¿Qué hará Egan Bernal en este Tour?

Egan Bernal - Tour Joan Seguidor

Impresiona el manejo, facilidad y jerarquía que muestra Egan Bernal en este inicio de Tour de Francia

 

De Egan Bernal, ahora mismo, quinta etapa del Tour de Francia 2018, nos vienen tres imágenes:

La primera de la jornada inaugural. Cortado, se rehace y empieza a remar, remar y remar, tirando por detrás y haciendo pequeño el daño.

No un quejido, ni un lamento. Es ciclismo, sabía que no iba a ser fácil.

Segunda imagen, en la crono por equipos.

Otros se dejan ir, Egan Bernal se incrusta entre Froome, Moscon, Castroviejo, Geraint y Kiato.

Ojo los nombres, ojo el nivel.

Tercera imagen, en el repecho final de Quimper.

Con todos aleteando por delante, con Sagan, Van Avermaet, con los Quick Step…

Egan Bernal emerge con Chris Froome a rueda, marcando terreno, la trazada, protegiendo al líder, al capo que lucha por su quinto Tour.

 

Cambrils Movil 300×100

 

El vértigo de Egan Bernal

El retrato somero de tres momentos se hace desde la perspectiva de que Egan Bernal hace un año estaba en bambalinas para el Tour del Avenir.

Se le conocía ya en el World Tour, en Tirreno, luego vendría la Milán-Turín.

Pero Egan Bernal no es que aprenda, es que parece que viene, o que nació aprendido.

Es increíble cómo domina la escena y el lugar, se pone delante, y marca el terreno junto a gente que le saca una pila de años.

 

 

Y claro, vienen las legítimas aspiraciones.

¿Qué hará Egan Bernal en este Tour?

Pues al margen de deslumbrar en momentos puntuales, creo que poco más.

Especialmente porque está en el equipo que marca la jerarquía a fuego, e incluso en el Sky más enrarecido creo que Chris Froome es la primera carta.

Por delante de Geraint Thomas, que es un excelente corredor pero al que creo que le falta algo.

En ese doble liderato, Bernal puede brillar, ayudando a sus líderes, porque para esto ha venido.

Pensar lo contrario, sería engañarse.

 

Ahora bien, que en un vacío de poder, en un momento que se alineen los astros, en esa duda que siempre surge, creo que Egan Bernal tiene su espacio.

No sé hasta dónde puede responder tan tierno físico en una carrera como el Tour, pero está claro que su debut tiene, a priori mucho de Nairo, cuando éste hace cinco años puso el pie en el Tour y se prendó de él.

Mov_Gore

 

 

Lo bueno de Egan Bernal es el margen que deja entrever y lo mucho que lleva en el zurrón.

Es un ciclista mentalizado para lo más alto, y no entiende de edades ni ciclos.

Si él está bien, tira para adelante y que le sigan.

Y será ahí donde queremos verle, cuando se libre de las servidumbres a las que ha venido, más en equipos donde ya no hay nueve y sí ocho componentes.

Sea como fuere el inicio de Tour de Egan dispara las expectativas en un ciclismo, el colombiano, tocado por una varita.

 

Imagen tomada del FB de Team Sky

INFO

El maillot del Team Sky en el Tour, a punto

Tour: Cuando Sagan se pone bruto

Peter Sagan - Tour JoanSeguidor

Dos triunfos de etapa de Peter Sagan que no desprecia nada con tal de seguir sumando

Hay una cosa que no se le puede negar a Peter Sagan, y es que tiene un hambre infinito.

Incluso en el año que más se ha dosificado.

Podrá ganar mejor o peor, con más o menos asiduidad, pero estamos ante un corredor que no le dice que no a nada.

Hace un año, a estar alturas de Tour, Peter Sagan ya estaba en casa, viendo de lejos la carrera, por aquella acción sobre Cavendish.

Aún hoy, sigo oyendo opiniones en todas las direcciones.

 

Peter Sagan va a por el verde

Para apuntalar la regularidad, nada mejor que ganar y mantener a Gaviria en distancia porque el colombiano tampoco dice que no a nada.

El trayecto bretón ha sido un goce para los ojos, en un terreno preñado de belleza y dureza al mismo tiempo.

Lo primero lo disfrutamos nosotros, lo segundo lo padecen los corredores.

Sea como fuere el Tour de la primera semana más nerviosa de los tiempos recientes, tenía esta jornada bien señalada.

