El sinsentido de los equipos de la Vuelta

La Vuelta debería haber tenido margen para tener más equipos en la salida

En medio de este parón, sin ciclismo en directo hace casi dos meses, sin visibilidad, sin carreras, la noticia de los tres equipos que llena el plantel de la Vuelta nos ha llegado sin esperarlo.

En definitiva que no ha habido ni cambios ni novedades respecto a lo previsto.

Los dos españoles, Caja Rural y Burgos-BH, más el Total Energie entran en una terna que no ha movido el molde, ni siquiera en las circunstancias tan excepcionales que nos han tocado vivir.

En momentos donde las certidumbres se derrumban el ciclismo sigue aferrado a un sistema que consideramos injusto.

Que la Vuelta haya elegido a dos de los tres equipos españoles que tenía a mano es lo normal, es una de las pocas cosas que creemos se deciden en Madrid respecto a las reglas de juego.

Que la Vuelta mire por los suyos es de ley.

Caja Rural es irrenunciable, otra cosa es el Burgos-BH, donde entiendo que lo deportivo valdrá algo, pero no tanto como que la capital con la mejor catedral gótica de España sea la salida al año siguiente.

El Total Energie, bien, entra por reglamento.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Sin embargo quedan fuera equipos que creo deberían haber tenido ocasión de decir la suya en estos momentos.

Romper la norma, ir a menos corredores por equipo e introducir algún equipo más creo que hubiera sido una decisión salomónica y saludable. 

Sin saber exactamente cómo se lo habrán tomado y cómo influye en su futuro, creo que Euskaltel ya nació con la idea que estar en la Vuelta iba a ser muy difícil.

Descontada esa realidad, queda por ver qué pasará el año que viene.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Sin embargo, hay dos equipos que deberían haber tenido un hueco.

El Fenix podía venir con un activo llamado Mathieu Van der Poel que es un cheque en blanco, la Vuelta podría haber sido la carrera donde debutara el mirlo blanco del ciclismo.

Incluso obviada la salida neerlandesa, el atractivo era enorme.

El Arkea habría venido con un ganador de Vuelta como Nairo Quintana, quien, remozada su fe interior, parecía en disposición de darle color a una carrera en la que siempre ha brillado.

Cuando Nairo dio el paso atrás, sabía que esto podía pasar perfectamente, pero en momentos excepcionales, esperábamos eso, una excepción.

En fin que en la selección de equipos de la Vuelta es como nada afectara al ciclismo, al menos en apariencia, porque el perjuicio le está llegando hasta el tuétano.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.