La inédita responsabilidad de la Vuelta a España

Para la próxima la Vuelta a España deberá elegir entre tres equipos profesionales españoles

Novedad, sorpresa, casi inédito. La Vuelta a España se ve en una tesitura olvidada, en los tiempos de la carrera global, de distribución mundial, en manos de ASO y todo lo que ello implica. La Vuelta a España tiene cuatro invitaciones, más allá de los World Tour y tres equipos españoles susceptibles de entrar.

No sé cuánto hace que la Vuelta a España no estaba en la disyuntiva de tener que elegir entre tres equipos españoles profesionales , tres, para completar el cuadro de la próxima edición.

Una decisión que no es cualquier cosa, puede significar la viabilidad de todo un equipo.

A saber, el Caja Rural tiene todos los números, por tradición y peso. Es el único que parece tener garantizada la plaza. Otra cosa son el Murias y el Burgos. Ambos equipos se han reforzado para entrar en la división de plata, pero ¿será suficiente?

Todos sabemos que Giro y Tour miran por los suyos. Si en la carrera  italiana, los profesionales de la bota dan la talla, y más que algún susto, mirad el Bardiani, en Francia los pros galos sencillamente van a remolque.

Páginas: 1 2

El gran peligro para la Vuelta a España

Recorrido, muros, tachuelas, cimas emblemáticas y/o mediáticas,… pero la gran baza de la Vuelta a España es la participación

Si miramos atrás en la historia reciente de la Vuelta a España, en su ciclo más transgresor, buscando paredes donde no las había, “innovando” saliendo por tramos de tierra compacta, bateas o llegando al Obradoiro, pasando por las Arenas de Nimes, marcando su maillot en rojo,… si miramos todo eso, ¿qué vemos?

Pues que hemos tenido carreras marcadas por la emoción y sobre todo complicidad del público, como rara vez habíamos visto antes. Recuerdo ediciones en las que los corredores quedaban a merced de los elementos porque no había pasillo humano que les marcara el camino. Era la etapa del Angliru y poco más, el resto de la prueba caía en el tedio mediático, despachada en columnas de salida y siendo noticia en la prensa local por donde pasaba.

Sin embargo las ultimas ediciones ha corregido esa tendencia. Hubo una, la de 2012, la más emocionante en cuanto a rivalidades y amistades y enemistades cruzadas, disputada a cuchillo entre Purito, Contador y Valverde, que fue una locura que explotó en Fuente De.

Desde entonces la carrera adquirió otro músculo, tuvo alma, duende, podía tener más o menos público, pero la nota fue la buena asistencia de gente a las cunetas. Galicia, Asturias, la vuelta a Euskadi, Andalucía, Levante,… sitios que respiran ciclismo y se echan a la carretera si ven a sus ídolos llegar.

Creo que en la ultima edición se ha tocado techo, sin duda, puertos en mitad de camino llenos de gente, locura y gritos, sobre todo por Alberto Contador, pero también porque a su alrededor la gente detectaba que había calidad, caché y rivales que iban a dar espectáculo.

Warm welcome from Tomares people in a hot day of august ☀ ?

Publicada por La Vuelta en Viernes, 17 de noviembre de 2017

Para 2018 ya sabemos del recorrido del Tour, en breve tendremos el del Giro, quedará el de la Vuelta para enero, aunque ya trascienden detalles, que no son otros que los de una carrera que mantendrá los signos de identidad que se ha trabajado en tiempos recientes: muchas llegadas en alto y una posible crono larga.

Sin embargo, el recorrido, eso que muchos miramos como la alquimia del espectáculo es sólo una parte, queda la otra, el factor humano y ahora mismo la participación de la Vuelta, siempre supeditada a otras grandes, es más que nunca una incógnita, porque en el horizonte emergen ausencias que seguro lastrarán el interés, más en un país que gusta mucho de nombres y apellidos para vestir sus festejos.

