Zwift vs Bkool: sociabilidad vs variedad

Bkool - Zwift

Os damos unas pistas para elegir entre Zwift y Bkool

En unas semanas donde el rodillo, el ciclismo virtual y los indicadores de vatios ha tomado la actualidad ciclista, nosotros hemos querido hacer una rápida comparativa entre las dos plataformas de cabecera: Zwift y Bkool.

Y no es sencillo, porque como otras muchas cosas en la vida esto es como preguntar ¿papá o mamá?

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sin embargo las virtudes de una y otra plataforma permite jugar en diferentes estadios y el ciclista, estos días, confinado puede elegir.

Entre Zwift y Bkool tenemos las dos grandes necesidades cubiertas 

Zwift es la plataforma social por excelencia, el lugar de encuentro de la grupeta, grupetas a veces formadas por tantos países como integrantes se sumar a a la propuesta.

Hay un evento cada poco y si cuando te conectas no has pillado el último iniciado, tendrás otro en breve.

Este carrusel de gente entrando y saliendo es el gran acicate de Zwift.

Bkool es otra cosa, no es tan social como Zwift, pero ofrece realismo en estado puro.

Nos pone en las colinas de Flandes, las pendientes del Tourmalet o un velódromo.

En Bkool el ciclista sale de casa estando en casa, obviamente con las limitaciones que ello supone, aunque no es la primera vez que hablamos de realismo en el rodillo.

En ambos casos, los workouts son eficientes y salen a cuenta.

Nacho, que ha rodado en ambos, y que como buen ciudadano los tiene por la manos estos días, nos da más claves…

Gore 400×100 MArzo2020

Thomas De Gendt es demasiado para Zwift

Thomas De Gendt Zwift JoanSeguidor

Para Zwift el pedaleo de Thomas De Gendt es excesivo

Otra jornada de rodillo, de Zwift, un protagonista recurrente en este tipo de historias: Thomas De Gendt.

El otro día nos quedamos asombrados por la Milán-San Remo que Thomas De Gendt se cascó por Flandes occidental junto a Jasper De Buyst.

Diez horas sobre la bicicleta.

Y como estos días la carretera no nos da noticias, más que aplazamientos para volver a la competición y una merienda de negros que será el nuevo calendario, nos quedamos con lo que ocurre en el ciclismo de salón, en el virtual, donde Thomas De Gendt ya ha puesto el huevo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Leemos que Zwift le ha expulsado por irse de vatios, así tal cual.

Se ve que le ha metido más de 500 vatios y la máquina ha pitado.

Lo cierto es que no es la primera vez que oímos lo que es capaz de mover Thomas De Gendt.

Ver sus datos en una etapa como la que ganó en el Tour, el año pasado, sería secreto de estado, pero hay una etapa, una de las fugas que llevó a buen puerto, Romandía, creo que hace un par de años en la que se rumoreó con lo que movió y sobre todo el tiempo que lo movió para dejar sentado a más de uno.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Al menos el ciclismo virtual no ha parado y sigue su curso, un curso que parece que va para largo, por lo visto.

De Gendt mantiene la motivación que a otros seguro les pesa, porque esta cuarentena, el confinamiento y la incertidumbre sobre lo que se correrá y no, está matando a más de uno.

Ciclismo virtual: ¿Ha llegado para quedarse?

Ciclismo virtual JoanSeguidor

Que la UCI plantee un campeonato del mundo de ciclismo virtual parece excesivo pero no suplantará el ciclismo de toda la vida

Plataformas como Zwift o Bkool trepan por la rutina de ciclistas, al punto que se han convertido en un escenario casi tan usual como las carreteras más concurridas, el ciclismo virtual no es el futuro, es presente.

Y un presente que se impone…

El fichaje de un ciclista por parte del Dimension Data por sus datos en Zwift da la medida de cómo el ciclismo virtual llena todos los huecos que le son hábiles.

Todos tiramos de rodillo, más cuando tenemos turnos que impiden salir a horas decentes, pero el imaginarse competiciones de ciclismo virtual con el sello UCI, como podría ser un mundial, resultaría surrealista si las cosas no apuntaran hacia ese escenario.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El prólogo del Giro ya se hizo con pantallazos LIVE de la subida hacia San Luca en la plataforma Zwift, imitando perfectamente los desniveles, el paisaje.

Y de esta manera, lo virtual pasa como un rodillo ¿sobre todo?

A ver si las cosas quedan en su sitio, lo normal es que se extienda aún más, de ahí las apuestas tecnológicas, pero pensar que vaya a suplantar al de toda la vida, suena a chufla.

Otra cosa es que guste que haya un mundial de ciclismo virtual, aunque ya se sabe qué ocurre si la UCI huele el dinero y al final, si esto es para darle más recursos a la federación internacional, ni tan mal.

Nacho nos comenta qué le parece todo esto…