¿Warren Barguil a la París-Roubaix?

Warren Barguil Joanseguidor

Warren Barguil dice que probará con la París-Roubaix tras el Tour

Cosas extrañas, no diremos que paranormales, pero fuera de la lógica por la que camina este deporte suceden en la temporada más surrealista no sé si de nuestras vidas: sabemos que Warren Barguil prevé estar en la París-Roubaix que se celebrará el «super domingo» de ciclismo, coincidiendo con la cima del Tourmalet en la Vuelta y la etapa final del Giro.

Eso si todo eso se puede hacer…

Sea como fuere que Warren Barguil, una promesa que va camino de eternidad, suscite interés por Roubaix ya es noticia.

Si en el Arkéa le ponen al mismo nivel que Nairo para el Tour, dicen que el equipo trabajará para ambos, que le sitúen en la parrilla hacia Roubaix es una anomalía de este sistema que no responde a la lógica.

Roubaix y Barguil son dos nombres que no maridan, al menos de inicio, pero que se engloban en la lista de cosas raras que veremos y leeremos en lo sucesivo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Warren Barguil estará en la París-Roubaix que no cuente con el concurso de Peter Sagan, porque seguramente esté apurando su último sprint del Giro en Milán.

El subtitular lo dice todo, caminos cruzados.

Para quienes creían que lo de Manuela Fundación y el embrollo del Mitchelton y las empresas que lo gestionan era lo más, los sietes y ochos de los equipos para este horrendo 2020 pintan alto.

Pero es lo que hay, como el fútbol sin público, como un posible Tour sin gente.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

A día de hoy, no son muchos los calendarios de los grandes que conocemos, cabrá ver qué se atribuye a cada uno, pero señoras y señores «open mind».

Alejandro Valverde, según ProCycling Stats, posiblemente esté en Gante-Wevelgen.

La ruleta ya gira, atribuye carreras y ciclistas inesperados… cabrá ver en qué queda.

Gore 400×100 MArzo2020

 

El liderato de Arkea, ahora entre Barguil y Nairo

Nairo Quintana Calendario JoanSeguidor

Si Barguil sale al nivel de Nairo en el Tour: ¿para qué ha servido el cambio de equipo?

El tema del liderato es una cuestión de estado, de estado mayor, en este ciclismo, un fantasma que va y viene aparece y desaparece y para Nairo es casi una obsesión, Barguil va en esa ruleta.

No le pasa sólo a él, andan de el lío en el Team Ineos, en el Movistar han partido los objetivos y veremos cómo lo montan en el Jumbo.

Pero hay temas que vuelven, no sé si queriendo, o  porque el destino es muy cabrón, y el del liderato es la estrella.

Hace unos días, el sólo rumor de que Froome fichara por Bahrain hizo revivir las peores pesadillas a Mikel Landa.

El alavés tiene en Wouter Poels un arma de doble filo y aunque el neerlandés nunca haya tenido consistencia más allá de días estelares en favor de sus líderes, está ahí, como la niña de la curva.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Leemos al capo del Akea, Emmanuel Hubert que pone el mismo listón para Nairo y Warren Barguil.

El objetivo de la temporada de Akea es como el del Ineos, o cualquier otro equipo, ganar el Tour, es indiferente con qué o con quién.

Warren Barguil y Nairo Quintana están en la parrilla de salida juntos en la empresa, de hecho se habla de ambos y «ambos lo saben» que el equipo es lo primero porque si el equipo va junto «ambos irán mejor».

Se cae del limbo, Nacer Bouhanni, que no tiene argumentos en un Tour de escaladores, ya ha sido descartado de hecho, en pos de otros objetivos, es increíble la suerte del velocista francés, que ve pasar los Tours sin poder tomar parte, sea por el motivo que sea.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

La verdad no habíamos oído nunca en Arkea decir que Barguil era tan baza como Nairo Quintana, de hecho nos estalla la cabeza en pensarlo.

Warren Barguil es un corredor con tanto talento como inconsistencia para el Tour, desde que explotara, en aquella Vuelta de hace siete años, sólo ha tenido dos campañas medianamente buenas, la citada de la Vuelta, y la que acabó ganando dos etapas y el maillot de la montaña en el Tour.

