Una quimera llamada «salud del ciclista»

Salud del ciclista: Vincenzo Nibali avispa - JoanSeguidor

El caso de Sander Armée evidencia la hipocresía sobre eso de la «salud del ciclista»

Un día pude ir a «hablar de mi libro» a la radio. Bueno de mi libro y otras cosas más relacionadas con la bicicleta y el ciclismo, entre otras sobre la salud del ciclista.

Recuerdo que fue una mañana de domingo, que aquel mediodía se corría Lombardía. Hablo de hace un par de años.

En el momento previo a la charla en el aire, el otro invitado, comentó con el locutor la impresión que la había causado entrar en un comedor de hotel y coincidir con un equipo ciclista.

Hablaba de personas consumidas, alambres andantes, semblantes famélicos y otras lindezas.

Hablaba en definitiva de seres humanos llevados tan al extremo, que parecían enfermos.

Y es así, el ciclismo es esto, el alto rendimiento es esto: personas que llevan a su cuerpo al límite no, un poco más allá.

La salud del ciclista

Y en este contexto no sabemos en qué escalón o prioridad situar la salud del ciclista, porque al final la exigencia es tal que muchas veces no sabemos dónde queda este manido recurso.

Dicen mirar por su bien, por su integridad, por su salud, se ponen y cuelgan reglas y más reglas sobre dopaje, que es lo primero en que todos piensan.

Se exprimen las normas, se buscan recovecos y se quiere ser más papista que el Papá.

Y ocurre que un ciclista como Sander Armée sale con el rostro desfigurado por no solicitar un TUE, pues ha habido abuso de certificados.

Su equipo, el Lotto-Soudal prefiere no pasar por el trace y ser el más limpio de entre los limpios.

Pero ¿qué significa ser el equipo más limpio?

¿Es acaso mirar por la salud del ciclista?, porque está claro que el Lotto, equipo que nos encanta, no mira por la salud de su ciclista haciéndole salir en estas condiciones y quizá sí por la imagen y reputación que trabaja en el pelotón.

Que un corredor vaya como Sander Armée en las primeras etapas del Giro habla de lo incoherente que es todo y lo triste que debe ser considerarte profesional de algo y verte tan desprotegido.

Los equipos dicen mirar por la salud del ciclista, como los organizadores que meten más y más madera en complicar el recorrido e incluso aceptar condiciones climatológicas muy adversas sin sopesar suspender la carrera.

No es tan raro ver calores saharianos sobre el pelotón o copiosas nevadas.

Sander Armée corre con esta cara por un picotazo de avispa que no puede tratar con corticoides x miedo a dar positivo y no solicitar un TUEhttp://www.joanseguidor.com/sander-armee-cortisona/

Publicada por Iban Vega Garcia en Sábado, 5 de mayo de 2018

¿Eso es mirar por la salud del ciclista?

Seamos justos y veamos las cosas como son, el ciclismo como está planteado no es salud, ni siquiera se le aproxima, sólo es un divertimento, un espectáculo que nos sienta frente al sofá al mediodía para ver gente puesta un poco más allá de su límite.

Y todo lo demás, lo siento es marearnos, y en este caso, se ha hecho.

Imagen tomada de Ciclo21

INFO

Ya está en marcha el Giro Bkool

¿Por qué no se le puede administrar cortisona a Sander Armée?

Sander Armée JoanSeguidor

Sander Armée corre el Giro con la cara desfigurada por no solicitar un TUE

«Por otro lado estuvo la complicidad con los ciclistas, que fue muy grande. Me alegré mucho de la victoria de Sander Armée, quien casualmente habíamos entrevistado días antes de su éxito, y nos atendió muy bien. Igual que Tomasz Marczynski que ganara una etapa en Andalucía, la tierra que le acogió»

Así nos hablaba hace no mucho Albert Valero, community manager de La Vuelta, sobre Sander Armée, ganador de una etapa de la Vuelta a España del año pasado.
Meses después Sander Armée es protagonista del Giro de Italia y no precisamente por su rendimiento.

https://twitter.com/EntreCunetas/status/992742586073927681

Así es, Sander Armée corrió la primera etapa en linea del Giro, la que ha acabado esta tarde en el resbaladizo firme de Tel Aviv, con esa cara, igual que la crono inicial de Jerusalén.

Sander Armée fue picado por una avispa y su cara quedó desfigurada al punto que, como se ve, la propia visión del ciclista puede quedar comprometida.

¿Un TUE para Sander Armée?

En estos casos, lo más lógico y normal, es que el ciclista se le pueda aplicar cortisona, una substancia que como el doctor Ferrari formó parte del vademecum público hasta que un día todos negaron conocerla.

Sería lo normal y lógico.

