Chris Froome en la Vuelta, a sufrir desde el kilómetro cero

Tuvalum

La Vuelta se debe tomar como parte de la recuperación de Chris Froome

La Vuelta a España que empieza en martes, en el año más raro de nuestras vidas, no es una carrera para calentar motores, es una carrera para venir caliente de casa y Chris Froome lo sabe.

El inglés es de desde luego el nombre más lujoso de un cartel importante, muy cargado de figuras, muchas de ellas doblando con el Tour de Francia, que parte con la misma sensación que ha recorrido estos días el Giro de Italia: ¿Se llegará a Madrid?.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Chris Froome empieza la Vuelta, la grande que figura dos veces en su palmarés tras atravesar no pocas vicisitudes.

La primera cronológicamente hablando le cayó hace tres años, firmada en la carretera y sellada tras el proceso de su no negativo en el que su equipo tuvo que tirar de lo mejor de la abogacía para sacar limpio a su corredor.

La segunda había acontecido mucho tiempo antes, aquella irreal victoria de Juanjo Cobo que se tumbó a los ocho años.

Y es que Froome en la Vuelta es el vivo ejemplo de lo que es el ciclismo, un poco si nos permitís la vulgaridad, una «casa de putas»

Un desastre prolongado en el tiempo que ha tenido a este educado inglés en el ojo del huracán casi desde el primer minuto que explotó.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Sea como fuere la realidad actual de Froome es muy diferente a la de otras ocasiones

La Vuelta es la primera grande en la que Froome toma la salida desde que se dejara parte de su salud en aquel calentamiento para la crono larga del Dauphiné.

«Se ha matado» pensó Dan Martin cuando oyó el ruido de la su caída.

No se mató, pero el destrozo fue tal que Froome vuelve a una grande 16 meses después de aquel accidente.

Y lo hace con la certeza de que va sufrir desde el minuto uno, con una clásica hacia Arrate en la que él entró en el juego años atrás, cuando llegó Valverde, Purito y Contador arriba.

Entonces, hace ya ocho años, vimos que el Froome de aquella Vuelta no era el rodillo que había sido en el Tour, pertrechando a Wiggins, hoy creo que la versión del inglés estará incluso más alejada de aquella.

Y es que la Vuelta 2020 será una etapa más en el gran objetivo de Froome: volar lo más cerca posible del gran campeón que siempre hemos considerado que es.

Un objetivo más ambicioso no es realista.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.