El año pasado ganó un durísimo campeonato francés y… poco más.

El sonrojo en el entorno de Quintana dede ser interesante, más cuando medir las opciones de Barguil con la misma intensidad que las de Landa o Valverde, los anteriores colíderes en el equipo de Nairo, no ofrece discusión.

Nairo ha fichado por un equipo que le implica un paso atrás, no es World Tour, a su vez le equiparan a un ciclista famoso por hacerse el sueco cuando tuvo que ayudar a otros… el paisaje emana morbo, morbo del bueno, y no creo que el inicio de temporada galáctico de Nairo -con todo lo que ha pasado febrero nos parece la prehistoria- pueda servir para decir que ha vuelto la mejor versión del colombiano.

Ya puede ponerse las pilas Nairo y venir a full de Colombia, para cuando les permitan viajar, y hacer un agosto que le ponga en plata la capitanía del Tour, porque si Barguil tercia, mucho me temo que lo del tridente de Movistar será un bonito recuerdo ante la nueva-vieja normalidad del colombiano.

Gore 400×100 MArzo2020

Tour: El tricolor de Warren Barguil

Warren Barguil JoanSeguidor

Warren Barguil es uno de los pocos corredores que dan color por donde pisan

Si una cosa hay que admitirle a Warren Barguil es que habla claro, directo y sencillo.

Y eso que parece lo más normal, que debería ser lo usual, es de agradecer.

Hoy es campeón de Francia, y viste las mieles de un tricolor que en el Tour te señala ante los millones de franceses que se postran en la ruta, cuando la carrera pasa.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Hoy es garante de la enseña nacional por uno de los símbolos universales del hexágono, pero hasta hace poco, bien poco, una semana a lo sumo quizás, Warren Barguil era un corredor sin alma, vacío y con la necesidad imperiosa de demostrar, demostrarse, que aquel salto al vacío que dio hace un par de años, cuando no quiso doblegarse a las servidumbres del Sunweb, estaba justificado.

Un paso atrás sobre el papel, irse al actual Arkea, que no venía refrendado de lo que todos buscan cuando se ponen un dorsal: resultados.

«Mi temporada está siendo una mierda» dijo Barguil hace un año, en vísperas del Tour.

«He estado cerca de abandonar el ciclismo» profirió cuando hace ocho días ganaba un Campeonato de Francia durísimo.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Y sin embargo, una carrera, un gesto, un maillot lo cambia todo, como esa línea invisible entre lo bueno y lo malo que en ciclismo, como en la vida, da y quita razones.

Y ahora tenemos un ciclista nuevo, o quizá mejor dicho, renovado.

El mismo, esperemos que fue omnipresente hace un par de Tours, ganando dos etapas, una de ellas en el emblema del Izoard, y llevando el polka jersey de mejor escalador.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y pienso que es bueno que Warreng Barguil esté bien en el Tour porque su ciclismo es pasión, pone acento en la emoción y eso lo transmite al aficionado.

Su celebración del Campeonato de Francia, tras cruzar la meta, con los auxiliares, demuestra lo mucho que pone sobre la carretera este bretón que no heredó ese carácter frío que desde fuera parecen tener esas gentes.

Los cinco tesoros ciclistas de La Cerdanya 

 

 

Un Warren Barguil inspirado no le da la carrera un favorito a la general, pero sí un elemento desestabilizador, como aquel corredor omnipresente en la maravillosa jornada de Foix, Tour de 2017, que acabara ganando escapado con Landa, Nairo y Contador.

Recuperar este tipo de ciclistas no entiende de bandera ni condición, es simplemente bueno para la escena.

Y pone de relieve esa labor de equipos de segundo rango que corren en una evidente inferioridad de condiciones frente a los monstruos del World Tour.

SQR – GORE

 

Que la imagen de primera semana del Tour no se resuelva en fugas formadas por los profesionales, más un vigía del World Tour, que en el segundo escalón haya clase, talento y gracia, como la que tiene este corredor que habla por los codos y no esconde las emociones.

