Que Strava cobre nos parece perfecto

Strava JoanSeguidor

La versión de pago de Strava era algo inevitable

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Cuando Nacho nos propuso un vídeo a raíz de la nueva versión de pago de Strava sabíamos que las reacciones iban a ser interesantes y de hecho lo han sido.

La aplicación estrella, allí donde todos confluyen y cuentan sus «gestas» ha decidido que hay que sacarle rédito a la estrategia de implantación.

Se han hecho un hueco en el tiempo y el corazón del aficionado, han creado adicción y algo más complicado aún, han hecho comunidad y ahora quieren pasar por caja.

Es todo muy lícito, hacer rentable su estructura es algo que parece sencillo, sobre el papel, pero no tanto cuando miras las cuentas de resultados.

Lo que Strava ha puesto en manos de los ciclistas ha sido una demo que ahora da el salto a la versión de pago

No entendemos que haya usuarios que se extrañen, que haya sido free no implica que lo fuera a ser de por vida.

«Rentabilidades pasadas no aseguran las futuras» te dicen los gestores…

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Nosotros desde este mal anillado cuaderno, dimos una solución intermedia, otra opción, Nacho que se trilla esto a conciencia sabía que los famosos segmentos de Strava también se pueden sacar en otras aplicaciones que ahora mismo son free, pero que ello no implica que lo vayan a ser  en el futuro.

El campo está lleno de opciones y casi todo hay para elegir y no pocas, pero Strava debe y quiere sacar partido a su trabajo, hace muy bien e incluso diremos más, nos ha sorprendido la gente que nos ha escrito que les parece perfecto que cobren, en un país donde la cultura de lo gratuito está siempre a flote, que haya más personas que acepten soltar la mosca, es una buena noticia.

Al fin y al cabo es apreciar el trabajo de los demás en su justa medida.

Gore 400×100 MArzo2020

Strava de pago: no es el fin del mundo

Strava JoanSeguidor

Un Strava de pago hace que miremos otras alternativas

Las novedades de pago que Strava ha sacado estos días, el Strava Premium, han revuelto bastante el patio.

No es para menos, las funcionalidades de pago que ha impuesto Strava están entre las más populares, como es el caso de los segmentos, una aplicación que los mentores de Strava admiten es costosa de mantener.

Igual que los segmentos pasan a la bolsa de pago servicios como la creación de rutas y alguna otra herramienta de análisis.

No es que sea nada del otro mundo el precio, ocho euros mensuales, menos si lo pagas a modo anual.

Nacho tiene sus alternativas y nos muestra como las utiliza tras su salida en bici, alternativas que, por el momento, no son de pago y a las que él les saca todo el  jugo…

Desde las fotos que nos gusta hacernos en ruta, a todos los datos que dibujan la salida, kilometraje, tiempo, temperatura, mapa, zonas de potencia.

Sólo extraña una cosa de Strava, y es su faceta social, en España tiene más de dos millones de usuarios y miles de segmentos marcados, cifras que impresionan pero que aún no le han valido para hacer rentable a la empresa.

«Rutas» by Strava: el recopilatorio de los mejores itinerarios

Strava JoanSeguidor

En la nueva función de Strava «Rutas» hay un compendio de los mejores itinerarios

Strava, la plataforma de deportistas más grande del mundo, con más de 50 millones de usuarios y con un crecimiento actual de un millón de usuarios nuevos cada mes, ha anunciado el lanzamiento de una nueva función: «Rutas».

Con esta nueva herramienta, sus usuarios podrán descubrir más y mejores rutas para correr y practicar ciclismo.

Con más de 3.000 millones de actividades subidas desde cualquier lugar del mundo, Strava sabe realmente por dónde corren y montan en bicicleta sus usuarios.

La herramienta «Rutas», disponible para los suscriptores de Strava, utiliza toda esa información para sugerir rutas de calidad y personalizadas según las preferencias de los deportistas en función de su ubicación, la distancia, el desnivel y el tipo de superficie (pavimentada o de tierra).

OpenStreetMap, el conjunto de datos de mapas de código abierto más extenso del mundo, facilita la información sobre el tipo de superficie de la ruta, a lo que se suman todos los datos de la comunidad Strava.

Tres valores diferenciales de «Rutas» by Strava

  • Estimaciones de la duración que tendrá la actividad basadas en el ritmo de las actividades más recientes y personalizadas para cada deportista.

  • Pantalla con detalles sobre el desnivel y el tipo de superficie.