Creo que se pueden dar con un canto en los dientes aquellos que escucharon y se asustaron de las palabras de Romain Bardet cuando vino a conocer la zona, vía Tour de Finisterre.

Mov_Gore

 

 

En un ciclismo de estructuras multimillonarias, no se puede dejar la suerte de un Tour a un mal día por la Bretaña.

Joder que es la Bretaña, no el Tourmalet o e Galibier.

Así las cosas existe un acuerdo no escrito, pero tácito al final de la jornada en el que vemos que los grandes bloques llegan a meta casi como idearon en la salida.

Porque no hay ni margen de error ni de desvío.

Y si lo hubiere, es porque una hecatombe cae sobre el pelotón.

 

 

Así las cosas, con ese paisaje, Peter Sagan siguió engordando la vaca con un final antológico.

Aceptó el sprint de lago radio de Sonny Colbrelli, y así como el domingo la cosa estuvo apretada, esta vez Sagan impuso la fuerza bruta.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Fue tremendo el instante que Colbrelli desistió, como queja explícita al inhumano maltrato que Sagan le estaba infringiendo.

La jornada, al margen de lo pintoresco, no tuvo más, a excepción de la fuga de rigor, quema pronto sus cartuchos el inquieto Lilian Calmejane, y el intento de Philippe Gilbert.

Estaba claro que los azules no le iban a dejar tranquilo el liderato a Greg Van Avermaet.

En el Muro de Bretaña, Julian Alaphilippe será la aguja que mine la resistencia «rossonera».

Sinceramente me parece el mejor en estos terrenos, incluso dos o tres escalones por encima de Alejandro Valverde, cuyo fondo ha limado esa chispa.

 

El Tour descuenta hojas hacia Roubaix, quedan tres etapas, después de entonces, creo que nada será igual.

Imagen tomada de FB de Le Tour de France 

INFO

Las ERC de DT Swiss son para rodar y rodar

 

¿Es necesario retransmitir integras las etapas del Tour?

Etapas de Tour JoanSeguidor

La retransmisión íntegra de etapas del Tour es un arma de doble filo que el ciclismo debería explotar mejor

 

Hace un año por estas fechas, Antonio Alix, una de las voces del ciclismo en Eurosport, nos contó como era su día a día teniendo que retransmitir íntegramente las etapas del Tour de Francia.

A efectos laborales, sus efectos laborales, el cambio no era sustancial, pues cuando no estaba el 100% de la etapa de la cabina, debía estar también al corriente para entrar a full y con conocimiento de lo sucedido en el momento de pinchar el directo.

Así las cosas este Tour, como ya pasó en el Giro, volvemos a tener el 100% de las etapas en directo.

Una apuesta que implica riesgo y sacia a los más frikis.

 

Cambrils Movil 300×100

 

Dar íntegramente las etapas del Tour implica algo más

Hemos escuchado esta mañana el podcast de la gente de Volata, y Olga, su directora, vino a decir una cosa que viene muy a cuento con lo que queremos comentar:

«Vemos que las televisiones retransmiten la carrera en directo íntegramente, pero que los ciclistas quizá no sean conscientes de que se les está mirando y que la gente espera algo de ello»

 

 

Una reflexión acertadísima que además entronca con la realidad que el desembarco de la tecnología ha regalado al ciclismo.

Por un lado tenemos la tecnología para poder dar las etapas del Tour íntegras, y al mismo tiempo las herramientas para que el ciclista mida cualquier esfuerzo de más escatimando vatios en cada pedalada.

Paradójico, pero cierto.

Yo no sé a quién se la ocurrido dar 200 anodinos kilómetros por la Bretaña o por los desiertos de Israel, entiendo que hay intereses de los lugares por donde transita la carrera.

Pero no sé hasta qué punto esos lugares tienen el retorno deseado, cuando el paso de la carrera no les reporta nada a nivel televisivo, sobre todo si estás a 160 kilómetros de meta.

Mov_Gore

 

 

Si el ciclismo basa su atractivo futuro en dar las etapas del Tour, o del Giro, íntegras, no sé hasta qué punto le va a beneficiar, más allá de llenar minutos de parrilla y poner en un brete a unos presentadores que tienen que tirar de mucho manual para llenar tanto rato.

Igual que el fútbol tiene sus minutos de la basura, igual que en el mundial acontecieron partidos totalmente prescindibles, como el Dinamarca contra Francia donde ninguno ya se jugaba nada, igual que todo eso, el ciclismo puede tener sus minutos de la basura, claro, pero que sean conscientes que se les está viendo todo el rato.