Como cuando a Jonathan Vaughters le picó una avispa en el Tour de 2001, le dejó el ojo derecho completamente cerrado por la inflamación y tampoco pudo gozar de los beneficios de una cura con corticoides, entonces por negación de la propia UCI.

Vaughters, el tiempo nos lo ha demostrado, sería una de las avispas que pincharon la burbuja que había generado Lance Armstrong a su alrededor.

En el caso de Sander Armée, 32 años, la realidad es más compleja.

El Lotto-Soudal, un equipo que quiere ser más limpio que los más limpios, se niega a aplicarle una pomada por miedo a que dé positivo y en segunda opción, no contempla expedir un TUE, un certificado médico, porque se considera ir contra la esencia misma de una norma que es laxa como una cosa mala.

Dicen que el Lotto, en aras de la limpieza a la que se adscribe, no quieren ni hablar de un certificado médico.

Y así Sander Armée ha completado la crono y la primera jornada del Giro con ese semblante y malestar.

Es increíble, comprobar ese doble rasero.

Hace pocos días hablábamos de Lieuwe Westra y su libro, en el que admite la barra libre de certificados médicos para rendir más y mejor.

Gente como el holandés ha banalizado los TUE´s al punto que la sola mención de su uso suena a trampa, cuando en Sander Armée el motivo es más que evidente.

Este es el ciclismo que, como los españoles la Constitución, nos hemos regalado, un ciclismo sembrado de sospechas y trampas, donde un mero papelito es síntoma de irregularidad.

Sé que una revolución es complicado que arranque por uno, e incluso por unos cuantos, pero desde luego que Sander Armée acepte esto, da la medida de cómo están las cosas para los ciclistas y como estos, han visto todos los derechos que se han quedado por el camino…

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

Los portabicicletas de Cruz en un click

Vuelta: Alberto Contador quiere ser el Cid

Alberto Contador firmando un poster con su victoria en Fuente De

Otra vez la entrevista de Juan Carlos García a Alberto Contador no ha tenido desperdicio. Era al final de un día de significado mensaje, pues aquí el madrileño fue Pelayo recuperando una Vuelta que tuvo perdida en manos de Purito. Aunque la llegada era en el hermosísimo valle de la Liébana, la proximidad de Fuente De y el paso por los tres collados que vieron aquella remontada, hizo que más de uno se relamiera ante lo que pudiera ser.

Dijo Alberto Contador al periodista que le venían en el grupo a preguntar cuándo iba a atacar. Qué grande. Le gusta sentirse protagonista, es de hecho protagonista. “Tranquilos que hoy no” les vino a decir, pero claro, otros movieron el árbol, Katusha prendió la mecha, Fabio Aru se fue por delante y él, aclamado, se vio obligado, el «populacho» se lo pedía. Gana batallas sin presentarse, como Rodrigo Diaz, el Cid.

Pero ocurre una cosa, que en el Team Sky no están para sustos y que el Team Sky no es el Katusha de hace cinco años. Un día Nieve, otro Poels y por los desfiladeros cántabros Gianni Moscon, el “talentino” que vuela con Froome a las espaldas. Hay un antes y un después en esta Vuelta para Moscon, el Kwiatko de la Vuelta.

Lo probó Contador, dice García que siete veces, yo no las conté. Incluso buscó el corte con su equipo, con Jarlison Pantano, pero el magro estado de forma del colombiano no es el mejor aliado: le duró unos doscientos metros antes de reventar a treinta de meta. Así con un rodillo negro por detrás es imposible. En esto, Alberto Contador está en desventaja. Entre Trek y Sky no hay color.

Contador, con todo, está fuerte, y no se le puede descartar para el podio, pues el top 5 está cogido con pinzas, cuando no palidece uno, lo hace otro. Ayer Froome, hoy Nibali,…

Y es que Froome enjuagó en mil metros la mitad de la pérdida de los Machucos. El inglés es de un día malo, y quizá lo haya pasado. Lo que ocurra por detrás no le importa, siempre y cuando no le afecte, y ahora mismo parece que Froome tiene la carrera donde le conviene.

No es sencillo por eso mantenerse con vida en esta Vuelta. Si el top5 no va sobrado, imaginaros por detrás. Esteban Chaves es una sombra persiguiendo los mejores y la imagen de Sander Armée soltando sin atacar a Lutsenko en pos de la etapa es tan gráfica, como el plomo que pesa en las piernas de muchos ciclistas.

Quedan tres días, dos por Asturias, zafarrancho y parece que lluvia, carreteras complicadas, desniveles imposibles y Contador en el epílogo con ganas de pasar a la mitología más hispánica. Pinta bien.

Imagen tomada de FB de La Vuelta

INFO

Llévate un maillot del Movistar Team