Estos Pirineos sí que hicieron justicia al Tour

Kalas 1024×140

 

Es complicado pensar en un ganador de Tour que no haya destacado en los Pirineos

Excelentes Pirineos, de verdad, hay que admitirlo, en este Tour de descreídos, en el que se ha puesto el grito en el cielo, se ha demostrado que unos Pirineos sin llegada en alto son capaces de disparar la acción como hemos visto en grandes cimas y renombrados puertos.

Un cómputo global por eso que hay que coger con cuidado, porque si bien Pirineos han marcado tendencia, saber si ésta será la buena es complicado.

Lo que vimos en el Peyresourde no tiene que ver, del todo, con lo apreciado en Marie Blanque, demostrando que ésta es una carrera que se corre al día y con los aspirantes marcando paquete cuando las circunstancias y sus fuerzas les dejan.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Para valorar estos Pirineos en el Tour, en todo caso, mejor por orden y a la espera de lo que arrojen esos PCR´s.

Empezar por el líder Primoz Roglic, un corredor sublime que creo confía tanto en sí mismo, confianza que ahora viene con el plus de tener el mejor equipo, que cuando se ve rodeado de primeros espadas, una vez hecha una primera selección, se queda en blanco.

Así las cosas, nos chocó verle en perfil bajo en Peyresourde, con Bernal en problemas, tras el trabajazo de su equipo, como nos pareció interesante en Marie Blanque, yendo a por todas a la meta en la que ya había ganado una etapa hace un par de años.

Y es que Roglic es sólido, se vende sólido ante la pantalla, pero tiene lagunas, las propias, por un lado, de quien no siempre se ha visto disputando un Tour, y tiene rivales potentes alrededor.

Los cortes que prendió Sagan y ejecutó Ineos en la jornada previa a los Pirineos del Tour 2020 le mantienen a Tadeg Pogacar a cierta distancia.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Y es que el esloveno, ganador de la etapa, una etapa que llevaba el nombre y apellido de Marc Hirschi, es el corredor franquicia de la carrera, a su suerte le suma que tiene piernas y arrojo, y la suma de ambos factores es oro para lo que queda de Tour.

¿Aguantará Pogacar?

La Vuelta del año pasado evidenció que tiene fondo, pero verle disputar en el alambre, con esa disyuntiva en el aire, ya es una bendición.

Egan Bernal, no podía ser de otra manera, es la alternativa más sólida al poder esloveno.

Lo dijimos aquellos días que no se le veía fino, si no lo rematan se pueden arrepentir; por de pronto ya ha mostrado una cara muy diferente, siempre con los mejores y marcando músculo.

Le veo muy adelante en el Tour y su equipo sigue siendo un equipazo que el brillo del Jumbo no puede eclipsar.

Desplazado por los abanicos, Mikel Landa está en el top 4 hipotético del Tour, y digo hipotético, por que en el Peyresourde Nairo, especialmente, y Uran estaba ahí también.

Y mientras el ciclismo francés escribe páginas inéditas con Guillaume Martin y conocidas, mediante Romain Bardet, a quien ir al Tour sin la presión de otros años le ha sentado a las mil maravillas, a años luz de Thibaut Pinot.

Quedan dos semanas de Tour, los Pirineos han puesto la guinda, pero no estaríamos errados en decir que alguno de los citados tiene todos los visos de ganar la mejor carrera del mundo.

Imagen: ©Bora hansgrohe- Bettiniphoto

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.