Este Tour de Francia se debe correr en un velódromo

Este Tour de Francia se correrá en un velódromo

O, al menos, ésa es la intención de Sky. Y para ello el equipo británico tira de su manual jugando muy bien las diferentes bazas tácticas: por ejemplo, nunca lanza corredores en las fugas, puesto que prefiere mantener el bloque unido alrededor del líder; otra, usa a fondistas como Kiryienka para mantener un ritmo sostenido que hace inviable los ataques. Pero es que además, jamás contestan a los demarrajes lejanos.

Prefieren dejar que el valiente de turno se vaya y queme cartuchos en solitario mientras ellos trabajan con sus segundos fondistas, corredores que han entrenado duro todo el invierno para ser capaces de mantener durante kilómetros y kilómetros un ritmo que saben que hará casi imposible que cualquier fuga pueda sacar más de un minuto.

La obsesión del potenciómetro

Y mientras dejan descansados a sus líderes hasta los últimos kilómetros del último puerto. Unos líderes que tampoco se involucran en ataques locos y que viven obsesionados por el estudio del potenciómetro.

Es más, incluso cuando atacan lo hacen analizando los watios que mueven en cada momento y limitan su explosión al tiempo y potencia que saben que es garantía de éxito.

Toda esta táctica roza la perfección.

Pero parte de una premisa discutible: convertir el Tour de Francia en una persecución por equipos en el velódromo,

donde no hay viento, no hay caídas… no hay elementos de distorsión.

El pasado Giro de Italia

certificó que una lluvia torrencial y una caída eran capaces de crear las dudas. Nada de eso se había podido anticipar. Ocurrió y rompió todos los planes.

Ahora, de cara al Tour de 2013, todo está claro y más que claro: si el Tour sigue un patrón lógico, sin grandes sobresaltos, la carrera acabará en el bolsillo de los corredores de Sky y más concretamente en poder de Chris Froome.

Los demás necesitan arriesgar simplemente porque son inferiores. Sky odia el riesgo. Prefiere el análisis y lo previsible.

Ese es el debate que viviremos en las próximas tres semanas. Si los rivales son capaces de cambiar el guión, veremos la rigidez táctica de un bloque con mentalidad de pista.

Si los rivales se limitan a buscar buenos puestos, todo estará dicho incluso antes de empezar a correr.

Pero no olvidemos también que la propia carrera es caprichosa y que el viento y las caídas, sobre todo en la primera semana, no respetan a nada ni a nadie.

Ese es uno de los factores más importantes que no pueden ser medidos ni previstos.

No obstante la reflexión final es obvia: Sky parte con ventaja respecto a todos los demás rivales. Y eso hay que asumirlo.

 

Por Jorge Quintana

Cuando Geraint Thomas era un capo de las clásicas

Geraint Thomas Roubaix JoanSeguidor

El Tour vuelve a sacar a Geraint Thomas de las clásicas que tanto brillo le dieron

Cuando el ciclismo sustancia la vida de algunos, de algunos como Geraint Thomas, por ejemplo, cuando se echa la mirada atrás se comprueba por cuántas etapas se han pasado.

Y es que los orígenes pistards de Geraint Thomas, campeón olímpico y mundial, son sólo eso, orígenes, una parte de un corredor que antes de ganar el Tor ya era uno de los ciclistas más valiosos del pelotón.

Así leemos que Geraint Thomas, en su afán de defender el dorsal uno en las mejores condiciones en el Tour, se saltará las clásicas de primavera.


Una decisión que por esperada y entendible no deja de hacernos mirar con cierta nostalgia los tiempos que Geraint era uno de los capos del pavés.

Y no hace tanto, cuatro o cinco años atrás y veremos que el valor que el galés tenía en estas carreras excedía con mucho el que muchos le adjudicaban a simple vista.

Mov_Gore

Así las cosas, la campaña de 2015 fue un ejemplo de las posibilidades que atesoraba el vigente ganador del Tour

Geraint Thomas se debatió entre Van Avermaet, Stybar, Terpstra y Sagan en las grandes clásicas, incluso entre Cancellara y Boonen, y luego a los pocos meses era el mejor aliado en Chris Froome entre Contador, Nairo y Valverde.

