¿Qué día supimos de Chris Froome?

Chris Froome

Aún recordamos la jornada de La Covatilla que puso a Chris Froome en el mapa

Permtidnos irnos siete años atrás, entonces estábamos en la antesala del primer monumento, Milán-San Remo.

Mientras Brad Wiggins corría en el anonimato alimentando su esperanzada de ganar el Giro y hacer una digna defensa del Tour, el otro gran puntal del Team Sky había despertado rápido esa temporada.

Con la general, más etapa del Tour de Omán, y una segunda plaza, y otra etapa de la Tirreno-Adriático, Christopher Froome sí que era un producto cien por cien Team Sky.

Los compañeros suyos que ganar y dotan de prestigio al equipo venían de otros lares donde ya dieron la nota por su rendimiento, en el caso de Froome empezó, creció y llegó a lo que es dentro del mismo equipo.

Lo que son las cosas, aquella Vuelta de 2011 le supuso una especie de ultimátum para el ciclista de origen keniano.

Llegó a esa carrera en un mar de dudas y la certeza de que podría ser su última carrera con los ingleses y salió de la misma como rutilante estrella y potencial ganador de cosas grandes.

Gran Fondo World Tour: un circuito de ciclismo que nos espera x medio mundo

Supimos de Froome, al menos el gran público, ese día de La Covatilla, donde su líder de equipo, siempre Wiggo, realizó el primer test de fuerza que evidenció madera de vueltómano en ese pistard. Froome apareció raudo al día siguiente en la crono de Salamanca y entonces se solapó a la vanguardia de la carrera.

Las estrecheces tácticas de su equipo le condenaron a la segunda plaza.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Si en el equipo rival, Matxin tuvo la certeza de que Cobo era su hombre frente a nombres más consagrados, el Sky dudó y para cuando quiso apoyar a Froome, una vez superado el Angliru, era demasiado tarde.

Ocho años después le darían aquella Vuelta. 

La campaña 2012 fue para Froome muy diferente a la 2013.

Ausente durante el primer tercio, sólo asomó el morro en el Dauphiné, antesala del Tour.

Luego en éste corrió frenado por Wiggns.

En esta ocasión los galones pesaron y los momentos de incertidumbre que no les propinaron los Sky, llegaron desde dentro.

Aquel Chris Froome nos recordaba mucho a aquel talento desbocado y furibundo llamado Alex Zulle.

Sus requiebros y torcido gesto en el umbral del esfuerzo marcaban el carisma de un corredor que en los descensos ofrecía dudas.

De aquel Froome al actual han pasado muchas cosas, siete grandes, siete años, visto ahora es un regalo de corredor.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Tirreno-Adriático 2013: Grazie Vincenzo

Tirreno-Adriático 2013 Vincenzo Nibali JoanSeguidor

Aquella Tirreno-Adriático del 13 es una de las carreras de la década

Retomamos la página de la historia estos días que extrañaremos la Tirreno-Adriático con aquella memorable edición de 2013, cuando frente a todo pronóstico Vincenzo Nibali tomó la cabeza y…

—escrito el 11 de marzo de 2013

Un espectador bromeaba hoy vía twitter en la retransmisión de Esport 3 de la etapa de la Tirreno-Adriático: “Hoy todos los Excel se han cortocircuitado en Team Sky”. Qué gráfica descripción de la realidad, qué gráfica y fiel porque en la grandeza del ciclismo cabe siempre lo improbable y lo discutible.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

La penúltima jornada de la Tirreno presentaba una orografía complicada que corrida a cara de perro podría resultar demoledora. Con lluvia y peligro a cada curva, estaba claro que si hoy no se discutía el atronador dominio de los hombres de negro pocas opciones se darían a lo largo de la temporada. Vincezo Nibali ha demostrado que hay esperanza para la raza humana. El quijotesco pesimismo que nos invadió al ver tan enteros y capaces a los Sky rompió contra los molinos y nos dio un resultado improbable hace unas horas.

