Ciclismo por medio del pueblo

La Vuelta a Castilla y León acabó en la hermosa sierra de Salamanca. Esta zona limítrofe entre Cáceres y Salamanca es un precioso tesoro de carreteras, puertos y sobretodo pueblos, los pueblos serranos, que son una maravilla de la arquitectura popular de la zona, y de toda la península. La Alberca es su estandarte, pero están Mogarraz, Miranda del Castañar y Candelario, un conjunto urbano pequeño y encantador. Por ahí pasó la carrera castellanoleonesa con idea de acabar la ultima etapa. Hace cinco años recuerdo que acabaron bajo la preciosa cúpula de rasgos bizantinos de la catedral de Zamora. Lo recuerdo bien, porque la llegada fue imborrable y porque ganó Xavi Tondo.

El paso por el lugar se retrató en varios momentos, tanto en vídeos como en fotos, la que recogemos aquí. Pasar así por los pueblos es algo que hasta hace poco parecía vedado en el ciclismo de este lado de los Pirineos, y algo que los italianos han sabido hacer perfectamente por sus increíbles cascos urbanos de la Puglia, Toscana y Emilia-Romagna. En España polígonos industriales y arrabales son frecuentados. En ese caso mirad la Vuelta a España, que a veces arguye la infraestructura de la carrera para sacar las llegadas fuera de los cascos urbanos. No sé cómo se lo montarán en el Giro para darnos esos escenarios, porque la carrera rosa mueve unos montajes que desde la tele parecen mucho mayores que la grande ibérica.
1

Ojalá lo de Candelario se vea más, mucho más, la pena fue que al menos yo, no lo vi por televisión y eso en deporte itinerante es complicado de vender a la gente del lugar.

Imagen de RM2imagen

#RadioVuelta – Semana 15

#Trend El arco iris que nunca se pone 

Dijo Michal Kwiatkowski que correr con el maillot de campeón del mundo no es sencillo. Con tal prenda eres un ciclista marcado y señalado. Sin embargo en la Amstel este polaco que no perdona fue una centella en el momento clave demostrando un dominio de la escena que no encuentra Alejandro Valverde, quien encadena y encadena podios en carreras en las que hace un tiempo parecía infalible. En España la competición volvió con la Vuelta a Castilla y León donde Pierre Rolland dejó a Beñat Intxausti e Igor Antón con las ganas de ganar una de las pocas carreras en las que no se deben a un líder. Otras clásicas salpicaron la semana, como por ejemplo el Tro Bro Leon, esa carrera bretona y verde, muy verde, que devolvió a Alexandre Geniez al triunfo. Geniez gana poco pero singular, y esa clásica tan especial la suma a una victoria en la etapa reina de la Vuelta de hace dos años. Días antes Ben Hermans impidió que BMC se fuera de vacío de la primavera.

#Click La carrera más singular del mundo

Al Tro Bro Leon le llaman la “Roubaix bretona”, pero en las historias que he podido oír, en las referencias que me llegan y en las imágenes televisivas que nos abordan, se adivinan matices, y muchos de ellos únicos. La carrera se desarrolla sobre más de 200 kilómetros e incluye sendas vecinales y agrarias por medio de densas arboledas. Lo que camino del infierno del Norte se llama sector de pavés, aquí percibe el nombre de ribin–en plural ribinoù- una fortuna de tierra, con carrilleras de césped en su tramo central, y piedras azarosamente distribuidas. Una carrera tristemente eclipsada por la Amstel y sin embargo a veces es mucho más espectacular.

#Profile Kwiatkowski o la perfección del arco iris

Nos gusta mucho Michal Kwiatskowski porque es de lo poco genuino que queda en el pelotón. El año pasado el polaco se quedó con ganas en las Ardenas y ahora entra en las mismas ganando la Amstel en una lección de serenidad impropia de un corredor tan joven. Lo mejor de todo es que siempre que gana se le taca de sorpresa. Sin embargo lo que más nos apremia en la la lectura del campeón del mundo es que no se corta frente a nadie. Si el año pasado no le hizo ascos escaparse y ganar a Peter Sagan en la Strade, esta vez le entró con todo a Michael Matthews en la Amstel. Ciclistas en definitiva más veloces que él a priori, que han acabado claudicando.

