Tour: El inédito choque de los ciclistas y los aficionados

Kalas 1024×140

Pocas veces habíamos visto tanta inquina de los aficionados para con los ciclistas

Tenía que pasar en este rarísimo año, en el Tour de Francia, el momento en el que sale lo mejor y lo peor, lo mediocre y no tanto: nunca habíamos visto un choque tan frontal entre los aficionados y los ciclistas.

Y no es poca cosa, el patio está como sigue…

 

Muestras que son pocas, pero representativas, las siestas de julio llevadas a septiembre, con mucha gente teletrabajando, con posibilidad de ver el Tour, pero arrepintiéndose de dedicarle minutos a una carrera que por no tener, no tiene ni fugas de los más modestos.

Lutsenko subiendo más rápido que el tren del Grenadiers para no quemar a Bernal, quien o está haciendo teatro o la espalda le está matando, Cosnefroy sin oposición por el polka jersey, pelotones a todo lo ancho que da la carretera tragando kilómetros con narradores sacando temas de donde los no hay, pero si ni los modestos se mueven.

Esta es la escena de una primera semana del Tour que bien podrían haber quemado de forma virtual en sus hogares, a fin de cuentas habría el mismo público en la cuneta.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y por el otro lado, los ciclistas, haciendo amigos entre comentaristas y aficionados…

No creo que para Enric Mas o Fran Ventoso lo más inteligente sea decir esto, por mucha razón que crean llevar, se deben a quienes les ven, que es por lo que sus respectivas marcas les pagan y eso en la economía de mercado es sagrado.

Que la gente se echa encima de los protagonistas cuando estos no dan la talla es un hecho que vemos cada año y en especial en el Tour, la carrera en la que se justifican tantas cosas que todos corren acojonados.

Una realidad que vemos estos días, pero que apreciamos el año pasado , y el anterior.

¿Cuánto hace que no vemos un Tour digno?

Si nos apuráis no lo recordamos, momentos puntuales y eléctricos y paja, mucha paja, tanto que el sistema debería replantearse desde abajo, cosa que se estudiaría si los primeros perjudicados no fueran los bloques más fuertes.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Esto es el día de la marmota, el Tour es así en julio y también en septiembre, este año además con el agravante de que muchos no saben si vienen o van con el confinamiento, el mes de agosto a cuchillo, el Tour en septiembre y lo que pueda disputarse después.

Las circunstancias del año no son las mejores, la competición ha llegado en plan embalse desbocado y la gente tiene más ganas que nunca de gresca.

El cocktail perfecto, pero señores, es lo que hay, hace dos meses pensar en el Tour era un sueño lúbrico, hoy es una realidad.

No cambiaremos el ciclismo, no haremos lo de la cuenta de la vieja, el Tour hace tiempo que es infumable en una gran parte de su desarrollo, los recorridos tienen que ver, también este sistema de superequipos que acaparan talento y para rematar una tecnología que ha dejado sin alma el esfuerzo, todo lo que se necesita está monitorizado en una pantallita.

El problema es la expectativa que se pone sobre él, tan grande, que raro es que no decepcione.

Pero no os hagáis sangre, que los Tours de Ocaña, los de Merckx, Anquetil y Bahamontes también tenían minutos de la basura, el problema es que no los recordamos o no queremos hacerlo.

Imagen: © BORA – hansgrohe / Bettiniphoto

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.