Por que si contrastamos hombre por hombre, Vincenzo Nibali es seguramente en un mano a mano el peor corredor de los cuatro primeros clasificados en la jornada final de esta Tirreno. Mano a mano el italiano ha salido perjudicado de sus pulsos con Froome, Contador y Purito. Sin embargo, en el matiz de lo incierto que a veces sustenta las finas ruedas de estos héroes se encuentra la sisma para hacer daño.

Nibali fue el más listo de la clase. Con una general prácticamente perdida, virtualmente incluso, no cejó en el empeño de quien se sabe capaz y arrimó el milagro a su pedalear. Salvada esa pared de impronunciable cuesta, reventó hacia abajo. Buscó la suerte, no le vino ésta a ver. Y la encontró. Primero en forma de aliado conocido como Peter Sagan, y posteriormente Purito, y luego con el desaguisado que rodeaba a Froome, muy vulnerable en jornadas perrunas, tanto que deberá revisar abiertamente sus habilidades en tales circunstancias.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Si en nuestra anterior entrada hablábamos de los problemas centrífugos que podían lastrar a Sky, con la competencia interna disparada a mil, pongamos ahora la lupa sobre las minas que le podrán sus rivales, que no son pocos y le tienen ganas. Nibali ha demostrado que el talento no es darle fuerte a los pedales sino que darle mejor, ser eficiente. Y hoy lo ha sido. Ha demostrado que el año es largo y en cualquier giro está la sorpresa. Grazie Vincenzo.

Foto tomada de www.cyclingnews.com

Team Sky: ¿Qué gregario ficharías?

El Team Sky trabaja para Froome durante la Vuelta a España

Para fichar un gregario del Team Sky hay que hacer un rompecabezas

 

En la retórica, pero también en la práctica, el dinero del Team Sky ha sido un factor determinante en la década que dejamos atrás.

Un factor que ha decantado la balanza a su favor de esta manera tan gráfica com muestra la Wikipedia

Team Sky grandes vueltas JoanSeguidor

 

La foto de la década bien podría ser ésta: siete Tours, dos Vueltas y un Giro.

Y aunque hayan tenido lideres prestos para machacar, lo cierto es que han estado muy bien rodeados al abrigo del Team Sky.

En esta entrevista a Alberto Contador, el corredor que venía con carrerilla de la década anterior, admite que competir contra el Team Sky le supuso cambiar como quien le da la vuelta a un calcetín su forma de entrenar.

No cambió en exceso la de competir, aunque ésta se vio muy superada los años de plomo de los ingleses en el Tour.

Un equipo, el Team Sky, que vino alumbrado por la pista aunque no aprendido de ella, le costó tomarle la medida a la carretera, los primeros años, de hecho hay carreras que nunca cayeron en su zurrón, su palmarés en el pavés no hace justicia a un bloque que tuvo y tiene a Flecha, Geraint, Moscon, Stannard y compañía.

SQR – GORE

 

Pero más allá de eso, lo que nos llama la atención de la entrevista es la omnipresencia del Team Sky y la pregunta sobre qué gregario hubiera fichado de los ingleses.

Cabe decir que Contador tuvo a Michael Rogers, miembro del primer Sky, el mismo que abría el tren en el Tour de Wiggins cuando la cosa se ponía cuesta arriba.

En aquel Tour, recuerdo que hasta Mark Cavendish, irisado, caminaba para arriba.

Y es que en gregarios del Team Sky hay un abismo en cantidad y calidad y es ahí donde se marca la brecha.

Dice Contador que se quedaría con Richie Porte, no es tonto, aunque cabe, también, señalar, que el tasmano estuvo con el madrileño y no le anduvo ni la mitad que para Wiggins y Froome.

Para este último hizo trabajos finos, limpieza pura y dura, dejándole solo más de una vez.

Pero si hubo una ocasión en la que el gregario quedó segundo y Nairo tercero.

A ello cabe añadirle otros.

Todos los portabicicletas de Cruz 

¿Qué gregario ficharíais del Team Sky?

Michal Kwiatkowski encadenaba puertos en vanguardia.

Mikel Landa llegaba con Froome y los rivales a los últimos quinientos metros de algunas etapas.

Mikel Nieve fue un seguro de vida más de una vez, esa Vuelta que Froome gana no sin apuros.

Jonathan Castroviejo tiró y tiró kilómetros.