  • Superposición del Mapa de actividades para ver la popularidad de cualquier tramo en particular de la ruta.

Una vez localizada la ruta deseada, es muy fácil guardarla y explorarla directamente desde Strava.

 

El lanzamiento de la herramienta de Rutas llega en un momento en el que la crisis del Covid-19 ha provocado la prohibición de realizar ejercicio físico al aire libre en España.

Para ello hay retos como el que tendremos on line el próximo 30 de marzo, con motivo de a empezar a soñar con todas aquellas rutas que podrán recorrer cuando termine la situación de confinamiento.

Algunas recomendaciones para el confinamiento

Recordad que Strava está disponible para iOS o Android. Si quieres obtener más información, visita www.strava.com.

El deseo de Strava para 2020: 50 millones de usuarios

Strava Lombardia - Thibaut Pinot JoanSeguidor

Strava quiere superar los 3.000 millones de actividades en la plataforma

Los atletas de Strava han compartido más de 1000 millones de actividades en los últimos 13 meses, haciendo que el total de actividades subidas en la comunidad social de fitness supere los 3000 millones desde que se creó en 2009.

Un 5,73% de esos 1000 millones de actividades han sido registradas por la comunidad española, situándose así como la quinta más importante en el mundo para Strava, por detrás de Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil y Francia y por delante de Alemania. 

Más de 50 millones de atletas ya se han unido a Strava y alrededor de 1 millón lo hacen cada mes.

A medida que va creciendo su comunidad atlética mundial, el ritmo de actividades subidas de los miembros de Strava también se incrementa, llegando a los 19 millones de actividades subidas a la semana en 2019 (Year In Sport).

Desde que superó la cifra de 2000 millones de actividades registradas a finales de 2018,  Strava ha visto como el promedio de actividades registradas al mes ha aumentando en un 40%. Esto incluye un 59 % más de actividades subidas por mujeres, un 46 % más de actividades de running y un 41 % más de actividades registradas desde fuera de Estados Unidos. 

“Fundamos Strava para conectar, a través de nuestra tecnología, a los atletas con la sensación de compañerismo que se tiene al ser parte de un equipo”, afirma Michael Horvath, CEO y cofundador de Strava. “Doy las gracias a los millones de atletas de todo el mundo que se han unido a la comunidad de Strava y que ahora han subido más de 3000 millones de carreras a pie, en bici o a nado, caminatas y otras actividades. Nuestro equipo se levanta cada día obsesionado con nuestros atletas, ansioso por seguir construyendo las experiencias innovadoras que les conectan con lo que les motiva y alimenta sus vidas activas.”

Strava celebró su actividad subida número 1000 millones en mayo de 2017, ocho años después de su fundación, y alcanzó los 2000 millones de actividades subidas tan solo 18 meses después, en diciembre de 2018. Ahora, en los últimos 13 meses se han registrado 1000 millones más llegando hasta los 3000 millones. El ciclismo y el running son las actividades más compartidas por los atletas, aunque en Strava se cubren 30 tipos más de actividades.

Los segmentos, una de las funciones más populares de Strava, son secciones de carretera o de sendero creadas por sus miembros en las que los atletas pueden comparar sus tiempos y competir por lograr un mejor puesto en la clasificación. Los atletas de Strava han creado casi 20 millones de segmentos desde que empezaron, con 3 millones de segmentos nuevos generados desde diciembre de 2018, cuando se subió la actividad que hizo que se llegara a los 2000 millones. Cada mes se crean cerca de 25000 nuevos segmentos.

Marchas cicloturistas: ¿Se acabaron carreras encubiertas?

Llevar los tiempos de las marchas desde Strava puede acabar con tanto pique en las marchas cicloturistas

Vaya por delante que no soy ningún ingenuo en este conflictivo y manido tema de que muchas grandes marchas cicloturistas son carreras encubiertas.

No voy a exponer aquí de nuevo todo lo que se ha debatido sobre este controvertido asunto.

Se ha hablado mucho y se seguirá haciendo.

También se han escrito ríos de tinta (digital) en foros y redes sociales sobre lo que son, o lo que deberían de ser, este tipo de pruebas donde tendría que prevalecer el ciclismo y el turismo por encima de la competición.

Y digo que no soy ingenuo porque, dicho esto, sé de sobras que el pique, la lucha, la  carrera o padecer por rebajar los tiempos, siempre existirá, al menos para los de delante pero igual no para todos o incluso puede, por qué no, que sean mayoría los que dejen de sufrir por llevar un chip en su tobillo o un dorsal a sus espaldas.

