La montaña rusa de Contador mira hacia arriba

El lider, Alberto Contador

Líder destacado del World Tour y ganador de dos grandes carreras como Tirreno y País Vasco, triunfos aliñados con sendas plazas de plata en Algarve y Volta, y todo sumado a éxitos parciales dibujan un panorama presente halagüeño para un corredor que necesitaba buenas noticias como el comer.

Sin ánimo de ser ventajistas, hace pocas fechas firmábamos este post en este mismo blog.

Nos habíamos eco de la portada e interior de la revista Velo Magazine para afirmar que Alberto Contador no estaba acabado.

En el mismo se construían argumentos como las recurrentes adversidades que han sacudido su vida para explicar que 2013 fue un año de transición para este ciclista que en forma es un competidor como pocos hay en su generación. En este cambio de tendencia se barruntan varios puntos.

Todos coinciden en señalar la adquisición de la sapiencia del ex ciclista y ex técnico del Team Sky, Steven De Jongh como clave.

Los métodos de este mentor, que no pasó la prueba del algodón en el equipo inglés, hablan, sobre el papel, porque as particularidades obviamente se nos esconden, de una dieta más idónea, la tranquilidad de las alturas del Teide, donde no sé a qué esperan para organizar un trail con todas las grandes figuras que allí confían su suerte, y entrenos más metódicos.

Es increíble como ciclistas de diez años de profesionalismo demuestren aún que tienen mucho o casi todo por aprender sobre su oficio.

De cualquiera de las maneras a Contador estos cambios le han sentado muy bien. Cambios que han venido apuntalados por un sabor de revancha que desde luego siempre mueve a todo buen competidor y la tregua con el magnate ruso que posee su equipo.

Leyendo entre líneas el arranque de año firmado por Contador encontramos lecturas interesantes

como la crono final de la Vuelta al País Vasco, donde atosigado quizá por la amenaza de Alejandro Valverde, fue el de antaño y sólo superado por un especialista como Tony Martin.

También pasa a los anales su victoria en la etapa reina de la Tirreno, el mejor triunfo que yo le recuerde pues se centró en correr, sin cucamonas ni malos gestos, teniendo sólo la meta y el triunfo como objetivos.

A su vez propinó un buen golpe a uno de sus rivales de nueva generación, Nairo Quintana, una de esas derrotas que sabiendo de la ambición que mueve a estos corredores, seguro que le ha dolido.

Alberto Contador, dominante?

El dominio de Contador presenta también matices. Por ejemplo su principal rival, Chris Froome, no ha estado este año en la disposición de hacerle sombra como hace sólo unos meses.

De hecho el Team Sky ha brillado por su ausencia estos meses de vueltas por etapas y su única oposición ha llegado de la novia de Froome, aparentemente picada por los triunfos de Contador, y la gilipollez de Dany Pate, tuiteando que se comió un chuletón en Irún.

Contador sabe que tiene una fecha en rojo, son los días del Dauphiné, allí donde se cruzará con Froome antes del Tour. Veremos qué pasa.

La Volta demostró que Contador no sabe correrle a Purito

no al menos en la medida de ponerle en apuros. Que el catalán ha crecido en condición y que el madrileño ya no desborda como antes es obvio, pero que Contador no es consciente de que con el líder de Katusha no hay que esperar al final para jugarse los cuartos es un hecho.

Cierto es que la Volta quizá no presentara el mejor recorrido, pero en las etapas pirenaicas hubo opción de hacer daño de lejos, y no lo hizo. Sería por el frío, por el día, por lo que fuera, pero no le probó.

Y por último la estrategia, siempre la estrategia.

Con la Vuelta al País Vasco bien atada no fue de recibo verle tomar riesgos en Arrate.

Él solito se ventiló la única ayuda que le quedaba, la de Roman Kreuziger, cuando sólo tenía que aguantar en trago hasta el santuario pues portando el amarillo, no necesitaba arribar el morro a la cabeza lo más mínimo y tuvo suerte que Valverde, tan elocuente él, no se dio cuenta, porque en la cima eibarresa a Contador se le pudieron haber torcido mucho las cosas y quizá este balance tan espléndido presentara alguna tara.

 

INFO

Hay una ocasión para todo y cuando practicas tu deporte favorito te equipas para ello, tu spmartphone también lo necesita.