¿Qué decir de Wouter Poels? irregularidad sí, pero como tuviera el día, se acabó la historia.

Si hasta Boasson Hagen anduvo como un tiro el año que se impuso Wiggins.

¿Qué gregario fichar del Team Sky?

La pregunta tiene tela.

La respuesta debería incluir el dinero que se ofreció por barba para renunciar a lo personal por el bien del colectivo.

La montaña rusa de Contador mira hacia arriba

El lider, Alberto Contador

Líder destacado del World Tour y ganador de dos grandes carreras como Tirreno y País Vasco, triunfos aliñados con sendas plazas de plata en Algarve y Volta, y todo sumado a éxitos parciales dibujan un panorama presente halagüeño para un corredor que necesitaba buenas noticias como el comer.

Sin ánimo de ser ventajistas, hace pocas fechas firmábamos este post en este mismo blog.

Nos habíamos eco de la portada e interior de la revista Velo Magazine para afirmar que Alberto Contador no estaba acabado.

En el mismo se construían argumentos como las recurrentes adversidades que han sacudido su vida para explicar que 2013 fue un año de transición para este ciclista que en forma es un competidor como pocos hay en su generación. En este cambio de tendencia se barruntan varios puntos.

Todos coinciden en señalar la adquisición de la sapiencia del ex ciclista y ex técnico del Team Sky, Steven De Jongh como clave.

Los métodos de este mentor, que no pasó la prueba del algodón en el equipo inglés, hablan, sobre el papel, porque as particularidades obviamente se nos esconden, de una dieta más idónea, la tranquilidad de las alturas del Teide, donde no sé a qué esperan para organizar un trail con todas las grandes figuras que allí confían su suerte, y entrenos más metódicos.

Es increíble como ciclistas de diez años de profesionalismo demuestren aún que tienen mucho o casi todo por aprender sobre su oficio.

De cualquiera de las maneras a Contador estos cambios le han sentado muy bien. Cambios que han venido apuntalados por un sabor de revancha que desde luego siempre mueve a todo buen competidor y la tregua con el magnate ruso que posee su equipo.

Leyendo entre líneas el arranque de año firmado por Contador encontramos lecturas interesantes

como la crono final de la Vuelta al País Vasco, donde atosigado quizá por la amenaza de Alejandro Valverde, fue el de antaño y sólo superado por un especialista como Tony Martin.

También pasa a los anales su victoria en la etapa reina de la Tirreno, el mejor triunfo que yo le recuerde pues se centró en correr, sin cucamonas ni malos gestos, teniendo sólo la meta y el triunfo como objetivos.

A su vez propinó un buen golpe a uno de sus rivales de nueva generación, Nairo Quintana, una de esas derrotas que sabiendo de la ambición que mueve a estos corredores, seguro que le ha dolido.

Alberto Contador, dominante?

El dominio de Contador presenta también matices. Por ejemplo su principal rival, Chris Froome, no ha estado este año en la disposición de hacerle sombra como hace sólo unos meses.

De hecho el Team Sky ha brillado por su ausencia estos meses de vueltas por etapas y su única oposición ha llegado de la novia de Froome, aparentemente picada por los triunfos de Contador, y la gilipollez de Dany Pate, tuiteando que se comió un chuletón en Irún.

Contador sabe que tiene una fecha en rojo, son los días del Dauphiné, allí donde se cruzará con Froome antes del Tour. Veremos qué pasa.

La Volta demostró que Contador no sabe correrle a Purito

no al menos en la medida de ponerle en apuros. Que el catalán ha crecido en condición y que el madrileño ya no desborda como antes es obvio, pero que Contador no es consciente de que con el líder de Katusha no hay que esperar al final para jugarse los cuartos es un hecho.

Cierto es que la Volta quizá no presentara el mejor recorrido, pero en las etapas pirenaicas hubo opción de hacer daño de lejos, y no lo hizo. Sería por el frío, por el día, por lo que fuera, pero no le probó.

Y por último la estrategia, siempre la estrategia.

Con la Vuelta al País Vasco bien atada no fue de recibo verle tomar riesgos en Arrate.