¿Y esto por qué?

Porque con la novedad que nos presenta Gran Fondo Events para esta temporada, esto se ha acabado, por fin, y el sistema tradicional de cronometraje de las marchas desaparece.

Al menos en sus marchas, las que ellos organizan.

A saber: Polar Gran Fondo la Mussara (donde se estrenará esta innovación), Škoda Gran Fondo Priorat y Gran Fondo Andorra MTB.

Mov_Gore

¿Cómo dices?

Pues eso, que empezando por la marcha de La Mussara, la organización no entregará ningún dispositivo tradicional tipo “chip”, de esta manera, la prueba, es la primera en distanciarse abiertamente de las llamadas “carreras encubiertas” y apuesta decididamente por…

una  marcha cicloturista donde el objetivo es disfrutar de una buena jornada de ciclismo entre compañeros y amigos, con tal de fomentar los beneficios de la bicicleta, así como el respeto en la carretera, entre compañeros y con el medio ambiente

De esta forma,  GF Events da un paso más en el concepto de prueba deportiva con esta iniciativa, pionera en el calendario de marchas cicloturistas.

Por tanto, como vengo comentando, cuando participéis en esta Gran Fondo La Mussara no os entregarán ni chips para registrar tiempos, ni habrá clasificaciones generales ni por categorías, ni premios, ni medallas ni diplomas.

Sin embargo, los organizadores de estas tres pruebas, no se van a olvidar del espíritu competitivo de algunos, muchos o pocos, llámense cicloturistas combativos, ciclodeportistas o pros frustrados, que siempre intentan ir más lejos, más alto y más rápido.

Pero lo van a hacer de una manera diferente y muy original.

El que quiera saber su tiempo, estadísticas… en definitiva, su performance en estas grandes marchas, tendrá que darse de alta y abrirse una cuenta en la plataforma Strava.

Sí, ya sabéis, esa aplicación que ha cambiado la “vida ciclista” de muchos usuarios de la bici en este país.

De esta manera, sólo los participantes que se registren en Strava, formando además toda una comunidad de ciclistas, podrán acceder a sus cronometrajes y la organización no podrá gestionar los tiempos de aquellos ciclistas que no lo hagan y no estén registrados.

Esta comunidad virtual ya tiene nombre.

Se trata de Gran Fondo Live donde, además de ser el método de cronometraje para las tres pruebas que organizan esta temporada, será un punto de encuentro para participar en retos durante todo el año y ganar premios.

Será toda una auténtica revolución que llega al cicloturismo de la mano de Gran Fondo y Strava, con un nuevo concepto en la organización de marchas cicloturistas.

Suunto 9, nombre sencillo, eficaz y conciso 

Gran Fondo Live recogerá todos los kilómetros pedaleados en todas las salidas, marchas y entrenos de todos sus miembros, que se verán estimulados a seguir haciéndolo a través de desafíos mensuales en los que se pondrá un reto, o varios, como objetivo.

Todos los participantes que consigan esos logros, en forma de desafíos, optarán a un premio que será sorteado entre todos ellos.

Con este novedoso sistema, Gran Fondo quiere premiar más la experiencia, la regularidad, la disciplina y la motivación por encima de las carreras, los tiempos de paso y las clasificaciones.

Gran Fondo LIve JoanSeguidor

Este hecho, para muchos cicloturistas -como yo mismo- y una gran mayoría que pasan, por los motivos que sean, de competir ni contra nadie ni contra ellos mismos, nos será de un gran alivio, porque el que quiera prescindir de toda esta parafernalia que rodea a muchas marchas sólo con no apuntarse a Strava lo tendrá muy fácil para huir de cualquier reto en forma de clasificaciones o de medallas de oro, plata y bronce.

Igual con el tiempo nos llevamos una sorpresa y somos muchos más los que no estamos registrados en Strava que los que sí lo están y, de esta manera, casi definitivamente, sería el final de las marchas que son “carreras encubiertas”.

Porque sois muchos los que ya estáis en Strava, pero también somos muchos los que aún no lo estamos, ya sea porque no nos gusta, porque ya tenemos una edad, porque no podemos entrenar tanto o porque ya no tenemos que demostrar nada a nadie.

Ni siquiera a nosotros mismos.

La pregunta es ¿vosotros os apuntaréis a este nuevo cronometraje para saber vuestro tiempo o prescindiréis completamente de él?

