Wellens-De Gendt han hecho más por la España vaciada que otros

Wellens De Gendt JoanSeguidor

El periplo por la España vaciada de Wellens y De Gendt seguro que reporta beneficios futuros

 

Tim Wellens y Thomas De Gendt han logrado una cosa rara para los ciclistas en el mes de noviembre, que se hable de ellos, de ciclismo fuera de temporada, y que se haga desde un punto de vista diferente al acostumbrado en periodos off season.

Durante estos días las redes han tejido su historia por Teruel, una historia que ha tenido todo tipo de interpretaciones…

Creemos en este sentido que a Wellens y De Gendt no les ha pillado de sorpresa el tiempo, las adversidades y la nieve que ha revestido de épica la aventura, llevada a su óptica, seguro que no les habrá implicado el esfuerzo que le significaría a cualquiera de nosotros.

Son pros y ello comporta, al margen de ir muy rápido, saber afrontar todo tipo de terrenos y condiciones.

Esta gente no se queda en casa porque llueva.

 

Dicho esto, no sabemos si alguien, en TVE por ejemplo, el ente con vocación pública y de servicio, se ha hecho eco de la aventura…

Estos ciclistas han hecho más por la España vaciada que otros que tanto cacarean donde vean una alcachofa,.

Es una realidad tangible, hoy que se puede medir todo, en cualquiera de los perfiles de los protagonistas, pero también en el revuelo que ha causado entre la gente.

La andanza de Welles y De Gendt por la «Laponia española» en este frío noviembre ha tenido varios aficionados que se han cruzado con dos estrellas del ciclismo en la carretera, les han saludado, casi tocado y ellos han respondido.

¿Qué hay más cercano que el ciclismo y el ciclista?

Así va el Suunto 5

 

Wellens y De Gendt han hecho justicia a esa percepción.

Han puesto Teruel en el mapa para mucha gente, lo han hecho con sus medios, a su costa, poniendo tiempo de sus vacaciones al servicio de este viaje

Han demostrado amor por este deporte y su trabajo.

Y han ayudado, no sé si queriendo o no, a una privilegiada deja de la mano de Dios, como tantas otras cosas en este país.

Imagen: @enasanjuan / Ridley Bikes

El relato de Wellens y De Gendt

Wellens De Gendt JoanSeguidor

Andamos pendientes de las andanzas de Wellens y De Gendt por los montes de Teruel

 

Cualquier buen aficionado al ciclismo andaría pegado estos días a las redes sociales de Thomas De Gendt y Tim Wellens.

Ambos están estos días sacando polvo al camino de los montes de Teruel en una ruta de sugerente nombre, por la España vaciada, una realidad que es palpable hasta más allá de los Pirineos.

En total son 700 kilómetros, la mayoría de gravel, por zonas como los Montes Universales, Sierra de Gúdar y Javalambre, allí donde se coronó el «gorrión» Angel Madrazo, no hace tanto, en la Vuelta a España.

 

En este excelente escenario, tan bello, agreste y salvaje como despoblado, Tim Wellens y Thomas De Gendt alargan el invierno en bicicleta en lo que llaman su «The Final breakaway», la escapa final por tierras de Teruel.

Como no podía ser de otra manera, esta aventura nos encanta, como la del año pasado que ponía final a la campaña de carretera, cuando se fueron de Lombardía a Bélgica en bicicleta.

Ambos son corredores que sólo puedes querer.

A Thomas De Gendt aún le recordamos la jornada del Tour aquella con Pinot y Alaphilippe persiguiendo.

A Tim Wellens esperamos verle un día dominar la Lieja o similar, porque su valentía ya ha sido pasto de algunas líneas en este mal anillado cuaderno.

 

Es una forma de entender el ciclismo que va cundiendo, poco a poco, pero sin pausa.

Corredores que se entregan a su oficio, cuando es menester, pero que llegados a un punto, con redes sociales como apoyo, se montan la flaca y se van a descubrir unos parajes tan bellos como poco conocidos.

No sé si inspirados por los del Education First, pero se impone poco a poco ese tipo de ciclismo circular, llegando a confundir, a veces modalidades.

Nacex: la bicicleta al fin del mundo 

No sé si Teruel, sus ayuntamientos, diputación y demás estará al corriente, pero aquí tienen dos embajadores de postín, dos corredores que se ganan el cariño de la gente porque su cultura ciclista echa raíces bien profundas en este deporte.