Vic Sports incorpora ARMOR-X a su lista de marcas representadas en el segmento ciclismo, completa gama de fundas protectoras y soportes funcionales para Smartphones y Tablets.

La extensa gama de productos del catálogo de ARMOR-X abarca las principales marcas del mercado de la telefonía móvil y las tabletas, aportando soluciones para casi todos los modelos de dispositivos.

Foto tomada de www.eltiodelmazo.com

Las velocidades de Oleg Tinkov

Lo que pasó por una pataleta por la carencia de resultados por parte de Oleg Tinkov y su enorme estructura, se convierte ahora en una política de acción y hechos consumados que impone el presente y anuncia cómo debiera ser el futuro. Para el excéntrico ruso el tiempo de Riis, Manolo Saiz y Johan Bruyneel ha pasado. Son historia, y a la historia, a su entender, no hay que tenerla como única e inequívoca guía de acción en la vida. Hay otras formas de hacer, otras vías, otro camino.

En su muro de Facebook el hilarante jefe de Alberto Contador y Peter Sagan apunta varios aspectos que complementan y justifican la decisión de prescindir de Bjarne Riis, una noticia escalonada en el tiempo que llegó a su conclusión este fin de semana. “Riis is over” es el lema que se inscribe el rubio en la frente, tatuado fuerte y profundo, hace un tiempo, cuando le compró al danés su licencia que él lo que debía hacer era dirigir que para eso era el mejor del mundo. Hoy, no muchos meses después, ya no lo es. Curiosa veleta.

No es Riis santo de nuestra devoción, valga la expresión en estos tiempos de procesiones y flagelos. Nunca lo ha sido. Nos ha parecido la viva imagen de lo peor de este deporte. Dopado confeso, altanero, displicente,… autor de serviles estrategias para Lance Armstrong en tiempos de plomo del americano, errático en aquella jornada que le dio un Tour a Floyd Landis, del que luego fuera desposeído. Cierto es que arrancó la historia del Jack & Jones hasta convertirlo en un equipo, no el mejor del mundo, pero sí de los mejores. Contó con medios y con grandísimos ciclistas (los Schleck, Cancellara, Voigt, O´Grady,…), cabe no olvidarlo.

Todo ese bagaje ahora a Tinkov le resulta prescindible. El rubio ruso, preso de una enajenación que convulsiona su equipo y por ende el ciclismo en bloque, no quiere saber nada del calvo danés, como si hubiera perdido su encanto y conocimientos como por arte de magia. TInkov habla de elementos que compartimos, como el que los equipos sean capaces de generar rédito y no sólo impliquen gastar, gastar y gastar. Habla de carreras más concentradas, de estrellas implicadas, de nuevos horizontes,…

Califica de estupidez eso del ciclismo histórico. Quizá no viera cómo el engendro que llamaron Tour de Pequin pasó sin pena ni gloria. Es obvio que hay que buscar nuevos mercados para el ciclismo, pero no al mejor postor, porque estos días en Flandes se hierve con este deporte, es ciclismo de antaño y no por ello muestra síntoma de fatiga y debilidad. Hay carreras prescindibles en el calendario tradicional, pero también en el nuevo. La morterada en algunas carreras que se pone de inicio es apetecible, pero venderla como buena para este deporte es mentir al personal.

tinkoff-saxo-situa-a-de-jongh-al-frente-de-su-estructura-deportiva-001

Tinkov habla de ciencia, “la ciencia es el rey”. La da como clave para pasar página al dopaje, él que dijo que “todo vale” cuando aleccionaba a sus chicos en la roulotte del primer Tinkoff hace ocho años. También presenta los nombres de quienes deben dirigir el futuro de este deporte. Habla de Yates, de De Jongh, de Julich, hoy técnicos, en su día corredores que bebieron de las fuentes de Riis, Bruyneel y Saiz, es decir más de lo mismo, pero con el 2.0 acompañado su labor.  Los tres además no aptos en la acera de enfrente, en el Team Sky. Por cierto, acaban de confirmar a De Jong en la cúspide de la dirección, éste fue el año pasado pieza clave para la «resurrección» de Contador, quien a su vez decía confiar ciegamente en Riis. 

Ojalá hubiera más Olegs Tinkov, sinceramente, pero cabe no confundir “la velocidad con el tocino” y este ruso corre mucho, a veces tanto que desborda su propio discurso dependiendo como el sople el viento.

INFO

1

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…