El perfecto maridaje de bicicleta y vino

Maridaje ciclismo vino JoanSeguidor

En el Penedès, el ciclismo y el vino son elementos que maridan como el mejor manjar

El año pasado se nos ocurrió maridar las dos pasiones de muchos de nuestros integrantes: ciclismo-bicicleta y el mundo del vino.

Decidimos organizar una ruta por el Penedès abierta a otros clubs y “grupetas”, con brindis final bañado de cava en el campanario de la Basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès.

Después de una paella para recuperar fuerzas, nuestro Enólogo de cabecera, Ivà Gallego nos deleitó con una cata de vinos naturales.

Todo el mundo vincula el Penedès con el vino, pero nuestra historia con la bicicleta viene de lejos.

 

Los abuelos de la zona nos explican que el primer catalán en participar en la historia de Le Tour fue Pau Pujol nacido en Castellví de la Marca, un municipio de la zona.

Fue en la edición de 1903.

Al año siguiente se proclamaría campeón de España.

Como se ve siempre ha sido una buena zona para andar en bicicleta, los paisajes sinuosos y alejados de grandes concentraciones de coches han sido siempre propicios para que surgieran clubs y grupetas emergentes.

Punto y aparte fue el circuito olímpico de Barcelona 92 de fondo en carretera, cuyo circuito transcurrió íntegramente en el Penedès.

La comarca también ha sido testigo de llegadas y salidas de la Volta a Catalunya y en tiempos pretéritos la capital de l’Alt Penedès, Vilafranca dispuso de un Velódromo de grandes dimensiones.

También ha sido tierra de entreno para ciclistas ilustres de las comarcas cercanas: hemos sufrido en nuestras propias carnes a Francesc León, JA Flecha, Ángel Edo, Isaac Gálvez y últimamente a Marc Soler.

DT-Swiss Junio-Agosto

En el Penedès el cultivo de la viña ocupa grandes extensiones de manera ordenada que durante todo su ciclo anual permiten al ciclista disfrutar de paisajes con una belleza difícil de describir.

No en vano, siempre aparecen en las tres grandes vueltas por etapas planos interminables de helicóptero captando el paso de los ciclistas por parajes vitivinícolas.

El cultivo de la vid está ampliamente extendido por el litoral mediterráneo debido a este clima tan privilegiado que nos permite salir en bicicleta durante todo el año.

Además, según numerosos estudios, el consumo moderado de vino previene enfermedades coronarias.

Del mismo modo que el ciclismo es un gran aliado para tener un corazón sano y en plena forma.

El club nace y se desarrolla en el Penedès, región vitivinícola por excelencia, y por ello, con aún más esmero nos tomamos tan en serio esta relación ciclismo-viñedo-vino.

 

 

L´ Aplec* ciclista de este sábado será por una ruta de unos 90 km pedaleando por el Gran Penedès, con algún puerto de la zona y siempre persiguiendo los viñedos que nos acompañan durante todo el año.

El circuito empezará en La Biciclera (nuevo centro de cultura ciclista en Vilafranca del Penedès) e irá dirección Sant Jaume del Domenys.

En vez de ir por el camino más recto o directo los ciclistas pasarán por la falta del Castellot y encontrarán alguna que otra trampa para quien quiera jugar a ser ciclista que juegue. Llegados a Sant Jaume Dels Domenys (Baix Penedès) se iniciará el puerto mítico de la zona: La Talaia (Les Ventoses) 8km al 4,5% aprox.

Se seguirá hacia la tercera comarca de la jornada Alt Camp donde podremos divisar su bella población de El Pla de Manlleu.

Maridaje ciclismo vino en Penedes JoanSeguidor

Des de ahí empezaremos a atravesar las montañas subiendo entre los viñedos más altos de la zona hasta llegar a Creu Sapera.

Una vez ya en el Penedès de vuelta, bajaremos rápidamente por el valle de la riera de Pontons hacia Torrelles de Foix i por una serie de caminos con alguna que otra trampa, nos adentraremos otra vez en km i km de viñedos. Habrá parada obligada a desayunar como marca la tradición de la vendimia y brindaremos juntos.

Seguiremos hacia Guardiola de Font-Rubí hasta Sant Quintí de Mediona y de allí hasta Torrelavit.

SQR – GORE

 

En Torrelavit sirva de homenaje a BCN 92 y al malogrado Fabio Casartelli, subiremos la Creu de Lavit que era la tachuela que subieron durante el circuito de la Olimpiadas con salida y llegada a Sant Sadurní.

Los viñedos ya no nos abandonarán, pasando por el Pla del Penedès, Santa Fe y La Granada hasta llegar otra vez a Vilafranca, donde nos esperará una buena charla con un buen vino…

Por Nico Ramírez, Ivà Gallego y Sergi Esteba y  en el texto y Sergio Ros de Mora a las fotos

* Permitidnos apuntar que «aplec» en catalán es reunión, encuentr 🙂