no han pasado a los hechos, no por el momento, y tenemos la duda de que un día Rohan Dennis dispute Giro, Vuelta o Tour, carreras que por cierto ha liderado.

Sea como fuere la historia de Rohan Dennis y su bicicleta anónima, el triunfo, el trabajo que le condujo hasta el oro, el silencio de todo lo que le rodeó, ha sido una de las historias del mundial.

Una historia sin fin a la vista, que se ha fraguado mediante un ciclista que corría sólo y exclusivamente por un ciclista si equipo que le tutelara, esto en tiempos modernos suena a increíble. .

Pero a Rohan Dennis le ha valido.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El cambiazo de marca de bicicleta, la la felicitación de esa marca, la total omisión desde el equipo que le tenía en nómina hasta días antes, la gente conjeturando sobre la bicicleta que sacaría, el casco que le delata…

La historia es de la buenas y describe un ciclista que no es como los demás.

Desde bien joven Rohan Dennis empezó a brillar y no le ha resultado sencillo.

Así funciona el «recomendador» de Tuvalum 

Hace un tiempo, Isaac Vilalta nos escribió una pieza de él, sin mencionar que era él, que habla de lo complicado que es gestionar las emociones, por ejemplo, cuando eres un australiano que lo dejas todo atrás en tu isla continente y te bates en lps fotos europeos, auténticos picadores de carne…

«Hace unos días visité unos amigos al Tour y, allí, desde dentro, lejos de la sala de prensa pero también lejos de las cunetas, conocí la delgada línea de la solitud. Un ciclista hundido, triste, encerrado herméticamente de dentro hacia afuera, literalmente apagado, sin hambre… No se había caído, no había perdido, no había fallado en la táctica. Mucho peor que todo esto. Sufre el mal de amor. Es muy joven y vive muy lejos de Francia y allá, en su casa, ha dejado novia, amigos, familia y entorno. Y esto, cuando te quedas bajo mínimos porque expones tu cuerpo al límite cada día, cuando compartes habitación con “teammates” que quizá algún día llegarán a ser tus amigos, cuando no te reconoces en el espejo, te hunde. Tienes que ser muy fuerte mentalmente y madurar a un ritmo antinatural para levantarte después de cada caída. No te mata el dolor ni el esfuerzo. Te vence la añoranza«.

 

 

Lo cierto es que la tarde del mundial de contrarreloj no quiero imaginar qué caras recorrerían las oficinas de los proveedores del Bahrain y las del propio equipo.

Una situación dantesca que hace de la historia de Rohan Dennis la historia del mundial, sin duda.

Como las vueltas que consumió en la parte noble de la carrera de fondo.

Una historia que, como dijimos no tiene final a la vista porque el rosario de novias para el año que viene es importante.

SQR – GORE

 

Desde el Movistar, que ha sonado últimamente, en lo que sería un fichaje de esos que sólo muy internamente se explican, pues el australiano no creo que sea el peón necesario para asaltar la gran vuelta que tanto ansían en «chez Unzue», a Trek, CCC, Sunweb, Mitchelton -sería la opción de volver a casa- hasta Ineos, el sueño con confesado de Rohan Dennis.

Una colección de posibles para un corredor singular, especial, digamos, que lleva en la mochila un antecedente, el que hemos visto estos días que ya pone en guardia a quien lo diche.

 

 

Rohan Dennis, Evenepoel… la crono de Yorkshire no la vamos a olvidar

Yorkshire Rohan Dennis JoanSeguidor

El duelo de Rohan Dennis y Remco Evenepoel en Yorkshire es el preludio de grandes historias

Viendo lo que ha sucedido en Yorkshire, en la crono del mundial, la victoria de Rohan Dennis, la plata de un chaval diez años menor que el ganador, las historias paralelas, todo, volvemos a lo que dijimos hace unos días.

El mundial de ciclismo es el fondo, sí, es el gran día, la jornada que esperamos, la fiesta de horas y horas pululando por el mismo circuito, miles de banderas, gargantas rojas, lubricadas de cerveza,… pero la crono a veces se supera.

Y el segundo mundial de Rohan Dennis es prolífico en historias, cruces, interpretaciones, un mundial, el de Yorkshire, que hace justicia a aquella obra de arte que firmaron a tres manos Martin, Wiggins y Cancellara hace seis años en Florencia.

 

A saber por que la historia reciente de Rohan Dennis es tremenda, viene desde el día que sale pies en polvorosa del Tour y pone un pie en Yorkshire, la tierra ganada para el ciclismo.

