Ni el ciclismo ni la Vuelta a Burgos lo van a tener fácil

Tuvalum

La amenaza del coronavirus sigue presente, pero dentro de lo posible conviene recuperar la competición

Kalas 1024×140

 

Cuando la Vuelta a Burgos tomó la decisión de celebrarse, de tirar adelante con lo que tenía y sacar una edición que fuera memorable y modélica, sabía que  no iba a resultar sencillo.

El mismo problema que emerge aquí y allí podría hacerlo durante la propia carrera.

Y lo cierto es que no han tardado en saltar las alarmas.

Esta mañana despacharon esta información desde el UAE Team…

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El UAE Team ha apartado a tres ciclistas, los tres colombianos, por haber estado en contacto con una persona que resultó ser positivo por coronavirus.

Dicen que los test que se les han practicado a los tres corredores han salido negativos, pero por precaución, los dejan fuera de la carrera.

Ayer mismo estos tres ciclistas estuvieron integrados en el pelotón, como los del Israel Start-Up que ya habían apartado algún corredor antes de empezar la carrera.

Y ya no es sólo el corredor que da positivo, o que ha tenido algún contacto con algún infectado… es la cascada de reacciones que ello implica.

Lo vimos antes del parón, cuando la París-Niza se celebró en cuadro porque varios equipos no querían tomar parte en la carrera.

Se hizo sin público, acceso cerrado a meta,… no hubo casos durante la prueba, pero aquello fue un sinvivir, un milagro que hizo incluso reflexionar a algunos ciclistas sobre qué carajo hacían ahí en medio con el mundo patas arriba a su alrededor.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Toda esta problemática la sabían en la Vuelta Burgos, la sabían los equipos e incluso la UCI

Los corredores que hoy compitan a sabiendas que estuvieron al lado, o charlando con algunos de los retirados, sentirán una incomodidad que de extenderse puede acabar con pelotones sumidos en la paranoia.

Nosotros somos partidarios de que la vida, en la medida de lo posible, pueda volver a sus cauces, y la celebración de la Vuelta a Burgos, con un cuidado y pionero dispositivo de higiene, es el ejemplo de esa lucha por recuperar lo que el coronavirus nos ha robado por tantos meses, pero la seguridad total, como en tantas de la vida, no existe, es una quimera. algo irrealizable.

Y si la temporada va a continuar, hay que acostumbrarse a estos sustos, y peores.

Por que el ciclismo por definición, como deporte nómada, no lo va a tener nada fácil y lo estamos viendo a diario, con la Milán-San Remo cambiando el 80% de su recorrido porque los alcaldes de la costa liguriense la han vetado, tantas cuarentenas y procesos como países hay, equipos que se muestran reacios a correr si el de al lado es sospechoso y tantas y tantas cosas que convierten este ciclismo en una pesadilla logística.

¿Compensa?

Entiendo que sí, de lo contrario no habría calendario en ciernes, en todo caso haberse quedado en casa habría sido catastrófico, cabe confiar que quienes gestionan todo esto tendrán el juicio necesario para que salga bien.

Nos consta, sin ir más lejos, que la Vuelta a Burgos ha puesto todo de su parte.

Imagen: © BORA – hansgrohe / Bettiniphoto

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.