Mientras ambos siguen a lo suyo, hollando caminos que seguro no tienen marca de neumáticos y cascándose algún cocido con morcilla por el camino.

Esto que hacen Wellens y De Gendt también es ciclismo profesional… aunque en el fondo estén disfrutando como enanos.

Strade Bianche: cinco historias que queremos leer

Strade Bianche Tiesj Benoot JoanSeguidor

Cinco apuestas rápidas para el sterrato: Wellens, Moscon, Andersen, Fuglsang y Schachmann

Gravel Ride SQR – 300×250

Sea el sexto monumento o no, la Strade Bianche es una carrera que no pasa desapercibida.

Tierra, mal tiempo, pendientes, Siena, ese casco viejo qué,… todos los alicientes de la Strade Bianche conjugan en el plato perfecto que muchos nos ponemos un sábado de marzo.

En ese recorrido lleno de trampas, y socavones, giros vengativos y caminos secundados por cipreses tiene a bien cumplir la expectativas no siguiendo cualquier pronóstico previo.

Nosotros, norma de la casa, no sé si tenemos al ganador de la Strade Bianche 2019 entre nuestros cinco, pero tened por seguro que son cinco de cuya suerte querremos saber cuando lleguen a Siena.

Uno de ellos hasta quizá suceda a Tiesj Benoot.

LDB_Berria 1024×140

Tim Wellens es uno de esos corredores que sólo puedes querer

Irreverente, con un motor de cilindrada, con recorrido es el segundo espada del Lotto que sale a defender el dorsal uno de Benoot, pero como demostró en la Het Nieuwsblad, los que le vaticinábamos un éxito en las Ardenas, quizá nos equivocamos.

Se le vio bien y delante en los adoquines, y por ende debería estar delante en la tierra.

Es la baza escondida.

Pirinexus 300×250

Jakob Fuglsang viene de ganar Andalucía.

Está en forma en Astana en febrero-marzo no es noticia, pero sí síntoma de correr mucho para emerger en la cuadra celeste.

Fuglsang tiene la forma pero también mimbres en la tierra y además cierta proyección en esos días que se siente torero.

Le veo en el top ten.

Maximilian Schachmann tiene que desperezarse.

Su estado de forma no es de dominio público, pero sí su calidad.

Sin Peter Sagan, cada vez más ausente en la primera que acostumbraba a copar no hace tanto, Schachmann es uno de los ciclistas más polivalentes del pelotón.

No le vemos ganando, quizá ni siquiera en vanguardia, pero como el anterior danés, si tiene el día tonto…

Y será interesante verle para las carreras que han de venir.

Gianni Moscon es la baza del Team Sky.

El ciclista que no esquiva el conflicto, ni la rivalidad.

En la Strade Bianche tiene un recorrido perfecto para meter metros si está en forma.

Y tiene su mano defender el pabellón local, porque aunque la Strade sea una carrea 110% italiana, no son muchos los italianos que se la han llevado a casa.

De hecho la lista empieza y acaba en Moreno Moser.

SQR – GORE

 

Cambrils Square Agosto

Soren Kragh Andersen es un ciclista en el que pensamos para la Strade Bianche desde hace días.

Su última etapa en Algarve, exigiendo lo mejor de Tadeg Pogacar, es el testimonio de un estado de forma importante.

Él ganó la Paris-Tours que se metió también por tierra, por entre viñedos del centro del hexágono.

Andersen tiene argumentos para ser una de las ruedas más temidas en la salida y llegada de Siena, si vemos a Fuglsang en el top ten no os extrañe que el otro danés acabe próximo al podio.

Es por lo demás un ciclista que nos encanta… para qué negarlo.

El olvidado placer de rodar en bicicleta

Bicicleta - Wellens y De Gendt JoanSeguidor

Mov_Gore

Los 1200 kilómetros de Wellens y De Gendt son un canto a los placeres que a veces no le sacamos a la bicicleta

Tim Wellens y Thomas De Gendt compitieron el sábado en el Giro de Lombardía, el día previo a la aventura que hace unos días aquí ya comentamos.

Volver a casa en bicicleta para cumplir unos 1200 kilómetros en seis días.