Toma cada vez más fuerza la opción de que Chris Froome se vaya al Giro, e intente encadenar Tour-Vuelta-Giro, una secuencia infernal que sólo Merckx e Hinault lograron, incluso se dice que Israel pone dos kilos para tenerle en la salida, tampoco estará Alberto Contador, disfrutando de las mieles de un retiro dorado, ni sabemos qué nivel recuperará Alejandro Valverde…

Sólo mirad la que se armaba en cada salida con Alberto Contador 

De las estrellas que vendrán a la Vuelta 2018 sabemos bien poco, Fabio Aru y posiblemente Nibali, y el plantel nacional es el que es, muy buenos corredores, prometedores mimbres, pero mucha juventud y en el caso de Mikel Landa, que podría ser el cebo para el gran público, es pronto para saber si estará o no en la salida malagueña.

Y es que lo que hace tiempo que se advertía emerge poco a poco, la carencia casi total de estrellas que lleguen y suplan los vacíos porque sencillamente no se ha pensado en la cantera, como tampoco se ha ejecutado un plan para recuperar parte del riquísimo calendario ciclista español que alimente los equipos más modestos. Ese calendario  que tenía carreras de febrero a octubre, que incluso llegó a tener clásicas de un día de cierto prestigio y que ahora ve socavones… una pena, no haberlo pensado en tiempos de la “generación de oro” del ciclismo español.

Ahora vendrá el fruto de lo cosechado.

Imágenes tomada de sprintfinal y FB de La Vuelta

INFO

Conoces la casa del ciclista???

Una Vuelta a España de listón alto

Podio de la Vuelta a España con Froome, NIbali y Zakarin

Vuelta a España: Final de tres semanas competición, tres semanas de intensidad y emociones, una factura que creo que ha merecido la pena. En lo que otras veces, nos mostramos críticos, cambiamos el tercio, esta vez creemos que ha sido bonita, vibrante e intensa.

Muchas veces ocurre que valoramos una grande por la cantidad de movimientos entre los capos de la general y aunque todos caemos en esa tentación, creo que una carrera de veintiuna etapas es la suma de tantos matices, tantas batallas e historias que al final no cabe una lectura única.

La Vuelta ha sido eso, una historia de veintiún capítulos con el hilo de Chris Froome como elemento común. Froome ha ganado bien, pero no apabullando, con un equipo que aunque sólido también ha tenido que sufrir para tener el corral alineado.

Si esta Vuelta llega a tener un podio formado por Froome-Nibali-Contador, con todos los respetos al trabajo sordo que Zakarin despliega cada vez que se pone un dorsal, Javier Guillem podría licenciarse bien tranquilo, porque posiblemente hablaríamos del podio de los podios, el más valioso de cuantos hemos visto en muchos años.

No se dio ese cajón, pero estuvo cerca, como síntoma de la calidad de la gente que ha tomado parte en la carrera. Y es que ver a gente como Bardet, Rui Costa, De Gendt, Roche y compañía escapados cada día en busca de un triunfo parcial, ellos que han ganado tanto y tan bueno, es un termómetro del nivel que ha tenido esta Vuelta, un nivel en el que han crecido los Mas, Soler y Cortina, con lo que ello les implica.

Porque la Vuelta ha sido de los citados, pero también de Matteo Trentin, un ciclista sobresaliente, de la explosión final de ciclistas como Mohoric o Marzynski, de Miguel Angel López, un puñal en las llegadas más complicadas, de los Quick Step, que son una piña trabajando y celebrando –qué pena que David de la Cruz no estuviera en Madrid-.

Y es ahí donde vamos, que al margen de los recorridos, del “cuestacabrismo” y esas cuestiones, si hay calidad en el pelotón y si hay ganas, el espectáculo sale solo y así tenemos etapas para enmarcar, como la de Gijón o incluso la de los Machucos, que con todo el bombo y sus rampas de no sé cuánto, dio excelentes momentos.

Momentos además han sido únicos e irrepetibles, porque las circunstancias de Alberto Contador, con ganas de agitar y en su última carrera, no se volverán a dar y entre los miles de ataques que han alegrado a la parroquia la gente admite haber sido feliz viéndole. Eso la Vuelta también lo ha tenido.

En un ranking imaginario, siempre habíamos mostrado nuestro aprecio por lo que daba de sí cada año el Giro de Italia, porque el Tour viene siendo la peor de las tres con diferencia. Esta vez tenemos que rendirnos a la Vuelta, la misma que cada mañana nos daba un rato de distracción con la retransmisión del show de la salida, con el fluido Guajardo al mando.

