Con Evenepoel la Vuelta a Burgos lo ha tenido todo

mascarilla ciclistas

La guinda de Evenepoel pone Vuelta a Burgos en la excelencia ciclista

Si la excelencia tiene un nombre, la Vuelta a Burgos 2020 la ha rondado: ha salido adelante y llegado hasta el final, con algún susto, pero llegado al final, y un ganador que pasa a la historia, Remco Evenepoel.

Podrá gustar más o menos, nosotros reiteramos, nos parece un corredor de época, es precipitado pensar que estará al nivel de éste o de aquel, que no necesita de ciertos gestos ni declaraciones para apuntalar una grandeza que, como vemos, le viene de serie.

Dicho esto, se agradece todo de él, es arriesgado, no especula y sale a por todas.

Mientras vemos otros «hombres Giro» como Richard Carapaz o Marc Soler a medio gas, Remco va a por todas

Como dijimos antes de empezar Burgos, Evenepoel tenía prisa por ganar.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La tiene por su innato instinto, siempre con el cuchillo presto, incluso cuando todo invita a no tenerlo.

El primer ataque importante de Burgos lo protagonizó Evenepoel en la jornada inaugural, con Lampaert, en una propuesta que no tuvo recorrido porque eso, el recorrido, no acompañaba.

Pero ahí estuvo, poniendo la primera pica, luego Picón Blanco, donde sencillamente se exhibió alcanzando cotas que no pensábamos nunca para el ciclismo, una conquista tan simbólica como la portada de Marca.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

El ataque de las Lagunas de Neila de Evenepoel fue esa frivolidad que se permitió un chaval de 20 años, con la adrenalina a tope, en medio de Landa, los Yates, Chaves y compañía, que no tuvo mayor recorrido porque era un lujo, pero un lujo controlado, cuando estaba claro que Mikel Landa no le iba a quitar medio minuto.

Asi las cosas un éxito merecido y deseado para la Vuelta a Burgos, tienen un ganador que le dará lustre al palmarés en unos años, Remco Evenepoel, y han sacado adelante la primera gran carrera tras el parón por el coronavirus.

Lo han hecho de cero, sin nadie antes de que ellos, con todas las miradas sobre la carrera y el mundo del deporte muy pendiente -pero si han conectado en directo en el Telediario- de lo que sucediera aquí.

Si en lo sucesivo vemos que el ciclismo es posible en medio de esta pesadilla, podremos decir que la Vuelta a Burgos fue la primera.

Gore 400×100 MArzo2020

Ni el ciclismo ni la Vuelta a Burgos lo van a tener fácil

Vuelta Burgos coronavirus JoanSeguidor

La amenaza del coronavirus sigue presente, pero dentro de lo posible conviene recuperar la competición

Kalas 1024×140

 

Cuando la Vuelta a Burgos tomó la decisión de celebrarse, de tirar adelante con lo que tenía y sacar una edición que fuera memorable y modélica, sabía que  no iba a resultar sencillo.

El mismo problema que emerge aquí y allí podría hacerlo durante la propia carrera.

Y lo cierto es que no han tardado en saltar las alarmas.

Esta mañana despacharon esta información desde el UAE Team…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El UAE Team ha apartado a tres ciclistas, los tres colombianos, por haber estado en contacto con una persona que resultó ser positivo por coronavirus.

Dicen que los test que se les han practicado a los tres corredores han salido negativos, pero por precaución, los dejan fuera de la carrera.

Ayer mismo estos tres ciclistas estuvieron integrados en el pelotón, como los del Israel Start-Up que ya habían apartado algún corredor antes de empezar la carrera.

Y ya no es sólo el corredor que da positivo, o que ha tenido algún contacto con algún infectado… es la cascada de reacciones que ello implica.

Lo vimos antes del parón, cuando la París-Niza se celebró en cuadro porque varios equipos no querían tomar parte en la carrera.

Se hizo sin público, acceso cerrado a meta,… no hubo casos durante la prueba, pero aquello fue un sinvivir, un milagro que hizo incluso reflexionar a algunos ciclistas sobre qué carajo hacían ahí en medio con el mundo patas arriba a su alrededor.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Toda esta problemática la sabían en la Vuelta Burgos, la sabían los equipos e incluso la UCI

Los corredores que hoy compitan a sabiendas que estuvieron al lado, o charlando con algunos de los retirados, sentirán una incomodidad que de extenderse puede acabar con pelotones sumidos en la paranoia.