Es una historia que tiene más interrogantes que respuestas.

¿Sigue Rohan Dennis en la nómina del Bahrain?

Esa pregunta que supondría un atropello a la razón, es la primera que sobreviene cuando ves todo el panel de corredores compitiendo con su material corriente, el rutinario de cada carrera, y Rohan Dennis sale con un casco y bicicleta que no son las de su equipo.

Sabiendo del poder de las marcas en el pelotón, al punto de poner nombre en las grandes estructuras, es impensable que Rohan Dennis haya toreado sin más, sin nada detrás la marca que le ha sostenido este año.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La historia reciente de Rohan Dennis es de renglones sin acabar, puntos suspensivos y la invitación a pensar en cualquier motivo.

Desairado, cabreado con su equipo, lo que sea, se ha preparado a conciencia para acabar doblando a Roglic, desmotivado o vacío ¿quién sabe?, y Campenaerts, hastiado por tanta desgracia.

Rohan Dennis ha sido el de Innsbruck, el mismo que no dio opción a Tom Dumoulin, el que ha puesto al chaval Evenepoel en su sitio.

Una crono de esas de las de siempre, más de cincuenta kilómetros y una hora larga de esfuerzo.

 

Se extrañaba algo así, un ejercicio de rodar como un poseso por la suave orografía que llevaba a Harrogate, con el tiempo de ver todos los matices, saborear cada momento.

La contrarreloj: ese noble ejercicio que pone cada uno en su sitio.

Una lección que se lleva escrita a fuego Remco Evenepoel, un ciclista que es un crío airado, con unas miras que no entienden de los topes que le atribuimos, ciegamente, por sus diecinueve años.

Cold Season 2020 by Gobik… 

Dennis compacto, afilado, aerodinámico, no pestañeaba.

Evenepoel es bilis, rabia, cada pedalada es dada como si fuera la última, única, como si no hubiera una siguiente.

Son dos estilos, dos cuerpos, sólo hay que verlos en el podio, son el punto y la I, pero dos mentalidades ganadoras.

Que Remco Evenepoel frunciera el ceño en el “hot seat” indica a qué ha venido este crío.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Remco Evenepoel vs Rohan Dennis, ha sido el duelo en una tarde como otra cualquiera en Yorkshire, con ciclistas circulando a la velocidad de las nubes que remojan el sitio con generosidad.

Una tarde en la que hubo un ciclista, Primoz Roglic, que no actuó de ley, situándose al lado del renovado campeón del mundo, una foto que nunca debió estropear.

Roglic ni siquiera ahondó en la mucha y buena clase media que se concitó tras Rohan Dennis y Remco Evenepoel en la crono de Yorkshire.

SQR – GORE

 

Un pañuelo del que sale ganador, bronce en el cuelo, Filippo Ganna, la clase sobre la bicicleta, otra muesca a favor de la pista, el trabajo de base y la competitividad italiana.

Ganna puede decir que voló tras esos dos fenómenos, e incluso sacar pecho ante una nómina de excelsos rodadores que nos consta llegaban muy fuertes.

Si una vez la crono del mundial nos dio motivos para mirar ojipláticos la tele, Yorkshire, Rohan Dennis y el niño mofletudo tienen su cuota de culpa.

Imagen: FB de Yorkshire 2019 

¿Qué Tour le espera a Rohan Dennis?

Rohan Dennis Team Ineos JoanSeguidor

Si Rohan Dennis quiere explotar en una grande, este Tour parece el escenario ideal

Hace año y medio publicábamos una pieza sobre Rohan Dennis, el ciclista que cautiva en las cronos, que un día se levantó, se miró al espejo y se creyó otro Bradley Wiggins.

Quería dar el salto y ver qué pasaba en las grandes vueltas…

…cuando hablamos de Rohan Dennis nos viene a la mente imágenes de un ciclista que enfila el grupo como nadie cuando navega por el llano, uno de los pocos rodadores que sin Cancellara y Wiggins en liza,  puede romper un grupo en un páramo, por el simple hecho de rodar como los ángeles, cosa que no es sencilla de ver en el plano.

Pero fue el propio Rohan Dennis quien llegado a un punto, tras ser primer líder del Tour hace dos años y medio, que se puso el listón alto con el simple razonamiento de que si Wiggins pudo ¿por qué yo no? Y se proyectó hacia una gran vuelta.