Que Warren Barguil vuelva a ser el que fue hace dos años, es sal y pimienta para una carrera que si algo necesita es condimento al tedio que nos hace caer a plomo estas tardes de julio.

Nairo Quintana, fuera del Movistar hace mucho frío

Nairo Quintana Arkea JoanSeguidor

Que Nairo Quintana deja Movistar lo venimos oyendo hace mucho tiempo

Es curioso cómo pinta el «mercato» ciclista.

No sé si ha sido el triunfo de Richard Carapaz en el Giro, el hecho de que Nairo Quintana y Mikel Landa expiren sus compromisos el 31 de diciembre…

No sé qué ha sido, pero el corrimiento de sillas que se anuncia es interesante, e inédito, diría yo, en pleno mes de junio, en el dulce paseo que va desde el Giro al Tour.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

De todo lo que se ha dicho, sinceramente, la opción de Nairo Quintana al Arkea francés me parece una opción sin pies ni cabeza.

Y por varios motivos.

Yo no sé si Nairo Quintana esté bien o no en Movistar, aunque a veces las cosas se hayan ido un poco de madre, como la vez que el papá del corredor habló hace un par de años, cuando lo que sucedía, es que su hijo no iba más.

Al margen de aquello, de la obsesión casi enfermiza de poseer el liderato en exclusiva por parte del colombiano, Nairo Quintana no creo que pueda quejarse de este periplo en el Movistar, el equipo en el que se ha hecho ciclista y la estrella que es.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El rumor de Nairo Quintana al Arkea, para cobrar dos kilos y medio por campaña suena tan raro, que no leímos ni oímos un fichaje más complicado desde aquellos días que se dijo que Purito podía recalar en el Argon, sí el entonces equipo de Kittel y Degenkolb, un equipo hecho para rodar en el llano apostado a uno de los mejores escaladores del mundo.

El Arkea es clase media del pelotón, un equipo que capitanear por una buena pasta puede ser interesante, si no fuera porque el proyecto deportivo no hay por donde compararlo.

Si Nairo espera tener niñeras del nivel de Erviti, Castroviejo o Gorka Izagirre, sin olvidar el periplo de Fran Ventoso, en el Arkea, será complicado, a día de hoy que se lo solucionen.

Brice Felliu, lo más sonado de su carrera empezó y acabó en llegada a Andorra, hace diez años, en el Tour, Amael Moinard, un clásico de las escapadas de primera semana del Tour, Kévin Ledanois, un joven que promete…

Eso es lo más granado.

Si Nairo quería un equipo de perfil bajo, voila. 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Luego está la capitanía, esa letra pequeña que debe figurar en cualquier acuerdo que Nairo deba firmar.

En el Arkéea corre uno de los ciclistas más rebeldes del pelotón, aquel que con la sola posibilidad de trabajar por otro salió pues en polvorosa para recalar en un profesional, viniendo del un World Tour.

Será interesante saber el nivel de compromiso sería capaz de asumir Warren Barguil en la causa de Nairo Quintana.

 

 

El resto del Arkéa es complicado valorarlo, no entraremos en la opción de Greipel, quien cada vez parece más ajeno al ciclismo porque sencillamente los años pasan.

No hay punto de comparación.

El Cruz Criterium está diseñado para el transporte seguro de la mayoría de tipos de bicicletas

La oferta puede parecer golosa, de ser cierta, el proyecto deportivo no lo es, ni siquiera en el caso que Nairo volviera a ser el de antes, cosa que ya hemos visto que no es sencilla.

SQR – GORE

 

Por que otros ya lo experimentaron, un saludo a Rui Costa, salirse de ciertos sitios significa entrar en la intemperie más cruel y atroz.

Movistar puede parecer una mala opción hasta que pruebas otras cosas, otros sitios, y eso los celestes lo tienen bien hilvanado.

Que el tiempo de Nairo en el equipo telefónico hace meses que expiró creo que lo tenemos claro, otra cosa es adónde vaya y cómo marche.

Porque una cosa es querer ser cabeza de ratón y otra creerse pilotar un elefante.

