#Top2016 Tom Dumolin guarda las esencias

Tuvalum

El año de Tom Dumolin ya vino marcado antes de empezar a rodar en serio. El accidente de varios de sus compañeros en la costa levantina torció, no quizá en lo teórico, pero si en la práctica, el nudo de una temporada que para ese holandés de generosa sonrisa ha sido muy importante, pues en su debe estaba demostrar que el rendimiento de la pasada Vuelta a España no había sido un espejismo.

Con Dumolin no esperéis registros anotadores ni grandes sobresaltos, no, él es un ciclista de corte atlético, de esos que en los noventa se dijo que dominarían el ciclismo, pues sacaba en las cronos las diferencias que sabía mantener en las subidas. Esa teoría fue buena hasta que las grandes vueltas tuvieron la genial idea de trufar sus recorridos con cuestas imposibles, quitando, hasta casi eliminar, kilómetros contra el reloj y premiando el ciclista que, a su juicio, daba espectáculo, ese que atacaba a 500 metros de meta sobre pendientes de dos dígitos para ganar en una explosión de sufrimiento y emoción.

Dumolin ha tenido que crecer en este caldo de cultivo y ciertamente no lo ha hecho mal. En 2015 estuvo cerca, muy cerca de ganar la Vuelta, si no llega a estar solo en ese llano camino de Navacerrada, la canción de Aru habría tenido estribillo muy diferente, pero el ciclismo son circunstancias que sumadas dan el resultado, y ese día el italiano tenía más compañeros a su lado.

Con la premisa de aquella carrera Dumolin se presentó en el Giro que salía de casa en una fiesta de ciclismo y sociedad por ese vergel ciclista que son los Países Bajos. Atención porque el prólogo que gano en Apeldoorn fue el primer triunfo del Giant en todo el año, ahí se ven las obvias consecuencias del tremendo accidente de inicios de año.

Calado en rosa, como en rojo meses antes, Dumolin empezó a cincelar opciones reales de hacer algo grande en la carrera. Gigantón con esa prestancia en el rodar, siempre bien situado, parecía que podía ser un outsider, sobre todo porque la montaña del Giro, aunque durísima, se adaptaba a su condición de ciclista diésel. Una jornada sobre tierra camino de Arezzo fue su tumba. Por las bellas colinas toscanas Dumolin no pudo con el empuje en uno de los pocos días lúcidos del Movistar, con Valverde al frente.

Desplazado de premios mayores, se centró en el Tour y ahí dio un tono mejor si cabe. Su triunfo en el diluvio de Arcalis le abre la puerta a que la montaña no le va mal, al contrario, le encaja en sus posibilidades, si se afronta como se afronta en el ciclismo moderno, eso es a ritmo y sin brusquedades. A la andorrana, le sumó la crono individual teñida en luto por los atentados de Niza.

En esa prueba volvimos a ver al guardián de las esencias, el legado vido de Indurain y Wiggins sobre la bicicleta, una perfección que inspira, una máquina engrasada y acoplada que apasiona. Dumolin ganó su segunda etapa, la cuarta en una grande en menos de un año. La mala suerte de la caída a 48 horas de llegar a París lastró para quien era sin duda mi principal favorito al oro de Río, tanto en ruta como en la crono. Fue subcampeón de lo segundo, un premio interesante, más teniendo en cuenta que quedar de Fabian Cancellara es un triunfo en muchos casos.

Entiendo que en su descanso hivernal, Dumolin le habrá sacado punta al lápiz mirando qué le conviene y en esas cábalas ciertamente una gran vuelta no me parece nada descabellado. El Giro, por ejemplo, ha vuelto a la senda de la cordura y recupera, paulatinamente, kilómetros de lucha individual, entre montañas y subidas legendarias, de las de toda la vida, en la que otros como Indurain se batieron el cobre y se hicieron grandes sin necesidad de ser un dinamitero a pie de meta. Dumolin puede tener ahí su chance, creo que tanto él como los suyos merecen un premio gordo, porque en el fondo ganaría el ciclismo.

Imagen tomada del FB del Giant-Alpecin

INFO

Tuvalum está considerada la web de segunda mano más fiable para ciclismo y triatlón

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.