Parece que no, pero una carrera no se viste solo de ciclistas y pelotones, también van en el paquete esas cosas, como la retransmisión y el relato de los sitios por donde se pasa, los tiros desde el helicóptero y esas cosas. La Vuelta ha dado un paso adelante, ese que las otras dos grandes habían dado ya. Nos alegramos.

Imagen tomada del FB de La Vuelta

 

Vuelta: Froome nunca respira aliviado en España

Dopaje JoanSeguidor

Froome lo tiene todo??? no, también quiere la Vuelta.

Tarde-noche de caras largas en el hotel del Team Sky. Tarde-noche de cálculos, de cábalas, de balance de daños. Admito que era muy escéptico con el estreno de los Machucos, la bravuconada de Revilla para poner Cantabria en el mapa de Vuelta, como cuando llevaba anchoas al presidente del Gobierno de turno, pero admito también que me ha encantado la subida: dura, exagerada en algún momento, pero con descansos que dan juego, y preciosa en el paisaje, preciosa de verdad, como es el lugar en sí.

Movistar ropa Endura vuelta 2017Chris Froome es un tipo afortunado, bendecido con mil dones y una piedra en el zapato, la Vuelta a España, carrera que parecía tener atada, por primera vez de verdad y que le quitará el sueño hasta la mismísima subida del Angliru.

Hoy se han confirmado varios de los axiomas que venimos viendo estos días. El primero habla sobre Froome y su equipo, y en especial Mikel Nieve, el corredor profesional con mayúsculas y en cuyo esfuerzo reside buena parte de ese maillot rojo que porta su jefe.

Ya a cinco de meta, rodeado de compañeros, Froome demostraba que en la Vuelta siempre tiene un mal día que, a diferencia del Tour, no sabe camuflar. Descolgado, Froome vio sobre su cabeza un goteo de segundos que seguro despertaría sus peores temores respecto al final de la carrera.

Cuarenta segundos más cerca, Vincenzo Nibali tiene que sembrar de trampas el camino hasta Madrid. Terreno pestoso, roto y previsiblemente remojado por la lluvia, las jornadas de la Liébana y Gijón pueden ser el entremés para que Nibali busque la fortuna que otros días parecía tener negada. Otra vez, como hace cuatro años, se lo jugará ante un Chris en el Angliru, entonces fue Horner, ahora Froome.

Se acerca Nibali, también Zakarin y Kelderman, pero sobre todo Alberto Contador, en los Machucos notable, por todo, por correr con el objetivo claro y la frialdad necesaria, sin aspavientos, sin mirar el tiro de cámara, saliendo a por un objetivo deportivo, que pudo ser la etapa y que vuelve a ser el podio.

Cuando las cosas se hacen bien, lo admitimos, y como hace cinco años, cuando camino de Fuente De Contador dejó de correr como un juvenil frente a Purito, el madrileño mereció el premio gordo.

Hubo un momento de la etapa, lo contaba en la entrevista Stefan Denifl, que notó tener “unas piernas espectaculares”. El austriaco ha ganado con todo merecemiento, saliendo vivo de una fuga que parecía sentenciada y llena de grandes nombres, tuvo fe tiró para arriba, acabó con Dani Moreno en la subida y ha ganado por él y por su equipo, el Aqua Blue que vivió como una fiesta estar presente en la carrera –hasta han hecho un maillot especial- y pasó el mal trago del autobús quemado. Lo celebramos.

Por cierto que para ver un triunfo austriaco hay que ir a la primera Vuelta, a Max Bulla, un viejo conocido de nuestro querido Mariano Cañardo.

Imagen tomada de FB de La Vuelta

Las urgencias de la Vuelta a España

El equipo de Nibali busco atacar en la etapa de Muricia en la Vuelta a España

La Vuelta a España ya pisa Andalucía y eso, con este recorrido, significa pisar terreno fértil para el desenlace de la carrera. Son tres etapas, muy duras, de auténtica montaña que invitan a la imaginación y a ver ciclismo del que nos gusta, de movimientos de largo radio, de estrategia, de valientes…

Sabemos que sobre el papel una cosa es hablar, y divagar, en estas líneas y otra lo que veremos finalmente, porque son dos elementos de peso los que disuaden a los rivales del ahora líder de la carrera:

El primero es su propia fortaleza, se sabe que si llegan juntos los va a joder sí o sí, pues si Contador y Chaves no han estado lejos, en ningún momento han podido pasarle por delante.