Al fin y al cabo, prácticamente todo el mundo lleva en su manillar el control de su tiempo, ¿no es cierto?

Un día me dijeron: «Si no estás en Strava, no existes»

Strava arts JoanSeguidor

Mov_Gore

Motivos por los que no creemos que Strava sea tan imprescindible como comentan

Supongo que para el millón y medio largo de creyentes de la religión Strava que existen en este país lo que acabo de decir será poco menos que un sacrilegio.

Pues sí. Lo he decir: no creo en Strava

Ni me gusta Strava.

Pero antes de que me arrojéis a los pies de los caballos, dejad que me explique.

De entrada, no escribo esto para demonizar a Strava y allá cada cual con su uso, eso lo primero, y respetando al máximo el que lo utiliza para mejorar, auto-motivarse o simplemente para picarse hasta con su sombra.

La aplicación es una herramienta como otra cualquiera y no es ni buena ni mala.

Todo depende de la cabeza con que se utilice.

Dicho esto, mi reflexión sobre Strava viene a colación sobre el informe de 2018 que acaba de publicar esta red social que viene a ser como el facebook del ciclista.

No voy a repetirme en dar los datos que ha proporcionado la popular compañía de San Francisco enfocada a deportistas.

Los podéis consultar aquí.

Sí quería destacar algunos aspectos sobre los análisis que ha hecho Strava como por ejemplo que…

El perfil del ciclista medio español

pedalea al día 47,2 km

supera los 606 m de desnivel

rueda a una velocidad de 21,7 km/h.

Y yo me pregunto, ¿y esto a mí qué me importa?

¿Alguien encuentra interesantes estas cifras?

También discrimina a los ciclistas españoles por sexo y edad, y nos informa que las mujeres ruedan más tiempo que los hombres pero a una media inferior y que hacen menos kilómetros, o que los varones de entre 60 y 69 años cubren más kilómetros en bici que los más jóvenes.

Mirad, quizás en este dato sí esté de acuerdo porque ya sabemos que poder llegar a la jubilación en buena forma física para poder seguir practicando ciclismo es toda una bendición.

Podría seguir con más apuntes que son auténticas tonterías, como decir que el «martes es el día de la semana en el que se rueda más rápido en España» o que este año «los españoles han recorrido 707 millones de kilómetros (que son 322 mil Vueltas a España) habiendo sumado un desnivel total de 9.100 millones de metros».

Vaya datos más chorras, de verdad.

¿Este es el retrato que hace Strava del ciclista de este país?

A ver, que cada uno somos un mundo, que todos tenemos nuestras ventajas o desventajas a la hora de poder salir ahí afuera a pedalear, que podemos tener más o menos tiempo, más o menos inconvenientes o impedimentos, ya sean por motivos familiares, laborales o de cualquier otra índole y porque siempre lo he dicho.

Strava está muy bien para los pros, pero para nosotros, los que no somos ni ciclistas profesionales ni atletas y sólo somos aficionados a practicar el sano ejercicio de montar en bicicleta, todos estos datos, cifras, medias y estadísticas, no nos sirven para nada.

Seguro me lloverá algún palo por decir esto, pero así lo siento, porque luego…

¿Qué pasa cuando Strava se convierte en una obsesión?

Pues que tenemos a gente ciega en reventar tiempos en no sé qué tramos, colegas, amigos y compañeros que, aunque digan que no lo están, se pican si se lo decimos.

Es verdad ¿o no?

Algún buen amigo mío, por ejemplo, me ha llegado a decir que si no estás en Strava no existes.

Así de contundente.

Pues yo no estoy en Strava.

De hecho, nunca he estado.

Y eso que no me han faltado ocasiones o invitaciones para poder hacerlo, pero al final siempre lo he declinado y sin pensármelo mucho.

Y sigo existiendo y saliendo en bici como siempre ¿verdad?

Esta es mi reivindicación: prescindir de Strava porque mi idea de cicloturismo me lleva a pedalear por placer, sin intención de ir a hacer tiempo, rodar de manera cómoda y disfrutando de la salida en bicicleta y no darte cuenta, en un momento dado, que estás ahí en un tramo (o segmento como lo suelen llamar) haciendo el tonto comparándote con los demás, intentando subir más rápido para complacer a yo no sé quién.

Gravity by Gobik: El culotte definitivo con menos de 145 gramos de peso 

Y si me quiero picar, siempre tengo a mis colegas y grupeta para jugar a ciclistas y pasárnoslo bien, porque ahora con Strava hay gente que puede salir en solitario a batir récords a cualquier hora, e incluso de noche.