En su palmarés luce Harelbeke. 

Esa era la realidad entonces y estos son los frutos de aquellas experiencias, la de un ciclista que recuperó algo que desde tiempos de Lemond y Fignon no veríamos: ganadores del Tour debatiéndose en Roubaix, San Remo y otros foros de la primavera.

El Suunto 9 a tu disposición 

De hecho Geraint retomó esta costumbre a la sombra del nunca bien ponderado Bradley Wiggins.

Y es que muchas veces nos centramos en el Team Sky, sus grandes triunfos, el bloqueo que ejercen en carrera, y nos olvidamos que en la pequeña historia los británicos ha hecho otras cosas bien.

Y Geraint Thomas es uno de esos ejemplos.

El Team Sky corre con la espada sobre su cabeza

Igualdad ciclismo Team Sky JoanSeguidor

Cada carrera cuenta en el futuro del Team Sky

Gravel Ride SQR – 300×250

Cada día que pase, cada día que pasa, es un rumor no confirmado sobre el Team Sky y su futuro.

Un rumor, ruido ambiental, que tiene que pesar sobre los ciclistas, porque estos, aunque bastante aislados, no pueden estarlo nunca al 110% en este mundo de hiperconectividad.

Que si capital israelí, que si Oleg Tinkov, que si dinero colombiano…

El Team Sky convive con el rumor desde el momento que se supo que no seguía en el pelotón

Así las cosas, a los corredores les queda hacer lo que mejor saben hacer: competir.

Ganar podría ser la respuesta más obvia, el objetivo más coherente, pero también la visibilidad, la actitud en carrera y la percepción del público.

Porque atiborrado a ganar, el Team Sky a veces ha aburrido hasta las ovejas, logrando, yo creo, el efecto contrario al perseguido.

Por eso el plan, leemos, pasa por más agresividad y presencia en carrera.

En el Tour Down Under Wout Poels estuvo en la puja, lo mismo que Dylan Van Baarle en el Herald Sun.

En Valencia además pusieron a rodar a su ganador del Tour, Geraint Thomas. En la Provenza, Ganna sacó su enorme figura a rodar.

Pirinexus 300×250

Pero no acaba aquí, el plan pasa por brillar ya en el Tour Colombia, donde no se entendería que Chris Froome fuera a pasear, salvo que fuera par ayudar a Egan Bernal.

Y es que la vía colombiana es otra de las que se tratan para el futuro de un equipo que no lo tiene sencillo para completar ese monstruoso presupuesto.

Viste Endura en los días más fríos del invierno

Es interesante ver a los chicos de negro correr con la espada de sus cabezas, la espada de la incertidumbre.

Será interesante si el bloque de clásicas, desde Kiatkowski a el mentado Van Baarle, pasando por Moscon, explota definitivamente y si las vueltas que han de venir, Tirreno, París-Niza, Volta, terreno Sky, les son propicias.

Ahora cada victoria es como una monedita en esa enorme hucha que Dave Brailsford debe llenar.

La igualdad en el ciclismo es una utopía

Igualdad ciclismo Team Sky JoanSeguidor

Como todo en la vida, el ciclismo estará siempre desequilibrado

Gravel Ride SQR – 300×250

En la primera etapa en línea de la Vuelta a la Comunidad Valenciana los narradores de Eurosport Ares & Contador sacaron a coalición el tema de los sueldos, los recursos y el potencial de los equipos.

Alberto Contador, que el año pasado ya defendió la limitación de la masa salarial en el ciclismo, siguió abogando por lo mismo.

Que a todos los equipos se les imponga un límite, pongamos de quince millones de euros, en nóminas para ciclistas y que en ese margen se muevan todos.

Es loable, repito, loable la intención, pero creemos que es muy complicada llevarla a cabo.

La clave del Team Sky estos años, y el problema en los sucesivos, es que ha tenido medios y recursos muy por encima de la media.

No es el primer equipo en la historia que corre con recursos ilimitados, aunque sí uno de los que mejor lo ha aprovechado.