El segundo es el equipo, que seguramente habrá afilado armas para llevar el personal enfilado.

Pero sea como fuere, Froome es humano y también puede tener debilidades. Y en ese terreno esperamos ver qué hacen los que tienen detrás. Ayer centramos el foco en Chaves y su equipo, porque sobre el papel son los que más y mejor se mueven pero alrededor hay un círculo de corredores con necesidad perentoria de hacer algo.

Por ejemplo los BMC, equipo muy poco amigo de improvisar y el riesgo, pero sin duda excelentemente situado. Romper con esa imagen fría tejida por los años y años de Van Garderen en la antesala de la gloria, está en su mano. Nico Roche hizo el mejor movimiento de Murcia, sacando medio minuto que le pone a la estela de Chaves.

Que Roche aguante o no es complicado de saber, pero que se esté quieto con un compañero, el mentado Tejay, en el corto radio, sería complicado de entender. Es más, si BMC utiliza bien a Roche, puede dejar a Van Garderen en buena plaza de cara a la crono de Logroño, eso si el americano está ahí, porque no son pocas las veces que se descolgó de los mejores cuando todos esperábamos buenas cosas de él.

Por medio está Vincenzo Nibali que sobre el papel no lo tiene nada fácil, porque no es el corredor que un día causara pavor en cada revuelta. Intentó el ataque bajando Collado Bermejo y no le valió de nada, pues muchos le han tomado la matrícula. Sería interesante saber qué le dijo Froome de cara a meta. El inglés es siempre muy celoso de los riesgos que asumen los rivales cuando le atacan.

Nibali tiene terreno para atacar de lejos y buscar emboscara, y no sólo en las tres cimas andaluzas, también camino de Los Dólmenes. Otra cosa es que tenga piernas, algo que creo que es común a muchos de los que están ahí delante, por ejemplo David De la Cruz, por segundo año el mejor español en la Vuelta, que corre con la mente puesta en la general inmerso en un equipo en éxtasis por las victorias parciales.

Lo mismo decir de Fabio Aru, en su segunda grande y muy justito en la recta final del Tour. Otra cosa podría ser Michael Woods, que en Cumbres del Sol estuvo al nivel de Chaves y Froome y puede ser el golpe de efecto que salve a su equipo, declarado moribundo por su propio director.

Por libre va Contador, en su última faena, el madrileño puede salir por donde menos lo imaginamos, lo inquietante es que en su concepto de “dar espectáculo” puede llevarse a varios por delante.

A todo esto, dan lluvia, eso significa una cosa, que ganará quien más quiera arriesgar y aunque muchos piensen lo contrario, perjudica o beneficia a Froome tanto como a otros. En todo caso, ojo a la bajada de Velefique.

Y en el horizonte, Logroño y su crono.

Si queréis conocer las cimas andaluzas os remito a lo que nuestro amigo Jordi Escrihuela nos contó hace unos meses al calor de la presentación de la Vuelta.

  • Calar Alto
  • La Pandera
  • Sierra Nevada

 

  • Imagen tomada del FB del Team Bahrain Merida

La Vuelta a España es la carrera inquieta

Vuelta a España de 2016

Cada año por estas fechas nos vanagloriamos de la buena relación de estrellas que aterriza en la Vuelta a España, sin duda cualitativamente, mucho mejor que el Giro. Eso no creáis que le dará más tinta en los grandes medios.

Aquí por eso hay de todo, quienes vienen de la primera grande, quienes hicieron el Tour y acabaron decepcionados y los que, los menos, centran la campaña en la grande española.

La Vuelta, aunque parezca que llegue en la prórroga de la temporada, cae a plomo en el programa de muchos corredores: es una prueba muy dura, con un nivel de exigencia y dureza terrible y llega a final de la campaña, a veces como herencia no prevista en el plan inicial del año. Wegelius lo describe a la perfección en su libro.

