Connect with us

¿Por qué apetece ver el Dauphiné?

Dauphine - Daryl Impey JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

¿Por qué apetece ver el Dauphiné?

¿Por qué apetece ver el Dauphiné?

Tiempo de lectura:1 Minuto

Cada año, el Dauphiné es una de las mejores carreras de la temporada

Qué bonita la primera etapa en línea del Dauphiné.

El novelesco escenario de una subida a una presa, sobre un castillo en medio del embalse, un sólo kilómetro de ascensión y luego para meta.

Cruz – LEadboard2 Post

Todo eso fue suficiente para ver un buen espectáculo.

Una carrera tipo clásica.

Nombres interesantes en el Dauphiné

Es un Dauphiné extraño.

No tiene grandísimos favoritos para el Tour. No está Froome, ni los Movistar, ni Richie Porte.

Pero es que ver el Dauphiné en clave Tour, creo que es injusto porque es una carrera extraordinaria.

Y la prueba es esta etapa, con nombres importantes delante.

Lo intentó García Cortina, no pudo ir muy lejos, Alaphilippe, Kwiatkowski, les redujo Geraint Thomas, luego Marc Soler, quien aprende rápido a plantear las carreras, los momentos peligrosos, por delante… hasta Vincenzo Nibali buscó sorprender.

Al final ganó Daryl Impey, ese corredor que no es un ciclista top, pero que cada año suma perlitas a su palmarés.

Como muchos Mitchelton en la historia, como Simon Gerrans, como Michael Matthews o como Michael Albasini.

No son ciclistas de primera línea pero tienen un palmarés que habla del nivel del colectivo.

La Dauphiné acostumbra regalar grandes momentos

Si miramos atrás veremos que el Dauphiné merece una lectura aparte del Tour, porque en ocasiones no siempre lo que pasa aquí se corresponde con la carrera grande.

Salvo que hablemos de Chris Froome.

Y es que la miradita del inglés a Tejay Van Garderen, antes de atacarle, hace tres años creo que fue uno de los momentos que pudieron cambiar la suerte del americano.

Una miradita y un ataque fulminante.

El año pasado, en el Mont du Chat ya vimos que Richie Porte iba a tener problemas en ese descenso.

Mirad cómo acabó en el Tour.

Bkool Smart Bike: fitness en la salita de casa

Aunque las etapas finales fueron antológicas con los Astana domando una ristra de estrellas a su paso.

Como la edición de hace cuatro años, cuando todo empezó como un Froome-Contador y acabó con Andrew Talanski ganando la carrera en una jornada caótica.

Con estos mimbres, con los nombres que se plantean en el Dauphiné, apetece ver la carrera más allá de lo que signifique de cara al Tour.

Imagen tomada del FB de Critérium du Dauphiné

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Mundo Bicicleta

Inicio