Él solito se ventiló la única ayuda que le quedaba, la de Roman Kreuziger, cuando sólo tenía que aguantar en trago hasta el santuario pues portando el amarillo, no necesitaba arribar el morro a la cabeza lo más mínimo y tuvo suerte que Valverde, tan elocuente él, no se dio cuenta, porque en la cima eibarresa a Contador se le pudieron haber torcido mucho las cosas y quizá este balance tan espléndido presentara alguna tara.

 

INFO

Hay una ocasión para todo y cuando practicas tu deporte favorito te equipas para ello, tu spmartphone también lo necesita.

Vic Sports incorpora ARMOR-X a su lista de marcas representadas en el segmento ciclismo, completa gama de fundas protectoras y soportes funcionales para Smartphones y Tablets.

La extensa gama de productos del catálogo de ARMOR-X abarca las principales marcas del mercado de la telefonía móvil y las tabletas, aportando soluciones para casi todos los modelos de dispositivos.

Foto tomada de www.eltiodelmazo.com

Si Froome hubiera atacado a Wiggins…

Froome Wiggins JoanSeguidor

A Froome las cosas no le han ido mal tras respetar el mando de Wiggins en el Tour 2012

En el mapa del dominio que ha dibujado el Team Sky esta última época del ciclismo, el Tour de 2012 fue la puerta al infierno.

Hubo una precuela curiosa, que ganó un tipo singular del que rara vez se volvió a saber, Juanjo Cobo, quien tuvo el «honor» de ser el último y único que dejó a dos Sky en la parte baja de un podio.

Eso fue en la Vuelta 2011, al año siguiente las aguas bajarían por el cauce normal, por que hemos visto desde entonces, año tras año, Tour tras Tour.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

El tren negro de entonces ya se pergeñó en el Dauphiné de antes: Boasson Hagen, Rogers, Porte y Froome debía secundar la gran y multimillonaria apuesta que Dave Brailsford había hecho por Wiggins.

Así fue durante el Tour, pero Froome, que entonces era joven e inexperto, tuvo dudas del plan trazado.

Aquella jornada que Bradley Wiggins caminó por el filo, etapa con final en La Toussuire, el propio Froome tuvo dudas, admite hoy dudas.

Pirinexus 300×250

 

Unas dudas que venían fundadas de la debilidad de Wiggins en la montaña de la Vuelta, diez meses antes, y también por que Froome, como todo hijo de vecino, tenía sus ambiciones.

Ambiciones que se disparan cuando, te pones a tirar o haces un cambio de ritmo y ves gente sacando el cuello por encima de la camisa.

El 18 de mayo tienes dos desafíos por Guadarrama 

Aquel Froome, el del molinillo, el anterior a su primer Tour, aquel del Ventoux y las mil teorías sobre sus aceleraciones, era una máquina de matar.

 

Chris Froome admite la tentación pero para su bien y el del equipo no quiso saltarse el plan establecido.

Al final, por eso, e incluso con la debilidad mostrada, Bradley Wiggins ganó esa carrera con más de tres minutos porque aquel Tour, posiblemente, fuera el último que tenía contrarrelojes decentes.

 

 

Froome pensó entonces en los Tours que habían de venir

Él tenía margen y Wiggins estaba en la cresta de su madurez física en la carretera, madurez física, y también mental, porque con el tiempo vimos que lo que el largo Sir logró ese verano ni se lo plantearía de nuevo.

Fueron tantas las servidumbres, el sacrificio y el dolor de aquellos meses que una y no más.

 

Sin embargo, nadie puede escapar al escenario lúbrico de un ataque de Froome que desarmara a Wiggins.

Froome pensó entonces en muchos Tours por disputar.

Girona Gravel Ride: tres momentos cumbre 

Hoy ha ganado cuatro, y opta a un quinto, pero verte en la pomada de la mejor carrera del mundo es algo que, o coges muy fuerte, y luchas por ello, o a veces no te vuelves a ver en una igual.

 

Chris Froome fue frenado entonces, le hicieron volver al redil.

En el Team Sky no hay vaciles sobre liderazgos y jerarquías, y se han mantenido incluso en circunstancias desfavorables.

