Primoz Roglic: La Vuelta es esa carrera que nunca se acaba

Tuvalum

Otra vez Primoz Roglic camina en el alambre de la Vuelta

Muchos habíamos previsto una tercera semana de Vuelta a España muy condicionada por las diferencias de Primoz Roglic.

Pero fue el propio Roglic el que dijo que ni con diez minutos no sería suficiente.

Y así la Vuelta camina hacia el final, pasando rapidísima para algunos y pesada para otros, Primoz Roglic, el primero.

 

Y es que la Vuelta es la grande que nunca acaba.

Es esa carrera que siendo la tercera de la campaña, algunos la compiten relajados, al menos más que Giro o Tour y sin embargo, como escribía Wegellius en su libro te encuentras una carrera que es un «sin Dios», una competición áspera, calurosa y agotadora.

Si encima la situación de carrera te sitúa líder a una semana del final, como en el caso de Roglic, conciliar el sueño es imposible.

Primoz Roglic nos recuerda mucho al Chris Froome de hace dos años. 

Salieron ambos reforzados de la crono, todo parecía a su favor, pero el tramo final se les iba complicando al punto de pensar que esto nunca acabaría.

En el caso del esloveno, esa sensación es más acuciada, primero porque las rectas castellanas le están limando por todos los lados, si no en tiempo, sí en moral y energía, y porque su equipo, el poderoso Jumbo de otros días, se diluye cada vez que se revuelven las aguas.

 

Y a eso sumadle que el director de Roglic es el mismo que vio volar la Vuelta de Dumoulin hacia la vitrina de Aru…

Por eso para el tramo de Toledo valen casi todos los motivos para admirad el ciclismo como sucedió hacia Guadalajara.

La antepenúltima etapa temía un sitio marcado en la libreta de José Luis Arrieta para romperlo todo por los aires.

Eso dice.

Una caída y zas, la sucesión de elementos.

Movistar tirando, porque juran que ellos lo tenían previsto, que habían venido al lugar para comprobar los peligros del mismo.

El líder, Roglic, otra vez cortado, en desventaja, con Valverde recortando ventaja, Pogacar entrando él solo, López que esta vez sí que coge el tren.

Y entonces los jueces, con potestad, como aquí nos indican, que no quitan los coches para que los de atrás vuelvan a entrar.

 

 

Otra vez el viento de las decisiones, de los acontecimientos, ha soplado a favor de Primoz Roglic,

Pero el líder de la Vuelta a España a 48 horas del final sabe que esto vira en cualquier momento y que la suerte se vuelve infortunio en cuanto te despistas.

Transporta tu bicicleta cómodamente con Nacex

Sea como fuere, a lo sucedido, el corte hecho y el comisario decidiendo, no es la mejor manera de solventar una papeleta nada sencilla.

El problema es que el ciclismo se ha instalado en la provisionalidad de que todo sucede rápido, que no hay margen, que es muy complicado.

Y es cierto, no es sencillo, pero si la regla no está clara… ¿qué nos espera?

Cambrils Movil 300×100

 

SQR – GORE

 

Y no es por defender a Movistar, que otras veces se ha visto perjudicado, como otras beneficiado, los azules siguieron adelante y la carrera siguió por detrás.

¿Por qué manipular la caza?

Una vez hecho el hueco, cada uno que vea cómo seguir, y si no, que se pare de inmediato la carrera.

Escuchando a unos -Perico y Carlos de Andrés- lo de Movistar estaba feo, era legítimo y los jueces no están para eso.

Escuchando a Contador y cia, Movistar reculó porque no las tenían todas consigo…

Cuando le preguntan por el cuadro a Marc Soler dice: «Preguntadle al director, yo hago lo que me dicen».

Todo queda en el aire, a la interpretación de cada uno, como casi siempre en ciclismo. 

Primoz Roglic lo tiene a tocar, pero nubarrones asoman en Gredos y a la vista de lo sucedido todo puede pasar.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.