 

Dar el 100% del Tour de Francia es goloso, pero se impone sembrar de alicientes la carrera, ofrecer buenos contenidos, ya se hace, pero quizá más, he incluso profundizar más aún en los parajes por donde se pasa.

En definitiva, no dar argumentos a gente que como Javier Ares, cuando malvendió lo que le está dando de comer, porque se aburría someramente en la cabina.

Y si él, que vive de esto, se escurre del asiento, qué no hará el aficionado medio.

Imagen tomada del FB de Le Tour de France

INFO

El Tour también se corre en Bkool

Tour: El arte de putear al Quick Step

Quick Step - JoanSeguidor

El dominio de Quick Step despierta los más bajos instintos de los rivales.

A saber, si hacéis cuentas rápidas, sale claro.

Ahora mismo si Fernando Gaviria no se cae el domingo y si Quick Step no le espera en la crono por equipos, el equipo azul podría llevar el 100% de etapas ganadas en este arranque de Tour de Francia.

Como casi siempre, estas proyecciones son arriesgadas, pero no dejan de ser el reflejo del dominio de la escena del equipo de Patrick Lefevere.

Quick Step firma récords que difícilmente podrá repetir

Tim De Clerq llevó el peso.

Cuando parecía que los escapados llegaba, cuando Bora, Katusha, Lotto y Dimension Data merodeaban la cabeza, pero sin tomarla Niki Terpstra recriminó la falta de ayuda.

Hubo una imagen de todos a la expectativa con un azul al comando que fue impagable.

Luego Max Richeze lanzó a Gaviria, cuya rueda siguió sin fortuna Sagan.

Ya sabéis Sagan se reconoce en Gaviria.

Y ganó el colombiano, un colombiano que es agua, que llenará los huecos a los que su fecundo ciclismo, el de históricos escarabajos, no pudo llegar.

«No recibimos ayuda de ningún equipo para evitar la escapada, pero tenemos ganas de ganar»

Dijo Gaviria, dos de tres posibles

«Decir que no veníamos preparados para esto, sería mentir»

Acabó por añadir.

Mov_Gore

El tridente de Quick Step para las encerronas bretonas

Y mientras Gaviria y su entorno van amasando, el Quick Step tiene en recámara un trío que para trago bretón suena a gloria: Jungels, Alaphilippe y Gilbert.

Esta es la realidad de los azules, y en el Tour también se impone.

Esta es la realidad que impone «putear» al Quick Step, a quien prestarles ayuda sería ponérselo excesivamente fácil.

Además no han sido pocas las veces que Quick Step ha cedido los galones y aparecido para recoger los frutos.

Viviani en el Giro, por ejemplo.

Una pena que la fuga de Claeys, Pérez, Coussin y Van Keirsbulck, pero es por detrás hay calidad y exceso de responsabilidad.

Y es que el Tour que acaba de empezar dentro de poco será el Tour de las urgencias para muchos nombres ilustres.

Como decimos ya no es no disputar, que André Greipel estuvo en la pomada, el problema de los mentados es que no se les ve ni de lejos.

No olvidemos que estamos en la primera semana del Tour, que esto es el mundial oficioso de velocidad y que cualquier muesca vale por etapas de Niza, Tirreno y Romandía, todas juntas.

Porque Fernando Gaviria les ha tomado la matrícula, y Quick Step lleva el volante.

Imagen tomada de FB de Quick Step 

INFO

Cruz Race Dark

Nuevo portabicicletas de techo, que tiene como principal diferencia respecto a Cruz Race el acabado en negro texturado.

Destaca por su diseño funcional y una excelente combinación de materiales de calidad.

Cruz Race Dark es un producto de fácil montaje tanto alrededor de la barra como directamente sobre el carril en T de las barras de aluminio.

Las abrazaderas para el cuadro y piezas en posible contacto con él están fabricadas en goma suave para una protección garantizada.

Sus brazos reforzados garantizan el transporte seguro de bicicletas de hasta 18 kg.

El carril de aluminio del portabicicletas es de mayor longitud, lo que lo hace compatible con bicicletas de hasta 1350 mm de distancia entre ejes.

Incluye correas con cierre rápido y fijación al carril de aluminio para una mayor comodidad y sistema antirrobo de alta seguridad, tanto para el portabicicletas como para la bicicleta.

