Het Nieuwsblad: Cinco historias que esperamos para el Kapelmuur

Het Nieuwsblad publico JoanSeguidor

Terpstra, Van Aert, Valgren, Lampaert y Pedersen, cinco apuestas para brillar en la Het Nieuwsblad

No hay ciencia exacta para manejar una gran clásica, ni ciencia, ni matemática precisa que explique que cada movimiento, cada decisión es la correcta.

Eso se verá al final del día, cuando se eche la vista atrás y se examinen las calamidades que se han de pasar para emerger en estas circunstancias.

La Het Nieuwsblad se arroga el papel de apertura de una temporada más de primavera

Planes de primavera, comida de marzo y abril y posterior paso por la pantalla para ver las carreras más bellas de la campaña.

Si el ciclismo encuentra la esencia en las grandes vueltas y el fondo, en una clásica encuentra el origen, los primeros momentos, aquellos que se explican del punto de no retorno, de la decisión que cambia tu suerte en un segundo, sin marcha atrás.

Los 200 kilómetros de la Het Nieuwsblad son el telón que abren la campaña verde

Dicen en el Education First que tiene más de veinte bicicletas y casi sesenta juegos de ruedas para el evento.

El esfuerzo técnico es ímprobo, y explica la dimensión del momento.

Así las cosas, si nos permitís, tenemos el foco sobre cinco historias de ciclistas que seguramente estarán en la quiniela cuando la carrera serpentee entre la capilla y el Bosberg, ese tramo que mil veces vimos en Flandes y ahora decide la Het Niuewsblad.

Niki Terpstra es el primero de este humilde listado.

Ciclista dotado de una clase infinita, equiparable a su irritable carácter, ha dado el salto más allá de los algodones y la comodidad del Quick Step, el rodillo de la zona.

En el Direct Energie Terpstra tendrá que fijar las prioridades él solito, porque él solito lleva las riendas, y eso en medio de la manda en la que él aullaba fuerte hace unos pocos meses.

Interesante ver cómo lo manejará.

Het Nieuwsblad JoanSeguidor

Mov_Gore

Wout Van Aert viene con el listón alto, el que él fijó el año pasado, un invierno pobrísimo y la presión de cumplir en un equipo que este año pinta pero que muy bien, el Jumbo Visma.

Van Aert fue la gran revelación de la campaña pasada, explotando en todos los niveles, con un carácter en carrera impropio de una tierna juventud y una calidad llevada al extremo en lugares como Siena, donde la extenuación le pudo.

Como Terpstra no podría esperar a un desenlace al sprint, y dada su vocación por mover el árbol, no sería raro verle delante desde lejos.

Así es la gravel de la Sea Otter Europe 

Seguimos con Yves Lampaert, uno de los corredores más valiosos del ciclismo actual.

A su incondicionalidad por los compañeros, se une una calidad tremenda, que le hace ser uno de los rodadores más creíbles del momento.

Y ello aderezado por un palmarés pequeño aún, pero que evidencia que sabe ganar y que le podría hasta tomar el gusto.

Otro que queremos ver es Mads Pedersen, un corredor cuyo Flandes del año pasado no puede caer en saco roto.

Fue el más cercano a un Niki Terpstra imperial.

Pedersen crece en una estructura que ama profundamente las clásicas, tiene 23 años y prisa por ganar jerarquía.

Puede ser uno de los outsiders más sólidos.

Y el ganador, Michael Valgren, un ciclista que no siempre tenemos presente a pesar de un olfato tremendo en carrera.

Dotado de velocidad en grupos pequeños, resistente en la gran distancia -fue la última escapa en el Mundial de Valverde- su fichaje es una de las claves del remozado Dimension Data que no se encuentra con Cavendish tan anónimo.

Valgren es, ya lo demostró el año pasado, un ciclista perfecto para este circuito, la Het Niuewsblad ya le sonrió una vez y es una carrera que, curiosamente, premia a pares….