Porque no todo es tener dinero a espuertas: hay que fichar, gestionar y manejar con coherencia.

No siempre pasa.

Sin embargo, ponerle al Team Sky un techo de gasto es ponerle un techo de gasto al ciclismo.

Y es más, es incentivar premios por otro lado para tener contentas no sólo a las estrellas, también a los gregarios que podrían ser estrellas y renuncian a sus sueños por un pastizal.

Porque luchar contra la desigualdad tiene

Pirinexus 300×250

Otra cosa es que al Team Sky le resulte rentable a nivel de imagen amasar un palmarés ingente aburriendo a las ovejas.

Les debe resultar, pues no han aflojado en estos años de Tours, Vueltas y Giros, de éxitos por doquier y en varios frentes.

Pero también de bloqueos insufribles de la mejor carrera del calendario, el Tour, prueba que han bajado a los infiernos del entretenimiento.

Como digo, lo criticable no es que el Sky como empresa se haya dejado la vida en billetes en un equipo ciclista, lo criticable es el daño que han hecho al espectáculo y al ciclismo con su rodillo.

Los portabicicletas de techo y de bola de remolque de Cruz 

Así las cosas, el Team Sky pasará a la historia, pero el pescado seguirá en manos de los poderosos, porque siempre ha sido así en el ciclismo, en el deporte, en la vida.

Y eso, no hay quien lo cambie.

Es como ponerle puertas al campo y quienes tienen que cambiar las cosas son los menos interesados en hacerlo.

Imagen de FB del Team Sky

Chris Froome ve a Geraint Thomas en el Giro

Ciclismo británico Geraint-Froome JoanSeguidor

Froome dice que Geraint Thomas tiene un Giro perfecto a sus características

Gravel Ride SQR – 300×250

Esto más que realidades, son conjeturas, pero cualquiera que vea y lea lo que pasa en el Team Sky puede adivinar el juego de sillas que hay en el mejor equipo del mundo.

Lo que pasó en el último Tour, que Geraint Thomas pasara por delante de Froome hasta el final fue la excepción de la norma.

Tras ese Tour lo que vino fue algo que imaginábamos.

Que Geraint fue segundo plato casi toda la carrera, porque el capo es el capo.

Pero sobre ese Tour hay peculiaridades que no se dan esta temporada.

La principal y más visible es la apuesta exclusiva de Chris Froome al «quinto Tour».

Sobre el papel resulta complicado pensar que alguien podrá con el británico si éste va enchufado a Francia.

Además la concurrencia no parece la mejor, o no al menos al nivel del Tour frente a la nómina que anuncia el Giro.

Pirinexus 300×250

Una nómina que parece llamar a Geraint Thomas.

Aunque el galés quieren honrar el dorsal uno a tope de forma, muchas voces comentan que quizá el ganador del Tour debería pensar en el Giro.

Una opción que sería volver a 2017, cuando Geraint fue con Mikel Landa y acabó fuera de concurso por una caída en la base del Blockhaus.

Mov_Gore

¿Puede Geraint Thomas correr el Giro?

Aunque no sonara en un principio, la opción está ahí, y cobra fuera, incluso en boca de Chris Froome, quien sugiere que su compañero galés tiene un Giro muy propicio a sus intereses.

Lo dice quien debería compartir liderato con él en el Tour.

Si buscaba sutileza…

Ciclobrava, cicloturismo en alma y esencia 

Chris Froome y cualquier grande del momento sabe que jugar a ganar el Giro es comprometer el Tour.

El año pasado el propio Froome estuvo con un pie fuera del podio de la mejor carrera casi hasta el final, en ningún momento se vio al Froome de otros años.

Así las cosas, que Geraint Thomas acabe yendo al Giro toma forma y sería el sello definitivo a nuestro amor por la carrera italiana, que será más pequeña y menos trascendente que la francesa, pero que en términos ciclísticos le pasa la mano a sus colegas galos.

Los imprescindibles ciclistas de 2019 (vol II)

Chris Froome 2019 JoanSeguidor

Mov_Gore

De Chris Froome a su Team Sky pasando por Mas & Soler, como claves para el nuevo año

Chris Froome, camino al quinto Tour

Paisaje muy diferente para Chris Froome un año después.

