Connect with us

Cervinia, el paraíso al pie de la montaña perfecta

Giro de Italia - Cervinia JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Cervinia, el paraíso al pie de la montaña perfecta

Cervinia, el paraíso al pie de la montaña perfecta

Cerdanya Cycle

La decisión del Giro está en Cervinia

Cervinia está al pie del Cervino, del Mattehorn por su lado suizo, posiblemente, la montaña más bella de Europa, una pirámide casi perfecta que alcanza los 4.478 metros de altitud, emergiendo desde las mismísimas entrañas de la tierra.

Nosotros nos quedaremos con esta definición, porque hay gente que habla de ella, y de su hermoso Lago Azul en el que queda reflejado el perfil de esta eminencia, como uno de los lugares más bonitos del mundo.

Eso, desde luego, ni lo vamos a discutir ni lo vamos a poner en duda, porque la visión del Matterhorn (para los suizos) o el Monte Cervino (para los italianos) es impresionante y estremecedora, un espectáculo para nuestros ojos que no pueden evitar el mirar hacia otra parte.

Pero nuestra primera onírica visión de los Alpes suizos fue mucho antes, cuando siendo prácticamente unos críos dibujábamos en el cole con los lápices de la clásica caja de colores Caran d’Ache, con la imagen de la pirámide del Cervino en su tapa, mostrándonos un cuadro que no parecía real y que nos transportaba a muy lejos desde aquellas cuatro paredes, soñando quizás, algún día, estar muy cerca de ella y disfrutar de aquel lugar de ensueño tocado por la varita de un mago.

Cervinia es el paraje de los niños

Quizás ninguno de nosotros, tan peques que éramos, podría llegar a pensar que aquel perfil era real, de lo espléndida que se mostraba junto a nuestro cuaderno de dibujo.

Cruz – LEadboard2 Post

Pero aquella montaña tenía que existir, y tanto, sobre todo cuando a la hora de la merienda venían a buscarnos nuestras madres a la puerta de la escuela con un pedazo de pan y un par de piezas de chocolatinas…

¡Toblerone!, por supuesto. ¡Cómo llegamos a disfrutar aquellas figuras en forma de triángulos de chocolate! ¿Verdad?

La mítica marca de confitería suiza ya forma parte indisoluble de nuestro imaginario, y sabor, colectivo, que degustamos de peques…y algunos aún de mayores, claro.

Aquellas porciones envueltas en aquel papel, con la imagen del Monte Cervino, nos seguían evocando un lugar, entre Suiza e Italia, coronado por magníficas cumbres que buscaban el cielo entre glaciares e ibones, torrentes y bosques de pino negro.

Otro icono que también nos recordaba al Cervino era cuando íbamos al cine y la película pertenecía a la distribuidora Paramount Pictures, mostrándonos su inimitable pirámide al inicio del filme. Sin embargo, hay que decir, que en contra de lo que piensan muchos, el logo de la Paramount no está inspirado en la célebre montaña sino que está diseñado a imagen y semejanza de otra no menos bella nevada como es el Artesonraju, en los Andes Peruanos.

Queda dicho.

Las emociones del Giro servidas por Bkool

Pero volvamos al Cervino.

Dicen que el tren es el medio más rápido y eficaz para viajar por Suiza, cómodamente sentados contemplando el montañoso perfil del país. T

ampoco lo vamos a poner en duda, pero para nosotros lo mejor es disfrutar de estas carreteras de altura en bicicleta, por supuesto. No hay nada como la “comodidad” de nuestros sillines para viajar confortables y sin prisas (¿quién quiere ir rápido?) para ir degustando, despacito, los secretos que esconden estos picos que se elevan tres mil metros desde las praderas de Zermatt o Antey-St.André.

También seremos más eficaces en bici, porque la contemplación del Cervino no está al alcance de cualquiera y, enfilando nuestros manillares dirección a la estación de esquí de Breuil-Cervinia, nada nos permitirá adivinar la cercanía de esta montaña divina, sobre todo si, como es normal, amanece rodeado de nubes.

Después de superar los tramos más difíciles de su ascensión, en nuestra travesía pedaleando junto al bello Lago di Maen y el pueblo de Valtournenche, cuando la inclinación de la carretera vaya cediendo poco a poco hasta llegar a un tramo casi llano, será cuando podremos disfrutar del Cervino en todo su esplendor y, si hemos tenido suerte con el día y despeja, será como si alguien hubiera descorrido un telón y dejara “sólo para nuestros ojos” este solemne espectáculo, apareciendo, como si hubiera surgido de las profundidades del orbe, la materialización de la “montaña perfecta”, que cautivará con intensidad nuestras miradas.

Este pasado verano, una delegación de Ziklo fue una de las afortunadas grupetas que pedalearon por esta deliciosa carretera en continua ascensión, hasta coronar a poco más de 2000 metros, para poder contemplar esta postal y gritar a los cuatro vientos, con emoción: “¡viva el Cervino!”.

Un goce no sólo para ellos, sino también para los fotógrafos que les acompañaban en la que según dicen es la montaña más retratada del mundo, si bien, increíblemente, aún no había entrado con derecho propio como etapa mítica del ciclismo y en este caso, claro está, de la carrera más bella por excelencia: el Giro de Italia.

Este sábado lo hará.

Por Jordi Escrihuela

Imagen tomada de FB de Giro de Italia

 

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Inicio