Hoy, siete años después, Chris Froome podría contar cuántos corredores han tenido que echar el freno por ayudarle a él.

SQR – GORE

 

«Hoy por ti, mañana…» Chris Froome tuvo las luces entonces de parar, como han parado por él grandes corredores tipo Richie Porte, Wouter Poels, Geraint Thomas, Michal Kwiatkowski o Mikel Landa.

Corredores que muy posiblemente nunca llegarían al nivel de su líder, pero que sí demostraron tener piernas para hacer algo bonito.

Algo que para desgracia del espectador siempre quedará en la imaginación que este ciclismo del Team Sky ha empequeñecido.

Un Team Sky que desde ya se llama Team Ineos.

¿Qué hubiera pasado en el Team Sky si Froome no hubiera esperado a Wiggins?

Imagen tomada: Eurosport

LDB_Berria 1024×140

Team INEOS: cada uno gasta lo que le viene en gana

Gianni Moscon- Team Sky JoanSeguidor

La llegada del Team INEOS debe ser para mejor siempre

Cada paso que da Dave Brailsford es como el aleteo de la mariposa.

Cada cosa que se dice del Team Sky se multiplica las veces que su presupuesto multiplica el de sus rivales

LDB_Berria 1024×140

 

Recuerdo cuando leímos «Sky´s limit», hace unos seis o siete años, que narraba el aterrizaje del Team Sky en el pelotón y el miedo que existía en el seno del equipo inglés sobre la recepción que le brindarían los equipos rivales.

De aquella experiencia, se sacan muchas conclusiones hoy, porque diez años después, ahora que está tan de moda eso del challenge de los diez años, vemos que las cosas siguen en el mismo punto.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Entonces hubo un paladín del «viejo ciclismo» Paolo Bettini que se mostró incrédulo sobre lo que el Team Sky quería incorporar al ciclismo.

Aquel sistema de «marginal gains» fue el paradigma de su aterrizaje.

Ese en el que, como cualquier lobo de la City, se apretaba el limón en todos sus recovecos hasta dejarlo seco en pos del mejor rendimiento.

En sus primeros días el Team Sky sufría por dentro cada gesto, cada mirada del resto y lo hacía propio como termómetro del recelo que generó desde el minuto uno.

Pirinexus 300×250

 

Hoy ese recelo sigue vigente.

Con la entrada del Team INEOS y la no confirmada noticia de que el equipo dispondrá de más dinero aún para mejorar la cosa se ha ido de madre.

Hasta uno de los directores del Movistar, Max Sciandri ha hecho chanza sobre los coches que tendrán en las carreras.

Así las cosas volvemos al vil metal.

En este mal anillado cuaderno ya hemos hecho referencia a lo triste que resulta lo desigual que es el ciclismo a estos niveles.

 

Una desigualdad que copa especialmente el Tour de Francia, la carrera más esperada y decepcionante de los tiempos recientes.

Ya sabéis lo que pasa cuando los ingleses ponen el tren: que nadie tose, nadie se mueve y no quizá por falta de ganas y sí por un puro y duro ejercicio de realismo.

De esta manera el Team Sky que será Team INEOS el dos de mayo ha ganado seis de los nueve Tours que ha corrido, seis de los siete últimos para ser más precisos sobre el dominio que han ejercido.

 

Sin embargo, y a pesar de que el presupuesto juega un papel muy importante, no sería justo decir que todo se basa en el dinero sin más, sin que haya un trabajo casi obsesivo detrás.

Porque los ingleses si algo han demostrado veinte años después de poner sus ojos en el ciclismo es que saben hacer cosas pero que muy bien.

Cuadran el círculo con dinero, pero ceñirlo a esto, sería injusto.

SQR – GORE

 

Otra cosa es saber qué rédito en imagen obtienen fuera de UK cuando chafan la guitarra a millones de aficionados que esperan cada año el Tour.

El concepto de espectáculo del Team Sky, y creo que así será el del Team INEOS, es muy discutible.

Ganan, qué duda cabe, pero monopolizan de tal manera que aburren a las ovejas.

Cambrils Square Agosto

 

No obstante no vemos bien que cada vez que se hable del Team Sky ahora o del Team INEOS en un unas semanas salga siempre la cuestión de los sueldos, ni de los presupuestos.

