La bicicleta, un divertimento que educa

Somos un grupo de amigos, apasionados por este deporte y que creemos un puede aportar mucho a la sociedad. Así que de ahí surgió la idea de aportar nuestro granito de arena en forma de «Educando con el ciclismo”.

Como no podía ser de otra manera todo surgió pedaleando. En una salida de domingo, comenzamos a hablar en la grupeta. Uno conocía a Purito, otro a Markel, empezamos a darle vueltas y de ahí salió una idea que pasó de una charla encima de la bici a una realidad, pues creemos que la bicicleta es una muy buena forma de transmitir valores útiles a los más pequeños, siempre desde el punto de vista de que el deporte base es para divertirse.

Así plantemos las jornadas, con objetivos que no distan mucho de lo que imaginamos: fomentar el deporte en los más pequeños, concretamente el ciclismo, potenciar la educación en valores y hacer que esto lo transmitan los ídolos que estos chavales tienen.

Así “Educando con el ciclismo” es un poco lo que hay reflejado en nuestra web: una sucesión de charlas y mesas redondas con ciclistas profesionales y deportistas de elite. Ademas de forma paralela organizamos una carrera de escuelas donde participan chicos y chicas de diferentes Comunidades Autónomas junto a una marchas para mayores. Aquí hay para todos.

Para Ejea de los Caballeros implica una buena exposición a nivel nacional, dentro del mundo de las dos ruedas y también la mejora de la sociedad en general. El impacto económico para un solo fin de semana viene por parte de las 3.000 personas de fuera que llegan a la localidad.

Para nosotros lo más importante, es que los críos hagan amigos de otros lugares con los que compartan afición con el deporte como nexo común a todos ellos, siempre con el primer objetivo de disfrutar.

La competición es buena, qué duda cabe, ya que ayuda a superarse. Lo peor sin embargo es la presión añadida que comporta. Los niños ya son competitivos de por sí, y si se les presiona quedan atrás valores como el altruismo, compañerismo, respeto y algunos más.

Por eso esto lo planteamos como una diversión en la que se adquieren los valores de los que tanto hemos hablado: respeto, compañerismo, esfuerzo, trabajo en equipo, amistad, superación…

Ah y sí, nos acordaremos de David Cañada, un gran deportista y mejor persona. David es nuestra rueda a seguir.

Desde Ciclismo es vida

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.