¿Por qué no se le puede administrar cortisona a Sander Armée?

Sander Armée JoanSeguidor

Sander Armée corre el Giro con la cara desfigurada por no solicitar un TUE

«Por otro lado estuvo la complicidad con los ciclistas, que fue muy grande. Me alegré mucho de la victoria de Sander Armée, quien casualmente habíamos entrevistado días antes de su éxito, y nos atendió muy bien. Igual que Tomasz Marczynski que ganara una etapa en Andalucía, la tierra que le acogió»

Así nos hablaba hace no mucho Albert Valero, community manager de La Vuelta, sobre Sander Armée, ganador de una etapa de la Vuelta a España del año pasado.
Meses después Sander Armée es protagonista del Giro de Italia y no precisamente por su rendimiento.

https://twitter.com/EntreCunetas/status/992742586073927681

Así es, Sander Armée corrió la primera etapa en linea del Giro, la que ha acabado esta tarde en el resbaladizo firme de Tel Aviv, con esa cara, igual que la crono inicial de Jerusalén.

Sander Armée fue picado por una avispa y su cara quedó desfigurada al punto que, como se ve, la propia visión del ciclista puede quedar comprometida.

¿Un TUE para Sander Armée?

En estos casos, lo más lógico y normal, es que el ciclista se le pueda aplicar cortisona, una substancia que como el doctor Ferrari formó parte del vademecum público hasta que un día todos negaron conocerla.

Sería lo normal y lógico.

Como cuando a Jonathan Vaughters le picó una avispa en el Tour de 2001, le dejó el ojo derecho completamente cerrado por la inflamación y tampoco pudo gozar de los beneficios de una cura con corticoides, entonces por negación de la propia UCI.

Vaughters, el tiempo nos lo ha demostrado, sería una de las avispas que pincharon la burbuja que había generado Lance Armstrong a su alrededor.

En el caso de Sander Armée, 32 años, la realidad es más compleja.

El Lotto-Soudal, un equipo que quiere ser más limpio que los más limpios, se niega a aplicarle una pomada por miedo a que dé positivo y en segunda opción, no contempla expedir un TUE, un certificado médico, porque se considera ir contra la esencia misma de una norma que es laxa como una cosa mala.

Dicen que el Lotto, en aras de la limpieza a la que se adscribe, no quieren ni hablar de un certificado médico.

Y así Sander Armée ha completado la crono y la primera jornada del Giro con ese semblante y malestar.

Es increíble, comprobar ese doble rasero.

Hace pocos días hablábamos de Lieuwe Westra y su libro, en el que admite la barra libre de certificados médicos para rendir más y mejor.

Gente como el holandés ha banalizado los TUE´s al punto que la sola mención de su uso suena a trampa, cuando en Sander Armée el motivo es más que evidente.

Este es el ciclismo que, como los españoles la Constitución, nos hemos regalado, un ciclismo sembrado de sospechas y trampas, donde un mero papelito es síntoma de irregularidad.

Sé que una revolución es complicado que arranque por uno, e incluso por unos cuantos, pero desde luego que Sander Armée acepte esto, da la medida de cómo están las cosas para los ciclistas y como estos, han visto todos los derechos que se han quedado por el camino…

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

Los portabicicletas de Cruz en un click

La banalización de los certificados médicos

Lieuwe Westra Certificados medicos JoanSeguidor

Uso de mandanga variada con el permiso de certificados médicos expedidos a conveniencia

El certificado médico, el TUE, el papelito que se otorga a los ciclistas para que puedan tomar ciertas sustancias que amortigüen dolencias varias va camino de tener el valor de uno de esos másters que figuran en ciertos currículos.

Es lo que ya muchas veces hemos comentado, incluso propios profesionales han descubierto de forma indisimulada.

Y ahora, lo que es un secreto a voces es ya motivo de libro, el que firma Lieuwe Westra sobre la carrera deportiva que acabó en 2016.

Lieuwe Westra y los TUE´s

Lieuwe Westra explica directamente que ha utilizado los certificados médicos con la excusa de dolores que en realidad no existían porque la intención era mejorar la prestación: meterle más caña al cuerpo, quitar el dolor y de esa euforia sacar petróleo.

«Si quieres estar con los mejores, tienes que buscar los límites«

Lo dice con naturalidad porque lo ha hecho con naturalidad, porque ese es el problema, es un tema natural, rutina, pura y dura.

«No creía que estuviera haciendo nada malo«

Y esa es la tragedia, que los TUE´s han sido salvodocductos más allá de su objetivo terapéutico.

Salvoconductos cuya utilización fraudulenta parece generalizada y eso es un descrédito para el sistema que creo que muchos ni valoran, ni pretenden.

Los certificados médicos en Astana

A mí Westra me pareció un gran ciclista, excelso rodador, que incluso en una París-Niza dejó entrever que podía aspirar a mucho. Creo que fue aquella que ganó Wiggins en su mágico 2012.

Desde entonces Westra fue un puntal en el Astana que acompaña a Vincenzo Nibali en el Tour que acaba ganando.

De eso hace ya cuatro años, pero de aquellos días pervive la jornada del pavé como una de las mejores del Tour en mucho tiempo.

Aquel día Nibali se soldó a un Westra imperial mientras Froome abandonaba y Contador cedía un mundo.

Si tiramos del hilo, vemos que el otoño que siguió a aquella campaña fue un sin vivir de positivos en el entorno de Astana, con fundadas,, ahora lo vemos, sospechas sobre el equipo celeste.

Westra dibuja un panorama de certificados médicos para todos, sin mayor criterio, con la certeza de que el rendimiento estaba muy por encima de los dolores que el ciclista pudiera padecer.

En Astana, que lleva una campaña muy buena, se declaran en estado de shock.

Pueden aducir lo que prefieran pero una vez más el ciclismo sale golpeado, que no noqueado, porque son tantas las veces que este bello deporte es pisoteado por su gente que creo que ya ni siente ni padece.