¿Hay algo más febril, agobiante y angustiante, que ir pedaleando por alguna ruta guapa y que de repente el programa de marras te vaya chivando los tiempos a batir de tus «amigos» en algún segmento  y que te «obligue» a darlo todo?

Lo encuentro absurdo.

¡Ojo! Despreciar Strava no significa que lo haga de los GPS, pulsómetros y demás, al contrario, estas últimas herramientas las encuentro imprescindibles en nuestras salidas.

Son útiles y necesarias, pero huyo de cómo estas herramientas han sido manipuladas por una aplicación que ha cambiado las costumbres de los ciclistas por completo.

Y puedo comprobar, ya no sólo por mí, sino también por la opinión de muchos, que el cambio no ha sido precisamente para bien.

Gente que ya se está cansando de la aplicación y que prefieren alejarse de aquellos que muestran obcecación por tiempos, por KOMs, o por «kudos» (los «me gusta» en el argot de Strava) y que cuando oyen hablar en estos términos se colocan un «salvapantallas» en el cerebro por propia salud mental.

Compañeros ciclistas que además no paran de hablar de Strava y que desde que ha entrado en sus vidas da auténtica pena salir con ellos en bici: su único tema de conversación es lo que los demás hacen en esta red social.

Strava JoanSeguidor
www.arueda.com

Cicloturistas ofuscados en mejorar sus tiempos y que han entrado en una espiral de ir cada vez más deprisa y que se sienten «animados por los «enhorabuenas» y «medallitas»  de sus seguidores, volviéndose cansinos y agotadores para los que pedalean a su alrededor.

También los hay que se han cansado de Strava en poco tiempo, que quizás en un principio les hiciera gracia ver sus progresiones, pero que se han aburrido de hablar siempre de lo mismo con sus colegas: de ir a buscar tiempos y presumir de ellos.

Las adicciones no son buenas.

Por todo esto no me gusta Strava y tampoco creo en sus análisis y estadísticas, porque cualquiera puede hacer trampas y ser el King of the Mountain con un tras moto, enganchado a un coche o subir un tiempazo a su actividad realizada con una eléctrica y que luego no especifica que ha sido con una e-bike.

Porque haberlos, «haylos» ¿verdad?

Foto: FB de Strava

Strava está bien, es interesante, pero sólo si eres un pro

Thibaut Pinot JoanSeguidor

Mov_Gore

La «performance» de Thibaut Pinot en Lombardía quedó retratada en Strava

El stravismo no es una patología visual, aunque puede convertirse para muchos en una obsesión.

No es mi caso.

No me gusta Strava.

Sí, lo siento, debo ser un bicho raro, pero no me va todo lo que gira alrededor de esta aplicación que ha revolucionado el mundo del ciclismo y supongo que también el del cicloturismo.

Por eso a mí no me va.

Sí, ya sabéis, lo de salir a buscar el KOM o bien a petar segmentos.

Quizás piense que esto de darlo todo y ser el más rápido en uno de estos sectores puede ser un engañabobos.

Podría argumentar muchos y variados motivos por los que yo opino de esta manera de las actividades en Strava, pero quizás la más importante es que cada salida es una historia y puede que el récord de tu segmento haya sido conseguido, no pocas veces, en diferentes circunstancias.

Es posible que alguien se haya reservado sólo para batir ese segmento (o tú mismo) y quiera comparar su performance con la de otros ciclistas que lo han corrido de manera muy distinta.

Empezando por este motivo, ese KOM puede que no te sirva para nada, más allá de una engañosa satisfacción personal o subir algunos puestos en el ranking.

El Stava «lombardo» de Thibaut Pinot

Todo esto viene a cuento porque hoy me han pasado la actividad del francés Thibaut Pinot que le diera la victoria en la pasada edición de Il Lombardia y que ha tenido la gentileza de compartir en su perfil de Strava con todos los aficionados.

Una transparencia de testimonios en forma de números que sus seguidores le han agradecido de manera especial y que han elogiado una carrera digna de admiración: un broche en forma de hojas doradas para culminar un fin de temporada espectacular.

DT-Swiss Junio-Agosto

También me han pedido opinión sobre sus prestaciones en esa carrera.

No soy un gran especialista en este tipo de datos, ni un gran técnico, pero me he estado un buen rato observando con todo detalle su actividad en este Monumento disputado el pasado sábado.

La verdad es que es muy entretenido.