Imagen: FB de Tour Colombia

 

Warren Barguil y las apuestas que no resultan

Warren Barguil Joanseguidor

El equipo de Warren Barguil no lo tiene fácil para estar en el Tour

Gravel Ride SQR – 300×250

Arkéa-Samsic, Direct Energie y Vital Concept B&B Hotels son partícipes de una lucha fratricida: dos plazas en el Tour para tres equipos franceses.

Cada uno tienes sus argumentos, cada uno ha hecho sus fichajes, cada uno sus antecedentes.

En el Arkéa corre Warren Barguil, acompañado de uno de los ciclistas más valiosos y menos reconocidos por el gran púbico, André Greipel.

Barguil es un bretón fino, ligero que un día, hace menos de dos años, dio un paso que ha marcado su suerte de forma decisiva.

Cuando en la Vuelta a España de 2017 dio el paso en falso mirando por lo suyo antes que por el hipotético líder, Kelderman, y culminó la anunciada salida del Sunweb.

Tras ser rey de la montaña en el Tour, Barguil prefirió ser cabeza de ratón.

No se veía trabajando para Tom Dumoulin en el siguiente Tour y fichó por el Fortuneo.

Su sólo fichaje fue un aval para que el equipo ganara su plaza en el Tour, pero el discreto papel de Warren Barguil en Francia, el pasado julio, ha dejado al equipo al borde de todo.

Y ahora Warren Barguil se ve entre la espada y la pared.

Los tres equipos mentados se juegan dos plazas en el Tour y para ello pesan los resultados que saquen estas semanas.

Pirinexus 300×250

Hace poco el equipo sudó lo suyo para que Greipel volviera a ganar en una carrera como La Tropicale, que no es precisamente la meca de la velocidad.

Warren Barguil se ve obligado a espabilar, pero sin pasarse, no sea que para atar la plaza en el Tour llegue tostado al Tour.

Nacex te lleva la bicicleta donde le digas… 

Este problema en el Sunweb, Warren Barguil no lo hubiera tenido, pero claro en el Sunweb, donde no han sido pocas las bajas importantes, sería cola de elefante.

En la vida todo son apuestas, a Barguil la suya le está saliendo a la contra, que vire su suerte depende de él, pero también de ese inescrutable sistema de selección del Tour de Francia, que con sólo señalar a uno y otros dicta suerte y sentencia proyectos.

A Warren Barguil le queda un trecho para ser Virenque

Warren Barguil Joanseguidor

Una temporada de «basura», así define Warren Barguil su año

Cuando Warren Barguil dio el pistoletazo de salida a los fichajes de esta campaña, todos pensamos que en Fortuneo iba a tener los galones que el techo de Dumoulin le negaban en el Sunweb.

Fue un paso atrás para dar otro adelante.

Cosa que ha pasado, pasa y seguirá pasando.

Su salida del Sunweb además no fue sencilla…

Warren Barguil ha declarado hace poco que su temporada está siendo «una basura«.

Palabras textuales.

En el primer día duro del Dauphiné se quedó de los primeros en el grupo de los mejores.

Quedan cuatro semanas para el Tour, se dirá, pero es alarmante que su mejor resultado en la campaña haya sido un top 15 en la Volta a Catalunya,

Warren Barguil es para el Fortuneo la llave a carreras a las que no tendría acceso fuera del World Tour, y no cumple con las expectativas.

Warren Barguil es lo más parecido al «Guadiana»

Lo cierto es que el bretón es un corredor singular, mucho.

Explotó joven, en aquella Vuelta de hace cinco años, ganado dos etapas, una a Rigo Uran al toque de campana en Andorra, la primera había sido en Castelldefels.

Luego vino una travesía en el desierto hasta ganar dos etapas y la montaña en el último Tour.

Su paso al Fortuneo era el peaje para ser cabeza de ratón.

Pero por el momento lo dicho…

¿Es Warren Barguil el nuevo Richard Virenque?

Esta tarde de jueves Alberto Contador, comentando la etapa del Dauphiné en Eurosport, dijo que Barguil le recordaba a Richard Virenque.