Hace 365 días nos preguntábamos por la suerte del mejor ciclista del mundo, una suerte en un cuyo regazo iba la del ciclismo.

Chris Froome ha pisado todos los estados de la moral en menos de medio año y ha salido «ileso».

Ileso, a ojos del ciclismo oficial, otra cosa es la percepción del aficionado, que dista muchas veces de los comunicados oficiales y esas cosas.

Nosotros siempre dijimos, hay mil maneras de hacerlo mejor, más cuando el Team Sky se arrogó una autoridad moral que supuso un plomo para la consistencia de sus explicaciones.

Sin embargo trabajaron en su mejor corredor, y lograron que saliera adelante.

Poco o nada que añadir.

Sobre lo visto en 2018, Chris Froome está claro que quiere el quinto Tour.

No es necesario señalar la importancia de este número, de una cifra mágica en ciclismo, inviolable con el paso de los años.

Froome apareció un día en nuestras vidas, aquella Vuelta de 2011, y está en la antesala, siete años después, de estar en el círculo de los más grandes.

Cualquier discusión sobre el liderazgo de Froome para el Tour son palabras vacías

Geraint Thomas podrá hacer valer su condición de dorsal uno, pero el inglés de origen keniata parece inabordable si los astros se alinean como acostumbran a hacerlo.

Si 1995 fue el del quinto de Miguel Indurain, borrado Lance Armstrong, 2019 será el del quinto de Froome, si nada se tuerce.

La suerte de Enric Mas y Marc Soler

A Mas y Soler les ha tocado bailar con la más fea: están en la pista bajo el sondeo de cientos de miradas e incómodas comparaciones.

Entiendo que ellos son muy conscientes de la realidad, de lo que se dice y se comenta, pero no es sencillo abstraerse.

Ambos seguirán progresando al nivel que su calidad les permite y sus directores marquen.

Sinceramente, no lo tienen nada sencillo, porque ahí fuera hay gente muy, pero que muy buena y pensar que corren solos es el primer error de los que se llenan la boca de relevo.

Enric Mas estrenará su historia en el Tour de Francia, sin presión, ni más deberes que aprender.

Marc Soler volverá a la París-Niza y esperará a ver qué rendijas dejan los líderes del Movistar, que esa es otra.

A partir de ahí, todas las conjeturas están pendientes de un hilo.

¿Quién asumirá el presupuesto del Team Sky?

El año pasado, ya pasado, aunque fuera anteayer, nos marcó el final del Team Sky.

En un año este equipo será historia del ciclismo, y no sabemos si su estructura también.

Cuesta creer que en el fecundo ciclismo inglés no se pueda encontrar un compañero de viaje para la estructura de Brailsford.

Otra cosa, es pensar que alguien va a pagar el total de la factura, y es más, que no pregunte y dé el margen que Sky le ha dado a su equipo.

Si el Team Sky se rompe, si pasan los días y no se garantiza nada, si cunde la incertidumbre, será interesante ver qué actitud toman los corredores, sobre todo esos que son buenísimos y cobran un pastón por renunciar a su palmarés por sus jefes.

Ya sabes lo que es rodar con el realismo de Oreka Training??? 

El 2019, sin sponsor anunciado, ya es diferente de inicio para el Team Sky

La comodidad de otras veces se ve amenazada.

A ver si eso, iguala algo las cosas.

Imágenes: Team Sky

La gran prueba del ciclismo británico

Mov_Gore

La salida del Sky pone en jaque el imperio británico en ciclismo

Si una cosa han traído estos últimos diez años de ciclismo es el dominio, nunca visto y complicado de prever, de los ciclistas británicos.

Valga el apunte del triplete firmado por Geraint-Yates-Froome en las tres grandes, algo complicado de ver, y valga también el dominio que los hijos de la Gran Bretaña han alcanzado en otras modalidades.

Un dominio que no sólo tiene que ver con la pista y que también apunta al ciclocross, al margen del ejercido en carretera.