Imágenes: Education First

Yves Lampaert: flandrien y muy valioso

Yves Lampaert JoanSeguidor

Mov_Gore

Entre los éxitos de Quick Step, Yves Lampaert está en casi todos

En la temporada de récord del Quick Step, Yves Lampaert sería algo así como el «facilitador».

Si miramos el camino del campeón belga este año es posible que tengamos la sensación de que ha corrido los 365 días del año.

Su temporada se define con una palabra: omnipresencia.

Yves Lampaert fue campeón belga en Binche.

Incluso antes consiguió el triunfo en A Través de Flandes, clásica telonera de Harelbeke y Wevelgem, que se significa por ser sencillamente preciosa.

Incluso se queda a un paso de subir al podio de la crono del europeo de Glasgow.

Excelente rodador, gran contrarrelojista: ambos hechos hablan de la amplitud de sus registros.

En el Tour estuvo delante en dos etapas tan significadas como Roubaix y París.

Le cogieron en los momentos finales de los Campos Elíseos, a unos 300 metros de meta, bajo el empuje del sprint que ganaría Alexander Kristoff.

DT-Swiss Junio-Agosto

Pero el balance personal del «flandrien del año» no queda sólo en lo  individual.

Yves Lampaert está en grandes momentos de Quick Step

En ls Innsbruck, la histórica crono por equipos, última de los mundiales, Yves Lampaert forma parte del bloque azul.

Lo mismo que en una de las mangas de las Hammer Series que gana Quick Step.

 

Durante la primavera fue uno de los comodines del equipo de Patrick Lefevere, pieza clave en la victoria de Niki Terpstra en Harelbeke, por ejemplo.

Dentro del imaginario ciclista, que te llamen «flandrien del año» es un honor que esta vez hace justicia con Yves Lampaert.

Porque con este ciclista tenemos la medida de lo que importa la clase media en este deporte que a veces parece diseñado para las estrellas.

La colección de Endura para conquistar las cimas alpinas

Con la marcha de Terpstra, Lampaert puede ser uno de los grandes puntales del equipo para la primavera que cuando queramos darnos cuenta ya tendremos aquí.

Tener paciencia, trabajar cual hormiguita, merece también su recompensa.

Imagen © Quick-Step Floors Cycling Team – © Mark Van Hecke / Getty Image

Yves Lampaert se pidió ser Valverde

Yves Lampaert JoanSeguidor

La firma de Yves Lampaert en la vigésima victoria del Quick Step

Lo increíble del ciclismo es que el que va primero, el que va con el uno a la espalda, se les vaya como se les fue Yves Lampaert en el final de A Través de Flandes.

Es lo increíble y a la vez adorable de este deporte, sin duda adorable.

El año pasado Yves Lamapert ganó llegando escapado con Philippe Gilbert, esta vez llegó solo, partiendo de un grupo en el que todos mirábamos a Boasson Hagen, recién pasado el arco de último kilómetro.

Diez ciclistas del Quick Step han ganado este año. Diez ciclistas para veinte victorias.

Que Stybar y Terpstra se quedaran quietos atrás, con Benoot, Van Avermaet y Valverde, entre otros, estaba justificado en la confianza en Yves Lampaert.

A Través de Flandes ha sido una carrera 110% flamenca, una prueba al límite, al filo, de esas que dejan buen sabor de boca y dan calorcito para quien la ve desde el sofá.

Una carrera que llega con la primavera avanzada, que sin embargo sigue con la tónica de la campaña, Quick Step ganando, Valverde asombrando y las urgencias que atenazan a Van Avermaet, muy nervioso e inquieto.

Cosa que evidencia en cada paso.

De Ronde espera a Van Avermaet

¿Cuántos tweets hacen falta para que Valverde corra Flandes?

Sin duda una de las sensaciones de la tarde apocalíptica por los campos de Flandes fue Alejandro Valverde.