Hasta la fecha no hemos visto esos progresos. Dennis comentó eso hace un par de años y ahí se quedó, pero sigue en las mismas

SQR – Cerdanya Cycle

 

Lo que va en cursiva es parte de ese artículo que se escribió al calor de la curiosidad de la promesa de Rohan Dennis.

«Si Bradley Wiggins pudo, yo también» vino a decir el australiano.

Una ruta que ya conocemos.

Personaliza tu Belador Hydrid by Berria 

Wiggins tocó techo en todos los sentidos en la pista, campeón olímpico varias veces, excelso rodador, extravagante fuera de la carretera, Wiggo dio con la techa tal día como hoy hace diez años.

Se vio en medio de Armstrong, Contador, los Schleck y cia disputando un Tour de Francia que acabó a un paso del podio.

Del cajón de Pekín y los mejores velódromos del mundo a las puertas del de los Campos Elíseos.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La historia ya sabéis cómo acabó: fichó a talonario por el Team Sky, ganó el Tour de Francia y una y no más.

Preparar y ganar el Tour fue un esfuerzo tan bestia que no lo quiso más para sí.

En esa ruta de Wiggins vemos analogía en el, no olvidemos, vigente campeón del mundo contrarreloj, Rohan Dennis.

El australiano expresó a idea de Wiggins hace unos años, ha larvado en el tiempo, se ha quedado en stand by, al menos a los ojos de los aficionados, hasta que, pam, llegó esta Vuelta a Suiza.

 

 

Por que la noticia de la gran carrera helvética fue Egan Bernal y su insultante momento, pero no la única, Rohan Dennis dio el paso que esperábamos ver en la gran montaña.

Batido en la crono larga por Yves Lampaert, uno de los MVP´s del pelotón, Dennis, ahora sí, cuajó la vuelta por etapas que prometió en su día.

Hay un problema, es Suiza, no una grande, pero prolongar esa ganancia fuera de la zona de confort es lo que debe demostrar ahora el mejor croner del momento.

Rohan Dennis acuña eso tan anglosajón del reto y salir de la mentada zona de confort

SQR – GORE

 

Y ese límite se dibuja en el Tour más alto de los últimos años, con las exigencias de cimas de 2000 metros esperando casi al final para ver dónde puede llegar este corredor.

No está en pronóstico alguno, se integra en un Bahrain que capitanea Nibali, a quien no se le conocen dos grandes buenas la misma temporada, y en el Giro ya exprimió el limón, y tiene una primera parte de recorrido que le puede poner arriba en la general hasta la Planche des Belles Filles.

Ahí, en el muro de los Vosgos, Rohan Dennis tiene el día en rojo, marcado en círculos, con la certeza que lo que pase ese día, en este Tour tan abierto, le puede marcar el paso en la carrera que todos esperamos para él.

Imagen: FB de Tour de Suisse

Mundial de Innsbruck: Rohan Dennis no tuvo duelo

La Vuelta Rohan Dennis JoanSeguidor

Mov_Gore

En el Mundial de Innsbruck, Rohan Dennis ya tiene su nombre escrito en letras doradas

Hay mundiales de contrarreloj en los que no echas nadie en falta y este Mundial de Innsbruck es uno de esos.

Mirando atrás recordamos el duelo a tres Martin-Wiggins-Cancellara en Florencia, o el de Zulle-Boardman-Rominger en Lugano, o el Wiggo-Martin-Dumoulin de Ponferrada.

Si acaso extrañamos a alguien en el Mundial de Innsbruck fue a Primoz Roglic, pero con muchas reservas.

Porque dudamos que el mejor esloveno haya podido con el Rohan Dennis que voló por el valle hacia Innsbruck.

Dennis, el testigo de Michael Rogers

Ganador de cronos en las tres grandes, líder alguna vez en todas, Rohan Dennis nunca había subido al podio de crono.

El Mundial de Innsbruck cobró con justicia la presa que perseguía Rohan Dennis.

El australiano firmó la jornada perfecta, fue el mejor en todo, pedaleó redondo desde el principio.

Eso fue llano.

Porque en la subida había una abismo entre el australiano y el resto.

Recto, vertical, tremendo, voraz, no vaciló ni en el tramo que en teoría le iba peor.

Sacó tiempo donde debía, fue el mejor en cada tramo.

Y logró la inédita hazaña, en este ciclismo de cronos cada vez más cortas, de doblar dos ciclistas: Castroviejo y Kiryienka.

Para Rohan Dennis valieron muchos factores.

Pero en especial el de llevar la Vuelta en las piernas, una vuelta de tuerca de cansancio, pero de forma excepcional.

