El sillín Watt de Selle Italia aúna confort y eficiencia

Selle Italia Watt Joanseguidor

El nuevo sillín Watt de Selle Italia nace para satisfacer al triatleta

Un año completo para desarrollar y probar prototipos dando forma al nuevo sillín Watt en Selle Italia.

Gracias a la colaboración con Patrick Lange y al equipo BMC-Vifit en Selle Italia han alcanzado un nuevo nivel para satisfacer a los triatletas más exigentes del mundo.

El nuevo Watt de Selle Italia nace para satisfacer al triatleta, mejorando la producción de potencia en posición aerodinámica sin renunciar al confort, el objetivo es mejorar la eficiencia, el aspecto clave en las pruebas más duras del triatlón.

Este nuevo sillín de Triatlón se ha desarrollado tras estudiar minuciosamente las necesidades de los mejores atletas del equipo BMC-Vifit y de Patrick Lange, 2 veces campeón del mundo de Ironman y primero en bajar de las 8 horas en la mítica prueba de Hawaii. Un sillín diseñado en torno a las necesidades del triatleta en postura aerodinámica para desarrollar todo su potencial.

Desarrollado para mejorar el apoyo estable, favoreciendo así una postura más aerodinámica y cómoda durante más tiempo, gracias al nuevo acolchado y a su diseño Superflow específico para triatlón. Se aumenta la capacidad de adaptación a las necesidades biomecánicas del corredor aumentando la longitud de los raíles 10 mm y una punta de 50 mm de ancho.

El sillín incorpora en su hendidura central una capa de material adherente para ayudar a fijar al triatleta en la posición ideal al interaccionar con el tejido del tritraje cuando se encuentra en posición aerodinámica, evitando movimientos innecesarios y ahorrando watios. Además, cuenta con un protector de goma bajo la punta, protegiendo los raíles del sillín del apoyo en las barras de las transiciones. El nuevo Watt cuenta con dos inserciones en la parte posterior para montar accesorios como portabidones o recambios.

Estará disponible muy pronto en una única talla y con dos configuraciones diferentes, con raíl de titanio y acolchado de gel (235 gr, 169,90 €) y con raíl carbo-cerámico (190 gr, 249,90 €).

+ INFO

Selle Italia Flite Boost: el sillín de las leyendas traído al presente

salón de la fama flite selle italia

Selle Italia presenta la última evolución de este modelo, el nuevo Flite Boost

Lo hace manteniendo el concepto que lo ha llevado al éxito, pero aplicando las últimas tecnologías e innovaciones al diseño para alcanzar cotas de rendimiento nunca vistas sobre un Selle Italia Flite Boost.

Flite significa ciclismo desde 1990

Bart Brentjens se proclamó en Atlanta 1996 como primer campeón olímpico de MTB sobre un Flite, el legendario Marco Pantani hizo su famoso doblete ganando el Giro y Tour en 1998 a lomos de un Flite personalizado, elegido por corredores como Alexandre Vinokurov y Cadel Evans para la consecución de sus grandes éxitos y actualmente siendo el sillín preferido por Mathieu van der Poel o Caleb Ewan para seguir agrandando el palmarés del ya mítico Flite.

Flite Boost Superflow_CloseUp

La tradición continua

El nuevo Flite mantiene las formas planas para el apoyo que tanto han gustado siempre a sus usuarios pero implementa el diseño Boost de Selle Italia, la punta del sillín es ahora 27 mm más corta, quedando su longitud en 247 mm, y esto no es un mero detalle estético o que siga una moda, los sillines con diseño Boost permiten al ciclista encontrar la posición ideal fácilmente y, por tanto, mejorar su estabilidad y confort al tiempo que su adaptabilidad y eficiencia se ven aumentadas.

El Flite Boost está disponible en dos versiones, Fill y Superflow (con o sin canal), siendo lo que Selle Italia determina como categorías 1 y 3 mediante su sistema idmatch para identificar sus productos.

Además, cuenta con dos tallas, S para ancho de 135 mm y L para el de 145 mm.

Ver guía de tallas 

Así mismo, el nuevo Flite Boost equipa, según su configuración, raíles de manganeso, de titanio o los más livianos, de combinación carbono-cerámica de Selle Italia, que permiten detener la báscula en tan solo 157 gr para la versión Kit Carbonio Superflow pero sin sacrificar ni un ápice de confort gracias a la distribución de su mullido y su cobertura de Fibra-Tek.

Los precios para el nuevo Flite Boost son de 129,90€ PVP para la versión con raíl de manganeso, 214,90€ PVP para la que equipa raíl de titanio y 284,90€ PVP para la tope de gama con raíl carbono-cerámico.