El eterno aspirante a correr De Ronde se autoconvenció para probar en la carrera mayor.

En qué grado se habrá convencido de probar, aunque sólo sea una vez, lo sabrá él.

Desde luego el clamor es unánime.

Ahora bien. Que Valverde vaya al Tour de Flandes implica la casi renuncia a defender la corona en País Vasco, una carrera que le costó muchos años ganar y que logró batiendo a Alberto Contador.

No sé si ello pesará. Recordamos haber leído que King Kelly iba a Euskadi directo desde Flandes.

Pero claro aquellos fueron otros tiempos.

Añado: no tenía prevista la Vuelta al País Vasco

Por otro lado, la carrera en sí le habrá gustado a Valverde, porque es como un rey Midas, lo que toca lo convierte en oro.

No obstante él mismo habrá comprobado lo complicado que es aspirar a algo cuando no se tiene equipo, cuando no conoces el recorrido, cuando juegas en una liga en la que nunca has jugado.

De todos los que seguro serán protagonistas en el Tour, Dauphiné y Lieja, él es el único en este terreno, indómito para él.

Y a ello se le añade la distancia. A Través de Flandes está en los doscientos kilómetros, Flandes, el domingo, se va por encima de los 250.

Con todo, la balanza decidir. #ValverdeaFlandes es una historia bonita, pero no cabe duda que las cosas no son tan sencillas como quisiéramos. Aquí, milagros no existen, o no se estilan.

Imagen tomada del FB de Dwars door Vlaanderen

INFO

Recorriendo Flandes con Bkool 

 

Vuelta: El talento menguante del Quick Step

Yves Lampaert etapa y líder en la Vuelta

A las primeras de cambio Quick Step ya golpeó…

Dijo un día Rohan Dennis que querría atacar la general de una gran vuelta. Dijo que Bradley Wiggins un día se lo propuso y ya veis cómo le salió. Varias veces campeón olímpico de persecución y primer inglés en ganar un Tour de Francia. Incluso si nos apuráis, hay otro Bradley, Mc Gee, australiano, que un día dijo queerer brillar en una gran vuelta, y recuerdo que hizo top ten en un Giro de Italia.

El camino de “Bradley´s” no es sencillo de atajar. Exige sacrificio y muchas servidumbres, incluso implica renunciar a cualidades innatas, como las de rodador, cualidades que Dennis tiene en exceso. Como queda probado.

Primer líder de la carrera, maillot rojo, en la Arena de Nimes omitiendo, no sé, el beso del “azafato” Oscar Pereiro, quizá pensó en que esta Vuelta sería la primera piedra de toque para emprender esa nueva hoja de ruta. Al fin y al cabo, el primer podio en una grande de Wiggo fue en la Vuelta.

Dennis, que según cierta prensa vistió el maillot de Samuel, hay que joderse, ha perdido la prenda de líder a las primeras de cambio, no sé si fruto de una mala colocación o fruto de que se descuelga de la carrera en busca de algún triunfo parcial más adelante.

Sea como fuere perder la prenda de líder en un arranque de carrera con un Quick Step no es una tragedia. Los azules son especialistas en esto, en reventar carreras en finales nerviosos como el que acontecía alrededor de la inconclusa catedral de Narbonne y la preciosa abadía cisterciense de Font Froide.

Ha ganado Yves Lampaert porque Niki Terpstra hizo el corte y le fue perfecto. Lampaert es segunda línea en QS, es líder de la Vuelta y vigente ganador de A Través de Flandes. Un ciclista cuya dimensión y jerarquía da cuenta del potencial de los azules.

Un potencial que por cierto merma para el año que viene. No sé qué cifra habrá negociado Lefereve en la renovación pero no tendrá ni a Matteo Trentin, ni a David de la Cruz, ni a Marcel Kittel, ni a Daniel Martin, ahí es nada ganadores de etapa en las tres grandes, clasicómanos y excelentes “finishers”.