 

La abrumadora cultura ciclista francesa

Cultura ciclista francesa JoanSeguidor

Sobre cultura ciclista en Francia: En vísperas de una semifinal del Mundial con Francia en ella, L´ Equipe abre con el Tour

No hemos podido resistirnos a retuitear esta entrada

Es la portada, «l´ une» como dicen allí, del diario L´Équipe en vísperas de toda una semifinal del mundial de fútbol.

Un partidazo que para quienes amamos el fútbol es una muesca muy roja en la agenda.

Pero L´Équipe abre con el Tour

Sin embargo el diario L´ Équipe, auténtico ejemplo de periodismo deportivo, abre con el Tour de Francia, relacionándolo, muy provocativamente con el resultado de la semifinal futbolera.

Es un ejemplo, entre cientos, de cómo se vive y se prioriza la información deportiva más allá de los Pirineos.

Información plural, realmente deportiva, retratando el momento, un momento singular: el país anfitrión del Tour en lo más alto de un mundial de fútbol.

No se desdeña nada, ni se margina, se complementa, se cocina y se plasma en una portada magnífica.

Por cierto ¿le gustará el fútbol a Greg Van Avermaet?

Viendo cosas como ésta, entendemos por qué el ciclismo sigue siendo popular en Francia 33 años después de su última victoria en el Tour.

La cultura ciclista no sólo interesa a los ciclistas

Aunque en los últimos años el ciclismo francés ha logrado mejorar mucho sus prestaciones en el Tour, hubo un ciclo negro, donde el mejor local asomaba a duras penas en el top ten.

Pero ellos nos desistieron, haciendo piña con el valioso patrimonio que es el Tour siguieron en ello hasta llegar al estado actual.

Porque el Tour es más que una carrera, es embajador de un país en medio mundo, la forma de meter hogares lo bueno y mejor de Francia.

Mov_Gore

Si alguien en la «patrie» tuviera que pagar a pelo los minutos de publicidad que el Tour genera, no habría dinero en el mundo.

Y no sólo eso, Galibier, Izoard, Tourmalet… Francia atrae cientos de miles de cicloturistas cada día para ver in situ las rutas de los héroes.

Todo ello genera riqueza, dinero y empleo.

También ayuda a la industria.

Eso es cultura ciclista, cultura ciclista que engrasa para que sistema se retroalimente.

Y la rueda gira, y no para, porque aquí no existe la lastimosa cultura del todo gratis en la que nos hemos instalado en este lado de los Pirineos.

Suerte la de ellos que no tienen que aguantar ciertos personajes que opinan de deporte con el mismo criterio que de física cuántica.

Aquí ya tenemos unos cuantos.

INFO

La nueva colección de Maglia para el verano

¿Quién dijo que primera semana del Tour es un coñazo?

Primera semana del Tour JoanSeguidor

Con tres etapas celebradas, hay diferencias importantes en el Tour y lo que es mejor, la previsión de días de pasión y fuego por el norte del hexágono

La primera semana del Tour, no hay más ciego que el que no quiere ver, ni mayor ignorancia que la de hablar de aquello que no sólo no se conoce, es que tampoco se intuye.

Hace mucho tiempo que la primera semana del Tour no es el coñazo que muchos dibujan.

Ayer mismo me lo decían, antes de la crono colectiva, tras ésta el orden volverá a la carrera.

Volverá un poco la jerarquía, el respeto, las diferencias, porque en un arranque así, con una etapa llana, todos se sienten Eddy Merckx, porque todos salen en igualdad para la lucha por el maillot jaune.

La primera semana del Tour ya es un lastre para algunos

Y así las cosas vemos que con tres etapas celebradas, el Tour, la primera semana del Tour, ya ha pasado el peine entre la gente importante.

Ahora mismo la general presenta una dispersión propia de una crono larga entre los favoritos, una crono larga y alguna llegada en alto.

Sólo así se explica lo que tenemos entre manos.

Porque está siendo un inicio de Tour realmente original, casi diría que tremendo, en lo bueno, y también en lo malo para algunos ciclistas

Los nervios, los peligros, los quebraderos de la primera semana del Tour llevados al extremo máximo.

Los efectos de un arranque frenético

La primera jornada con el lastre para Nairo, Froome y Porte, principalmente, se ha difuminado con una crono por equipos espectacular.

BMC -esperemos que sirva para encontrar patrocinio- ha enjuagado el daño para Porte, Sky ha hecho lo propio para Froome y de paso Nairo se ha hundido un poquito más.

Y es que para el colombiano, si la carretera debía elegir líder, ahí donde él pareció indiscutible no hace mucho, ésta se ha apresurado a escoger.