Si a ello añadimos el calor, tenemos el cóctel por el cual la carrera no siempre responde al patrón de otras grandes, con favoritos bien definidos y desarrollos más previsibles.

La Vuelta en abril era incerteza en lo meteorológico, era más doméstica, más de andar por casa, era cuando los críos, en la antesala de final de curso, dejaban las aulas para ver pasar lo que un tiempo fue su logo, la serpiente multicolor, las ciudades estaban en plena efervescencia y la carrera daba una cuota de orgullo por donde pisaba.

Hoy es como todo, más multinacional, más redonda, sin aristas, una carrera que roza la excelencia en muchos temas, los hoteles y el trato al corredor, que flojea, me dicen, porque no la he visto, en su puesta de largo, y que sigue en su perenne búsqueda de identidad. Cambiaron el amarillo por el oro, luego fue el rojo, que parece que vino para quedarse.

El color del líder, es eso, un color, pero es la esencia misma del escenario de la carrera, un escenario que muta como el camaleón, pues añade y añade lugares al imaginario, cimas y más cimas, que dicen alimentarse turísticamente del paso de la Vuelta.

Son los tiempos de las redes, de los aficionados que sugieren y piden la cuesta de su pueblo en la carrera, todo empezó en el Angliru, desde entonces la profusión de cimas y lugares ha sido casi inabarcable, tanto que los míticos de siempre, Navacerrada, Lagos o Cerler, suenan a pleistoceno.

Y no acierta la carrera, creo, en desviar la atención de su historia, pues estos sitios, mejores o peores, son el Galiber, Gavia y Alpe d´ Huez de España. Rampas inhumanas, que un día tenían un kilómetro, dos a lo sumo, ahora van a por más, más largadas, más duras,… al final es ver ciclistas retorciéndose sin otra solución que mantener el equilibrio.

Pero, mirando atrás, vemos que las mejores jornadas son las de cuño clásico y ambición en las piernas del ciclista. Formigal, Fuente De, Navacerrada,… no son puertos de morirse, pero si hay ganas, hay fiesta. Contador, que porta el uno en su ultima carrera, fue el elemento desestabilizador en gran parte de esos días. Aunque creáis lo contrario, no nos duele reconocerlo.

20%, 25% o incluso más del 30%, es lo que el público quiere, es lo que se les da. Como salidas desde buques de la armada, desde bateas, encierros de San Fermín,… teatro, cartón piedra, pero poco de esencia ciclista. ¿Quién lo recuerda? Los muy frikis. Esa es la marca de esta carrera inquieta.

Con todo, empieza la Vuelta, en las Arenas de Nimes, una ciudad paradójicamente más taurina que muchas de la propia península.

Empieza la Vuelta a ver qué nos depara…

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

Con tu dorsal para La Cerdanya Cycle Tour también puedes conseguir un maillot conmemorativo de gran calidad

Fantasy Vuelta a Espana: ¡Al menos 33.000 euros en premios!

La tercera y última Gran Vuelta de este año está a punto de empezar. La Vuelta comienza el sábado por la tarde, 20 de agosto, con una contrarreloj por equipos de casi 30 kilómetros. Será una Vuelta para los escaladores con no menos de 12 etapas de montaña en el menú. Con llegadas a los Lagos de Covadonga, Col d’Aubisque y Peña Cabarga. ¿Se tomará Alberto Contador su revancha después de un mal Tour de Francia? Y quién sabe, esto también se refiera a ti. ¿Has tenido malos resultados con el Fantasy Tour de France? ¡Tómate la revancha con los Juegos Fantasy Vuelta a España de Zweeler!

Vuelta a España (15 + 5): ¡Un mínimo de 14.000 euros en premios!

La Porra de la Vuelta a España (15+5) 2016 comenzará el domingo 21 agosto 2016 a la 13:45 horas CET. Cada jugador tiene que crear un equipo (o más) formado por 15 ciclistas-titulares y 5 ciclistas-reserva. El primer ciclista-reserva empieza a puntuar cuando uno de los ciclistas-titulares no comienza una etapa.

Los costes de inscripción serán de 7 euros por equipos y comenzaremos con unos premios mínimos garantizados de 14.000 euros. El premio para el mejor equipo será de 750 euros (150 premios para la general). Además, en cada etapa se repartirán 247 euros (60, 45, 35, 30, 25, 20, 15, 10, 7).