Porque igual que Dave Brailsford sale a la caza del pez más gordo, los demás managers también pueden ir a ello.

Estamos muy de acuerdo con lo que dice Nico Van Looy aquí, y no tanto con lo que expresa Manolo Saiz en su tweet -por cierto que insultar está muy feo-.

Cruz Race, el portabicicletas de techo… 

Si hay burbuja, ya estallará, como todo en la vida, pero si por el camino esta burbuja sirve para mejorar los sueldos de los corredores, los artistas de todo esto, bienvenido sea.

Si el Team INEOS pone, si cabe, el listón más alto, que los demás se esfuercen en acortar distancias.

El victimismo estará muy de moda en muchos círculos, pero a la larga siempre es una mala estrategia.

Y si el Team Sky no puede mantener a todas sus estrellas

Tour - balance Team Sky JoanSeguidor

Suena un nuevo patrocinador para el Team Sky con muchas dudas sobre las mesas

 

Gravel Ride SQR – 300×250

Empieza a correr la noticia que el Team Sky puede tener un mecenas que siga corriendo con los gastos del mejor equipo del mundo.

Aunque leemos que el equipo no confirma ni desmiente, se dice que Ineos, una multinacional química, en manos del personaje más rico de Gran Bretaña, podría hacerse con el equipo de ciclismo.

La marca ya tiene un equipo de vela para la Copa America, ahora tendría una pata en tierra firme, en el ciclismo.

 

LDB_Berria 1024×140

Es interesante todo ello.

Que el ciclismo siga interesando en UK era una de las dudas que nos asaltaban cuando el Team Sky anunció que se iba.

El ciclismo nunca había sido popular en las islas hasta que llegó la pista, hace unos veinte años, para cambiarlo todo, de abajo arriba.

Un paradigma en el que el Team Sky es la guinda del pastel.

Pirinexus 300×250

Si el Team Sky pasa a ser Team Ineos y se anuncia, por ejemplo, antes del Tour, el cuento cambia.

Pero no sabemos cuánto, porque no sabemos hasta dónde llegará la apuesta de la multinacional, si realmente se concreta.

No es baladí que la recua siga o no junta.

 

 

Si el Team Ineos tiene la potencia económica del Team Sky podrían mantener el core del equipo, eso es la mayor cantidad de nombres bajo el mismo paraguas.

Si una cosa han tenido en el Team Sky ha sido, además de pasta larga, es la seguridad y certeza de un proyecto a muy largo plazo.

Eso indefectiblemente se traslada a la carretera.

Estos dos primeros meses de competición esa red no existía, al menos a nuestros ojos.

No sé si ello ha tenido que ver en la forma de correr del equipo estos días en dirección a Niza, exhibiendo un compromiso con el espectáculo rara vez visto.

 

SQR – GORE

 

Cambrils Square Agosto

El escenario ideal, sobre el papel, es que el Team Ineos garantice la viabilidad de una estructura que, mal que pese a algunos, ha cambiado la historia y percepción del ciclismo, pero que al mismo tiempo lo económico no sea tan bollante para ver salir a ciclistas que deberían estar liderando otros proyectos y no cumpliendo roles de gregario en el mejor equipo del mundo.

Ya sabemos que la rumorología va por otros caminos.

Si rascamos y vemos que corredores como Egan Bernal, Michal Kwiatkowski, Geraint Thomas o Chris Froome corren para los mismos colores, es complicado pensar que todos tengan objetivos de verdad, de esos que trascienden como el Tour, por ejemplo.

El Cruz Cyclone es un portabicicletas de bola de remolque para 2 bicicletas abatible y con antirrobo.

Imaginaros cuatro equipazos liderados por estos cuatro en Francia.

Nos ahorraríamos esas tardes de tedio y siesta que los ingleses nos han regalado estas ediciones.

Que el Team Sky sea Team Ineos sería una buena noticia para el ciclismo, que lo fuera sin tantas estrellas sería el escenario perfecto.

Aunque suene a brindis a sol.