No creo que en los planes del colombiano entrara estar a más de dos minutos de Tom Dumoulin en este punto de la carrera.

Es una criba brutal, que no sólo ha podido con Nairo, se ha llevado a otros por delante, no de forma definitiva, pero sí llama la atención.

Y así vemos que tenemos una general preciosa, que invita a sentarse y deleitarse.

Por los parajes bretones puede estar la llave de un Tour que ahora mismo tiene y ha tenido dos líderes que han sido los dos últimos ganadores de Roubaix.

Y esta semana acaba ahí, en Roubaix.

Mov_Gore

La general del Tour invita a sentarse y mirar

Porque Greg Van Avermaet domina una clasificación tan incierta como que tiene a tres podencos azules cerca, muy cerca, tanto que queman.

Saber de la suerte de la carrera con Jungels, Alaphilippe y Gilbert oliendo el amarillo es algo que mola de inicio.

Pero saber que lo que hagan los Quick Step estos días de viento, virajes y repechos bretones, puede llevarse favoritos por delante, abre la emoción hasta puntos insospechados.

Al extremo, que la crono por equipos ha sido el bello entremés de la primera semana de Tour más espectacular que recordamos.

Un juego de malabarismos con todo tipo de actores y favoritos que miran más allá del domingo, más allá de Roubaix y ven Alpes, Pirineos y París con la intención de salir vivos de tanta trampa y llegar al «meollo» de la carrera con algo que decir.

Días de tensión y nervios, especialistas de primavera, por terrenos de primavera, en pleno mes de julio, con favoritos del Tour…

Sinceramente, esta primera semana de Tour se ha convertido en el paisaje soñado.

Si hasta Nairo admite que deben ser agresivos.

Imagen tomada de FB de Le Tour de France

 

Tour: Sagan se reconoce en Gaviria

Tour - Sagan y Gaviria JoanSeguidor

El Tour de Francia reabre la puerta a Peter Sagan que se lleva etapa y amarillo

Es curioso este arranque de Tour de Francia. Con dos jornadas disputadas a Peter Sagan y Fernando Gaviria les salen las cuentas.

Pero no así a la larga e interesante lista de velocistas que siempre concita ese mundial oficioso de velocidad que es la primera semana del Tour de Francia.

Mov_Gore

Porque donde muchos ven coñazo y tedio, otros apreciamos una carrera que se convierte en nido de multitudes apostadas en 200 kilómetros de carretera mientras descubrimos las bondades del terruño.

En esta caso, la Vendée.

Y mientras esperamos a que la carrera nombre un efímero ganador a la espera de que 24 horas después sea otro, porque a la velocidad que va esto, el Tour no da gloria seguida a nadie.

Así Fernando Gaviria ha probado el sabor del asfalto francés, vestido de amarillo en una de esas curvas que carga el diablo para dejar camino libre a Peter Sagan.

Sagan, ante el vacío de poder

Peter Sagan vuelve al podio del Tour, la carrera que le expulsó el año pasado, sin la certeza de saber si realmente había, o no, sacado a Cavendish de la ruta.

Aunque este año se saborea tiempo nuevo en el sprint.

Sagan y Gaviria se igualan al frente de un marcador del que parecen lejos de entrar Kittel, Greipel y Cavendish.

Incomparecencia de grandes nombres, mientras Démare y Groenewegen tienen que afinar y a Matthews no se le ve tan rápido.

Gaviria, la obsesión de Sagan

La caída a 1500 metros de meta que descolgó, aunque no hirió a Gavira, limpió el camino a Peter Sagan.

No sé qué pensará el triple campeón del mundo viendo al colombiano, pero desde luego bien podría decir: «Me recuerdas mucho a mí, cuando era joven».

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que Peter Sagan ha encontrado en Fernando Gaviria la horma de su zapato.

Si hasta para caer, se levanta, mira la bici y prosigue, como si tal cosa, mientras rivales dolientes lamentan la mala fortuna sobre el asfalto.

Me llamó mucho la atención la forma de ganar de Gaviria sobre Sagan el primer día, y me llamó la atención porque era la forma de ganar de Sagan seis años antes, ante el desespero de rivales del calibre de Cancellara.

Gaviria tiene mucho camino que recorrer para llegar al nivel de Sagan, pero lo ha iniciado, que lo logre o no, se verá, pero estamos ante uno de los duelos del Tour.

Porque el verde les sienta bien, y ambos lo quieren llevar para casa.

