Tom Dumoulin: ¿Qué debe pensar del Giro de Sunweb?

Tuvalum

El Giro de Sunweb ha sido la guinda a campaña tan inesperada como brillante

Hace más de un año que Tom Dumoulin dirigió su camino al Jumbo tras romper con Sunweb, el equipo con el que llegó a ganar un Giro de Italia.

De eso hacía, entonces, dos años que se llenaron de disputas y malos rollos, porque las primeras promesas de Sunweb tras imponerse en el Giro, de reforzar el equipo, nunca llegaron a ser una realidad y el astro neerlandés acabó hastiado y rumbo al mejor equipo de su país.

Hoy, el Sunweb es otro equipo diferente al que dejó Dumoulin, muy diferente, es un equipo protagonista e incluso ganador, un equipo que maravilla con la cantidad de talento que saca a la palestra y enamora por que plantea las carreras desde adelante, nunca a remolque de otros.

A finales del año pasado, aquí mismo decíamos una cosa muy diferente.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Mientras Tom Dumoulin se congelaba camino de la cima de Formigal, Sunweb se aseguraba una foto histórica, dos de los suyos en el podio del Giro frente al Duomo de Milán.

Una foto que pone colofón al año de locura que ha vivido el equipo cuya principal estrella dejó atrás hace menos de un año.

En el Sunweb admiten que están contentos con el Giro que les ha salido, les ha quedado bonito y lucido, siendo el equipo de todas las miradas en la semana final de la carrera, una vez la limpia de favoritos había surtido efectos.

Sin embargo a nadie se le oculta que hacer segundo y tercero en una carrera como ésta, de la importancia histórica del Giro, no puede dejarte indiferente o al menos sin cuestionarte qué podías haber hecho mejor.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

A toro pasado es sencillo opinar, y aquí más, pues si en Pincavallo el volador Hindley no hubiera sido el estilete para Kelderman, quién sabe si Tao le hubiera aguantado la rueda hasta meta.

Lo de Wilco Kelderman es otro episodio más de estrella neerlandesa muy prometedora que queda en lo que pudo ser

Conseguir pisar el podio del Giro tiene mérito, pero la cosa, ya incluso antes de vestir el rosa, se vio que le quedaba grande a una ciclista que si una cosa ha tenido son ocasiones de brillar y liderar estructuras.

Desde sus ancestrales abandonos cuando le tocaba trabajar para otro, a las veces que tuvo en la mano el liderado del equipo y no dio la talla.

En el Stelvio, el propio Kelderman se preguntó el motivo por que Hindley no le esperó, cuando en la misma recta de Piancavallo el ataque que Kelmderman le propicia a Tao en el tramo final fue la misma evidencia que el australiano era mejor baza por donde se mirara.

Otra cosa es lo que sucedió en el Stelvio y Sestriere entre Hindley y Tao, y es que en ciclismo las apariencias engañan, y mucho.

La soltura que apreciamos en el aussie nunca se trasladó a al carretera, Hindley pudo ganar en Cancano a Tao, pero en Sestriere, fue incapaz de sacar los segundos que le hubieran dado chance en la crono.

Visto ahora, tirando una semana para atrás, claro que Sunweb cambiaría cosas del tramo final del Giro, pero ¿quién esperaba este rendimiento de su puntal australiano?

Decir que el Giro 2020 es el Giro de Tao sería incompleto sin reconocerle mérito a Hindley, joven y pizpireto sobre la bicicleta, otro nombre para esa madeja de campeones que no para de crecer y que en 2021 tendrá que poner a cada uno en su sitio.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.