La comparación podría ser válida, Contador «ha sufrido» a ambos en la carretera.

Pero sobre el papel a Barguil le hará falta mucho más para medirse a uno de los corredores «pied noir» más famosos de la historia.

Richard Virente era un corredor pestoso, que dejaba vacíos a los rivales, comiéndoles la moral como alimaña que lleva el diablo.

Era un ciclista que llegó a optar al Tour, curiosamente de todo eso va a cumplirse veinte años, que tiene el récord de triunfos en el Gran Premio de la Montaña y se embolsó una clásica como la París-Tours.

En ese perfil cabe todo, y describe el corredor del que estamos hablando.

Richard Virenque era el ciclista que no permitía respiro, que tuvo un país detrás suyo cuando, doce años después de Hinault, se postuló como su sucesor al Tour.

Pero su salida del Tour de 98, llorando en un pequeño café le cambió el paso.

No está mal tirada la comparación de Barguil con Virenque, el pero éste fue mucho para un ciclista, Barguil, que tiene muy pocas muescas para lo mucho que promete.

En el Tour querrá reeditar lo del año pasado, no será sencillo, su dorsal está marcado, su cara, fichada.

Para Warren Barguil este Tour es la selectividad, septiembre y todos los exámenes de golpe.

Imagen tomada de Ciclo21

INFO

Las llantas ERC by DT Swiss son para rodar y rodar…

 

 

 

¿Qué es ser un buen ciclista profesional?

Warren Barguil es expulsado de la Vuelta a España

Nos lo estamos pasando bien en la Vuelta a España, son muchos temas los que están dando que hablar, pero quiero centrarme en uno, la expulsión de un pedazo corredor ganador de la montaña y dos etapas en el Tour de Francia llamado Warren Baguil.

¿La razón de dicha exclusión? Por indisciplina, o lo que es lo mismo dentro del mundillo ciclista, por ser un mal profesional.

Y es que con esta acción ha quedado claro que se puede ser un grandísimo corredor y un mal profesional.

Warren Barguil confirmó en el Tour lo que venía demostrando hace tiempo, que es un gran corredor. Pero en esta Vuelta ha evidenciado que no es un gran profesional, porque un buen profesional es aquel que asume su rol en cada momento. El francés estaba feliz en la “Grande Boucle”, era el gallo del equipo y todas las tácticas giraban en torno a su persona. Todo iba a favor, aunque bien es cierto que se lo ganó él solito y con dos cojones.

Pero, no ha asumido que su rol en la Vuelta era ayudar a su compañero Wilko Keldermanahora mismo en la lucha por el podio– y ahí la ha cagado, pues se ha retratado como un corredor caprichoso y un niñato. Un gran corredor sí, pero temperamental, tanto que te puede desequilibrar un equipo.

Los grandes gregarios se cotizan muy bien. Ahí tenéis a corredores como Mikel Nieve, que el próximo año cambia de escuadra y sigue dándolo todo por su actual líder. Mikel Nieve, con su profesionalidad, es un corredor apetecible siempre, un valor seguro, un tío que sabe cuál es su labor.

Hemos visto a otros corredores, ganadores como Matteo Trentin trabajando en pro del equipo, dejándose la piel por sus compañeros, por ejemplo en el Tour de Flandes con Gilbert. Compañeros, que como buenos profesionales que son, trabajan igualmente para él cuando lo necesite. Lo que está claro es que trabajarán mejor para ti si tú has sido generoso antes.

Hay grandes, grandísimos corredores como Nicolas Roche, siempre en buenos equipos, que saben en cada momento cual es su rol.

¿Y Warren Barguil? Pues se va a un equipo «menor», francés, con ganas de crecer, pero que de momento está lejos de ser un equipo de primer nivel, algo, a lo que con su rendimiento, podría y debería aspirar.

Es más, el error del francés es mayúsculo, porque el mundo del ciclismo es un mundo muy pequeño, un mundo dónde todo se sabe, todo se comenta y su acción ha saltado a la luz, con lo que todos, absolutamente todos los equipos han tomado nota de su carácter díscolo.

