#Top2020 Mathieu Van der Poel es ciclismo «non stop»

Tuvalum

Conviene poner las cosas en contexto, pues a los pocos días de hacer nuestro perfil 20-20 de Mathieu Van der Poel, el barro tomo las imágenes de Namur.

Y entonces entendimos que hay un ciclismo que viene para quedarse que no sabe de calendarios, temporadas y ciclos, es lo que decíamos desde un inicio, ciclismo non stop, 24×7.

Y en Valonia, en la catedral de Namur, ahí donde la Citadel asoma al Mosa por encima de un cortado, vimos un monumento de carrera, dos meses largos después del duelo en la soledad de un Flandes confinado.

Van der Poel renqueante, justo, encajando golpes, acusando errores por la presión uy el ritmo, pero certero al final, en la novena vuelta, ante el fenómeno Pidcock y el enemigo perenne Van Aert.

https://www.facebook.com/UCIcyclocross/photos/3161541490739287

Una carrera en la que Van der Poel demostró también manejarse en las distancias cortas, sin necesidad de apabullar, saldando los conflictos por el camino, abriendo brecha sólo muy al final, cuando todo desemboca en errores y tropiezos mortales para aspirar a la carrera.

Si no la habéis visto, miradla, son sesenta minutos de antología ciclista…

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

-escrito 16 de diciembre-

En el año de Mathieu Van der Poel vuelve a caber de todo

La temporada express de Mathieu Van der Poel duró algo más de dos meses y tuvo suficiente.

Suficiente para estrenarse en los monumentos, suficiente para exhibir cartas en las carreras que en teoría menos le van, suficiente para continuar con su colección de días marcados, memorables, para el recuerdo…

A saber, de esto último.

Mathieu Van der Poel levantó su templo en la vecina y hostil, aunque desierta de público esta vez, Flandes

Una carrera que tuvo el guión perseguido, tomas de dron de Van der Poel y Van Aert extendiendo su duelo al adoquín de Paterberg, volando hacia meta, con los clásicos persiguiendo sin fortuna, con Kristoff, Lampaert, Naesen, Trentin y cia comprendiendo que no había mucho que hacer.

Aquel dúo soñado había surgido de la brecha que abrió Julian Alaphilippe, en concurso hasta que se estampó contra una moto.

Mathieu Van der Poel entró en la historia de Flandes con Van Aert como puerta de entrada, como si la historia se encabritara en quiebros imposibles y renglones improbables.

Fue una carrera que pasó a los anales.

Una carrera en la que Van der Poel no estaba para exhibiciones ni apabullar como acostumbra como cuando se siente enorme, aquí demostró que en las distancias cortas también se maneja y sabe remar, hay que cuidar los registros, todos.

Una semana antes había sacado los colores a su archirival camino de Wevelgem, anunciando el rompecabezas que es este bendito deporte cuando los todos salen a la palestra.

En todo caso, Van der Poel también tuvo días para enmarcar, de arriba abajo, en todo lo ancho

El nacional neerlandés que sacó por delante de un ciclista muy en forma, como veríamos en otras pruebas, el de Sunweb, Nils Eekhoff, o la jornada final del BinckBank Tour, en la capilla, donde sacó toda la artillería sin miedo a perecer en la orilla.

Una victoria de esas que marca estilo y deja sello, lo que más le gusta al nieto de Poulidor, incluso tentando una suerte que se ha demostrado no es infinita, pues Van der Poel ya tenía algunas lecciones grabadas a fuego, tipo el Mundial de Yorkshire.

Pero ante la dificultad, mejor redoblar la apuesta, como cuando entra en clásicas grandes, muy grandes, que sobre el papel no le son proclives.

24 horas después de volar raso en el BinckBank estuvo cerca de cazar el grupo de los mejores en Lieja, donde las cotas no son una broma, como en Lombardía.

Ambos carrerones pueden estar en su mano, cabrá ver hasta dónde le da el motor.

Un motor que ahora apunta a la vuelta del ciclocross, el terreno donde defiende un maillot irisado, poca broma, frente a su gran rival, para regocijo de la parroquia, pues con estos chavales el ciclismo es un «non stop» y que siga.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.