Veremos qué tal le va entonces, mientras sigue de dulce, con una temporada que, esta ve sí, es para enmarcar.

La Vuelta en @JoanSeguidor es gentileza de Endura

Imagen tomada de FB de Quick Step

¿Hay plan B en el Quick Step?

En A Través de Flandes se abría un ciclo intenso, intensísimo, de la primavera. Era el banderazo al cogollo de la campaña flamenca, ahora ya sin solución de continuidad: Harelbeke, Wevelgem, La Panne y la Vuelta a Flandes, el gran festival del ciclismo en una tierra que lo ama con intimidad que saca y llena todas las explanadas de carpas VIP trufadas de canapés y otras delicatessen.

Pero mientras el gran día llega y contamos hacia atrás, vemos que la hermana pequeña de las carreras que han de venir nos deja un buen sabor de boca y excelente ciclismo en el paisaje que nos gusta, esas rutas de entre casas, que durante el año solo transitan los de lugar y frecuentan los amantes del ciclismo de culto.

El resultado lo sabéis, Yves Lampaert, un tercer espada del Quick Step en lo más alto, en un día que dice muchas cosas del equipo que sigue siendo el ombligo de las clásicas, pues de cómo se organice y lo bien que cuadre sus prioridades, depende la suerte de las mejores clásicas del calendario.

Existen por eso dos versiones en el equipo de Lefevere. Una la que tiene a Tom Boonen como rey sol, el alfa y omega de la escuadra, que condiciona todo y a todos y profiere actuciones tan bochornosas como la Het Nieuwsblad de hace dos años, cuando en una fuga de cuatro metieron a tres y les ganó Stannard. Per también está el Quick Step de último Giro, una máquina engrasa de triunfo y solidaridad con excelentes ciclistas como Brambilla, Jungels y Trentin, que dieron un resultado magnífico y una mejor impresión. Incluso si me apuráis la última París-Niza, el Quick Step coral nos gusta.

El Quick Step de esta tarde de miércoles ha sido el segundo, un equipo con todas las letras que ha girado en torno al renacido Philippe Gilbert, un corredor que corre y deja correr, que quema la baza de su compañero a su favor, pero que cuando ve que los rivales, en este caso Luke Durbridge, no le dejan, no tiene problema en volver la mirada sobre su compañero y abrirle la puerta del triunfo,

Dicen nuestros amigos de Cronoesacalada que si QS corre como equipo y no pensando en Boonen podrán optar a algo grande en la primavera. Hemos visto a Tersptra y Stybar también muy fuertes, aunque nadando en tierra de nadie, y Gaviria en el grupo por lo que pudiera pasar. Sinceramente, tienen un dominio de la escena enorme, pero plasmarlo no será sencillo, Lefevere ya advirtió que las instrucciones son para obedecerlas, y que Boonen es un mito en puertas de dejar el ciclismo, es decir que sus galones sigue incorruptos.

Verá lo que hace Lefevere, pero la razón no le asiste. Él tan acostumbrado a granar en Flandes y Roubaix, no moja desde Niki Terpstra en 2014, y porque se le ocurrió dar vía libre al holandés ante el ahogo de su querido Tom. Los números son crueles con los azules, que solo han ganado semiclasicas en terreno adoquinado en los últimos años y no muchas. Quizá si tomara nota de lo sucedido en A Través de Flandes, otro gallo le cantaría, y mejor nos lo pasaríamos.

Imagen tomada de @DwarsdrVlaander

INFO

Biciescapadas.com es una web del grupo Hoteles RH creada con el fin de ofrecer un servicio especial y cuidado a los turistas y viajeros, amantes del clicoturismo. Cicloturismo con rutas en bici Benidorm, Gandía y Peñíscola, tanto con Bicicleta de carretera como con Bicicleta de Montaña BTT