Y no nos olvidamos del “Jackpot 0 puntos”, ¡¡¡que en esta ocasión será de 500 euros!! además, los peores equipos se repartirán 247 euros (60, 45, 35, 30, 25, 20, 15, 10, 7).

Por último, también puede optar a ganar los premios de mejores subligas jugando con amigos, conocidos y familiares, en los que repartiremos 335 euros (100, 75, 50, 35, 25, 20, 15, 10, 5).

Vuelta a España (budget): ¡Un mínimo de 4.500 euros en premios!

La Porra de Vuelta a España (budget) 2016 comenzará el sábado 20 agosto 2016 a la 18:26 horas CET.

Dispones de 235 millones para comprar los 20 ciclistas que vayan a conseguir más puntos en del Vuelta a España (budget) 2016. Puedes ganar puntos en cada etapa y en la clasificación general.

La inscripción de cada equipo costará 15 euros y comenzaremos con una bolsa de premios mínima garantizada de 4.500 euros. El premio para el mejor de la temporada será de 500 euros (56 premios para la general).

Por último, también puede optar a ganar los premios de mejores subligas jugando con amigos, conocidos y familiares, en los que repartiremos 140 euros (50, 35, 25, 15, 10, 5).

¡Clique aquí para registrarse inmediatamente!

Fantasy Vuelta a Espana: ¡Al menos 33.000 euros en premios!

La tercera y última Gran Vuelta de este año está a punto de empezar. La Vuelta comienza el sábado por la tarde, 20 de agosto, con una contrarreloj por equipos de casi 30 kilómetros. Será una Vuelta para los escaladores con no menos de 12 etapas de montaña en el menú. Con llegadas a los Lagos de Covadonga, Col d’Aubisque y Peña Cabarga. ¿Se tomará Alberto Contador su revancha después de un mal Tour de Francia? Y quién sabe, esto también se refiera a ti. ¿Has tenido malos resultados con el Fantasy Tour de France? ¡Tómate la revancha con los Juegos Fantasy Vuelta a España de Zweeler!

Vuelta a España (15 + 5): ¡Un mínimo de 14.000 euros en premios!

La Porra de la Vuelta a España (15+5) 2016 comenzará el domingo 21 agosto 2016 a la 13:45 horas CET. Cada jugador tiene que crear un equipo (o más) formado por 15 ciclistas-titulares y 5 ciclistas-reserva. El primer ciclista-reserva empieza a puntuar cuando uno de los ciclistas-titulares no comienza una etapa.

Los costes de inscripción serán de 7 euros por equipos y comenzaremos con unos premios mínimos garantizados de 14.000 euros. El premio para el mejor equipo será de 750 euros (150 premios para la general). Además, en cada etapa se repartirán 247 euros (60, 45, 35, 30, 25, 20, 15, 10, 7).

Y no nos olvidamos del «Jackpot 0 puntos», ¡¡¡que en esta ocasión será de 500 euros!! además, los peores equipos se repartirán 247 euros (60, 45, 35, 30, 25, 20, 15, 10, 7).

Por último, también puede optar a ganar los premios de mejores subligas jugando con amigos, conocidos y familiares, en los que repartiremos 335 euros (100, 75, 50, 35, 25, 20, 15, 10, 5).

Vuelta a España (budget): ¡Un mínimo de 4.500 euros en premios!

La Porra de Vuelta a España (budget) 2016 comenzará el sábado 20 agosto 2016 a la 18:26 horas CET.

Dispones de 235 millones para comprar los 20 ciclistas que vayan a conseguir más puntos en del Vuelta a España (budget) 2016. Puedes ganar puntos en cada etapa y en la clasificación general.

La inscripción de cada equipo costará 15 euros y comenzaremos con una bolsa de premios mínima garantizada de 4.500 euros. El premio para el mejor de la temporada será de 500 euros (56 premios para la general).

Por último, también puede optar a ganar los premios de mejores subligas jugando con amigos, conocidos y familiares, en los que repartiremos 140 euros (50, 35, 25, 15, 10, 5).

¡Clique aquí para registrarse inmediatamente!