Para Egan Bernal no existe el mañana

Egan Bernal JoanSeguidor

Si Egan Bernal sigue gastando tanto no llega a Niza

Gravel Ride SQR – 300×250

Luke Rowe es un galés alto, corpulento, potente, un rodador de etiqueta Sky.

Un tipo duro, curtido en los vientos de Gales, que sabe por donde sopla el Dios Eolo con hincar su índice sobre la mirada,

Luke Rowe ha crecido con Geraint Thomas, Ian Stannard, Gianni Moscon, Bradley Wiggins, Peter Kenaugh, Chrisian Knees, Michal Kwiatkowski, Jonathan Castroviejo,…

Lo veis, todos prominentes rodadores, de mayor o menor tamaño, pero auténticas máquinas de rodar, de enfilar y romper grupos, ciclistas cortados por el mismo molde, ciclistas que no hacen prisioneros.

Pues quién le diría a Rowe, que sus mejores días haciendo abanicos en una carrera cualquiera, dígase la París-Niza, en un lugar al azar, al norte y centro del hexágono, los pasaría con largo y tostado colombiano, de sesenta míseros kilos, que no levanta por encima de la media del pelotón pero que rueda como un demonio.

¿Quién le diría a Luke Rowe que Egan Bernal sería su compañero de baile en las tres jornadas más trepidantes que hemos visto en mucho tiempo?

LDB_Berria 1024×140

Pero lo es, ya lo creo que lo es.

Egan Bernal no corre para el futuro, no es un corredor en formación, es ya presente, presente rabioso, una especie de ciclista llevado por las prisas y las ganas de triunfar, con un hambre que no respeta edades, ni ciclos, ni etapas.

Las tres primeras jornadas de la París-Niza de 2019 pasarán a la historia como aquellos días que Egan Bernal burló la historia, negó haber conocido a los escarabajos y se vistió del camaleón que tritura todo a su paso.

Pirinexus 300×250

 

Porque como leemos a Pablo Martín, aquellos escarabajos que contaban los días para salir vivos del llano y jugar sus bazas en la montaña quedaron en el recuerdo, semi borroso de la historia.

Hoy Egan Bernal no corre para sobrevivir al llano, lo hace para ganar en el llano.

Y lo hace con tal virulencia que llegamos a pensar si no estará gastando mucho, en exceso, total para unos segundos que no tamizan por eso el efecto intimidatorio que empieza a aplicar este corredor entre los rivales.

Egan Bernal ha corrido delante en todo momento, no se la ha pillado en un renuncio, ha entrado en la batalla que proponían sus compañeros y luego ha salido a por aquellos que han osado entrarle por el borde.

SQR – GORE

Su forma de correr enamora, no puede ser de otra manera, entendemos que ese «asilvestramiento» irá a menos, cuando los retos vayan a más, o su futuro será el de un pitillo que se consume en pocas caladas.

Correr cada día como si no hubiera un mañana puede ser la nueva ganancia marginal del Team Sky.

No sé si el paso que necesitan para que un pez gordo les firme la renovación de toda la estructura, o buena parte de ella, sin embargo la fatiga es complicado que no aparezca.

Cambrils Square Agosto

Tras varios inicios trepidantes de París-Niza, creo que el de este año ha superado los anteriores con creces.

Ver a Egan Bernal lanzar un sprint que gana Dylan Groenewegen entre seis ciclistas es el espejo de lo bizarro, pero maravilloso, que ha sido este bucle inicial de tres etapas de la carrera hacia el sol.

Creo que pocas veces una amplia mayoría no agradecerá tanto entrar en la montaña porque hay un colombiano que sale como alma que lleva un diablo cada vez que se arma un abanico.

«Cuando me dijeron, prueba una bicicleta eléctrica, fruncí el ceño, pero…»

Volviendo sobre Rowe, y siguiendo con Egan Bernal, ahora viene la segunda parte, la decisiva, aquella que marca con una línea invisible la diferencia entre líder y gregario.

Con las montañas hacia Niza ahí al fondo, Luke Rowe podrá otorgarse un respiro en los momentos clave, los mismos en los que Egan Bernal se jugará la suerte de la carrera que parece querer por encima de cualquier otra cosa en la vida.

Imagen tomada de FB de Team Sky