Connect with us

Joseba Beloki y su «oreka»

Joseba Beloki - Oreka Training JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Joseba Beloki y su «oreka»

Joseba Beloki y su «oreka»

Cycling Costa-Daurada

«Oreka» no es una palabra más en la vida de Joseba Beloki

Me dicen que «oreka», la palabra «oreka», significa «equilibrio» en euskera.

Y eso es lo que busca Joseba Beloki, equilibrio, la balanza de emociones para una vida cargada de servidumbres.

Él que lo fue todo en ciclismo, varias veces podio del Tour, en la Vuelta, omnipresente hasta que un día, en una curva de esas derretidas por el calor de la vega de Gap, se truncó todo.

De aquel día tenemos todos frescos muchos detalles, pero sobre todo sentimientos.

Joseba Beloki en el Tour de 2003 estaba siendo un aspirante de primera línea.

Todo nada, se arremangó para atacar en cada repecho, en cada recodo, y acabó por los suelos.

Berria Junio

Un día de esos que lloras delante de la televisión, aquella tarde de un julio que recuerdo sofocante.

Joseba Beloki, estos días

Diciembre, el sol se pone rápido, las horas pasan lentas, el frío lo encoge todo.

Joseba encuentra sosiego en la vida que se ha diseñado a medida.

Ha encontrado su equilibrio, su «oreka»

«Estoy con un proyecto muy chulo -nos cuenta con esa seriedad cómplice en su discurso, la misma que cuando era corredor-. Colaboro con una empresa llamada Ikolan Sport, desde donde ayudamos a organizaciones de todo tipo -de ciclismo a running y triatlón- a trabajar aspectos legales que alguna vez se escapan«.

Entre sus clientes gente de la familia ciclista, y eso le mantiene muy unido al mundillo, igual que sus colaboraciones en prensa y diferentes coloquios y presentaciones.

Hasta tiene una escuela de ciclistas, se llama K6, con chavales de cinco a catorce años.

Ahí tiene hasta familia con él.

«La escuela me aporta todo, es mi pasión. Trabajamos con chavales que saben de nuestras andanzas de oídas y lo hacemos desde cero» resume.

Una vida poco aburrida, que siempre acaba, de una manera u otra, sobre las ruedas de una flaca.

La unión con la bicicleta

Mantiene el tono: «Salgo dos o tres días entre semana. No más de dos horas y media, quizá el fin de semana me alargo con la grupeta, pero lo justo«.

Eso es, «lo justo», lo necesario para mantener su «oreka», el equilibrio en un ex-deportista profesional que sabe las penurias y trances que implica el alto rendimiento.

Pero Vitoria en diciembre, os podéis imaginar, no es Canarias.

Y por las tardes, como en su época ciclista, le gusta soltar piernas, le gusta sudar un rato, vuelve a su querido rodillo.

«Ahora todos miramos los corredores, por ejemplo, del Team Sky, que incluyen el rodillo tras las carreras, pero nosotros a nuestra manera, eso ya lo hacíamos, ya lo teníamos por la mano» concreta.

Y admite ser «un gran forofo del rodillo. Era muy importante en mi trabajo. Por la mañana podíamos hacer tres o cuatro horas de entrenamiento y por la tarde soltar en el rodillo una hora larga«.

Ese era el plan.

Pasión por el rodillo

Pero las cosas han cambiado.

Oreka JoanSeguidor

Desde que Garikoitz Zapirain le presentó la propuesta de «Oreka Training«, el rodillo es un concepto muy diferente al que él conocía y utilizaba en su trabajo.

«A ver, me gustaba mucho el rodillo, pero irse a seis horas sobre uno es muy complicado. Además siempre en la misma postura podías acabar agarrotado, con el culo dormido y dolores de espalda y cervicales» asegura.

Por eso aprecia la propuesta de «Oreka Training» «porque permite libertad de movimientos, es la sensación más real que podemos tener sobre una bicicleta en nuestra propia casa».

Oreka Training: Las sensaciones de la carretera en bandeja

«Recuerdo cuando vino Gari a presentarme el proyecto -prosigue-. Tenía las ideas muy claras porque los ingenieros de Oreka son primero ciclistas y saben qué quieren los ciclistas. Aquí tenemos una máquina muy cómoda y un sofware muy potente. No necesitamos más«.

Y por eso el rodillo de Oreka ha entrado en su día a día.

Lo tiene desde hace tres meses y cada momento que puede tiene «mi momento rodillo. Me visto de corto, me cargo un puertecito en el sistema, pongo la música que me gusta y a volar» dice.

A volar con todas las letras: «Tienes libertad completa de movimientos, levantar un brazo, los dos, girarte, estirar la espalda… ponerte de pie a sprintar. Es una gozada«.

Así Oreka Training crece, paulatinamente, entre individuales y también en centros como gimnasios.

Una propuesta que crece paulatinamente entre esos ciclistas que no pueden conciliar bicicleta con vida laborar y familia, una propuesta de la que podéis saber más en Alpcross, distribuidor de componentes y accesorios tope de gama de bicicletas de carretera y BTT.

Porque cuando hablamos de Oreka Training lo hacemos de un rodillo que permite…

1- Tener las mismas sensaciones que en carretera en casa pudiendo balancear la bici. La cinemática del ciclista es la misma y permite realizar largos entrenamientos sin que el cuerpo del ciclista quede duro o entumecido como puede ocurrir en otros rodillos.

2- Entrenar en base a potencia. Oreka O2 trainer regula la dureza de la cinta para poder simular cualquier ascensión a cualquier puerto, pudiéndose realizar series de potencia.

3- Entrenar en un sistema fácil y seguro: fácil porque para arrancar no hay más que empezar a pedalear igual que en carretera y seguro porque para parar no hay más que frenar igual que en carretera. Se pueden hacer sprints o paradas de emergencia a 35km/h sin riesgo

 

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Podcast GIRO ITALIA

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio