#Top2019 Egan Bernal es el prodigio en el año de los prodigios

Lo que ha hecho Egan Bernal en 2019 no lo veremos en mucho tiempo

Yo no sé si el 31 de este mes, a media noche, cuando el 2019 pasé hoja, Egan Bernal hojeará el libro de su año fantástico.

En el año de las maravillas, de niños hechos hombre como por arte de magia, pensamos que el fino colombiano es lo mejor que ahora mismo tiene el ciclismo.

Una temporada en la que muchos le vemos de amarillo, sobre el cajón de los Campos Elíseos, la línea en el horizonte, perspectiva perfecta, el cuadro que todos visualizamos, que en tiempos pretéritos sería la receta del hombre del renacimiento.

Una imagen que no es más que el colofón, porque de Egan Bernal tenemos no pocas historias para llenar el libro de la historia.

Y si nos pedís una, será una de esas que no cae en el palmarés, ni computa en el palmarés, pero sí dibuja la esencia de un corredor que no ha venido de paso.

 

Aquella jornada de París-Niza, una carrera que es un tesoro, sobretodo esas primeras etapas frías, grises, desapacibles, cinceladas en viento y llovizna.

Cuando Egan Bernal se puso entre Luke Rowe y Michal Kwiatkowski un tarde de marzo empezamos diciendo… 

Luke Rowe es un galés alto, corpulento, potente, un rodador de etiqueta Sky.

Un tipo duro, curtido en los vientos de Gales, que sabe por donde sopla el Dios Eolo con hincar su índice sobre la mirada,

Luke Rowe ha crecido con Geraint Thomas, Ian Stannard, Gianni Moscon, Bradley Wiggins, Peter Kenaugh, Chrisian Knees, Michal Kwiatkowski, Jonathan Castroviejo,…

Lo veis, todos prominentes rodadores, de mayor o menor tamaño, pero auténticas máquinas de rodar, de enfilar y romper grupos, ciclistas cortados por el mismo molde, ciclistas que no hacen prisioneros.

Pues quién le diría a Rowe, que sus mejores días haciendo abanicos en una carrera cualquiera, dígase la París-Niza, en un lugar al azar, al norte y centro del hexágono, los pasaría con largo y tostado colombiano, de sesenta míseros kilos, que no levanta por encima de la media del pelotón pero que rueda como un demonio.

¿Quién le diría a Luke Rowe que Egan Bernal sería su compañero de baile en las tres jornadas más trepidantes que hemos visto en mucho tiempo?

Pues bien ese fornido galés corrió con Egan Bernal y rompió el pelotón en el llano, una jornada envenenada por un viento atroz que dejó a todos atrás, salvo a unos cuantos, entre ellos este colombiano nadando en las condiciones que el manual dibuja como más adversas a su físico y peso.
Pero como dijimos entonces, Egan Bernal no corría para el futuro, corría para ya.
Ganó la París-Niza y empezó a crecer el mito, la leyenda que Colombia podría optar a otra grande con otro prodigio, como Nairo años antes, jovencito, presto a escribir la historia con trazo grueso y letra dorada.

La Sea Otter lo tiene todo a punto 

SQR – GORE

 

Y los astros se alienaron.

A veces a un mal paso, le suceden otros buenos.

Caído de la lista del Giro, por un accidente entrenando, Egan vio la vía libre cuando Chris Froome causaría baja en el Tour por su horrible caída en el Dauphiné.

Geraint Thomas era el líder, sobre el papel, pero el galés, incluso con el uno en la espalda, no tenía el peso específico de Froome.

En Suiza, Egan Bernal propinó un aperitivo, la etapa de San Gotardo fue el escenario de uno de los ataques del año.

En el Tour podremos darle mil vueltas a lo que pasó tras el Iseran, la carrera que iba por la cima le situó delante, lo suficiente como para ganar el Tour.

Y así fue, sencillo sobre el papel, inhumano en la ruta.

Hasta Geraint admite cierta frustración, llegar y besar el santo, por eso, y por otras cosas, por esa manera de correr ambiciosa, de progresar sin techo, de mirar alto, muy alto, entendemos que Egan Bernal es a maravilla en el año de las maravillas, ahora mismo el mejor ciclista del mundo, por donde se mire, luego siempre habrá quien… pero este 2019 será para enmarcar en casa de los Bernal.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.