Nosotros somos partidarios de que la vida, en la medida de lo posible, pueda volver a sus cauces, y la celebración de la Vuelta a Burgos, con un cuidado y pionero dispositivo de higiene, es el ejemplo de esa lucha por recuperar lo que el coronavirus nos ha robado por tantos meses, pero la seguridad total, como en tantas de la vida, no existe, es una quimera. algo irrealizable.

Y si la temporada va a continuar, hay que acostumbrarse a estos sustos, y peores.

Por que el ciclismo por definición, como deporte nómada, no lo va a tener nada fácil y lo estamos viendo a diario, con la Milán-San Remo cambiando el 80% de su recorrido porque los alcaldes de la costa liguriense la han vetado, tantas cuarentenas y procesos como países hay, equipos que se muestran reacios a correr si el de al lado es sospechoso y tantas y tantas cosas que convierten este ciclismo en una pesadilla logística.

¿Compensa?

Entiendo que sí, de lo contrario no habría calendario en ciernes, en todo caso haberse quedado en casa habría sido catastrófico, cabe confiar que quienes gestionan todo esto tendrán el juicio necesario para que salga bien.

Nos consta, sin ir más lejos, que la Vuelta a Burgos ha puesto todo de su parte.

Imagen: © BORA – hansgrohe / Bettiniphoto

Gore 400×100 MArzo2020

 

Los líderes de la Vuelta a Burgos visten Gobik

vuelta Burgos Gobik

En la Vuelta a Burgos vuelve el ciclismo tras la crisis del coronavirus con Gobik en el maillot de líder

Este martes comienza la 42 edición de la Vuelta Ciclista a Burgos con una etapa de 151 kilómetros con el tradicional final en el alto del Mirador del Castillo de la capital, un final cuyo ganador vestirá el «morado» de Burgos, esta vez con la firma de Gobik.

Será la primera de cinco etapas que acabará en Las Lagunas de Neila el próximo sábado uno de agosto, tras superar otra llegada en alto, el Picón Blanco este jueves.

La Vuelta Burgos de 2020 se erige como la primera carrera por etapas de Europa tras la interrupción del calendario ciclista a causa del coronavirus, lo que supone ser pionera en la aplicación del protocolo de higiene y objeto de numerosas peticiones para tomar parte.

De esta manera el cartel reúne ciclistas como Alejandro Valverde, Enric Mas, Richard Carapaz, Remco Evenepoel, Adam y Simon Yates, Fabio Aru, Steven Kruijswijk, Nairo Quintana, Miguel Ángel López y el campeón del mundo. Todos lucharán por el maillot morado que identifica la carrera y que en esta ocasión provee Gobik.

A través de su recientemente creada Maask.eu, también suministrará las mascarillas de protección personalizadas tanto para los miembros de la organización como para los ciclistas en su paso por el podio.

Gobik suma la Vuelta a Burgos a su lista de carreras

En Gobik, firma murciana, “hay vínculos sentimentales con Burgos”, nos apunta Gino Dona, brand manager de la marca, vínculos que añadido al “interés de crecer en el ciclismo profesional” han cuadrado el círculo.

Este  2020 no es un año al uso, el coronavirus que vino para darle la vuelta a todo llevó el grueso de la campaña a la parte final del año, más allá del mes de agosto y hasta noviembre.

“Nosotros mostramos interés por todo tipo de competiciones relacionadas con el ciclismo profesional, tanto de equipos, con un servicio de calidad durante todo el año, como de competiciones en las que vamos avanzando. A Valencia, Itzulia y Volta, añadimos ahora Burgos” apostilla Gino.

Cerrando la Vuelta a Burgos “ya tenemos una buena representación en el calendario español, con dos World Tour, y dos vueltas medianas -asegura Gino-. Burgos es un clásico entre Tour y Vuelta a España, y con ella queríamos darle continuidad en agosto a todo el trabajo de invierno”

2020 trae un plus de protagonismo: “Este año es muy especial, por todo lo vivido, y Burgos se ha convertido en una oportunidad para una repercusión extra

Primera de calendario europeo y las ganas de los ciclistas por competir”.

Que sea el punto de partida de la temporada programada a partir de finales de julio es una oportunidad que “cabe agradecer a los organizadores, una diputación que garantiza que se haga, y esto es algo de reseñar, si hace es porque cree en el ciclismo, tanto en mujeres como en hombres. Ven el ciclismo como un aliado para volver a la normalidad” prosigue Gino.

De esta manera, Gobik no oculta interés en “seguir creciendo, necesitamos estar en cuantos más sitios mejor, tanto cicloturismo, amateurs y profesionales. Sería un sueño llegar a una gran vuelta” desvela Gino.