Y muy didáctico.

Te puedes pasar bastante tiempo comparando sus segmentos con el de Nibali, que también ha subido su carrera a Strava, o bien mirando lo que ha tardado en ascender las duras cotas que destacaban en el recorrido.

Así, de entrada, lo primero que llama la atención es su velocidad media: a más de 40 km/h para completar los 236 kilómetros de recorrido que llevan de Bergamo a Como. ¡Qué bestialidad!

También su máxima velocidad: a casi 85 km/h descendió el Ghisallo en sus rampas más inclinadas (-11% de desnivel), alcanzando esta punta en un segmento de apenas 500 metros que recorrió en tan sólo 24 segundos.

Unas cifras mareantes.

Puede que hubieran aficionados que pensaran que este recorrido no era para Thibaut, observando además que la meta estaba en bajada, pero ha callado bocas e incluso parece que puede descender (y de hecho así lo hizo) mejor que Nibali.

Los registros están ahí, al alcance de cualquier aficionado que quiera comprobarlo.

En invierno prueba la prenda del arcoiris, prueba Endura 

Si nos fijamos en su entrada triunfal en meta podemos ver que el último tramo lo hizo en 26 segundos a más de 60 km/h.

Eso es correr mucho y darle muy fuerte a los pedales, y da la impresión que estamos ante la metamorfosis de un batallador ciclista a convertirse en un gran campeón.

Ejecutó una carrera inmensa.

Algunos incluso han llamado a su enorme triunfo en Lombardía como “la carrera perfecta».

Con los datos en la mano puedo decir sin temor a equivocarme que tenía el Mundial en sus piernas.

Sí, el de Valverde.

Si quizás Guimard hubiera apostado por él como jefe de filas sin dudarlo, en detrimento de Alaphilippe, puede que la historia hubiese sido diferente.

Su actividad en Strava así lo confirma: una actuación estratosférica para una soberbia victoria y un final de temporada nunca visto antes para los aficionados franceses desde 1997, nada menos que 21 años desde la última victoria de Laurent Jalabert en este quinto y último Monumento de la temporada.

Viendo su progresión en carrera, su ataque a Nibali en el Civiglio, con rampas por encima del 10%  y que humilló ascendiéndolo a más de 18 km/h,  creo no exagerar si digo que su victoria fue «a lo Hinault», sin duda.

Muchos podemos pensar que quizás estamos ante la reivindicación definitiva de Thibaut y ya son muchos los seguidores franceses que ya le piden que vaya al Tour de 2019 a ganarlo.

Mucha exigencia para un corredor que puede que haya acabado de eclosionar con este increíble final de curso, pero que aún le queda camino mucho por recorrer si quiere convertirse en un serio aspirante al trono de París.

Si sigo observando detenidamente sus interesantes números, es admirable ver cómo en lo más duro del Muro di Sormano, con rampas entre el 17 y 19% -y hasta más de un 25%-,  mientras Nibali comenzó a dar palos, junto a Rogic y Bernal, descolgando a Valverde, lo ascendió a una velocidad entre 10 y 12 km/h, y eso es mucho para afrontar semejante pared, consiguiendo además el KOM en su último segmento de 600 metros, tardando sólo en superarlo 3 minutos y 22 segundos.

Con todo, permitidme volver al principio: Strava está bien, es interesante, pero sólo si eres un pro. Es mi opinión.

Por Jordi Escrihuela

Imagen tomada de FB de Il Lombardia

 

 

Ir #AlTrabajoenBici ahorra mucha porquería a la atmósfera

Andan liados en Strava con el Global Bike to Work Day Challenge, el próximo jueves 11 del corriente mes. El mapa de la red social para gente con ganas de sudar se llena cada día de personas que van en bicicleta a su trabajo, un dibujo en constante crecimiento y densa elaboración que da como resultado unos 160 millones de personas habitando una de las “Strava Metro”, esas ciudades que utilizan el mapa de calor de la red para mejorar sus prestaciones a los ciclistas urbanos.

Hablamos de Londres, Los Ángeles, Sídney, Oslo, Glasgow, Calgary y Portland entre otras. Calculan que durante el primer Global Bike to Work Day de Strava se registraron en Strava 79.879 trayectos en bici en 180 países, es decir 514,51 toneladas de emisiones de carbono de menos que recibe nuestra atmósfera.

En #CommutesCount se puede seguir todo el trajín.

INFO

El Cruz Pivot es un portabicicletas para bola de remolque con diseño moderno y características exclusivas