Uno para seguir con un récord que empequeñece leyendas como Kelly y Zabel.

Otro porque quiere emprender el camino de los récords, y esos caminos sabes cómo empiezan, no cómo acaban.

Las caídas en el Tour

Y mientras Sagan y Gaviria dirimen lo suyo, que alguien en la UCI, en ASO o en donde competa piense en las caídas en el Tour de Francia.

Estuvieron, están y estarán presentes, haya 175 o 190 ciclistas, porque sin parte intrínseca de la primera semana y por ende del peligro que conlleva el ciclismo.

Quizá haya llegado el momento de ponerse menos exquisitos y aprovechar para que esa reducción de ciclistas por equipo redunde en la inclusión de un par de conjuntos más, dieciséis ciclistas que seguramente poco o nada influyan en que hayan más o menos caídas.

Imagen tomada de @LeTour

 

 

Gaviria: Colombia explica el inicio del Tour

Fernando Gaviria - Tour de Francia - JoanSeguidor

Fernando Gaviria gana la etapa en la que debuta en el Tour de Francia, una etapa que penaliza a Froome y Nairo

Dice Gaviria, recién amarillo del Tour, de su equipo  que «somos una familia».

No sé si llegará a ese extremo pero lo parece.

Quick Step, el rodillo azul, suma otra más, una muesca más en un revólver que rebosa pólvora y puntería.

Fernando Gavia, un alegrón verle ahí

Fernando Gaviria debutaba en el Tour y como esos jugadores tocados por la Diosa Fortuna ganó en la primera que tomaba parte.

Fernando Gaviria es un tío de esos que mira alto, que no mira a cualquiera, que mira a Peter Sagan.

En el inicio del Tour, Gaviria ha repasado a Sagan, y de paso a la plana mayor de la velocidad del Tour.

Fernando Gaviria tuvo íntegro a su equipo, Sagan tampoco iba mal acompañado, lanzó el sprint y se acabó.

Como siempre decimos en estos casos, nos encanta que triunfe gente de otras disciplinas, y Gaviria es carne de pista.

De Gaviria a Nairo Quintana

Fernando Gaviria, repetimos, dice que su equipo es «una familia».

Mov_Gore

¿Podrá decir lo mismo Nairo del suyo?

Durante largo tiempo, desde conocimos el recorrido del Tour, desde que supimos que Movistar iba con el tridente, nos preguntamos

En esa primera semana ¿a quién reportarán los currantes del equipo celeste?

Pues ya lo hemos visto, en las primeras de cambio, Nairo Quintana iba solo, más solo que la una, desasistido y con un minuto largo cedido, de la forma más absurda, cuando esto no ha hecho más que comenzar.

Sabemos que el Tour es largo, que hay opciones de virar la situación y esas cosas.

Pero también sabemos que empezar con un minuto perdido es empezar a contrapié.

Que recuerde Nairo los diques neerlandeses hace tres años, era la primera etapa en línea y Froome ya le había tomado distancia.

En definitiva, Nairo iba solo por el desconcierto del momento, pero también porque, sin líder marcado, estaba escrito que estaría solo.

Es que no había otra.

Y, amigos colombianos, no os llevéis mala sangre, le tocó a Nairo, pero si le tocara a otro era complicado acompañarle.

En un equipo de ocho, con tres líderes, con Marc Soler por detrás, no tocaban ni a ciclista y medio por líder.

Hay cosas que sólo entenderán quienes tratan de imponerlas como verdades, y quizá dentro de tres semanas nos tapen la boca, pero esto del tridente es complicado de asimilar de inicio.

Otro grano en el culo de Froome

Y si a Nairo le tocó bailar con la más fea, Chris Froome tuvo su ración.

Empezó el Giro por suelos, el Tour también.

Ya sabemos cómo acabó el Giro, pero es que este Tour le parece adverso, esquivo y deprimente. Veremos.

No podía ser de otra manera, Richie Porte también llegó cortado, lo mismo que Adam Yates.

Egan Bernal también acabó por detrás, después de una remontada filmada perfectamente, y en directo, por la televisión francesa.

Es el Tour que explica Colombia, que narran los colombianos, como era de esperar.

De Gaviria a Bernal, pasando por Nairo.

Víctor Hugo Peña, el gregario de Amstrong, el que hacía la goma por detrás de Indurain y Rominger, ya tiene sucesor: Fernando Gaviria.

Imagen tomada de FB de Le Tour de France

INFO

Así sabe una travesía en bicicleta por los puertos de Somiedo