La mejor virtud de Sagan es su insistencia

Un buen plan de domingo, de este último domingo en Fermo, era ir a hacer turismo a esta bella localidad de las Marcas, con el Adriático no lejos y disfrutar de una sobremesa de ciclismo por uno de esos muros empedrados que atraviesan una bella ciudad medieval que ha puesto marco a una bella, otra más, etapa de la Tirreno-Adriático.

Fermo fue una trampa que parte de los mejores ciclistas del mundo no escatimaron en probar, dándonos uno de esos días que a veces pone en solfa lo mejor de este deporte, mezclando un poco de todo, buenos ciclistas de vueltas por etapas con clasicómanos, dando por resultado un paisaje tan atractivo como singular.

Pasa, por otro lado, que generalmente en todos los paisajes está Sagan, Peter Sagan, el perejil de todas las salsas, desde hace año y medio el hombre del arco iris, desde hace mucho más un corredor que nació bendecido.

Escribir sobre Sagan significa correr el riesgo de ser redundante. Al eslovaco se trata de genio, de único, de divo, casi si me permitís, sin embargo queremos ser algo más originales, y entre todos los rasgos que definen al eslovaco queremos destacar uno que además tenemos por seña en la vida: Sagan es insistente y es en ese espíritu de permanencia donde se sobrepone cada paso. Cambiarlo todo para que todo siga igual.

Si miramos las últimas dos campañas enteras de Sagan, al cobijo del amigo Tinkov, y el inicio de ésta, veremos que las victorias aunque abundantes importantes quedan en un segundo plano si la estadística baja un peldaño y vamos a las segundas plazas y puestos de honor. Sagan es un auténtico grano en el culo, una piedra en el zapato, ganará o no, pero siempre está, siempre pervive.

En 2015 se pasó toda la campaña persiguiendo un triunfo grande que le llegó casi en el descuento en el mundial. Por el camino alimentó el ego de Matteo Trentin, de Caleb Ewan, de Van Avermaet,… y otros que tuvieron el privilegio de ganarle. Recuerdo aquella llegada en Gap, cuando ganó Rubén Plaza, Sagan de verde golpeándose el pecho, como expiando sus pecados ante tanta falta de acierto.

Si seguimos escrutando la estadística, veremos que Sagan sólo protagoniza tres abandonos en poco más de dos años de competición. Aquel desgraciado episodio de la Vuelta a España, cuando se fue amargado por el incidente con una moto y la Clásica de Bretaña. Hace unos días dejó la Strade Bianche, en un día en el que no se sentía bien, pero que de haber estado, con esas carreteras y la lluvia, podría haber sido un show verle correr.

Con todo, cuando vemos a los capos de la Tirreno, a Geraint, a Pinot y a un Nairo que va sin cadena, jugarse la suerte en Fermo y Sagan los gana a todos, con la autoridad que Valverde imprimió en Lieja hace dos años, nos preguntamos dónde estará el límite del “most valious player” del pelotón, porque cambiarán los rivales, influirán las circunstancias, pero Sagan seguirá insistiendo.

Imagen tomada del FB de Tirreno-Adriático

INFO

El WD-40 Producto Multi-Uso protege el metal, libera piezas atascadas, desplaza la humedad y lubrica

El doble rasero alemán con el ciclismo

En España desde hace un tiempo hemos entrado en un bucle depresivo que sólo conduce a más desánimo y falta de perspectiva. Es cierto que los tiempos que nos acompañan no son favorables. Viento de cara y desagradable meteorología rodean nuestra actualidad: pocos equipos, calendario exiguo, ciclistas en el paro,… malas noticias que sí, son ciertas, están ahí, pero que sólo con contemplarlas y lamentarlas, posiblemente nunca las superaremos.

El ciclismo, como la vida, son ciclos. España ha tenido uno enorme en individualidades, ganando con claridad los mejores rankings y haciendo caer grandes triunfos en el zurrón, eso sí, sin estar exentos de polémicas y procesos angustiosos por dopaje, hechos que desde luego también pesan en el ánimo de los aficionados.

Sin embargo volvemos a eso que decíamos, a los ciclos y quizá convenga levantar la vista y ver como el imperio alemán, ese país que arrasaba en los Tours de los finales de los noventa con el T Mobile en vanguardia, casi se borró del ciclismo, por culpa del dopaje y una inasumible dosis de falsedad. Ahora el país germano vuelve con fuerza y por todos los frentes al deporte que denostó como a ningún otro.

Se ha confirmado que la ARD, la televisión pública alemana, volverá a dar en directo el Tour de Francia, una noticia buena para el ciclismo, pero sobretodo para ASO, cuyo porfolio de audiencia se abre a un país que pasa por ser la locomotora de este extraviado tren que es Europa. Los franceses sabrán sacarle partido.

077D1CA-TVT-P2_1

Miren las cifras que comenta José Carlos Carabias en su blog de ABC. Lo que hace seis años costaba 20 millones por tres años, ahora son cinco por dos, desde luego el precio está en consonancia con los tiempos, y en especial con el ciclismo, un deporte devaluado a niveles insospechados a pesar de ser un escaparate de primera escala.

Dice el ejecutivo de la ARD que los esfuerzos del ciclismo por contener el dopaje deben ser reconocidos y allí, que no hablan si no que actúan, lo han querido reconocer volviendo a las emisiones “live” de la mejor carrera. Es loable, le quieren dar una oportunidad a este deporte que en su día aborrecieron por el dopaje, curiosamente en un país cuya mitad comunista se distinguió por la “nacionalización” de la trampa y la carencia de miramientos con tal de liderar medalleros olímpicos. La mitad federal, la occidental, supongo que no tendrá pocos trapos sucios en el armario.

1

La segunda oportunidad germana al ciclismo llega por eso en plena recuperación de estrellas. Esta generación apuntamos hace unos meses, al calor del excelente Tour que les salió a los alemanes: John Degenkolb, Tony Martin, André Greipel, Marcel Kittel, Simon Geschje, Gerald Ciolek, Nikias Arndt y Fabian Weggman. ¿Casualidad? lo dudo, interesa de nuevo el ciclismo, se le quiere dar una segunda opcion, pero se hace con una ingente cantidad de talento triunfando en los mejores foros, de otra manera entender una apuesta económica como la realizada sería complicado.

Con los nombres mentados, más el Team Bora, la entrada de la pasta de Alpecin en el Giant y carreras que se pueden ir recuperando, esperamos que el país más grande de Europa regrese con todas al ciclismo, ese deporte con el que enloquecieron cuando Jan Ullrich besó el jarrón de Sevres en el podio de París.

Imagen tomada de www.nacion.com

INFO

Con este frío que nos encoge, conoce los tejidos de Bioracer

Iceberg 100 es un tejido elástico ligero regulador del calor con propiedades cortaviento e hidrófugas que mantiene una temperatura constante entre la piel y el tejido. El 100 significa que tiene una impermeabilidad del 100 %.

Esto convierte al Iceberg 100 en un tejido caliente y transpirable que los corredores pueden utilizar durante los recorridos invernales intensivos en condiciones frías, sin el volumen de una chaqueta de ciclismo de los tejidos de invierno comunes.

… e incluso personaliza tu propia ropa en línea

Una manera fácil y rápida de crear ropa de ciclismo. Elige en la galería de prendas y diseños actuales. Colorea tu ropa con los mismos colores que los de tu equipo y coloca el logotipo en su posición correcta. Ve a la pantalla de consultas, introduce tus datos de contacto y un representante de Bioracer se pondrá en contacto contigo para hablar y ofrecerte un presupuesto.