Por cierto, ¿os acordáis de aquella foto de, creo recordar, Roman Kreuziger mirando hacia atrás en el Tour 2016 cuando Alberto Contador iba cortado?

Pues bien, es otra imagen que demuestra que un gran corredor puede no ser un gran profesional. Y no hablo de Kreuziger, si no del pinteño. Es, todo un ejemplo de profesionalidad y sacrificio en la entrega, en el sacrificio, en su capacidad de superar adversidades…..pero su saber estar con el equipo y su empatía no están a la misma altura. Sus compañeros, el año pasado, en cuanto se vieron liberados, ya que había anunciado su salida del equipo…. se las devolvieron con queso.

Con todo esto, quiero demostrar que ser un gran profesional es algo tremendamente difícil, y que a veces no nos explicamos cómo algunos corredores están años y años en el campo profesional sin victorias, sin en escapadas…siendo, hasta cierto punto, anónimos….La respuesta es esa son unos grandísimos profesionales.

Por Unai Yus

Imagen tomada de FB de La Vuelta

INFO

Oferta Escapada Gandia sobre Ruedas

La inédita expulsión de Warren Barguil

Warren Barguil es expulsado de la Vuelta a España

Warren Barguil, una de las estrellas de la Vuelta, está fuera y no por voluntad propia ni accidente…

Sin duda uno de los corredores del Tour, dos etapas más montaña, en el seno de uno de los equipos del año, ganadores del Giro y dos maillots en el Tour, más unas cuantas etapas. A inicios de agosto, el primer bombazo del “mercato” fue el de Warren Barguil al Fortuneo…

Y así se contaron las cosas, un salto ¿hacia atrás? El bretón sabrá, pero desde luego un golpe en la línea de flotación del Sunweb. Un movimiento curioso que en su día interpretamos en un salto del ciclista francés en su intención de no trabajar para Tom Dumolin, el arma definitiva para las grandes vueltas que han de venir.

Con estos mimbres tenemos la línea de sucesos en el equipo “bianco neo”. Kelderman tiene problemas, necesita auxilio, se solicita la ayuda de Barguil y éste para ser francés se hace muy bien el sueco. ¿Solución? El camino del medio, Barguil se va a la calle.

Ya me perdonaréis pero tamaña resolución no la recuerdo, no en el corto plato. Que un equipo expulse una de sus estrellas por este acto de ¿indisciplina? no lo recuerdo y eso que escenarios similares se han dado.

Que Barguil se vaya de la Vuelta así es algo que trasciende al corredor y su equipo e implica a la organización, porque Barguil era cabeza de cartel y reclamo para el caché de la prueba. No sé cómo se lo habrán tomado en la Vuelta, una cosa es que alguien se vaya como Betancur, hecho un Cristo, y otra como Barguil, por una cuestión doméstica que influye en el atractivo y nivel de la prueba en general.

Como digo situaciones similares se han dado. Vicente Belda se acordó de la parentela de Aitor González cuando dejó tirado a Oscar Sevilla, el caso que quizá nos venga de primeras, pero le aguanto y pam, Aitor ganó la Vuelta, y muchas más, aunque a veces las jerarquías han sido sangrantes a los ojos, o si no recordar el Tour que gana Wiggins con Froome literalmente lastrado desde el coche.

Similar a lo de Barguil y Kelderman fue lo de David de La Cruz y Enric Mas, pero a la inversa. Muchos reclamaron que el mallorquín tendría que haber esperado al catalán, pero se da la circunstancia que el líder sobre el papel tiene firmado con Sky el año que viene. Es decir, que apoyo no le faltará, pero el justito en un equipo que no sé si está a la general o a las etapas -llevan tres-. Si al corredor se le pide lealtad, ¿es lícito pedírsela al equipo?

Al final el ciclismo es un juego de listos donde no conviene pasarse de listo…

Imagen tomada del FB de Team Sunweb

INFO

Hasta el 29 de agosto tienes tiempo para apuntarte a La Cerdanya CycleTour, una cicloturista con un recorrido espectacular por los Pirineos