Para esta edición de la Vuelta a Burgos, Gobik dispone de un plan de ropa similar a las otras carreras: “Hay dos modelos de maillot, el del podio y el de competición, para aquí ponemos una dotación de ropa donde entra un maillot, también de manga larga para competiciones tipo Volta o Valencia, y chalecos”.

La edición de maillots de líder de la Vuelta a Burgos es exclusiva para uso de los portadores de los mismos durante la carrera.

Que Vuelta a Burgos tenga la suerte que merece

Iván Ramiro Sosa en Burgos - JoanSeguidor

En la fortuna de la Vuelta a Burgos va la del ciclismo

Kalas 1024×140

 

Parece todo a punto para que el ciclismo profesional masculino, tras el inicio de las chicas por Navarra y Durango, vuelva a la actividad con la Vuelta a Burgos, posiblemente la carrera más ansiada de la historia reciente del ciclismo a estos niveles.

Nos cuentan desde Gobik que lo tienen todo a punto, hasta las marcarillas para la gente de la organización, una imagen que, podéis suponer, tomará la escena.

Desde aquel lejano sábado de marzo, horas antes que nos metieran en cintura con todo un estado de alarma, que nos hemos visto ciclismo en directo. 

Por medio las reposiciones más o menos clásicas de Teledeporte, elegidas con menor o mejor acierto -por cierto que en TVE andan liados estos días con los «Perico Puertos», síntoma que sigue habiendo fe que la Vuelta se celebre a caballo entre octubre y noviembre- y alguna más reciente de Eurosport.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

La Vuelta a Burgos viene para poner los puntos sobre las íes y retratar quien ha hecho los deberes, o mejor dicho, quién digerirá mejor este parón de cuatro meses.

Recuerdo que Matxin nos dijo que una cosa es la incertidumbre de este parón y otra que las sorpresas se prodiguen como setas, sinceramente creo que esta campaña, aunque nos agarremos a los nombres de siempre, va a darnos muchas e inesperadas noticias, la Liga lo demostró: algunos de los que iban como tiros en febrero casi piden la hora.

Gobik viste a los líderes de la Vuelta a Burgos 

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Las miradas estarán en la Vuelta Burgos estos días, no se trata de un territorio que esté dando muchas noticias de brotes, pero está claro que todo el protocolo y su carga van a caer sobre las espaldas de ese organizador que admitió no conciliar bien el sueño.

Entendemos que algo tan simple, aunque seguramente con un sobrecoste nada desdeñable, como que los ciclistas y staff lleguen con un PCR bajo el brazo, estará más que cubierto.

Igual que entendemos que el público en esta nueva normalidad tiene que poner de su parte. 

Si se cuadra el círculo, que no será fácil, y todo sale bien, el ciclismo lo agradecerá y nos quitaremos de encima la pesadilla de otro lockdown: no pocas estrellas han confiado en Burgos, que estos días está de gala.

Porque la Vuelta a Burgos será una de las carreras más vistas del año y encima pondrá sobre la mesa el patrimonio de la provincia, desde la piedra gótica más bonita de España, la mole catedralicia, a ese corredor del placer que es la Ribera del Duero, el camino hacia Santiago por Burgos y las joyas naturales y renacentistas de la provincia…

Gore 400×100 MArzo2020

Con Iván Ramiro Sosa, vuelve la esencia del escarabajo

Iván Ramiro Sosa JoanSeguidor

Iván Ramiro Sosa es de esos corredores menudos que hacen temblar cuando una carretera mira hacia el cielo

Sobre Iván Ramiro Sosa, tenemos que irnos un poco atrás.

En los años ochenta, la historia la sabemos, surgieron en número y calidad muchos ciclistas colombianos que se hicieron llamar escarabajos.

Su peculiaridad era volar hacia arriba, al punto que grandes del pelotón no dudaron en buscar placebos y formas de apaciguar tanto poder en las cumbres, arrimándolos a sus intereses.

Siempre fue legendaria la querencia de Bernard Hinault por tener contentos a sus rivales colombianos, un campeón como Lucho Herrera convenía tenerlo de tu lado.

El escarabajo era tostado de piel, liviano de peso y un puñal cara a la montaña.

No escatimaba en las cumbres, el desnivel era su gasolina y la altitud su aliado natural.