#Clipping

La hora es inglesa. Recién retirado del ciclismo de carretera, al menos con el maillot del Team Sky, Bradley Wiggins anunció para junio su asalto al récord de la hora, semanas después del pospuesto intento de Alex Dowsett. A falta de ver qué tan de sí los dos británicos, parece harto complicado que de este par de eventos en toda regla, con sus respectivos hashtags, no salga un registro que perdure y eso que Rohan Dennis no es un cualquiera.
Imágenes de Castilla y León. Dos momentos nos han quedado en la retina de la Vuelta a Castilla y León. La primera la llegada de la jornada inaugural donde una persona en meta estuvo a punto de ser arrollada por los primeros por estar mal situada. Es increíble que se sigan produciendo errores que pueden costar graves disgustos. Al día siguiente, la nieve vistió de dureza extrema una jornada que ni siquiera era la reina. El ciclismo, ese deporte que nunca se para.
Pardilla & Stetina miran hacia adelante. Enlazando con lo dicho antes, casi dos semanas después de su terrible caída en la jornada primera de la Vuelta al País Vasco, Sergio Pardilla y Peter Stenina piensan en el futuro con un mensaje común: «El ciclismo es demasiado bonito para dejarlo así«. Admirable.

#Hashtags by @LiveCiclismo

#FW #GPLiberazione #TourBretagne #RoueTourangelle #LBL #TourofTurkey

Imagen tomada de http://www.equipecyclistefdj.fr/

INFO

presentación bicis redes

Deciros que os espero el jueves que viene en Madrid, a partir de las 20 horas, presentación de «El primer campeón» y posterior debate con buenos amigos. Habrá hasta vinito para aderezarlo todo…

Propuestas singulares en un momento desesperado

La fecunda pluma de Carlos Arribas en su atrio de El País dio el pasado las líneas maestras de como él define “una curiosa contribución”. Pipe Gómez y José Rodríguez, ambos exciclistas del equipo Kelme, el primero presidente de la ACP, el otro abogado que hemos visto acompañar a la senadora Marta Domínguez, proponen a los organizadores vender su alma y derechos a cambio de una ayudita que comprende los gastos del antidopaje y proyección en televisión, según parece Marca TV.

Gómez y Rodríguez realizan esta oferta a través de una entidad llamada Fundacion Coequipier- Compañero. Identificada en el BOE desde hace dos años, como bien señala Arribas su objeto responde literalmente a:

 

“La promoción, realización y desarrollo, ya sea de forma directa o concertada, de programas, proyectos y prestaciones que puedan ser beneficiosos para la sociedad en los ámbitos cultural, social, económico y/o deportivo, y de todo tipo de actividades relacionadas con el uso de la bicicleta”

 

Es decir este ente cuyo conocimiento es nulo, o casi nulo, se propone a las 17 carreras aún vigentes en calendario español para integrarse en una liga que se bautizaría Cofidis. Además otros dos esposos parecen en la lista de espera de esta propuesta.

 

Del otro lado, los organizadores, apremiados además por el propio Pipe. “En unos momentos en que solo cuentan con televisión en directo las carreras más importantes, las pertenecientes al WorldTour, nosotros garantizaríamos una presencia muy importante en los medios audiovisuales” dice en el recorte de El País.

Veamos. Lo que en principio parece una tentadora propuesta esconde “letra pequeña” como bien me han confirmado. Tenemos las reacciones de dos organizadores de similar molde, Rubén Peris de la Volta a Catalunya y José Luis López Cerrón de la Vuelta a Castilla y León, al margen de su recién estrenada presidencia en la RFEC. Ambos ponen reservas encima de la mesa. Cofidis puede entrar en conflicto con algunos de sus patrocinadores. En el caso de López Cerrón el argumento nos parece magro. Dice que tiene dos cajas, ambas castellanoleonesas y muy cercanas a ser intervenidas cuando no liquidadas.

Si seguimos manteniendo la política de llamar a la caja de turno –hoy se ha sabido que el 95% del sistema financiero español estará en la tutela del BCE- continuamos demostrando que no hemos entendido nada de lo que está pasando. Por ejemplo la Clásica de Almería se viste de Cajamar. ¿Cómo cuadrar la entidad de créditos leoninos con la publicidad de tus cajas en suspenso de continuidad?

Con todo, seguimos en las mismas. “Think global, act local”. Unos lo ven muy claro, tanto que quieren correr más de lo preciso, otros no quieren entrar al trapo de entrada. En el punto intermedio está la virtud, como siempre. Cerrarse de entrada a la propuesta es sinónimo de querer mantener íntegra la corrala.

De cualquiera de las maneras el calendario español necesitaba un revulsivo, no sé si éste. No obstante, instamos a Pipe y Rodríguez que no piensen sólo en las carreras operativas. Si fueran capaces de reflotar alguna de las que se perdieron por el camino su labor en favor de la bicicleta sería incluso más prolífica.