Tour: Tres motivos para no descartar a Egan Bernal

Muchos dicen que Bernal no ha llegado fino al Tour, pero queda un mundo hasta París

Kalas 1024×140

 

La decepción que recorrió el Tour de Francia por la culminación de la primera llegada en alto, una subida de dureza muy discutible y el cuarto día de carrera, pareció declinar en que esto va a ser cosa del Jumbo, de Roglic y sus chicos, sacando conclusiones que consideramos apresuradas sobre Egan Bernal y el Grenadiers.

No es la primera vez que decimos, y en el caso de Roglic, son varias, que esto son tres semanas, gran fondo, que lo que pase hoy nada tendrá que ver con lo que sucederá en unas etapas, que el ciclismo, a pesar de estar tan reglado a escuadra y cartabón en apariencia, también guarda sorpresas y giros inesperados.

Roglic lo puede contar. 

Pero al margen de eso, no se puede trazar una línea recta de ahora hasta dentro de dos semanas y media, como si lo sucedido en Ocières fuera a ser la tónica definitiva de este Tour.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Nos ha sorprendido la unanimidad con la que muchos han juzgado el estado de forma y las posibilidades de Egan Bernal en este Tour y se dejan por el camino muchos aspectos que creo definen la naturaleza de las opciones del colombiano en la carrera.

Es obvio que hoy, ahora mismo, Bernal no está al nivel de Roglic, pero no lo está en un terreno donde el esloveno nos recuerda mucho a Denis Menchov, con ese arreón final en una subida hecha a mil por hora por sus compañeros, dejando sin ganas ni margen a los rivales.

Bernal no pudo con Roglic, pero tampoco Pogacar o Alaphilippe, dos ciclistas que en situaciones como la de ayer habrían decidido a su favor.

WD-40 400×400
Cruz 400×400

 

Es pronto para descartar a Egan Bernal del Tour, como es pronto para echar mano de su juventud, como posible problema o de que su nombre no pese como el de Froome o Geraint.

Es pronto, además, por que, como ya vimos el año pasado, este Grenadiers, entonces Ineos, cambió de nombre y también de forma de hacer respecto a o que tramaba el Team Sky.

Control cero sobre la carrera, gasto nulo, sólo estar y permanecer vigilante. 

Si Kwiatkowski y Castroviejo no toman el ritmo que deja lanzado Van Aert no es por que no puedan, es que directamente no les hace falta.

Y sí, es posible que Egan fuera pidiendo la hora, porque quizá haya reservado su mejor punto para unos días, lo mismo que Carapaz, cuya baza le trae malos recuerdos a Roglic.

El año pasado Egan Bernal asaltó el amarillo del Tour sin dar un palo al agua durante toda la carrera, manteniendo perfil bajo, quedándose quieto hasta que le hiciera falta moverse.

¿Dónde estaba Egan Bernal el día que Pinot ganó en el Tourmalet?

Exactamente en el mismo sitio que en Ocières.

Pero hay más, esperar que el Grenadiers sólo sabe correr como lo hacía el Team Sky es simplificar mucho las cosas.

Recordad el jaque-mate de Froome en Finestre, Giro de 2018, toda la carrera pareciendo fuera de ella y al final la gana.

Grenadiers está afinando las opciones, trazando el camino y esperando su momento, cuando tomen el mando seguro que Jumbo Visma pasará problemas, porque no son unos cualquiera.

Cada uno traza su camino, su pico de forma y pensar que lo que ocurrió en Ocières descartar a Bernal es simplificar mucho las cosas.

En noviembre, el Tour visita España 

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.