#RadioVuelta – Semana 8

#Trend Empieza la pasión belga

Aunque parezca que llevemos una eternidad de carreras, a nadie se les escapa que el primer punto de inflexión de la temporada es esa carrera gélida muchas veces llamada Het Nieuwsblad. La edición 2015 de esta preciosa carrera, de la que en ocasiones prescinden las estrellas, quedará en la retina por el increíble final en el que jugaron la ineficiencia del Etixx -muchos recursos nula resolución- y flema británica de Ian Stannard, quien nunca habría imaginado un desenlace tal rodeado de tantos rivales y tan buenos. Al día siguiente el equipo belga tomó el comando con su ariete, Mark Cavendish, que infringió una simbólica derrota en Kuurne a Alexander Kristoff, pues el noruego se ha granjeado una aureola que no para de crecer.

#Click Caras que hablan de la decepción

A la derecha Niki Terpstra, al otro lado Tom Boonen. Pedirles una sonrisa en ese momento sería solicitarles un imperio. Mientras esperan que Ian Stannard suba al podio, ambos repasan lo que acaba de suceder. Han sido partícipes en una de las peores actuaciones corales que se recuerdan. Un tres para uno donde gana la individualidad. Especialmente cabreado debe estar Terpstra por la obsesión de guardar siempre la baza de Boonen por encima de otra.

#Profile El valor de Ian Stannard 

Ian Stannard siempre ha sido un ciclista muy apreciado en su país. Integrante de la selección olímpica del Team GB, se ha prodigado poco por los podios quizá por estar muchas veces al servicio de otros. Su palmarés sólo tiene cuatro triunfos y dos de ellos en la Het Nieuwsblad. En la segunda de ellas demostró una flema terrible midiéndose con tres rivales del mismo equipo como pocas veces habríamos predicho viéndole tan brutote como se le ve.

#Clipping

Astana vuelve al ojo del huracán. Las celebraciones del Astana y sus integrantes en una concentración hace unas semanas estaban sujetas a muchas interpretaciones. La UCI mantuvo la calma y ha vuelto a la carga. Ahora mismo el equipo del ganador del Tour, una de las cinco estructuras más sólidas del ciclismo mundial, está pendiente de un hilo con el año ya iniciado.
Thomas Dekker quedó en el camino. El récord de la hora, ese reclamo al que muchos se han apuntado, parecía que iba a estar al abasto de muchos y sin embargo Dekker se quedó a puertas como Jack Bobridge. El holandés eligió el escenario de Francesco Moser en un intento mudo de referencias.
El Team Sky encuentra el tono. Parece que, al menos a priori, el equipo inglés esta en su mejor momento con vistas a las clásicas de primavera. El cuadro de Brailsford ha vuelto a ganar la Het Nieuwsblad, la tercera de su historia, pero casi iguala el casillero del Etixx. Ahora cabrá ver qué plan trazan para la recién empezada primavera que tan mal se les ha dado años atrás.

#Hashtags by @LiveCiclismo

Team Blanco “roto”

No sé cuántos incendios más harán falta para que estos paletos se vayan a su casa. El ciclismo se encoge de nuevo y lo hace en su zona cero. Si el testimonio de Lance Armstrong, seis días después nos parece cosa de la prehistoria, silbaba a previsible y por tanto los daños que se le suponían se controlaron nada más salieron las palabras de su boca, ahora las cosas parecen algo más enrevesadas.

En los Países Bajos están de cuchillos largos y quieren aplicar bisturí sin anestesia a su pálido pasado. Curioso. Sale Rabobank y todo el mundo gira su mentalidad a declarar: Dany Nelissen, Thomas Dekker,… de cualquiera de las formas, convendría “reacuñar” esa tontería llamada Blanco Team, o similar. Quizá ahora se llevaría más lo de “Blanco roto”, ya saben, por eso de que muchas novias lo usan avergonzadas de no alcanzar el sagrado sacramento del matrimonio enteras y verdaderas. Los años de Rabobank y sus prácticas no invitan a tan inmaculado nombre.

La revisión del ciclismo holandés es un tsunami en ciernes y como todo en este mundo se interconecta con muchos lugares y como siempre uno perenne y magistralmente situado: España y en concreto la costa levantina, desde donde Dekker firma que quiere piarla. Ya veremos cómo se resuelve la OP siglos después de su implosión.

Sin embargo el melenudo ciclista es sólo una ramificación de todo lo que se mueve en ese pequeño país donde, para que tomemos conciencia de lo que les implica el ciclismo, las columnas de Pedro Horrillo en el País traducidas y encuadernadas constituyeron un “best seller”. Con ello queda todo dicho, el ciclismo les enloquece.

Por que como decimos lo de Dekker dibuja  es la punta del iceberg de un retrato de treinta años pues  se habla de escarbar entre la mierda del PDM de nada menos que el año 1988. Sí exacto, el mismo que coronó a Pedro Delgado como ganador del Tour y el mismo que tuvo a Steven Rooks y el malhumorado Gert Jan Theunisse como guardia pretoriana del segoviano. De hecho el racial escalador de larga cabellera, el segundo de ambos, ya dio positivo en esa edición.

Lo cierto es que la locura revisionista puede acabar enterrando uno de los grandes mitos de la historia del ciclismo. Esa época que ahora parece estar dispuesta a tumbar el amable país norte europeo forjó una de las mayores peregrinaciones que el ciclismo moderno conoció: la de los holandeses al Alpe d´ Huez a la vista de las continuas victorias que estos acumulaban en la cima más emblemática del Tour. Siempre se pensó qué curioso resulta que un país tan llano dé tan excelsos escaladores. Convendría estudiasen los informes de la muerte de Bert Oosterbosch, ganador de etapas en el Tour, que alimentó teorías sobre EPO en los primeros años de los ochenta, sin omitir la retirada masiva del PDM en 1991. Son tantas cosas…

Y en el fondo de todo, uno de los personajes más oscuros que nunca han poblado estas líneas: el holandés y miembro honorario del COI Hein Verbruggen. Más o menos airoso frente a la confesión de Lance Armstrong, el cerco parece se estrecha. Obviamente no será fácil que se le remueva la silla, pero su “acierto” en los suculentos negocios con vistas a los JJOO de Pequín no tuvo plasmación en el dedazo sobre Pat Mc Quaid. El irlandés ha sido una desgracia para todos y una bendición para él. Ahora que en su país se dedican a airear los resortes quizá apuntar sobre lo mucho que calla esta persona pudiera ser un buen inicio para apuntalar esta acción de limpieza.