Volta a Catalunya: Más allá de la merienda del Movistar

Volta a Catalunya La Molina JoanSeguidor

La jornada reina de la Volta a Catalunya fue azul celeste

No creo que, en la historia reciente del ciclismo, no al menos en el World Tour, el máximo circuito, se haya dado una situación tan escandalosamente favorable a un equipo como lo ha tenido el Movistar Team.

La sensación que nos rondó en la nevera de La Molina fue la de un pleno del Movistar en una cima preciosamente nevada.

No ocurrió, por suerte, la cosa fue muy clara, pero no contundente, aunque pocas veces veremos algo así.

Movistar vino a por la Volta a Catalunya y ya la tiene

La Volta a Catalunya sólo la puede perder Movistar en tres jornadas en línea que históricamente no han decantado la balanza del ganador.

La jornada reina, a falta de la subida de Vallter 2000, dio en bandeja la que, si nada falla, será la tercera Volta a Catalunya de Alejandro Valverde, la que le equipare a Miguel indurain.

Pero no es Valverde el objeto de este post, no porque ya hablamos demasiado de él, ya ocupa excesivo espacio, dada su productividad.

La llegada a La Molina me ha impresionado por dos ciclistas, Marc Soler y Egan Bernal.

Ambos ya venían sobre aviso, pero su juventud no es óbice ni excusa para no dar pasos de gigante.

Marc Soler ha realizado un trabajo excelso de equipo, que en ocasiones confundimos con aspiraciones personales.

Contamos hasta cuatro ataques de Marc Soler en la llegada en alto de esta Volta a Catalunya.

Cuatro ataques que limpiaron el camino a Valverde y sirvió en bandeja el trabajo de Nairo para el murciano.

Marc Soler ya no es uno más en el pelotón, corre cara al viento, es valiente, generoso y camina fuerte. Qué manera de hacer la selección.

El otro es Egan Bernal que nunca se había visto tan arriba en el World Tour.

Egan Bernal ofrece una lección de dar la cara

Ganar el Colombia Oro y Paz es meritorio, pero no nos engañemos, esto es otro nivel, y Egan Bernal brilla desde el minuto uno.

El fino colombiano es una maravilla sobre la bicicleta.

En La Molina, en algún momento, se vio vendido, sencillamente entregando entre Nairo y Valverde y no escatimó en ningún momento.

Aquello que muchas veces le recriminamos a Nairo, no se lo vimos a Egan, aunque en un inicio Nairo era de los del aire en la cara.

Egan Bernal murió matando y le honra. Entregado a su papel, sabedor que iba al matadero, no se escondió.

Mostró carácter y rubricó con nota todo lo que se dice de él y que poco a poco vamos viendo.

Si Alvaro Hodeg dicen que viene para mejorar a Fernando Gaviria, ahora saldrán que Egan quiere mejorar a Nairo.

Espero que, por el bien de los chavales, de su progreso no se les presione más de lo necesario. Cabe la opción de ver cómo siguen, pero desde luego Bernal, Soler y compañía dejan un excelente sabor de boca.

Imagen tomada del FB de la Volta Ciclista a Catalunya

INFO

Tenemos un par de dorsales para la cicloturista de la Sea Otter… mira cómo conseguirlos