Una combinación perfecta que tenía una conjura, un ritmo endiablado en las primeras jornadas de una gran vuelta, jornadas llanas, territorio hostil, que ponía aquellos corredores aguerridos en las cumbres, vulnerables en los páramos, contra las cuerdas.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

De ese ciclismo, del primer ciclismo colombiano que aterrizó en el Europa, el de los ochenta, aunque antes ya hubo campeones venidos de ultramar, algunos con calado entre la afición, como el propio Cochise, quien hizo fortuna al lado del recién fallecido Felice Gimondi…

De ese ciclismo, como decimos, bebe Iván Ramiro Sosa, el menos colombiano de los colombianos actuales, o el más colombiano de entre los de entonces.

El retrato de un Suunto para una salida memorable 

El del Ineos es liviano, tostado y certero. 

Su ataque no admite prebendas, es seco, y aburre al rival, que se abre buscando el aire que su rival le niega.

Iván Ramiro Sosa es como aquellos colombianos de los ochenta, no es como los que conquistan otras carreras en la actualidad, que ganan sprints como Hodeg o Gaviria, grandes como Bernal, o se hacen mayores a base de fe y calidad como López.

 

 

Pero tiene pegada, ese duende de los grandes escaladores de ayer y de hoy, que cuando te miran a la cara sabiendo que te van a hacer año, te lo hacen.

La Vuelta a Burgos es su terreno, una carrera de recta final para la Vuelta a España, que se disputa en cimas desgarbadas, carreteras ásperas y sol que quita las ganas de todo.

En Lagunas de Neila dejó hacer, porque sabía que, llegados a un punto, nadie tendría cambio para sacarle en el cambio de ritmo postrero.

Un golpe, sólo uno, para dejar a Carapaz y compañía, otro más para secar a Rui Costa.

Dos días antes, entre la niebla, hizo lo mismo, abriéndose a su paso como aquella que vio la persecución de Lucho Herrera tras Perico, Luz Ardiden año 1985.

SQR – GORE

 

El ciclismo de Iván Ramiro Sosa es de esos que te levantan del asiento. 

Es muy joven, y explota muy joven, ¿hasta dónde llegará?

Es la pregunta que nos hacemos cada vez que esa patria regala una estrella al firmamento ciclista.

Su atractivo es quizá su gran problema, esa espontaneidad.

La regularidad que se necesita en las grandes vueltas deberá llegar, por el momento, su atractivo le puede hacer un corredor que enamore por días, por instantes, por regalos de esos que no caen en el olvido aunque las estadísticas no recojan.

Es joven por eso, ya debutó en el Giro, nos suscitaba morbo saber qué hubiera hecho en la Vuelta, una carrera que en muchos perfiles le sería propicia.

Aunque ya sabemos que aquellos colombianos que llamábamos escarabajos tuvieron, de inicio, no pocos problemas para romper el techo de cristal que Lucho Herrera logró quebrar el día que ganó su Vuelta.

Imagen: Vuelta a Burgos

Iván Ramino Sosa, el más «escarabajo» de los nuevos colombianos

Iván Ramiro Sosa en Burgos - JoanSeguidor

Etapa  y general de Vuelta a Burgos para el único y ganador ataque de Iván Ramiro Sosa

 

Iván Ramiro Sosa bebe del mismo abrevadero que Valverde, Landa, Purito, Contador, Nairo,…

Ganar la Vuelta a Burgos no es cualquier cosa, el palmarés lo dice.

Y una perla, 20 años, aún, cumplirá 21 en octubre, venida del Androni, se añade a ese listado.

Joven, del Androni y correrá el Tour del Porvenir.

¿Os suena la historia?

La tenemos tan reciente que es imposible no pensar en Egan Bernal y en cómo le ha cambiado la vida en once meses.

Ahora el nombre es Iván Ramiro Sosa, como si el colombiano fuera una marejada sin interrupción.

Sus nombres se agolpan como olas en el espigón.

Olas segudas, que hacen daño, dejan huella.

Iván Ramiro Sosa, en el duelo patrio

De ese oleaje sabemos bien, lo vemos bien.

Sosa le ha ganado la general a Miguel Ángel López, un veterano de 24 años que tiene su cruz en Burgos.

El duelo de ambos ha estado por encima del resto esta semana en Burgos.

Ni la voluntad de David de la Cruz, ni el renacer de Igor Anton, ni las ganas de Sergio Pardilla.

Nada fue suficiente para contener el vendaval colombiano en las Lagunas de Neila.

Van en otro escalón, por otro nivel.

Excepcional broche en las Lagunas, el escenario por defecto de la Vuelta a Burgos.

Sosa no tenía piernas, le dijeron de atacar a los 700, pero espero a los 500 de meta.

Un ataque y ya valió. Hay muy pocos corredores de un ataque.

Iván Ramiro Sosa, el mismo que ya nos puso en alerta en los Alpes, es uno de ellos y ya firma triunfos redondos.