Dennis está en ese punto y quizá se haya dado cuenta de que aquí, en cronos, está su terreno, y que los experimentos de las grandes vueltas, quizá puedan esperar.

 

Porque en la alquimia del corredor, primar ciertas cosas van en perjuicio de otras.

Si eres un tío de tres semanas, es complicado rodar como Dennis lo hizo en el Mundial de Innsbruck.

Pero si haces al revés, pierdes punch.

No si ello, el subir como lo hizo en el Tour ha pesado en Jonathan Castroviejo, pero el vizcaíno parece un paso por detrás de aquel que puso en apuros a Froome en Río de Janeiro.

Porque la contrarreloj es eso, belleza del esfuerzo en solitario que entiende de hombres, no de nombres.

Así responde la versión gravel de Trek

Tom Dumoulin alargó lo que no tenía por donde alargar, y Dennis le ganó por la mano.

En su duelo particular, en el Cancellara-Martin 2.0, el australiano le empata al neerlandés.

Si los dos están a tope, no pondría la mano en fuego por ninguno.

Pero hoy había un tío por encima de todos, y a Dumoulin le salvó menos de un segundo para salvar la plata en el especialista en finales apretados, Victor Campenaerts, quien se dobla como pocos sobre la bicicleta.

Duele las lumbares de verlo, aunque más los cuadríceps cuando Rohan Dennis despliega tanto talento sobre el tablero.

La Vuelta: Las conquistas silenciosas de Simon Yates

La Vuelta Rohan Dennis JoanSeguidor

Como decíamos en la última semana del Giro, la Vuelta sólo la puede perder Simon Yates

Mov_Gore

Segunda contrarreloj, inicio de tercera semana, ayer jornada de descanso, poco o nada que esconder.

El tramo entre Santillana del Mar y Torrelavega ha puesto la Vuelta al límite para algunos, para ciertos corredores que dejaron, cuando no pudieron, pasar oportunidades para decantar las cosas a su favor.

Steven Kruijswijk sacó a pasear ese cuerpazo, anchísimas espaldas, por Cantabria y ha puesto la Vuelta incandescente.

Una contrarreloj de esas que ponen orden, incluso en la igualdad que las montañas no saben resolver.

Hoy me preguntaban, ¿pero no hay contrarrelojes en subida? las hay, pero quedaron en la retina, entretanto queda esto.

Cambrils Movil 300×100

 

Enric Mas en la Vuelta

Y como el neerlandés, Enric Mas, de quien nunca hemos escrito en este mal anillado cuaderno.

Qué crono del largo mallorquín que dijo que iría hasta reventar.

Puede estar tranquilo, que sea capaz de esto en una crono, a estas alturas, siendo el más joven de los primeros, es sencillamente admirable.

 

Kruijwswijk pone en hora los relojes, la Vuelta no sé si está en sus piernas, pero sí en su suerte y cómo progrese.

Como Simon Yates, en la tercera semana lo perdió todo en el Giro.

Llegó a meter miedo hasta Rohan Dennis, al menos el primer tramo.

Pero el australiano, una delicia verle rodar, que dijo que el rojo era efímero

 

Alejandro Valverde no ha hecho la crono de su vida, las ha tenido mejores, en su porfolio de hombre completo, pero ha sido resultón.

Como los feos en la discoteca.

Alejandro Valverde no sale de líder, pero lo es un poco más.

Que en Movistar deben ver qué ha pasado es un hecho, han tenido todo a punto de caramelo y ahora Simon Yates les envía al minuto o más allá.

 

Me hizo gracia: todos mirando estadísticas de Valverde vs Yates en las cronos.

Que si el murciano siempre había sido mejor, que si Yates está a punto de tener su día malo, que si…

Consuelo de bobos, Simon Yates habrá aprendido o no del Giro, pero va haciendo y ahora mismo lo tiene ahí, a huevo, a punto.

Ojo porque Yates puede completar el año británico de las grandes: Froome, Geraint y ahora ¿él?.

El mismo corredor que se fue con su hermano al Orica, hoy Mitchelton, porque en el Sky estaba todo topado.

La Vuelta rueda entre los ciclistas de Bkool

Y es que, permitidnos la vanidad, es lo de siempre.

No hay nada como una buena contrarreloj para sacudir las cosas y abrir la carrera en canal.

Todo lo demás son castillos al aire.

La Vuelta se frota las manos, varios en menos de dos minutos y por delante Oiz, Naturlandia y Andorra.

Imagen tomada del FB de La Vuelta