Tour de Yorkshire JoanSeguidor

¿El ciclismo es, o era, «trend» en UK?

El día que el Tour de Francia salió de UK muchos atisbamos la realidad de lo que se estaba cociendo por las islas.

Antes incluso, en los Juegos Olímpicos de Londres ya el ciclismo, la pista en especial, fue la estrella de la competición.

Incluso si hurgamos más, vemos la apuesta de la Lotería, hace veinte años, tejiendo los mimbres de lo que hemos visto luego: éxito en la pista, éxito en la carretera, Team Sky, Wiggins, Froome, Cav, Geraint, los Yates y los que vendrán.

Así las cosas: el presente es dulce no, lo siguiente.

Mientras en Yorkshire preparan los próximos mundiales con una asistencia de público que tememos abrumadora, mientras el velódromo londinense recoge los enseres de la manga de Copa del Mundo que ha vivido este fin de semana…

Mientras todo eso ocurre, Geraint Thomas hizo historia siendo la personalidad deportiva del año por la BBC, algo como digo histórico, pues se la jugo contra pilotos de F1, jugadores de criket y estrellas de fútbol.

Que Geraint Thomas esté en ese nivel en las islas, habla del nivel de implantación del ciclismo por estas tierras.

Una implantación que se respira entrando en cualquier librería y viendo el nivel y la cantidad de libros que pueblan las estanterías, paseando por el centro de Londres apreciando el escaparate de la flagship de Pinarello…

Porque en UK el ciclismo es el nuevo golf para los hombres de negocios y la bicicleta la forma de sacar tanto coche y porquería del centro de las ciudades.

Pues bien, todo eso que comentamos está ahora en el vértice sin el Sky en liza…

¿Qué tal le irá a Dave Brailsford sin «su» cheque en blanco?

Dave Brailsford- Team Sky JoanSeguidor

Mov_Gore

Un año después del «resultado adverso» de Froome, se anuncia la desaparición del Team Sky

Cuentan en Velonews que ahora Dave Brailsford tiene por delante el reto más gigantesco de su carrera.

Más gigantesco que montar de cero el éxito británico de pista o sacar adelante la estructura del Team Sky.

El arquitecto Dave, el mismo que entró en el circo hablando del cielo como el límite de los sueños, y que impuso los excels en su rutina, tiene ahora que sacar adelante el presupuesto de un equipo que multiplica por varios el precio medio del ciclismo.

Y es que la trampa es de doble filo.

Porque el Team Sky ha sacado adelante todo lo que ha sacado, entre otras cosas, por la tranquilidad que daba una estabilidad financiera que no ponía fecha en el horizonte.

Una estabilidad que se plasmó en medios y avances, pero también en fichar «casi a capricho» lo que se necesitaba en cada momento.

Y así Dave Brailsford tuvo su tren, el mismo que apabullaba rivales y arruinaba los anhelos de ver buen ciclismo por parte del aficionado.

Cabrá ver cómo se maneja el Sir y sus ayudantes sin ese alivio que te permite centrarte en lo tuyo.

Cabrá verles en el filo, en el mal trago que casi todos los directores del World Tour ha pasado alguna vez.

Mientras el CCC toma parte del BCM y el Quick Step va a menos, el Team Sky parece que tendrá un recorrido con curvas.

Como ocurrió con BMC, y el patrón Rihs, fallecido este año,  cuando un equipo es una especie de «mascota» de alguien en una gran corporación, y ese alguien se va, el equipo está en entredicho.

Y eso ha pasado con los mecenas de Dave Brailsford, los Murdoch, que han perdido el mando de Sky.

¿Será capaz de Dave Brailsford de deslumbrar sin un cheque en blanco?

El concepto de ligereza en una bicicleta se llama Emonda by Trek 

Pues esa es la pregunta cuya respuesta entra en el tiempo de descuento hasta junio, el tiempo que se ha dado Brailsford para encontrar un nuevo apoyo.

Una prueba importante que no sólo pone a prueba al técnico, también a la robustez de esa fiebre británica por el ciclismo y todo lo que le rodea.

Imagen tomada de FB de Team Sky