Y lo hace, ojo, con el más genuino perfil escarabajo de siempre, sufriendo, moviéndose, agachado.

Otro para la lista.

Imagen tomada de IDJ Burgos

INFO

Todos los remolques de bicicletas de Cruz 

Vuelta a Burgos: la clásica de agosto

Landa en la Vuelta a Burgos JoanSeguidor

La Vuelta a Burgos es la la Vuelta a España el gran test en medio de la canícula estival

Cinco etapas, todas en línea y ya tenemos aquí una nueva edición de la Vuelta a Burgos.

Burgos es nuestros recuerdos Perico, Marino, Chava, Cubino, Olano en  Lagunas de Neila…

…pero también más el Castillo y la increíble filigrana en piedra que es la catedral y que es asidua cada vez que una bicicleta rueda por el lugar.

Porque otra vez el lienzo sur de la gran catedral será telón de fondo de la inauguración de la carrera, más allá del arco de Santa María para una jornada llana con final en el mentado castillo

Luego vienen jornadas del Camino, como la que va a Castrojeriz, antes de subir el Picón Blanco el jueves y las Lagunas de Neila el sábado, allí donde Burgos viste de morado su ganador final.

Los favoritos de la Vuelta a Burgos

Anotamos varios nombres.

Sin el dorsal uno de Mikel Landa, caído en San Sebastián, Carlos Barbero, motivado en casa, llevará el número más desead.

Favoritos, hay varios: David de la Cruz, al frente de un potente Sky con Elissonde y Henao, López y Bilbao, como en el Giro la pareja de Astana más Igor Antón, Sergio Pardilla y Taaramae, quien ya sabe què es ganar aquí.

Mi Vuelta a Burgos con el Cofidis

Subida en la Vuelta a Burgos

El Cofidis ya sabía de mí, desde el principio de la temporada han estado atentos a mis resultados y entrenamientos. Y llegado el momento han considerado oportuno ponerme a prueba. Ese momento ha sido la Vuelta a Burgos que acaba de finalizar. Por mi parte ha sido un gran placer estar con ellos e imagino que estaré en alguna competición mas.

La verdad es que afronté la carrera con algo de dudas e incertidumbre, es una prueba de prestigio y con nombre pero es que encontrarte frente a equipos como el Sky y el Movistar siempre es algo que impone mucho.

La convivencia en el equipo ha sido mucho mas fácil de lo que esperaba, vaya por delante que no tengo demasiados problemas con los idiomas. Si algo no sé decirlo, me lo invento y voy haciendo. He de admitir que por su parte han puesto facilidades para comunicarse conmigo.

De estos días en Burgos, el mejor momento ha sido estar sentado en el autobús, junto a los compañeros del equipo y recibir lo que dicen «briefing», que viene a ser la táctica de carrera. Ahí me di cuenta de que realmente formaba parte de un equipo profesional y que mi labor, aunque fuera pequeña, como tirar del pelotón o bajar a por algunos bidones, estaba completamente integrada dentro de la táctica del equipo.

Me hizo sentir orgulloso y formar parte de un grupo.

En carrera me he encontrado cómodo, sentí el ritmo y la velocidad del pelotón, está claro, pero no supuso un gran problema.

Hace un par de meses corrí ya la Vuelta a Asturias, con la selección española. No era mi primera vuelta a este nivel, aunque si os soy sincero, he de decir que son totalmente diferentes, aquí en Burgos, el grueso del pelotón esta preparando la Vuelta España y eso se nota: más velocidad, mas concentración, más nervios…

Estoy seguro de que la mayoría de los corredores que han quedado delante de mí irá a la Vuelta a España. En cuanto a la meteorología el calor no me va demasiado bien y me ha costado mucho esfuerzo soportarlo en esta vuelta, terminaba las etapas algo deshidratado…

Puedo decir que en ambas carreras he corrido con grades ciclistas, por ejemplo Nairo Quintana y Mikel Landa.

Son corredores diferentes sin duda, Nairo me pareció un corredor bastante distante. A Landa lo vi mucho más cercano al resto de corredores e incluso me saludo y me dio ánimos en la cuarta etapa cuando me tocó tirar del pelotón.

Con todo es una experiencia impagable, un aprendizaje de lujo.

Ahora me queda disfrutar de lo que queda de temporada, que ha sido muy intensa. Estoy a disposición del Cofidis y por supuesto de mi actual equipo la Fundación Euskadi. Debo aprender mucho todavía. El año que viene me gustaría estar en el campo profesional, pero admito que aún es pronto.

Por Fernando Barceló