La semana pasada colgaron este par de tweets en el perfil del Lotto…

 

Los dos ciclistas hablan de la idea del reto, del mapa que siguen, del ritmo que llevarán…

No es un desafío, para esta gente correr 200 kilómetros por el mero hecho de rodar es estirar las patas.

Paran por el camino, y avituallan a conciencia.

DT-Swiss Junio-Agosto

Ruedan, comen, paran, hacen fotos…

Nadie diría que son ciclistas profesionales, es más parece la típica historia de un ciclista recién retirado que se para en esa curva donde se exprimía para tomarse una foto o charlar con un un par de globeros.

La bicicleta para ver la vida pasar

Es curioso que, volviendo a lo que mil veces hemos comentado, dos pros hagan lo que su herramienta de trabajo no les permite muchas veces… mientras miles de cicloturistas sueñan con rodar más y más deprisa.

Y sí, cada uno es muy libre de ir como quiera.

Es tan singular la travesía que han emprendido los dos belgas, que hasta su equipo aprovecha para moverlo en redes como cualquier otra carrera o triunfo.

Porque el gravel es para mancharse

Nos gustaría que cundiera el ejemplo, porque además pone al pro en el lugar del aficionado que camina anónimo por carreteras de tráfico abierto y peligro perenne.

Espero, eso sí, que no se hagan un selfie en marcha.

El ciclismo, según Tim Wellens y Thomas De Gendt

Tim Wellens sobre Valverde JoanSeguidor

Mov_Gore

Tim Wellens y Thomas De Gendt planean volverse de Lombardía a Bélgica

Tim Wellens y Thomas De Gendt son al ciclismo lo que el clavo a la rueda.

Tim Wellens es uno de los corredores más valientes del pelotón.

Tiene motor y calidad, le falta remate en las grandes de verdad, a las que él opta pero no consigue.

Grandes como Lieja, Flecha o Lombardía.

Pero al margen de éstas, que ganar es muy complicado, es un ciclista que por donde pisa no deja indiferencia.

Ataca, se mueve, expone y arriesga.

Nos ha dado grandes exhibiciones e incluso bonitos duelos con ciclistas de su perfil, Tom Dumoulin por ejemplo.

Thomas De Gendt es como el tipo del algodón.

No engaña.

Si él está en el corte, ya pueden tirar millas por atrás, porque De Gendt no aflojará.

A su innata capacidad de circular escapado, le une un motor bestial.

Se ve que los vatios que movió en la etapa que ganó en Romandía encendió las luces rojas en algún despacho.

DT-Swiss Junio-Agosto

Y a todo ello le añade olfato: Thomas De Gentd no sólo caza las fugas.

Las sabe rematar con acierto, así tiene etapas y triunfos en múltiples sitios y si no las consigue se hace ver.

Por eso en cualquier salida que pisa es una de las caras más buscadas y de las firmas más deseadas.

Ambos corredores son la constatación de que no hace falta ser una superestrella para ser querido por la parroquia.

Y son queridos porque son el ciclismo mismo, en toda su acepción, en tiempo de trabajo y fuera del horario laboral.

Corre la noticia que han planeado, para cuando acabe el Giro de Lombardía quieren volver en bicicleta a Bélgica.

1000 kilómetros, divididos en varias etapas, con sus hoteles y visitas para disfrutar de la bicicleta, de otra manera.

«Slow cycling» lo hemos llamado aquí a veces.

Soy globero, ¿y qué? porque mis salidas eran a cuchillo con las pulsaciones desbocadas, llevando las fuerzas al límite.

Y no es más que montar la bicicleta y rodar, sin más.

Algo que muchos que la practican por devoción quizá deberían probar.

Que lo hagan dos símbolos como De Gendt y Wellens, con tantos y tantos pelotones destrozados a sus espaldas, por el mero placer de rodar, no puede ser baladí.

Tim Wellens en el día de la marmota

Tim Wellens sobre Valverde JoanSeguidor

Palabras desafortunadas de Tim Wellens para Alejandro Valverde

La situación es conocida y no por ello la lamentamos, pero Tim Wellens nos la ha traído a casa.

