Tour de Flandes: Alberto Bettiol y el manual del ganador

Alberto Bettiol demuestra que en las clásicas no hay pronósticos

No contábamos con Alberto Bettiol de inicio, de hecho el único italiano que poníamos en la lista de tops era el campeón europeo Matteo Trentin, pero la realidad nos ha puesto en su sitio.

Alberto Bettiol venía avisando, y en el viejo Kwaremont dio el paso

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Un golpe de teatro, «un coup de théâtre», uno solo pero suficiente, para culminar una primavera para enmarcar.

El tímido corredor toscano que nos venía visando desde Harelbeke se ha llevado el premio que todos los cocos tenían en mente.

Entre ellos Alejandro Valverde, que llevaba De Ronde tatuado en el casco, como premio a esa afición que le quería ver y le ha visto en Flandes.

Pirinexus 300×250

 

Pero estas carreras son de los listos, de los hábiles, de los fuertes, pero también de los listos.

Education First es un equipo que no tiene generalmente los mejores gallos, ni los nombres más rimbonbantes, ni siquiera estrellas rutilantes.

Pero tiene equipo, tiene estrategia, una piña de ciclistas con un bagaje en estas carreras enorme que no tienen problema en ponerse al servicio de su mejor hombre.

“I love racing in Belgium. I’ve been racing here for a long time. I use the word love, but it’s a sadistic kind of love….

Publicada por EF Pro Cycling en Sábado, 2 de marzo de 2019

Así habla Taylor Phinney de Bélgica…

 

Cuando Bettiol demostró en Harelbeke que merecía los galones, Jonathan Vaughters no dudó en dárselos.

Como cuando apostó por gente como Hesjedal, Dan Martin o Rigo Uran para lograr triunfos y podios sobre el papel fuera de su radar.

Flandes pasa a engrosar una lista que tiene la Volta, el Giro, la Lieja, un podio en el Tour.

 

Entonces como Garmin, hoy Education First cambia de perro pero no de collar.

Sep Vanmarcke ya avió de lejos, sigiloso, sacrificando sus opciones en fuga, manteniendo el tempo y, una vez cazado, trabajando para recudir los cortes.

Vanmarcke hizo la base del Kwaremont para que Bettiol diera el golpe de gracia.

Luego Sebastian Langeveld, el «amigo/enemigo» de Flecha en Rabobank, hace ya diez años, que sacó el manual para controlar el grupo y frenarlo en la entrada de Paterberg cuando Alberto Bettiol todavía estaba a la vista de sus perseguidores.

 

El Tour de Flandes de 2019 deja un ganador, Alberto Bettiol, y muchas lecturas que sirven para el presente y el futuro de esta enorme carrera.

 

Alejandro Valverde es el ciclista que nació para ser ciclista, ganador potencial de todo aquello en lo que se ponga un dorsal, un animal de este oficio que despierta admiración y miedo a partes iguales.

 

Luego Mathieu Van der Poel, un ciclista que. lo admitimos, tienen duende y gusta en cámara.

SQR – GORE

 

Van der Poel: Su primer De Ronde y delante con todos los capos

Ahora sí, Van der Poel se mide de igual a igual a Van Aert.

Capos entre los que Naesen, Van Aert, Van Avermaet y cia se conjuraron tanto que acabaron fuera de carrera.

Al Deckeuninck le cupo el podio de su sexta o séptima baza: Kasper Asgreen, segundo después de trabajar durante más de cien kilómetros.

Cuando Perico empañó Guadarrama

Cuando Bob Jungels propició el parón para que se fuera, fue un premio tremendo.

Pero todo esto está muy bien, perfecto, si no fuera por que Alberto Bettiol sólo tiene un triunfo profesional, sólo uno y éste lleva el Tour de Flandes por nombre y apellido.

Alberto Bettiol dio una vez, sólo una, pero como a otro toscano, Michel Bartoli en la capilla, le cundió más que a nadie.

Imagen: FB de Education Fisrt

LDB_Berria 1024×140

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.