La velocidades de la justicia en el ciclismo

Dos casos, ambos más vinculados de lo que parece de inicio, iluminan de torpeza la actualidad ciclista que se mueve entre grandes, finalizada la excepcional edición del Giro, empieza la cuenta atrás para el Tour, cuyo perfume se deja sentir en el ambiente cada vez que arranca la Dauphiné. Un colombiano e inglés protagonizan estas historias de desvelo, que demuestran que si este oficio es ya complicado y duro, para ello están los organismos, para enredarlo un poco más.

Simon Yates dio positivo en la París-Niza, la noticia del mismo surgió en abril, pero en Orica trabajan con la hipótesis de que todo ha sido un error burocrático, pues el inglés no tenía TUE, ese salvoconducto que permite tomarse según qué con el permiso del organismo internacional. Yates se ve que no lo pidió, o su equipo, no sé a quién corresponde. Está el tema como para jugar u olvidarse tan alegremente de estas cosas.

Yates es asmático, como un amplio porcentaje de los deportistas de alto nivel, más alto que la población normal, algo que a mí me tiene alucinado. La gente con la que os cruzáis en el metro tiene visos de no ser asmática, al menos no en la proporción de si os metéis en un CAR escogido al azar.

Sea como fuere Yates está en la nevera y debería haber salido a competir en la Dauphiné pero como la UCI no falla, pasará a la Vuelta a Esolovenia. El limbo, eso que muchos probaron a raíz del estallido de la Operación Puerto, es lo que está probando Yates, sin margen para nada. Esa es la UCI que prometio hace tres años su presidente, el también británico Cookson, la que combatiría los vicios del viejo ciclismo.

Sergio Henao puede volver a competir. Dos años después el colombiano fue apartado de la competición. La primera vez estuvo fuera bastante tiempo, esta vez desde la Vuelta al País Vasco que perdió a manos de Alberto Contador. Han concluido los organismos competentes que no hay nada nuevo bajo el sol.

Menudo viaje para estas alforjas, si al ciclista le descuentan en su equipo la parte de sueldo del periodo que ha estado fuera, le saldrá casi a pagar. Esperemos que la experiencia de Henao y las conclusiones de su investigación cundan en el futuro porque en este corredor se han dado valores y anomalías nunca vistos en los casi cuarenta años de “escarabajos” compitiendo por la vieja Europa. Como si los cambios de altitud sólo se expresaran en su cuerpecito.

Por otro lado, balón de oxígeno para el Team Sky, el equipo que vino a cabmairlo todo, que se vincula a un grupo de comunicación pero que se ve atosigado y señalado cuando Mikel Landa deja el Giro de un día para otro. El capote, en forma de absolución ¿definitiva? de Henao, le viene en vísperas del Tour, donde Froome será sondeado no, lo siguiente.

INFO

Con Nacex, la bici en destino sin cargar con ella

Un Tour de perros

Cuando a medio centenar de kilómetros de meta el cielo se desplomó sobre los corredores, el Tour recordó a sus ciclistas que aquí no hay respiro. Aunque la jornada se presentaba complicada por ese final denso de media montaña, la aproximación al mismo se hizo tranquila, demasiado, tanto que la pertinaz lluvia llegó para activar las piernas, parar despertar al león, poner nervios en la carrera y estrellar al grupo contra las rampas finales.

En esas rampas, Tinkoff realizó una exhibición que pudo ser estéril de no haberse mostrado una fisura en el liderato de  Nibali justo al final. El italiano parece fuerte, sale bien a por Contador, pero ese trocito puede abrir una sima en su confianza. No obstante la cacareada superioridad del madrileño aún no ha aparecido. Esa doble velocidad acabó por poner en evidencia a Van del Broeck, Mollema, Fuglsang y Kiatkowski, un ciclista que necesita centrar sus objetivos si quiere sacar algo en limpio. A ello se añade la mala suerte de los angloparlantes Van Garderen y Talansky con sus inoportunas caídas.

Hoy nos llamó la atención la presencia en la fuga de un joven ciclista llamado Simon Yates. Hermano gemelo de Adam, ganador de la Vuelta a Turquía, este inglés ganó dos etapas en el Tour del Avenir el año pasado, en el que Rubén Fernández mantuvo a raya a los hermanos, y ahora se debate con los mejores en el Tour grande. No salió a por Sylvain Chavanel, recondujo sus fuerzas y aunque Biel Kadri fue el mejor, se declaró un excelente ciclista. Hay madera. Por cierto en esa fuga hubo dos ciclistas, Terpstra y Petit, ganadores esta primavera de Roubaix y Tro Bro Léon, dos carreras que hablan de las singularidades del ciclismo.

Yates nació en agosto de 1992, cuando no habían pasado ni tres semanas de la inolvidable crono de Luxemburgo de Miguel Indurain. Este pimpollo parece empeñado en crecer rápido. No contento con sus éxitos prematuros, omitió el calor del hogar y prefirió arreglar su viaje a Australia para tener en Orica la oportunidad que el Team Sky, un equipo que por sí solo no basta para encarrilar tanto talento, le niega. Curioso, las circunstancias quisieron que un australiano lidere las huestes de Brailsford mientras dos inglesitos de gran potencial se baten en el equipo de bandera austral. Y ojo porque el origen de Simon Yates, hace un año fue campeón del mundo de puntuación, es pistard, sí, otra muesca para esta modalidad que en España no convence y que en otros sitios apuran hasta el final.

#fact En la historia del Tour el Ballon d´ Alsacia fue el primer gran puerto. Nos lo contó Gerardo Fuster hace unos días

#àdemain Etapa dura pero con final sencillo, donde Laurent Fignon rodó como los ángeles hace 22 años. Sobre el papel los favoritos deberían tomarse un paréntesis tras una primera semana muy tensa.

Imagen tomada de twitter de SkyCycling

INFO

Maillot veloce club

Mikel Kolino colabora con www.amigosolidario.com

A veces nos olvidamos de lo más importante. Olvidamos la sonrisa de un niño, olvidamos lo que significa ser felices a pesar de no tener nada, y olvidamos que la vida es mucho más las marcas o productos que vendemos.

Por eso, y por la emoción que nos produce ver feliz a personas que no tienen nada, a partir de ahora, U51 Pro y yo personalmente Mikel Kolino donaremos el dos por ciento de nuestros beneficios a “Amigos Solidarios”, porque esta bonita iniciativa lo merece, y porque queremos formar parte de un mundo más justo.