Han trascendido unas palabras del ganador de la primera etapa siciliana, que por primera vez supo estarse quieto hasta cuando debía moverse, en las que no habla muy bien de Alejandro Valverde:

«No soy fan de los ciclistas que regresan y son más fuertes que antes de su suspensión. Valverde nunca explicó lo que ocurrió para que le sancionaran (dos años por la Operación Puerto). Eso me molesta. No ayuda a la credibilidad de nuestro deporte no hablar con transparencia sobre estos asuntos»

Así se despacha Wellens sobre Valverde en un párrafo cogido de la noticia del Diario As.

El ciclismo otra vez el perjudicado

Otra vez más el ciclismo se pega un tiro en el pie, que no un pie en el tiro, Tim Wellens creo que yerra sacando ahora esto porque no conduce a lado alguno.

Es como recrear el día de la marmota, una y otra vez, sin percatarse que esta aviesa sinceridad no le hace favor alguno al deporte que dicen querer tanto.

Alejandro Valverde no está en el Giro y no entiendo aprovechar cualquier coyuntura para tan gratuito ataque.

Yo tampoco escuché nunca a Alejandro Valverde hablar de esa sanción, hay que reconocer que se escurrió, o le escurrieron bien.

De hecho tuvo plaza guardada para volver cuando cumpliera el periodo. Cosa que en ciclismo es casi inédito.

Pero volver sobre lo mismo porque sí, porque tú eres más limpio que nadie, pues no sé hasta qué punto es necesario.

Más cuando su equipo no quiso solicitar un TUE para Sander Armée…

Es como cuando Fabio Parra aireó lo que le pasó cuando compitió contra Perico.

Que Valverde vaya ahora mejor que antes de la sanción, pues la verdad no lo sé, pero desde luego antes y después ha ido fuerte.

De hecho creo que es de los pocos que sigue delante, muy delante, después de un parón. Otros no pueden contar lo mismo.

En fin, que Tim Wellens nos parece, como dice Adrián García, un corredor de culto, y que no necesita estas cosas para revelar su limpieza, que las cosas se ven con el tiempo y la perspectiva que éste da.

El ciclismo no necesita más mierda, ya tenemos bastante y entrar en este círculo no creo que sea ni necesario.

Todo lo demás, que diría mi abuela, es enredar.

Imagen tomada de FB de Giro d´ Italia

INFO

Portabicicletas de techo vs portabicicletas de bola… 

Ardenas: «Tim Wellens est prêt»

Tim Wellens JoanSeguidor

Otra vez Tim Wellens se juega «lo gordo» en las carreras de casa

Hay un momento, son unos segundos, escasos kilómetros para meta, que Tim Wellens abre gas.

Entre el pelotón y él, un grupo de contraataque. Entra uno al relevo, se abre, entra el siguiente, también.

Tim Wellens lanza un ataque, que es el bueno y gana la carrera fetiche de Oscar Freire.

Gana la Flecha Brabanzona, esa prueba que unos dicen es la última flamenca de la primavera, otros la primera valona.

Lovaina, sitio espectacular, con el ayuntamiento más bonito del mundo, está en medio de todo, así que se la atribuya quien mejor considere.

Tim Wellens necesita un gran triunfo

No es la primera vez que hablamos de Tim Wellens en este mal anillado cuaderno, pertenece a ese pequeño pelotón de corredores que adoramos.

Estos días vienen sus carreras, las carreras valonas, las de las Ardenas y en su defecto, la del Limburgo neerlandés, la Amstel.

No es necesario contar la dificultad que entrañan estas carreras y lo penado que está ser valiente.

Tanto en Flecha Valona como en Lieja-Bastogne-Lieja, Tim Wellens acostumbra intentarlo de lejos de meta y nunca consigue hacer el hueco que sí logra en otros escenarios.

Claro está que la Lieja no es el Gran Premio de Valonia, ni Mallorca, ni la Brabanzona, pero ya podría serlo por un segundo, porque el del Lotto se lo merece.

Como se lo mereció su compañero Tiesj Benoot en la Strade hasta que encontró el triunfo.

Tim Wellens purga su valentía muchas veces, pero ello no le impide hacer lo que mejor sabe hacer y hacerlo cuando le toca hacerlo.

SOLO VICTORY FOR TIM WELLENS AT BRABANTSE PIJLTim Wellens successfully restarted competition by winning the Brabantse…

Publicada por Lotto Soudal Cycling Team en Miércoles, 11 de abril de 2018

Fiel a su estilo

Seguirá en ello, fiel a su estilo, Tim  Wellens seguramente ataque primero en las tres grandes carreras de la región, y quién sabe, quizá le salga hasta bien.

Así invitan a pensarlo quienes un día le inspiraron, los Bartoli, Bettini, VDB. Ciclistas que le tenían alergia a esperar a Ans o a Huy.

Además si vemos la trayectoria de Wellens invita a pensar que un día, quebrará su mala suerte.

Tiene un palmarés pequeño pero denso en calidad: etapa en el Giro, el Eneco Tour, ese mini mundial que es Montreal.

Espero que Tim Wellens dé con la llave en su renovada fe para las Árdenas. Tiene 26 para 27 años y ganar como gana él la Flecha Brabanzona es un premio en el ciclismo de la especulación y el cálculo.

Imagen tomada de FB de Lotto Soudal – Photonews

INFO

Aún más ligera. Cada detalle de la gama Émonda, desde el diseño del cuadro hasta la elección de cada componente en cada modelo, persigue el mismo objetivo: fabricar la gama de carretera de serie más ligera del mercado.

 

 

 

Wellens & Kwiatko: Ciclistas adorables de hoy y de siempre

Ciclistas Michal Kwiatkowski JoanSeguidor

Aquí una muestra de los ciclistas más queridos de hoy y de tiempos recientes

Este viernes repescábamos un post antiguo que preguntaba a nuestros lectores sobre el ciclista que le enganchó al deporte más bello del mundo.

Sobre la pregunta, hubo varias respuestas que, desde luego, a tenor de los nombres arrojados hablan de la edad de quien responde.

Como no podía ser de otra manera la pareja Perico y Miguel Indurain se lleva el premio, pues lo que son de m quinta pueden decir haber visto en acción al corredor más carismático y más grande de este lado de los Pirineos.

Perico e Indurain encabezan la lista de ciclistas más queridos

Ciclistas Perico e Indurain JoanSeguidor

En un escalón por debajo, entra una variedad de corredores cuya cantidad habla del fondo de armario y calidad que tuvo este deporte durante un tiempo.

Así nadie no se olvidan los entrañables Marino Lejarreta y Alberto Fernández, la Vuelta a España del 86 que ganó Álvaro Pino, el anterior ciclon Luis Ocaña e incluso la memoria se va hasta Federico Martin Bahamontes y Miquel Poblet, estrellas de los cincuenta.

Pero no hay sólo pasión patria.

Se despieza la lista en muchos países entrando nombres como el de Fabio Parra, uno de los rivales naturales de Perico, Bernard Hinault, cómo no, Tony Rominger, la competitividad suiza, Laurent Fignon, atrayente siempre, Andrew Hampsten, el héroe del Gavia, e incluso Alex Zulle, quien rara vez caía mal.

Los tiempos recientes arrojan nombres como Joseba Beloki, Iban mayo y Roberto Heras.

Y es que, más allá, de la suerte que algunos de ellos corrieron, fueron ciclistas que marcaron y que se pueden atribuir la habilidad de haber ganado aficionados a la causa.

En el presente si nos pedís nombres a ese nivel, creo que hay unos cuantos, y la casualidad ha querido que dos de ellos, hayan ganado el mismo fin de semana y en vueltas tan cercanas: Andalucía y Algarve.

Wellens y Kwiatkowsi son parte de esos “ciclistas adorables”

En la primera Tim Wellens ganó su duelo en subida contra Mikel Landa y aguantó en la crono.

Que Wellens se imponga en una vuelta por etapas espero le sirva para tomar la medida de sus posibilidades ante carreras en las que queremos verle ganar.

Eterno aspirante para las Árdenas, Wellens merece dar el paso que compense su forma de correr.

Por su parte en Algarve, la merienda del Team Sky quedó entre Geraint Thomas y Michal Kwiatkowski para poner la guinda a una carrera que crece año tras año.

Metido en una escapada Kwiatko se fue de todos y apunta ya al primer gran objetivo de la campaña, la renovación de la Strade Bianche.

Como veis el ciclismo a veces es justo y quien lo merece se lleva el premio, porque cuando ganan corredores como el belga y el polaco, cuando ganan ciclistas como Van Avermaet, Sagan o Valverde el premio es para el ciclismo.

Imagen tomada de PCM Spain y FB de Volta ao Algarve

INFO

Prueba los velódromos de Bkool